Cómo hacer hongos Portobello

Los hongos o champiñones Portobello son hongos Crimini, con una textura firme y un sabor delicado. Puedes cocinarlos de muchas formas y los puedes servir por sí solos o como entremés. Aprende a cocinar estos deliciosos champiñones para una fiesta o para tu cena.
  • Tiempo de preparación (al horno): 40 minutos
  • Tiempo de cocción: 20 minutos
  • Tiempo total: 60 minutos

Champiñones Portobello al horno

  1. Precalienta el horno. Coloca la parrilla del horno de tal forma que esté en el centro del horno y precaliéntalo a 200 ºC (400 ºF).
  2. Limpia los champiñones. Utiliza una toalla seca o húmeda para limpiar los champiñones. Quítales el tallo. Tira los tallos o córtalos y cocínalos junto con los champiñones.
    • También puedes partir los champiñones si lo deseas.
    • Para quitarle el tallo, sostén la tapa del champiñón con tu mano dominante y gira suavemente el tallo con tu otra mano.
    • Puedes quitarle las branquias con una cuchara si lo prefieres.
  3. Prepara el marinado. En un tazón pequeño, combina 1/4 taza de aceite de oliva, 1/4 taza de vinagre balsámico, 2 dientes de ajo picado, 1 chalote picado, sal y pimienta al gusto, y una pizca de hierbas frescas picadas. Revuelve todos los ingredientes hasta que estén bien incorporados.
  4. Marina los champiñones. Coloca las tapas de los champiñones (y el tallo si lo deseas) en una bolsa Ziploc. Vierta la mezcla del marinado en la bolsa y añade los champiñones. Cierra la bolsa y ponla en el refrigerador durante 30 minutos. Si los dejas por más tiempo, los champiñones pueden absorber toda la mezcla y se ablandarán demasiado.
    • Puede ser útil voltear la bolsa ocasionalmente.
  5. Asa los champiñones al horno. Usa pinzas de metal para sacar los champiñones de la bolsa y colócalos en una bandeja para hornear cubierta de aceite de cocina antiadherente. Pon la bandeja para hornear en el horno durante 10 minutos. Después de los 10 minutos, utiliza las pinzas de metal para voltear los champiñones y hornéalos 10 minutos más.
  6. Sírvelos. Disfrútalos como entrada o como entremés. Sírvelos con el resto de la salsa.
    • Báñalos con vinagre balsámico o un aderezo de aceite y vinagre.

Champiñones Portobello rellenos a la parrilla

  1. Prepara la parrilla. Precalienta la parrilla y límpiala muy bien con un cepillo. Rocía aceite de cocina a la parrilla.
    • Limpia la parrilla después de precalentarla y solo antes de empezar a cocinar. Debes raspar de inmediato la grasa caliente y los restos de comida.
  2. Limpia los champiñones. Limpia los champiñones con un cepillo. Después límpialos suavemente con una toalla de papel seca. Puedes enjuagar los champiñones con agua si lo deseas, pero no es necesario.
  3. Prepara los champiñones. Quítale las branquias con una cuchara y tíralas. También puedes cortar los tallos y tirarlos.
  4. Sazona los champiñones. Combina 1/2 cucharadita de aceite, 2 cucharadas de jugo de limón y 2 cucharadas de salsa de soya en un tazón pequeño. Cubre ambos lados de las tapas de champiñón con esa mezcla.
  5. Prepara el relleno. Combina en un tazón 2/3 taza de tomate picado, 1/2 taza de queso rallado, 1/2 cucharada de aceite, 1/2 cucharada de romero fresco finamente picado o 1/2 cucharadita de romero seco, 1/8 cucharadita de pimienta negra y 1 diente de ajo picado.
  6. Asa los champiñones a la parrilla. Coloca las tapas de champiñón con los tallos hacia abajo en una parrilla cubierta de aceite de cocina. Ásalos durante 5 minutos en cada lado o hasta que estén tiernos.
    • Cocina los champiñones con los tallos boca abajo primero, para que al voltearlos queden en la posición correcta para poderlos rellenar.
  7. Rellena los champiñones. Con las pinzas de metal, voltea suavemente los champiñones de modo que las cabezas estén hacia abajo. Con una cuchara, echa 1/4 taza de la mezcla de tomate en cada cabeza de champiñón. Cierra la parrilla y asa los champiñones 3 minutos o hasta que el queso se derrita. Espolvoréale perejil.
    • Ya que el ajo no tiene tiempo para cocinarse, los champiñones tendrán un fuerte sabor a ajo. Si lo prefieres, usa menos ajo o no uses nada en lo absoluto.
    • Si quieres planearlo con tiempo, quítales a los champiñones las branquias y los tallos, prepara el relleno, rellénalos y ponlos en el refrigerador hasta que estén listos para cocinar a la parrilla.

