Cómo curar un nervio comprimido

Опубликовал Admin
9-01-2017, 09:00
632
0
Sufrir de un nervio comprimido en tu espalda, cuello, brazos u otras áreas de tu cuerpo es bastante doloroso. Además, puede impedirte realizar tus actividades cotidianas normales. Los nervios comprimidos suceden cuando los tejidos circundantes, como el cartílago, el hueso, los músculos o los tendones se “enganchan” o aplican una presión anormal a un nervio. Ya sea que lo hagas solo en casa o con la ayuda de un médico, saber cómo tratar un nervio comprimido te ayudará a sanarte y lidiar con el dolor.

Obtener alivio inmediato para un nervio comprimido en casa

  1. Reconoce un nervio comprimido. Un nervio comprimido sucede cuando un nervio se lastima de alguna manera y no es capaz de enviar por completo sus señales. Se produce cuando un nervio se comprime, lo cual puede ser debido a una hernia discal, artritis o espolones óseos. También puede suceder debido a otras situaciones y actividades, como una lesión, una mala postura, movimientos repetitivos, deportes, pasatiempos y obesidad. Los nervios comprimidos pueden suceder en todo el cuerpo, aunque son más comunes en el cuello, la columna, los codos y las muñecas.
    • Estas condiciones producen inflamación, lo cual contrae los nervios y hace que se compriman.
    • La mala nutrición y la salud en general pueden empeorar un nervio comprimido.
    • Esta condición puede ser reversible o irreversible, dependiendo de la gravedad del caso.
  2. Presta atención a los síntomas. Un nervio comprimido es esencialmente una obstrucción física del sistema nervioso del cuerpo. Los síntomas de un nervio comprimido, por lo general, incluyen hinchazón leve, entumecimiento, dolor punzante, espasmos musculares, hormigueo y debilidad muscular. Un nervio comprimido está asociado típicamente con dolores punzantes en el área afectada.
    • Estos síntomas suceden debido a que los nervios no envían señales de manera efectiva a través del cuerpo a causa de la compresión u obstrucción del nervio.
  3. Evita el sobresfuerzo físico. Una vez que te hayan diagnosticado un nervio comprimido, tienes que empezar a cuidar de ti mismo. Debes tratar de usar en lo más mínimo la parte afectada de tu cuerpo. El uso repetitivo de articulaciones, tendones y músculos que han causado el nervio comprimido lo empeorará. Esto se debe a que las áreas circundantes continuarán hinchándose y contrayendo el nervio. La manera más fácil de sentir un alivio inmediato del dolor es descansar el nervio comprimido y el área circundante hasta que la hinchazón y la compresión bajen por completo.
    • Evita flexionar y mover el área del nervio comprimido para que no lo comprimas aún más. Hay ciertos movimientos que pueden empeorar inmediatamente tus síntomas, y debes evitarlos por completo (si es posible).
    • Si un cierto movimiento o posición causa mayores síntomas y dolor, aísla el área lesionada y evita hacer ese movimiento.
    • En el caso del síndrome del túnel carpiano (una lesión común provocada por un nervio comprimido), mantener la muñeca recta mientras duermes y evitar cualquier flexión de la articulación te dará el mayor alivio ante cualquier compresión.
  4. Duerme. Dormir horas adicionales es la manera natural en la que tu cuerpo puede reparar el daño. Si es necesario, tómate más tiempo para dormir horas adicionales cada noche hasta que te sientas mejor o el dolor disminuya. Un par de horas extra de descanso para tu cuerpo y el área lesionada ayudará a disminuir los síntomas de manera significativa.
    • Esto va de la mano con limitar el sobresfuerzo físico. Si duermes más, te mueves menos. No solo dejarás de usar el área afectada, sino que tu cuerpo tendrá más tiempo para curarse mientras duermes.
  5. Utiliza un aparato ortopédico o una férula. Es posible que haya ocasiones en las que no puedas descansar el nervio afectado por más que lo desees debido al trabajo, la escuela u otras obligaciones. Si este es el caso, puedes usar un aparato ortopédico o una férula para inmovilizar el área lesionada. Esto te permitirá realizar actividades básicas como de costumbre.
