Cómo hacer rebotar piedras

Опубликовал Admin
24-01-2017, 09:12
579
0
Hacer rebotar rocas es una habilidad que requiere de dominio de velocidad, giro y ángulo. Esto puede contribuir a un día excelente en el lago o en otro lugar con agua e incluso puede ser una actividad de vinculación emocional para tus amigos o tus familiares y para ti. Podrás impresionar a los niños cuando hagas rebotar a las piedras como un profesional incluso si no bates el récord del World Records Guinness de 51 rebotes en un lanzamiento. Lo más importante de tener en cuenta es que se requerirá de algo de práctica para hacer que las rocas reboten en la superficie del agua, pero el trabajo arduo que pongas valdrá la pena.

Pasos

  1. Encuentra una superficie plana de agua con una gran cantidad de rocas. Los lagos de las costas o las áreas calmadas de los ríos son las mejores opciones. Las playas del océano no son las mejores opciones a menos que sea un día muy calmado. Sin embargo, el lado calmado de una playa como la Costa del Golfo de Florida puede ser tan favorable para hacer rebotar rocas como lo es un lago. Tendrás que adaptar tu técnica para utilizar un piedra ligeramente más pesada si decides hacer rebotar piedras en agua agitada, las cuales son más probables de surcar a través de una ola y mantener un curso estable. Ten en cuenta que las piedras más pesadas pueden ser más dificultosas de hacer rebotar, así que estarás en una ligera desventaja.
    • Lleva una pila de tus propias rocas si no puedes encontrar un agua de superficie plana con una buena cantidad de rocas. Será más difícil aprender la técnica si tienes que pasar cinco minutos buscando nuevas rocas cada vez que lances una piedra.
  2. Escoge tu roca. Busca una roca delgada, plana, redonda y del tamaño de la palma de la mano, que sea tan pesada como para ser inmune a las brisas y a la turbulencia, pero que aun así sea tan liviana como para lanzarla con precisión. Trata de encontrar la roca más pequeña posible. En cuanto más liviana y plana sea la piedra, mejor será hacerla rebotar en la superficie del agua sin romper la tensión de la superficie.
    • Sin embargo, el campeón del récord mundial de hacer rebotar piedras admite que una piedra perfectamente redonda y lisa es muy resbaladiza. Él prefiere una piedra con una protuberancia de la que su mano pueda sujetarse para poder conseguir el mayor giro.
    • Es posible que una roca con muchos hoyos pequeños en la superficie reduzca el arrastre del agua de la misma forma en que muchas hendiduras de una pelota de golf reduce el arrastre del aire. Prueba diferentes tipos de piedras y fíjate qué funciona mejor para ti.
    • Es posible que sea más fácil agarrar un piedra más lisa si tienes manos ásperas y más callosas. Sin embargo puede ser dificultoso agarrar bien una piedra antes de lanzarla si tus manos son tan suaves y lisas como las de un bebé.
  3. Coloca tu dedo índice en el borde de la roca. Sujeta los lados planos de la roca con el dedo pulgar de un lado y tu dedo medio en el otro. Esta es otra manera de sujetar la piedra; lo que importa finalmente es que puedas enviar la piedra girando en línea recta, con la punta plana casi paralela al agua. Debes asegurarte de colocar la piedra en el recodo de tu dedo índice mientras colocas tu dedo pulgar encima de la roca para mantener el control de esta.
    • De igual forma, puedes considerar el tamaño de tus manos cuando implementes esta técnica. Es posible que necesites utilizar una piedra más pequeña para que realmente puedas agarrarla si tus manos son más pequeñas.
  4. Párate en frente del agua, con los pies separados a la altura de los hombros. Párate con tu lado no dominante más cerca del borde del agua, con el hombro hacia el agua. Ponte en cuclillas cerca del agua de modo que cuando lances la roca, esta esté cerca a ser un paralelo con la superficie del agua. Los científicos han descubierto que el ángulo ideal entre la piedra y el agua es 20 grados. La fricción se desacelerará si el ángulo es menor a ese. Asimismo, la piedra cortará el agua y se hundirá si el ángulo es mayor a ese.
    • Es posible que notes que haces el ángulo muy amplio si eres alto. En ese caso, puedes compensarlo al lanzar la piedra más rápido. Practica conseguir que la piedra golpee el agua en un ángulo de 20 grados incluso si no puedes lograr que rebote al principio.