Champiñones Portobello salteados

  1. Limpia los champiñones. Utiliza una toalla húmeda o seca para limpiar los champiñones. Quítales el tallo. Puedes tirar los tallos o cortarlos y cocinarlos junto con los champiñones.
    • Para quitarle los tallos, sostén la tapa del champiñón con tu mano dominante y gira suavemente el tallo con tu otra mano.
    • Puedes quitarle las branquias con una cuchara si lo prefieres.
  2. Pica los champiñones. Con un cuchillo afilado y una tabla para picar, pica los champiñones en rodajas de 6 mm (1/4 pulgada).
    • Siempre ten cuidado al momento de picar los champiñones para no cortarte la mano o los dedos.
  3. Prepara los condimentos. Calienta un sartén a fuego medio y saltea 1 diente de ajo picado en 1/4 taza de aceite de oliva hasta que el ajo esté tierno. Después añádele perejil.
  4. Saltea los champiñones. Añade las rodajas de champiñones en el sartén de 3 a 5 minutos. Espolvorea los champiñones con 1/4 taza de perejil, 1/4 cucharadita de sal y 1/8 cucharadita de pimienta.
    • Los champiñones estarán listos cuando estén tiernos y dorados.
  5. Sírvelos. Disfrútalos de inmediato como entrada o como entremés.

Variaciones

  1. Prueba con diferentes condimentos. Aquí viene lo divertido. Rellena o espolvorea los champiñones con migajas de pan o cúbrelos con salsa pesto. Añade una pizca de sal y pimienta o cúbrelos con rodajas de berenjena o pimientos asados.
    • Experimenta con tus combinaciones favoritas para crear nuevas y emocionantes variaciones.
  2. Prepara una hamburguesa de champiñones. Las tapas de champiñones Portobello a la parrilla, al horno o salteadas son el relleno perfecto para una hamburguesa. Combínalos con pan tostado, tomate picado, queso mozzarella derretido, aguacate y los condimentos que prefieras.
  3. Haz una ensalada creativa. Añade los champiñones a una ensalada de verduras verdes, rúcula, tu lechuga favorita, o mézclalos con col salteada o ejotes.
  4. Listo.

Ingredientes

Champiñones Portobello al horno:

  • 3 o 4 champiñones Portobello;
  • 1/4 taza de aceite de oliva;
  • 1/4 taza de vinagre balsámico;
  • 2 cucharadas de ajo picado;
  • 1 chalote picado;
  • sal y pimienta al gusto;
  • hierbas (perejil, tomillo, albahaca, romero) frescas picadas (si no están frescas, también pueden estar secas).

Champiñones Portobello rellenos a la parrilla:

  • 2/3 taza de tomate ciruela picado;
  • 1/4 taza (1 oz) de queso mozzarella parcialmente descremado;
  • 1 cucharadita de aceite de oliva, dividida;
  • 1/2 cucharadita de romero fresco finamente picado o 1/8 cucharadita de romero seco;
  • 1/8 cucharadita de pimienta negra finamente picada;
  • 1 diente de ajo, picado;
  • 4 tapas (de 12 cm o 5 pulgadas) de champiñón Portobello;
  • 2 cucharadas de jugo de limón;
  • 2 cucharaditas de salsa de soya baja en sodio;
  • espray de cocina;
  • 2 cucharaditas de perejil finamente picado.

Champiñones Portobello salteados:

  • 3 o 4 champiñones Portobello frescos;
  • 1 diente de ajo, picado;
  • 1/4 taza de aceite de oliva;
  • 1/4 taza de perejil italiano fresco y picado;
  • 1/4 cucharadita de sal;
  • 1/8 cucharadita de pimienta.

Consejos

  • Los champiñones Portobello combinan con muchos alimentos. Prueba asarlos o saltearlos con pimientos, cebollas u otros vegetales para realzar su sabor.
  • Al comprar champiñones, procura comprar los sueltos, no los que vienen en paquete. De esa forma, podrás examinar cada uno de forma individual.
  • Para escoger un Portobello de buena calidad, lo primero que debes hacer es revisar que las branquias y la tapa estén firmes. Debes evitar las tapas suaves o arrugadas. Luego, voltea el champiñón y revisa la estructura de las branquias. Deben estar secas, con una pequeño tono rosado al sostenerlo a la luz. Si están muy oscuras o se ven húmedas, el champiñón habrá madurado de más.
  • Los champiñones se pueden refrigerar en una bolsa de plástico un par de días. Quitarle las branquias puede extender la fecha de caducidad un par de días.

Advertencias

  • Los champiñones se echan a perder rápidamente si están húmedos. Si necesitas mojarlos o enjuagarlos para limpiarlos, cocínalos de inmediato para evitar que se echen a perder.

Cosas que necesitarás

  • toallas de papel
  • cucharas
  • pinzas de metal
  • bolsa de plástico
  • sartén
  • bandeja para hornear
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página