    • Por ejemplo, si el nervio comprimido está en tu cuello, usa un collarín para ayudar a mantener los músculos en un solo lugar durante el día.
    • Si tu nervio comprimido es causado por el síndrome del túnel carpiano, usa una muñequera o una codera (también conocidos como “férula de la región del carpo”) para evitar movimientos innecesarios.
    • Las férulas se pueden encontrar en la mayoría de las farmacias. Sigue las instrucciones que vienen con la férula. Si tienes alguna pregunta o preocupación, consulta con tu médico para que te brinde ayuda adicional.
  6. Aplica hielo y calor. Un nervio comprimido, por lo general, está acompañado de hinchazón que puede comprimir el nervio aún más. Para ayudar a disminuir la hinchazón e incrementar la circulación, rota entre periodos de usar hielo y calor en el área del nervio comprimido, el cual es un método llamado hidroterapia. Aplica hielo durante 15 minutos entre 3 y 4 días para ayudar a disminuir la inflamación. Después de eso, aplica una almohadilla de calor en el área afectada durante 1 hora entre 4 y 5 noches por semana hasta que tus síntomas mejoren.<
    • Coloca un paquete de hielo, ya sea que lo hayas comprado en una tienda o hayas hecho uno tú mismo, sobre el área afectada aplicando una presión ligera. La presión ayudará a enfriar el área. Mantén un paño suave entre el paquete de hielo y tu piel para evitar cualquier quemadura por el frío. No lo uses por más de 15 minutos, ya que ralentiza el flujo de sangre, lo cual detiene el proceso de sanación.
    • Usa una botella con agua caliente o una almohadilla de calor después de aplicarte hielo para promover el flujo de sangre, lo cual puede ayudar a acelerar el proceso de curación. Sin embargo, no lo hagas por más de una hora, ya que puede aumentar la inflamación.
    • También puedes tomar un baño caliente o remojar el nervio comprimido en agua caliente para relajar los músculos en el área e incrementar el flujo de sangre.
  7. Recibe masajes. Aplicar presión al nervio comprimido puede ayudar a aliviar la tensión y reducir el dolor. Recibe un masaje de cuerpo entero para inducir la relajación en todos tus músculos, así como también el área afectada. También puedes recibir un masaje suave en el área cerca del nervio comprimido. Esto ofrecerá un alivio más específico y ayudará a que el nervio sane.
    • También puedes masajearte el área afectada para sentir un poco de alivio. Masajea suavemente el área con tus dedos para incrementar el flujo de sangre y soltar cualquier músculo que esté contribuyendo a la compresión de tu nervio.
    • Evita los masajes intensos de tejidos profundos o una fuerte presión, ya que esto puede aplicar presión innecesaria y empeorar el nervio comprimido.
  8. Toma medicamentos. Hay muchos calmantes para el dolor de venta libre que son buenos para tratar un nervio comprimido. Trata de tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno y la aspirina para reducir la hinchazón y el dolor.
    • Sigue las instrucciones que vienen con el medicamento y revisa todas las advertencias. Consulta con un médico si no estás seguro acerca de la dosis o los efectos secundarios, especialmente si tienes otros problemas médicos o tomas otros medicamentos.
  9. Ve a un médico. Si los síntomas y el dolor bajan pero regresan después de varias semanas o meses, consulta con tu médico para que te brinde ayuda. Incluso si los métodos sugeridos para aliviar los síntomas te fueron de ayuda, si ya no te brindan ningún alivio, necesitas que te revisen el área.
    • También debes ver a un médico si sientes un entumecimiento constante o dolor en el área a pesar de usarla en lo más mínimo o si sientes debilidad en los músculos del área afectada con el paso del tiempo.
    • Busca tratamiento inmediato si los síntomas son graves, si el área se siente fría o si tiene un aspecto bastante pálido o azul.

