Cómo entrar a la escuela de medicina

¿Alguna vez soñaste con ser un médico? Bueno, antes de poder agregar las iniciales Dr. a tu nombre, primero debes ingresar a una escuela de medicina. El proceso puede ser un poco abrumador, pero miles de estudiantes lo hacen cada año y tú también puedes hacerlo. Deja que este artículo te ayude a tomar los primeros pasos a seguir para convertirte en un médico.

Obtener un diploma de pregrado

  1. Cumple con las asignaturas específicas requeridas. Si cumples con todas las asignaturas requeridas (por lo general, de carácter científico), podrás especializarte en lo que desees. Por ejemplo, debes llevar asignaturas de biología, química y física para prepararte para el Examen de admisión a la facultad de medicina (MCAT) y cumplir con los requisitos previos de la escuela de medicina. Como resultado, muchos estudiantes de premedicina se especializan en un campo de la ciencia. Ahora las escuelas de medicina buscan diversificar sus programas; por ello, están empezando a aceptar a más estudiantes con estudios previos menos convencionales que incluyen diplomas en campos como humanidades. A partir del 2015, necesitarás las bases de un semestre de introducción a la psicología y un semestre de introducción a la sociología para prepararte para la sección de Bases psicológicas, sociales y biológicas de la conducta del MCAT.
  2. Dale mucha más importancia a tus calificaciones. Es importante tener un promedio general alto para ser un candidato sólido de la escuela de medicina. Sin importar la especialidad que elijas, asegúrate de que tu rendimiento en clase sea tu principal prioridad.
    • Sé un estudiante ejemplar. Asiste a todas tus clases, asigna mucho tiempo a la lectura y al estudio, y no dudes en pedirle ayuda a otro compañero de clase o a un tutor cuando te des cuenta de que tienes dificultades con alguna de tus asignaturas.
    • Enfócate en BQFM. BQFM significa "biología, química, física y matemáticas"; estás son las principales asignaturas para una especialidad de premedicina, ya que estas asignaturas son requisitos previos para el programa de cualquier escuela de medicina.
    • Tus calificaciones de BQFM son tan importantes que cuando postules a una escuela de medicina, estas se separarán y se utilizarán para calcular un promedio general adicional, además del promedio general acumulativo de todas tus clases.
  3. Identifica con qué profesores sientes una conexión o aquellos cuyas clases disfrutas. Haz tu mejor esfuerzo para conocerlos y saber si pueden brindarte ayuda o responder a tus preguntas. En un par de años, necesitarás cartas de evaluación redactadas por personas que te conozcan y conozcan tu trabajo, y es probable que uno de tus profesores acepte escribir una si siente una conexión especial contigo.
    • Asume funciones informales y a nivel de facultad que permitan que sea más fácil conversar de forma casual y abierta con los profesores.
    • Busca la oportunidad de conocer a alumnos graduados que hayan ingresado a una escuela de medicina o que ya están trabajando como médicos. Puedes aprender mucho sobre lo que te espera en la escuela de medicina conversando con alguien que ya haya estado ahí.
  4. Sométete a una experiencia completa en la universidad. Considera participar en las actividades relacionadas y no relacionadas con tu especialidad, y busca oportunidades dentro y fuera del campus para desarrollar habilidades personales, de liderazgo, de investigación y de medicina.
    • Asegúrate de unirte a algún club de tu campus para estudiantes de medicina e inscríbete en la lista de correos electrónicos para recibir notificaciones sobre eventos y actividades. Acércate al centro de salud del campus para trabajar como voluntario y, si tu escuela cuenta con un centro de investigación, infórmate sobre las oportunidades para colaborar de alguna forma.
    • Busca oportunidades fuera del campus para explorar las formas en las que puedes relacionarte con el centro de salud local de la comunidad, en ferias de salud o enseñando temas básicos de salud a los niños. Averigua si una escuela pública local podría estar buscando candidatos para enseñarles a los niños las carreras relacionadas con la atención médica.
