Cómo pintar de negro el hierro forjado

Опубликовал Admin
31-01-2017, 12:00
387
0
El hierro forjado es una aleación de acero conocida por su maleabilidad y durabilidad. Aunque raramente es usada en estructuras u otras aplicaciones comerciales, es un material común usado para rejas, barandales y muebles de exterior.  Tiene una apariencia muy oscura (a diferencia del acero pulido, por ejemplo), y usualmente es pintado de negro cuando se usa en aplicaciones de exteriores. Pintar el hierro forjado puede mejorar su apariencia y protegerlo del óxido. Ya sea que estés pintando una pieza inacabada o refrescando una vieja capa de pintura, aprender cómo pintar de negro el hierro forjado te permitirá proteger y preservar tus rejas y muebles de exteriores.

Pasos

  1. Frota cualquier óxido del hierro forjado. Cuando se deja expuesto al aire (ya sea en interiores o exteriores), el hierro forjado se oxidará de inmediato. Si hay cualquier óxido presente en tu pieza, debes de quitarlo en vez de pintar sobre él. Esto se hace mejor con un cepillo de cerdas de alambre duro, aunque puede ser hecho más eficientemente con una tolva para granallado si tienes el espacio necesario para usar una. Frota toda la pieza con el cepillo hasta que todo el óxido visible se haya ido. Tal  vez quieras hacer esto en una cochera donde puedas barrer fácilmente el metal y las hojuelas de pintura después de ello.
    • Si el hierro forjado ya está pintado, obtendrás mejores resultados si tallas la vieja capa de pintura con el cepillo de alambre.
  2. Lija el hierro forjado. Para preparar el hierro para la pintura, ve por la pieza completa con lijas de grosor mediano. Esto te da la superficie ideal para la base y para que la pintura se adhiera.
  3. Aplica una capa de base inhibidora de óxido al hierro forjado. Después de lijar la pieza hasta dejarla suave, necesitas aplicar una capa de base. Esto evitará la formación de óxido y hará que el color de tu pintura aparezca como debe de ser. Una base inhibidora de óxido es un producto específicamente diseñado para su uso en metales que contengan hierro y puede ser comprada en cualquier ferretería. Se aplica mejor con una brocha en una capa delgada simple.
  4. Lija la base. Después de dejar que la base se seque completamente, líjala ligeramente con una lija de tamaño mediano. Limpia toda la pieza con una tela pegajosa antes de pintar para asegurarte de que las hojuelas de metal y el polvo no se mezclen en la pintura.
  5. Aplica pintura al hierro forjado. Para pintar el hierro forjado, usa pintura de esmalte para exteriores. Para mejores resultado usa una pintura aplicable directo al metal que contenga un ingrediente inhibidor del óxido. Usar una pintura ordinaria de exteriores resultará en despostillamiento. La pintura debe ser aplicada con una brocha en brochazos largos y suaves. Una segunda capa puede ser aplicada si se desea.

Consejos

  • Es una buena idea usar guantes y una máscara anti polvo cuando lijes o pintes para evitar tener pintura en tus manos o inhalarla.
  • Para proyectos más grandes, tal vez quieras rentar o comprar un rociador de pintura en vez de usar una brocha.

Cosas que necesitarás

  • Hierro forjado.
  • Un cepillo de alambre duro.
  • Tolva para granallado (opcional).
  • Lijas de mediano grosor.
  • Base inhibidora de óxido.
  • Brocha para pintar.
  • Tela pegajosa.
  • Pintura de barniz para exteriores.
  • Rociador de pintura (opcional).
  • Guantes.
  • Máscara anti polvo.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página
ТОП Комментарии