Tratar un nervio comprimido en casa a largo plazo

  1. Realiza ejercicio de bajo impacto. Puedes descansar tu nervio comprimido y mantener tu sangre bombeando. Una buena circulación de sangre y oxígeno y músculos tonificados pueden ayudar a sanar el nervio comprimido. La actividad diaria se debe hacer de manera conservadora y solo si te sientes cómodo. Trata de nadar o salir a dar un paseo. Esto ayudará a mover tus músculos de manera natural al mismo tiempo que colocará una cantidad mínima de tensión en las articulaciones y los tendones en donde se encuentra el nervio comprimido.
    • La inactividad puede provocar una pérdida de la fuerza muscular y hacer que el proceso de curación del nervio comprimido tarde mucho más tiempo.
    • Mantén una buena postura cuando hagas ejercicios o descanses. Esto ayudará a aliviar la tensión en el lugar del nervio comprimido.
    • Mantener un peso saludable puede ayudar a prevenir un nervio comprimido.
  2. Incrementa tu consumo de calcio. Uno de los factores subyacentes de un nervio comprimido es la deficiencia de calcio. Debes empezar a comer más alimentos ricos en calcio como los productos lácteos (leche, queso, yogur y vegetales de hojas verdes como la espinaca y la col rizada). Esto puede ayudar a aliviar el nervio comprimido y mejorar tu salud en general.
    • También puedes tomar el calcio como un suplemento. Puedes comprarlo en muchas tiendas de alimentos, farmacias o almacenes generales para tomarlo diariamente. Sigue las instrucciones o consulta con tu médico si no estás seguro de cuánto calcio tomar. Nunca tomes más de la dosis recomendada.
    • Revisa las etiquetas de los alimentos empaquetados para verificar si están fortificados con calcio. Muchas marcas ofrecen productos enriquecidos con calcio además de sus productos habituales.
  3. Come más alimentos con potasio. El potasio es un ion clave implicado en el metabolismo celular. Debido a que causa conexiones débiles entre los nervios, la falta de potasio algunas veces puede contribuir a los síntomas de un nervio comprimido. El incremento de potasio en la diete te puede ayudar a restaurar el equilibrio adecuado de tu función nerviosa y aliviar tus síntomas.
    • Los alimentos ricos en potasio incluyen plátanos, aguacates, albaricoques y nueces. Beber líquidos como la leche descremada y el jugo de naranja puede ayudar a incrementar la absorción de potasio.
    • Los suplementos de potasio, similares a los suplementos de calcio, se pueden tomar de manera regular en adición a una dieta saludable. Habla con tu médico antes de tomar suplementos de potasio, especialmente si tienes otros problemas médicos (sobre todo los problemas con los riñones) o tomas otros medicamentos. Es posible que tu médico quiera hacerte un examen de sangre para verificar los niveles de potasio antes de recomendarte algún suplemento.
    • La deficiencia de potasio es diagnosticada por un médico. Para ayudar a corregir la deficiencia de potasio, es posible que tu médico te recomiende una dieta con un consumo mayor de potasio después de evaluar la causa subyacente. Consulta con tu médico si sospechas que este puede ser un problema.