  5. Obtén experiencia clínica. Existe mucha diferencia entre aprender lo fundamental en una clase y practicar esas habilidades con pacientes reales. Debes buscar la forma de obtener experiencia práctica en un centro de atención médica. Trabaja como voluntario en la oficina local de la Federación americana para la planificación familiar (Planned Parenthood), en una clínica de VIH o en una clínica gratuita.
    • El autor de un artículo que apareció en U.S. News and World Report indicó que muchos de los miembros de los comités de admisión con los que conversó denominaron a la experiencia clínica "el requisito implícito".
  6. Muestra tu compromiso. El trabajo ocasional de voluntario que realizaste una vez está bien, pero debes elegir un par de organizaciones o causas que te apasionen y establecer un compromiso constante (una vez a la semana o cada dos semanas) en un periodo prolongado.
    • Ayuda a las poblaciones que reciban una atención inadecuada. Las escuelas médicas no solo buscan a estudiantes con calificaciones grandiosas, ellas buscan a personas solidarias y que desean marcar una diferencia. Trabajar para ofrecer una atención médica y educación sobre cuidados médicos a las poblaciones que reciben una atención inadecuada o que corren mucho riesgo puede ayudarte a transmitir tu compasión.
  7. Sé un líder. Ser un médico significa estar a cargo de mucho, tal como diagnósticos, tratamientos, medicaciones, controles y otras cosas más. Perfecciona tus habilidades como líder asumiendo el mando de un grupo o comité y asegúrate de fijar, alcanzar y registrar las metas para tu organización.
  8. Haz prácticas. Las prácticas para los estudiantes de premedicina suelen encontrarse en dos categorías: prácticas de investigación y prácticas clínicas. Decide qué es lo que más te interesa y enfoca tus esfuerzos en esa dirección.
    • Empieza conversando con el consejero. El consejero o la oficina de servicios de las carreras de medicina deben contar con una lista de prácticas. Muchas veces, las escuelas establecen relaciones con los médicos, los hospitales y las organizaciones de atención médica que, a su vez, aceptan de forma regular a los estudiantes de estas escuelas como practicantes.
    • Postula con anticipación. El momento en el que debes pensar en las prácticas de verano es en el otoño del año anterior. Al menos empieza a hacerlo tres o cuatro meses después, pero no te sorprendas si hay menos oportunidades disponibles.
    • Sé proactivo. Conversa con los estudiantes más avanzados o con los alumnos graduados para conocer los centros de prácticas que recomiendan o consigue y revisa una lista de lugares que ofrecieron prácticas el verano pasado. Comunícate con esas organizaciones por tu cuenta antes de que publiquen o promocionen su próximo periodo de prácticas para todos los estudiantes de premedicina.
  9. Piensa en el futuro. Si bien estás ocupado con tus calificaciones, actividades extracurriculares y prácticas, también debes tener en cuenta los próximos requisitos y fechas de entrega que forman parte del proceso de admisión a la escuela de medicina.
    • Toma el MCAT en tu tercer año. Existen dos factores a considerar cuando decidas el momento en el que rendirás tu Examen de admisión a la facultad de medicina (MCAT): si piensas rendir el examen más de una vez y cuán preparado te sientes.
      • Si crees que podrías rendir el examen más de una vez, planifica realizar tu primer intento antes del 1 de mayo. Esto te dará mucho tiempo para conocer tus puntuaciones y decidir si volverás a rendir el examen.
        • La mayoría de las personas no planea rendir el examen muchas veces y algunas afirman que perjudicará tus posibilidades. Como todas las cosas de la vida: si vale la pena hacerlo, vale la pena hacerlo bien la primera vez. Las escuelas revisarán las puntuaciones de todos tus intentos y obtener un puntaje grandioso en el segundo intento no tendrá el mismo significado que lograrlo en el primero.
      • Si no te sientes preparado desde el punto de vista académico o hay algunos factores de tu vida personal que hacen que sea difícil que te enfoques, dedica todo tu esfuerzo a tus asignaturas y a mantenerte en un buen estado mental durante el examen. Puedes esperar hasta junio o julio para rendir el examen. Incluso las personas que rinden el examen en agosto pueden inscribirse en ese ciclo.

