Cómo reparar una mala reputación

Es posible que no sea fácil recuperar o reparar una reputación dañada. Esa es la razón por la que es tan importante cuidar tu reputación. A veces tener una mala reputación no es tu culpa y a veces sí lo es. Recuperar tu buena reputación no siempre es fácil, pero puedes conseguirlo con paciencia, determinación y perseverancia.

Deshacerte de una mala reputación

  1. Debes aceptar que las personas podrían no olvidar un hecho. Es posible que con el paso del tiempo se preocupen menos por algún hecho, pero todavía lo recordarán. Esto no quiere decir que sea imposible reparar tu reputación. Las malas reputaciones siempre son temporales. Todo tiene que ver con el tiempo. Con el paso del tiempo, algunas personas dejan de preocuparse tanto por lo que hiciste en el pasado.
    • Muchas personas se dan cuenta de sus propios errores y se olvidan de los errores de los demás con el paso del tiempo. Los errores personales resaltan más y se olvidan de los tuyos. Recuerda que una persona recuerda más sus propios errores que los de otras personas. Es posible que tu mala reputación sea peor para ti que para los demás.
    • Algunos estudios indican que, contrario a la creencia popular, cuando uno se compara con otras formas de evaluación social, la reputación importa mucho menos que otros factores.
    • Aléjate por completo de los medios de socialización digital.
  2. Conversa con otras personas al respecto. Debes ser franco al abordar los problemas con respecto a tu mala reputación. Si eres una persona tranquila, respetuosa y este hecho te preocupa sinceramente, es probable que te ayuden. Si no hablas acerca de este problema para abordarlo, dejas que la imaginación de los demás vuele y les das carta blanca a los rumores.
    • Si alguien divulga rumores para dañar tu reputación, primero debes hablar con esa persona.
    • Pregúntales a tus amigos qué opinan al respecto.
    • No te pongas a la defensiva.
  3. Conviértela en tu fortaleza. A lo mejor tu mala reputación te brinde un enorme poder oculto. Tómate un tiempo para pensar en cómo tu mala reputación podría ser algo bueno y ver esta situación bajo otra perspectiva. Tal vez no seas promiscuo, simplemente que te haces cargo de tu sexualidad. Si las personas creen que juegas un deporte con mucha agresividad, a lo mejor seas la artillería pesada de tu equipo.
  4. Cambia la forma de pensar de los demás. A veces solo debes controlar la forma de pensar de los demás. Es posible que no vean la situación con la perspectiva adecuada. Si puedes, ayuda a los demás a ver la situación con una perspectiva completamente diferente.
    • Debes brindarles una perspectiva positiva y calculada. Esto quiere decir que debes encontrar maneras de cambiar la perspectiva de los acontecimientos y acciones que te dieron una mala reputación. Por ejemplo, a veces las personas deshonran el comportamiento promiscuo, mientras que otras personas lo consideran como el hecho de hacerte cargo de tu sexualidad o de tener una visión positiva de la sexualidad. Piensa en las maneras en que puedes ayudar a que las personas vean tus acciones con otra perspectiva.
    • Debes saber que tal vez no puedas influir en las opiniones de todas las personas.
  5. Indica que esas acusaciones son falsas. Es posible que tengas que decir que lo que dicen de ti no es cierto. Si alguien ha dicho mentiras acerca de ti, reparar el daño podría tomar un poco de tiempo. Debes ser firme (no violento) y asegúrate de divulgar lo que afirmas lo más pronto posible. Pídeles a otras personas que te ayuden a poner los puntos sobre las íes. Mientras más tiempo tengas una mala reputación, más difícil será controlarla.
    • Aclara cualquier malentendido.
    • Debes hacerte oír cuando esta situación te suponga un reto.

Desarrollar una buena reputación

  1. Obra bien de forma constante. Una manera rápida de mejorar tu reputación es obrando bien. Debes tener cuidado, ya que si acabas de dañar tu reputación, podrías verte desesperado o como que estás compensando en exceso tus malas acciones al obrar demasiado bien. Esta no es una manera de reparar tu reputación con rapidez. Debes obrar bien de manera constante para que tu reputación mejore o de lo contrario corres el riesgo de verte falso. Es difícil y toma tiempo desarrollar una buena reputación, pero es rápido y fácil dañarla. La constancia es fundamental para establecer tu reputación de manera sólida.
    • Llévales una taza de café a tus compañeros de trabajo u ofrécete a trabajar en su turno si necesitan un poco de tiempo libre.
    • Ayuda a tus amigos; por ejemplo, puedes llevarlos a casa en tu auto o brindarles una mano antes de que te lo pidan.
    • Esfuérzate por asegurarte de que las personas se sientan bien si sientes que algo anda mal.
  2. Haz un trabajo voluntario. Hay muchas maneras para hacer un trabajo voluntario. Cuidar a los ancianos, los discapacitados, los jardines de la comunidad, hacerte cargo de los eventos, así como las oportunidades que se centran en la iglesia, todas ellas son maneras excelentes de hacer un trabajo voluntario. Los refugios de animales también son lugares excelentes para ayudar a los demás. Al renunciar a tu tiempo en servicio de los demás, puedes mejorar tu reputación en gran medida.
    • Si todavía estás en la escuela, ve qué tipo de oportunidades puedes encontrar ahí. Muchas escuelas y universidades públicas ofrecen diferentes oportunidades de voluntariado para los estudiantes.
    • Algunas empresas ofrecen programas de voluntariado de los que podrías sacar provecho. Conversa con tu supervisor o con el encargado del departamento de Recursos Humanos para ver qué tipo de oportunidades brindan.
  3. Usa esta situación para aprender una lección. Debes llegar a comprender a las personas que tienen una mala reputación. Al ser amable con aquellos que tienen una mala imagen, después de haber obtenido una percepción desde tu experiencia, puedes desarrollar perspectivas positivas. Aprovecha esta oportunidad para ver a las personas que te rodean y que tienen una mala reputación, y que podrían necesitar un amigo.
  4. Impresiona a los demás. Ve más allá de lo esperado. Haz algo impresionante. Aprende a tocar un instrumento musical. Obtén una beca o un premio. Corre en una maratón. Al hacer cosas impresionantes, puedes mejorar la opinión que los demás tienen de ti. El respeto de los demás puede servirte de mucho para mejorar tu reputación.