  5. Flexiona tu muñeca hacia atrás y luego tráela hacia adelante para lanzar la roca contra la superficie del agua. No pienses que es como lanzar un Frisbee por encima del hombro, sino que es como lanzar una pelota de softball por debajo del hombro. De igual forma, puedes pensar que es como lanzar un azote. Lo importante es que puedas flexionar con cuidado tu muñeca hacia atrás para generar algo de impulso y que luego lances la piedra rápidamente hacia adelante y en el ángulo correcto, lo cual permite un giro en el sentido contrario a las agujas del reloj. Lánzala tan rápido como puedas sin perder la forma. El ángulo y el giro son más importantes que la velocidad.
    • Al ganador del récord mundial se le ha observado utilizar un lanzamiento de lanzador de béisbol con una liberación del brazo y un seguimiento consistente.
  6. Adiciona tus piernas. Al principio, puedes enfocarte en lograr el movimiento del brazo, pero después de que sientas que tienes una idea consistente de cómo conseguir la velocidad, el giro y el ángulo que quieres conseguir, puedes ocuparte de adicionar tus piernas de modo que puedas generar incluso más impulso y que puedas dominar la técnica. Enfocarte en el aporte de tus pies puede ayudarte a dominar el ritmo y las habilidades necesarias para hacer que las rocas reboten. Puedes probar lo siguiente:
    • Flexiónate al menos quince centímetros o medio pie y flexiona un poco las rodillas. Luego, podrás generar algo de impulso adicional cuando lances la roca hacia adelante.
    • Para un impulso adicional y si quieres ser el ganador del récord mundial, entonces puedes levantar el pie más cerca del agua a alrededor de quince centímetros o medio pie por encima del suelo, inclinarte más hacia el pie posterior a medida en que estires el brazo y luego lanzar la piedra y aterrizar en el pie frontal. Esto puede ayudarte a generar algo de impulso adicional. Puedes pensar que esto es similar al lanzamiento de un lanzador de béisbol.
    • A pesar de que puedas estar descalzo o de que puedas utilizar chancletas si estás cerca de un océano calmado o de un lago, puedes considerar utilizar zapatillas de lona si estás comprometido de verdad. Esto puede ayudarte a tener un agarre más firme en el suelo y evitará que te resbales.
  7. Asegúrate de terminar el lanzamiento. No lances la roca y dejes de mover el brazo tan pronto como sueltes la piedra. Esto causará que esta se detenga pronto. En lugar de ello, asegúrate de azotar tu brazo hacia el pecho cuando flexiones tu muñeca hacia atrás. De esta forma, tu brazo terminará en el hombro del brazo opuesto. Terminar el lanzamiento asegurará que hayas puesto toda tu energía y todo tu impulso en el lanzamiento y hará que la piedra viaje más lejos y rebote bastante.
    • Piensa que es como un lanzamiento de béisbol o un lanzamiento de tenis con la mano hacia adelante. Deberás completar todo el movimiento para maximizar los resultados.
  8. Sigue practicando. Es posible que hayas lanzado las piedras muy cerca de ti si rebotan en el agua y viajan muy alto en el aire, lo cual ha creado un ángulo amplio entre la piedra y el agua. Trata de lanzarlas de modo que el primer rebote sea más lejos de ti. Esto se debe a que la fuerza del agua empuja a la roca hacia arriba. Además, con demasiada fuerza, la roca va muy hacia arriba y luego desciende en un ángulo exacto y se hunde. Sin embargo, si la lanzas muy lejos, surfeará en la superficie del agua (en vez de rebotar). Además, la fricción desacelerará el impulso de la roca y causará que se hunda.
    • Puedes practicar hacer rebotar a las piedras de diferentes tamaños y pesos. Es posible que notes que prefieres una piedra más liviana y más pequeña o una más grande y más pesada.
    • Practica lanzar más o menos 20 piedras al día hasta que lo consigas hacer bien si es verano y si tienes tiempo libre. Recuerda que no tratas de ser un ganador de un récord mundial y que solo tratas de divertirte.

Consejos

  • Las rocas realmente livianas y pequeñas rebotan más veces y más lejos, pero una de peso medio suele ser mejor si eres un principiante.
  • Algunas personas consideran que el método ambiguo de rebotar una roca es más fácil. Párate en frente del agua, pero esta vez ten tu mano dominante más cerca del borde del agua. Lanza con la parte posterior de tu mano en frente del agua como si esparcieras alpiste.
  • Una roca con un borde curvo golpeará el agua y tomará una dirección diferente, como un bumerán.
  • Las rocas muy grandes, como las del tamaño de las que se utilizan en los caminos pueden rebotar con el método ambiguo con ambas manos, pero no rebotarán muy lejos.

Advertencias

  • No apuntes las rocas hacia las personas o hacia la fauna silvestre.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página