Familiarizarte con AAMC y el AMCAS

  1. Créate una cuenta en la página web de AAMC. La Asociación americana de escuelas de medicina (Association of American Medical Colleges) es la encargada de administrar el examen MCAT, así que debes crearte una cuenta con un nombre de usuario y una contraseña que utilizarás para registrarte para el examen. Tu cuenta de AAMC también te brinda acceso a exámenes de práctica y programas de ayuda económica.
  2. Lee el manual de instrucciones del AMCAS. El American Medical College Application Service es un servicio centralizado de procesamiento de solicitudes disponible para los estudiantes que postulan a su primer año en la escuela de medicina. La buena noticia es que, sin importar el número de escuelas de medicina a las que postules, solo debes enviar una solicitud en línea. La otra noticia no tan buena es que el proceso puede ser un poco abrumador, así que es mejor empezar leyendo el exhaustivo manual de instrucciones (85 páginas, según el último conteo) para saber lo que te espera.
  3. Inicia el proceso de solicitud. Postular a una escuela de medicina es un proceso de múltiples etapas; por ello, debes empezar con anticipación para poder recopilar, registrar información exacta y dedicar tu tiempo a la elaboración del ensayo de admisión.
    • Datos de identificación. Esta sección comprende la información básica como tu nombre, sexo y número de seguro social o algún otro número que te identifique.
    • Escuelas en las que estudiaste. En esta sección, registrarás la información de las escuelas secundarias e institutos en los que estudiaste, incluidos los programas de estudios en el extranjero y la educación militar.
    • Información biográfica. Aquí registrarás la información que incluye tu estatus de ciudadanía, composición familiar y grado de parentesco, servicio militar y antecedentes penales.
    • Asignaturas. Los estudiantes indican que esta es la sección más difícil de completar. La mejor forma de hacerlo es solicitando expedientes académicos de todas las escuelas en las que estudiaste después de la secundaria y usarlos para ingresar la información detallada de todas las asignaturas que estudiaste.
    • Trabajos y actividades. En esta sección, tienes la oportunidad de ingresar la información sobre tu experiencia laboral, actividades extracurriculares, premios, reconocimientos o publicaciones. Solo puedes registrar 15 entradas, así que elige bien y ten en cuenta que designarás algunas de las opciones que registres como las experiencias “más significativas”.
    • Cartas de evaluación. Aquí ingresarás la información de cada una de las cartas de evaluación enviadas al AMCAS o AACOMAS. Puedes registrar hasta 10 cartas y puedes actualizarlas a través del proceso de solicitud justo hasta antes de enviar tus solicitudes.
    • Escuelas de medicina. En esta sección, seleccionarás las escuelas a las que vas a postular. También puedes usar esta sección para designar a las escuelas que deseas que reciban las cartas de evaluación.
    • Ensayos. Aquí escribirás tu carta de presentación para expresar tu verdadero interés en volverte un médico y la forma en la que consideras que podrías beneficiar a la escuela y a la profesión.
    • Exámenes estandarizados. Aquí ingresa o edita las fechas de los exámenes MCAT futuros junto con tus puntajes en los exámenes y cualquier información adicional sobre ellos, como los puntajes del GRE.