Crear un cambio duradero

  1. Cambia algunas partes de tu vida. Los factores externos (como los grupos de amigos, hábitos y el lugar de trabajo) pueden conformar una parte de la manera en que se desarrolla tu reputación. El origen de tus problemas puede ser un entorno tóxico con personas y relaciones tóxicas. Tómate un poco de tiempo para considerar si necesitas hacer algunos cambios en las personas y lugares de tu vida.
    • Si tienes mala reputación entre tus amigos, a lo mejor es momento de pasar tiempo con personas diferentes. Tal vez tus amigos fomentan hábitos que hacen que las personas tengan una mala imagen de ti.
    • Un ambiente laboral tóxico puede crear expectativas irracionales en las personas. Un ambiente laboral que fomenta un desequilibrio entre el trabajo y la vida personal puede hacer que parezca que una persona trabajadora y dedicada es ociosa. Examina la cultura laboral del lugar en el que trabajas y evalúa si un conflicto de valores está dañando tu reputación. Es posible que sea mejor que consigas otro trabajo.
  2. Cambia. Puede ser algo muy difícil de lograr. Sin embargo, cuando te ves en los ojos de los demás y no te gusta lo que ves, debes realizar un cambio. Cambiarte es difícil, porque una persona desarrolla patrones y hábitos sólidos en la vida. No obstante, al realizar cambios importantes en tu comportamiento, los demás lo notarán. Esto cambiará la imagen que tienen de ti y podría hacer que los demás vuelvan a evaluar la percepción que tienen de ti como persona.
    • Busca la ayuda de un profesional, como un terapeuta o un psiquiatra.
    • Encuentra a alguien que guíe tu vida o a un guía espiritual para que te ayude a encontrar maneras de realizar cambios internos en ti.
  3. No realices cambios superficiales. El cambio superficial no es un cambio auténtico. Es difícil mantener con constancia un comportamiento que no es auténtico. Cuando no eres auténtico, los demás lo notan. Es más difícil cambiar realmente que fingir ser diferente.

Consejos

  • Date suficiente tiempo para compensar los daños. Con demasiada frecuencia, uno puede cometer un error y después querer borrarlo de inmediato. Por desgracia, las cosas no funcionan de esa manera y esa es la razón por la que es una decisión inteligente cuidar tu reputación al mantener una buena imagen.
  • Recuerda que es muy difícil demostrar la negación de algo. Cuando alguien dice que has hecho algo, es difícil que demuestres que no lo hiciste, a menos que alguien lo sepa con certeza (por ejemplo, esa persona estuvo contigo en el momento en el que supuestamente hiciste algo). En vez de tratar de demostrar que hiciste o que no hiciste algo, simplemente afirma tu inocencia y déjalo así. En el futuro, debes tener mucho cuidado para demostrar tu buena reputación, para que cuando las personas escuchen algo malo de ti, lo primero que piensen sea “Jay no es así. Debe haber sucedido algo o debe haber tenido una buena razón para hacerlo, en caso de que sea cierto”.
  • Una vez que hayas recuperado tu reputación, cuídala. No permitas que los demás divulguen mentiras acerca de ti, pero en vez de hablar con la persona que te dijo que escuchó algo de ti que no es cierto, ve y encuentra a la persona que se lo dijo a ella. Busca hasta dar con la persona que divulgó esas mentiras. Confróntala; por lo general, lo más eficaz es simplemente preguntarle por qué lo hizo: “¿Qué he hecho para que me odies? ¿Por qué dices esas cosas de mí?”. Una vez que sepas de dónde vienen esos rumores, tendrás la oportunidad de detenerlos por completo.

Advertencias

  • No podrás solucionar algunas cosas. Ninguna disculpa satisfará a cierto tipo de personas, pues a algunos les gusta hacerse la víctima y convertirte en el villano. En esos casos, es mejor que sigas adelante.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página