Tratar un nervio comprimido con un médico

  1. Ve a un fisioterapeuta. Si tienes problemas y ningún método ha funcionado, es posible que quieras considerar la opción de ver a un fisioterapeuta. Él te puede enseñar estiramientos especializados y ejercicios enfocados a sanar el nervio comprimido. Ciertos ejercicios alivian la presión en el nervio comprimido, lo cual ayudar a reducir el dolor. Muchos de los estiramientos implicados en este proceso de curación se deben hacer con un profesional capacitado o un compañero, así que no lo hagas por ti mismo.
    • A medida que pase el tiempo, es posible que tu fisioterapeuta te dé ejercicios adicionales que puedas realizar por tu cuenta. No realices ninguno de los ejercicios por ti mismo a menos que te indique que lo hagas.
  2. Considera la inyección epidural de esteroides. Este tratamiento, que se utiliza principalmente para tratar la compresión del nervio ciático, puede aliviar el dolor y ayudar sanar los nervios. Involucra una inyección de esteroides a la columna vertebral y solo se puede realizar por un médico. Después de que él haya evaluado el grado y tipo de nervio comprimido que tienes, es posible que discuta la opción contigo.
    • Las inyecciones epidurales de esteroides pueden ser un medio rápido y efectivo de conseguir alivio para tu dolor. Cuando este procedimiento es realizado por un profesional médico, cualquier efecto secundario o peligro se considera remoto. Sin embargo, algunos efectos secundarios raros pueden incluir náuseas, diarrea, vómitos, dolores de espalda y sangrado del lugar en donde te aplicaron la inyección.
  3. Habla con tu médico acerca de la cirugía. Para el dolor significativo o los síntomas que no se mejoran con otros tratamientos, la cirugía en el nervio comprimido puede ser el mejor tratamiento. Es posible que la cirugía sea para aliviar la presión o eliminar esa parte del área que está comprimiendo el nervio. La cirugía, por lo general, brinda un alivio después de la recuperación. La reaparición del nervio comprimido puede ocurrir, pero es generalmente inusual.
    • Un nervio comprimido en la muñeca puede involucrar cortes en el tejido muscular para aliviar la presión en el área.
    • Los nervios comprimidos causados por una hernia discal se pueden corregir al eliminar la parte o todo el disco, seguido de una estabilización espinal.
  4. Esfuérzate por tener un alivio continuado. Incluso después de que los síntomas hayan desaparecido, es importante continuar con un ejercicio adecuado, mantener una mecánica corporal adecuada y una buena postura y evitar los factores de riesgo mencionados anteriormente. La recuperación de un nervio comprimido dependerá de una serie de factores que incluyen el grado de compresión del nervio, el mantenimiento de un régimen de tratamiento y cualquier proceso de enfermedad subyacente.
    • La recuperación completa es común en los nervios comprimidos en la espalda. La lumbalgia causada por los nervios comprimidos, por lo general, desaparece en unas 6 semanas de cuidado específico en el 90 % de los pacientes.
  5. Evita futuros nervios comprimidos. La mayoría de los nervios comprimidos se recuperarán por completo y, en la mayoría de los pacientes, lo síntomas mejorarán con un tratamiento adecuado. Para prevenir una lesión, evita cualquier movimiento repetitivo que anteriormente haya causado el nervio comprimido. Lo más importante que puedes hacer es escuchar a tu cuerpo. Si un movimiento empieza a causarte incomodidad o síntomas de un nervio comprimido, deja de hacer lo que estés haciendo en ese momento y permite que el área afectada se recupere.
    • Habla con tu médico acerca de un plan y un régimen para cuidar correctamente y equilibrar el uso, descanso y aislamiento de tu nervio previamente afectado.
    • El uso de un aparato ortopédico como una medida preventiva ante un nervio comprimido puede ayudar.

Consejos

  • Si tus síntomas ocurren repentinamente y después de una lesión, busca atención médica de inmediato.
  • La cantidad de tiempo que tarde un nervio comprimido en sanar completamente depende de la cantidad de daño que haya sufrido. Debido a que el nervio sana de arriba hacia abajo, es posible que tome desde semanas a meses para sanar por completo.
  • Si sufres de dolor de espalda, ve a un osteópata o un quiropráctico que haga manipulación espinal. Este método libera la presión en el nervio para que pueda curarse.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página