Rendir el examen MCAT

  1. Regístrate para el examen MCAT. El MCAT está diseñado para determinar cuán bien dominas los conceptos básicos de biología, química general, química orgánica, física, psicología, sociología y bioquímica, junto con tu habilidad para resolver problemas y analizar.
    • El examen se ofrece muchas veces a lo largo del año, desde enero hasta setiembre. El registro se abre en octubre para todas las sesiones de evaluación de invierno y primavera mientras que el registro para verano y otoño se abre en febrero.
    • El examen se divide en cuatro secciones: fundamentos biológicos y bioquímicos de los organismos vivientes; fundamentos psicológicos, sociales y biológicos de la conducta; y habilidades de análisis y razonamiento crítico.
    • Regístrate en línea usando tu cuenta de AAMC. El costo del registro para el examen MCAT es $ 300; este monto cubre el costo del examen y de la distribución de tus puntuaciones. Se pueden cobrar montos adicionales si realizas un registro extemporáneo, si cambias tu registro y si rindes el examen en un área internacional.
    • Revisa el calendario de la página web de AAMC para obtener una lista con las fechas para los registros, los registros extemporáneos y los exámenes.
  2. Estudia para el MCAT. El MCAT es un examen muy difícil y el tiempo brindado para resolver todo su contenido es de cuatro horas y cinco minutos. Te irá mejor y te sentirás más seguro si empiezas a estudiar con anticipación y te preparas adecuadamente.
    • Asiste a una clase. Elige un curso diseñado de forma profesional para abordar el MCAT que te brinde una visión general del examen, las herramientas y la práctica que necesitarás para obtener el mejor puntaje posible.
      • Asegúrate de que la clase la dicte un instructor altamente calificado y que no tenga muchos alumnos para poder recibir una ayuda más personalizada.
    • Únete a una clase que se reúna un par de meses antes del día del examen. Esto te permitirá revisar y reforzar lo que aprendiste en clase, revisando el material en tu tiempo libre.
    • Contrata a un tutor. Algunos estudiantes que obtuvieron puntajes altos en el examen MCAT se ofrecen como tutores para aquellos que planean rendir el examen. Ellos pueden ayudarte a evaluar tus habilidades y a determinar y corregir las áreas deficientes.
    • Toma exámenes de práctica. Una cosa es saber el tipo de preguntas que el examen incluirá y otra muy diferente es tratar de resolver esas preguntas siguiendo el formato verdadero del examen y las pautas para el tiempo. Resolver exámenes de práctica es una forma grandiosa de prepararte (a nivel académico y mental) para el día del examen. Las preguntas y los exámenes de práctica son considerados como la parte más crucial de una capacitación para el examen. Conforme se acerque el día del examen, dirige tus esfuerzos a completar más preguntas.
      • La página web de AAMC ofrece exámenes de práctica, también puedes comprar libros de preparación para el examen que incluyen modelos de exámenes o puedes buscar exámenes de práctica en Internet.
      • Rinde un examen supervisado junto a otros estudiantes. Esto te dará una sensación más exacta del ambiente del examen, así sabrás cuánta concentración necesitas para resolverlo bien en un salón lleno de estudiantes.
      • Algunas clases de preparación para el MCAT incluyen exámenes de práctica, así que si planeas unirte a una clase, únete a una que realice estos exámenes.
  3. Rinde el examen. Es normal sentir ansiedad cuando estás a punto de rendir este examen importante, pero saber lo que te espera y estar preparado te ayudará a reducir un poco el miedo.
    • Ingresa como mínimo 30 minutos antes de tu cita para rendir el examen. Se verificará tu ID y recibirás una llave y un casillero para tus objetos personales, una copia de los procedimientos de admisión y una asignación de asiento.
    • Prepárate para las medidas de seguridad. Se tomará una imagen digital de tu huella dactilar y te escanearán con un detector de metales cuando ingreses (y cada vez que vuelvas a ingresar) al salón. Lo único con lo que debes ingresar al salón es tu identificación y un par de tapones de oído (sellados e inspeccionados por el administrador del centro de evaluaciones). Es posible que te pidan que enseñes el interior de tus bolsillos para demostrar que están vacíos. Tu identificación con foto debe estar a la vista sobre tu escritorio en todo momento.
    • Viste prendas cómodas. Es difícil predecir cuán cálida o fría estará la habitación, así que puede ser mejor vestir capas de ropa. Sin embargo, si necesitas quitarte una prenda, deberás colocarla en tu casillero y el tiempo del examen no se detendrá para que lo hagas. No se permite el uso de sombreros ni velos (salvo que sea por razones religiosas) y si estás vistiendo una sudadera, la capucha deberá permanecer fuera de tu cabeza en todo momento, no podrás ponértela.

Postular a la escuela de medicina

  1. Busca escuelas de medicina. La escuela de medicina implica una gran inversión de tiempo, dinero y esfuerzo. Asegúrate de elegir la más adecuada para tus metas profesionales.
    • Considera las posibilidades de que te acepten. Puedes usar herramientas en línea que te permiten ingresar tu puntaje del MCAT y tu promedio general en una base de datos que luego comparará tus puntajes con el promedio de cada escuela de medicina del país y te indicará cuán compatible eres con ellas. Este podría ser un ejemplo de cómo elaborar una lista de escuelas que podrías considerar.
    • Encuentra el equilibrio entre ser realista y tener grandes metas. Las 10 mejores escuelas de medicina cuentan con miles de postulantes y rechazan a casi la misma cantidad de ellos. Elige una variedad de escuelas a las cuales postular: una o dos escuelas "accesibles" (aquellas a las que podrías ingresar), así como algunas escuelas cuyos puntajes promedio de MCAT y promedios generales sean similares a los tuyos, y una escuela "segura" (aquella en la que estás seguro que ingresarías). Muchos estudiantes norteamericanos postulan a las escuelas médicas de los países caribeños, basándose en su estrategia de escuelas "seguras".
    • Conversa con alumnos graduados. Si en verdad quieres informarte sobre una escuela desde el punto de vista de un estudiante, conversa con alguien que haya estudiado ahí. Busca a personas que estudiaron en las escuelas que te interesan y pregúntales sobre las asignaturas y la facultad, así como la vida social.
    • Considera el costo. Las escuelas de medicina son costosas, así que debes considerar el costo cuando elijas a dónde postular. Si te interesa una escuela que no puedes pagar, averigua sobre las oportunidades de becas. Si el costo es un problema, enfócate en buscar escuelas estatales, ya que suelen ser menos costosas que las escuelas privadas.
    • La mayoría de los estudiantes deben recurrir a préstamos para financiar su educación en una escuela de medicina. Puedes tomarte muchos años establecerte como un médico y poder pagar los préstamos. En la medida de lo posible, procura no sobrecargarte con deudas. No permitas que tu deuda te cause un estrés excesivo ni que en un futuro limite las opciones de tu carrera.
    • Considera la ubicación. La escuela médica es extenuante y te dejará poco tiempo para tu familia y tus amigos, pero aun así debes considerar cuán lejos quieres estar de tus seres queridos. También considera el tipo de entorno que deseas (un pueblo pequeño o una ciudad grande), a quién podrías conocer en la escuela y cuán fácil es para ti hacer amigos.
  2. Postula a través de tu cuenta del AMCAS o AACOMAS. Es probable que en el AMCAS o AACOMAS solo puedas crear una solicitud que puede ser aceptada por todas las escuelas de medicina que te interesan. Ten en cuenta que no todas las escuelas de los Estados Unidos usan el AMCAS. Las escuelas de medicina osteopáticas usan un servicio similar conocido como AACOMAS, así que si vas a postular a una escuela con un proceso de admisión diferente, averigua cuáles son los requisitos. La información de todas las secciones de la solicitud se mencionará a continuación, así que presta especial atención a estos "requisitos indispensables":
    • Asegúrate de que haya un puntaje de MCAT en tu solicitud.
    • Brinda información completa sobre tus asignaturas por medio de tus expedientes académicos de todas las instituciones educativas postsecundaria en las que estudiaste.
    • Notifica al AMCAS todas las cartas de evaluación que esperas tener y a qué escuelas deben enviarse.
  3. Paga las cuotas. Hay una gran variedad de cuotas relacionadas con el ingreso a una escuela de medicina. Considera estas cuotas con anticipación para reservar el dinero que necesitarás para completar este proceso.
    • Las cuotas más significativas son las relacionados con la solicitud de la escuela de medicina. El costo de la solicitud del AMCAS del 2016 será $ 160 para una escuela y $ 34 para cada escuela adicional. La mayoría de las escuelas de medicina requieren una solicitud secundaria, la cual cuesta entre $ 25 y $ 100, aunque el precio puede ser mayor. Algunas escuelas no cobrarán la cuota de solicitud secundaria si calificas para el programa de ayuda en materia de costos. Es posible que tengas que pagar una cuota pequeña a la oficina de registro de tu instituto por tus expedientes académicos y, en ocasiones, las escuelas cobran un monto por el envío de cartas de recomendación.
    • Incluye los costos de viaje. Si visitas diferentes escuelas de medicina como parte de tu proceso de selección, necesitarás dinero para la gasolina, el boleto de avión, el alojamiento y la comida.
  4. Completa tu solicitud. Completar tu solicitud te tomará muchas horas. Puedes hacerlo todo en una sola vez o en diferentes momentos, completando un par de secciones en diferentes ocasiones.
    • La información básica de la solicitud es información directa. Ten a la mano toda la información que puedes necesitar para completar las tres primeras secciones que se centran en tus datos básicos de identificación.
    • Dedícale tiempo a tu ensayo. Tu ensayo es básicamente tu oportunidad de hablar de forma directa con los empleados del área de admisión que revisarán tu solicitud. Lo más importante es que indiques lo que te atrajo del campo de la medicina y cómo piensas utilizar tu grado académico para ayudar a los demás.
      • Evita adoptar un enfoque filosófico o demasiado creativo en tu ensayo y no brindes información que ya se mencionó en alguna otra sección de tu solicitud ni la llenes con demasiados detalles con el fin de causar una impresión. Esta debe ser tu carta de presentación, así que enfócate en el aspecto "personal" y dales a los lectores una perspectiva de tu identidad y tus metas profesionales.
  5. Obtén tus cartas de evaluación. Pídele a los profesores con los que desarrollaste una conexión, a los líderes de comunidades o grupos, o a los empleadores con los que trabajaste que escriban una carta que indique cuán apto eres para la carrera de medicina y que prediga de forma positiva tu éxito como médico.
  6. Presta atención al cronograma. La fecha límite para el envío de solicitudes para las escuelas de medicina varía para cada una de ellas y algunas piden información un año antes de la fecha esperada de admisión. Esto significa que debes preparar tu solicitud como mínimo con 18 meses de anticipación a la fecha de inscripción que elegiste. Si estás interesado en la admisión anticipada, las fechas podrían ser incluso más cercanas, así que empieza a recopilar el material para la solicitud en el tercer año.
  7. Espera una respuesta. El plazo para recibir una notificación de aprobación puede tomar desde algunos días hasta varias semanas. Si bien la espera puede ser muy angustiante, trata de mantenerte enfocado en tus estudios y evita hacer algún otro plan antes de recibir todas las respuestas.
    • No bajes tus calificaciones durante ese tiempo. Las escuelas de medicina siempre esperan que los promedios generales se eleven, por lo que estropear tu último año solo perjudicará a tus oportunidades futuras.
    • Si no te aceptan en la escuela que querías, hay algunas cosas que puedes hacer para volverte un candidato conveniente en el futuro o puedes seguir otra rama de la carrera.
      • Vuelve a rendir los exámenes MCAT. Puedes rendirlos tres veces en un año calendario, trabaja por uno o dos años antes de volver a registrarte o asiste a la escuela de postgrado.
      • Tómate un tiempo libre. Ahora la edad promedio en la que un estudiante ingresa a una escuela de medicina es a los 24 años y hay una cantidad considerable de estudiantes que postulan a una edad mayor. Las escuelas de medicina aprecian a los postulantes que maduraron y aprendieron de sus errores; además, si te tomas un tiempo libre, contarás con más tiempo para preparar una solicitud más competitiva.
      • Considera a las escuelas osteopáticas. Sé un médico osteópata en lugar de un médico cirujano. Este campo está menos saturado, pero aun así cuenta con estándares elevados. Según la Asociación americana de escuelas de medicina osteopática (American Association of Colleges of Osteopathic Medicine), en el 2010 el ingresante promedio de medicina osteopática tenía un promedio general de 3,47.

Consejos

  • Estudia una asignatura después de otra en lugar de todo al mismo tiempo.
  • Duerme lo suficiente.
  • También trata de relajarte y dale un descanso a tu cerebro.
  • Trabaja de voluntario en un hospital.
  • Trata de divertirte con el estudio. Es muy importante que adores aprender y pasar probablemente muchísimas horas en la biblioteca. La recompensa lo vale, pero no la obtendrás si no te esfuerzas.
  • Ingresar a una escuela de medicina definitivamente es difícil. Trata de aprender física, química y biología de memoria. Los estudiantes deben comprender la física y la fisicoquímica, su aplicación es necesaria. La química orgánica, la inorgánica y la biología pueden memorizarse.
  • Empieza a prepararte desde el día que decidiste volverte un médico. Tu trabajo duro dará frutos. Trata de estudiar por tu cuenta en casa por 3 horas como mínimo, o incluso más.
  • Realiza la mayor cantidad posible de simulacros de examen. Esto te dará confianza para resolver los exámenes reales.
  • Esfuérzate, mantente enfocado y cree en ti mismo.
  • Prioriza los temas que necesitas cubrir. No leas libros adicionales, recurre a uno y léelo muchas veces.

Advertencias

  • Si sientes que las clases de ciencia toman demasiado tiempo o son muy difíciles, considera elegir otra carrera que sea más compatible con tus habilidades naturales. La escuela de medicina es mucho peor que las clases de ciencia de pregrado; el promedio de carga lectiva es de 25 a 30 créditos por semestre y casi todas son asignaturas de ciencia.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página