Cómo hacer la tarea de matemáticas rápidamente

Опубликовал Admin
31-01-2017, 16:00
386
0
La tarea puede ayudarte a procesar lo que has aprendido en clases y prepararte para los exámenes. Esto es genial, ¡pero no es siempre divertido! Para terminar tu tarea tan rápido como sea posible, tendrás que prepararte al establecer una buena organización, concentrarte cuando te sientes a estudiar y pedir ayuda cuando la necesites. Si trabajas eficientemente, terminarás rápido y aprenderás algunas cosas en el proceso.

Organizarse

  1. Escribe tus deberes de inmediato. Es posible que quieras tener una agenda especial para este propósito, pero en un caso necesario, un cuaderno de apuntes pequeño o la aplicación de apuntes en tu teléfono celular servirán. Encárgate de esto antes de marcharte de la escuela todos los días de modo que lleves a casa todo lo que necesites. Si dudas de qué conjunto de problemas debes hacer o si dejaste tu hoja de ejercicios en la cafetería, entonces desperdiciarás un tiempo valioso tratando de descifrar lo que se supone que debes hacer.
  2. Haz una hoja de apuntes. No, no la utilizarás para hacer trampa en los exámenes, ya que se trata de una hoja de papel que contiene tus apuntes más importantes. Querrás registrar las ideas, los teoremas y las fórmulas fundamentales en esta hoja, además de los apuntes o los diagramas que te parezcan útiles. Haz una hoja de apuntes para cada nueva unidad y actualízala al final de la clase (o poco después de que termine) si aprendiste algo nuevo ese día.
    • Es posible que quieras incluir unos problemas de muestra con su solución y los pasos del desarrollo. No escribas muchos ejemplos; lo bello de una hoja de apuntes recae en su concisión.
    • Asegúrate de que tu hoja de apuntes se acople a ti. Es probable que haya algunas áreas en matemática que te resulten más fáciles y otras que te resulten más difíciles. ¡Estructura tu hoja de apuntes de acuerdo a esto! Es posible que quieras enfatizar un tema en el que tengas que concentrarte (como la multiplicación de fracciones) o una estrategia de estudio (como recordar revisar tu trabajo).
  3. Mantén tu fólder, mochila y casillero en orden. Esto te facilitará encontrar tus deberes y ayudará a asegurarte de entregarlos con una buena presencia, en vez de verse arrugados. Asimismo, evitará que el desorden te distraiga cuando deberías estudiar.
    • Limpia tu casillero cierto día a la semana. Si lo organizas con regularidad, no habrá un desorden.
    • A algunas personas les resulta conveniente etiquetar sus artículos con colores, como al tener un fólder, un cuaderno de apuntes y la cubierta de libro de texto de azul para matemática, y un fólder, un cuaderno de apuntes y la cubierta de libro de texto de verde para ciencias. ¡Experimenta hasta encontrar el sistema que te facilite recordar las cosas importantes!
  4. Escoge a un compañero de estudio. Escoge a un compañero de clase que respetes por su escrupulosidad y habla con él antes de retirarte de la escuela. Si ambos concuerdan en lo que creen que es la tarea, entonces hay una gran probabilidad de que tengan la razón.

Sentarte y hacer tu tarea

  1. Acondiciona un área de trabajo consistente. Reúne todo lo que necesites y luego escoge un lugar para realizar tu tarea. Lo ideal es que cuentes con una superficie consistente (como una mesa, un escritorio o un suelo parqué) donde puedas escribir y un asiento cómodo. Asimismo, fíjate en las luces ya que no podrás dar lo mejor de ti si no puedes ver los números.
    • Los artículos con los que debes contar son un calculador, unos lápices, un compás, un transportador, una regla, un papel de borrador, un papel cuadriculado, un papel rayado, tu libro de texto y tu deber.
    • Si necesitas agua o bocadillos, también encárgate de conseguirlos. De esta forma, no tendrás la tentación de utilizar el tiempo para ir a la cocina como un tiempo de procrastinación.
    • ¡Recuerda que no debes sentirte tan a gusto cuando hagas tu tarea! Si estás en tu cama o en una posición acurrucada en un sillón, será muy fácil que te dé sueño.
  2. Elimina todas las distracciones. La única manera de lograr hacer rápido tu tarea es de comenzar a hacerla. Deshazte de todo lo que te vaya a tentar a perder el tiempo y te distraiga por mucho tiempo de terminar tu tarea. Esto incluye a la televisión, tu teléfono, tu computadora o tu tableta.
    • Si haces tu tarea en casa, es probable que tus padres se emocionen por quedarse con tu teléfono hasta que termines.
    • Si estás en un lugar público, trata de esconder tu teléfono en un lugar difícil de acceder, como un bolsillo dentro de tu mochila. Si no es muy accesible, habrá menos probabilidades de agarrarlo sin pensar.
  3. Emociónate; no te desalientes. La tarea suele ser una labor estresante, y la matemática puede ser frustrante si no sientes que sabes lo que haces. Antes de comenzar con tu tarea, repite para ti que eres capaz, planifica esforzarte bastante, y terminarás sin importar lo que pase. Asimismo, sigue repitiéndotelo si es necesario.
  4. Lee cuidadosamente cada problema antes de comenzar a desarrollarlo. Trata de terminar rápido tu tarea, pero asegurarte de saber de antemano lo que haces puede prevenir cometer errores descuidados. Esto es muy importante en los problemas de preguntas matemáticas escritas y con historias.
  5. Obvia lo difícil. Si sueles estancarte con un solo problema, óbvialo (por el momento). Termina los problemas que sabes cómo hacer y luego retoma la pregunta difícil con una perspectiva nueva. Es posible que tengas ideas nuevas de cómo lidiar con ella. Incluso si no las tienes, al menos estarás más cerca de terminar con tu tarea que antes.
  6. Demuestra el desarrollo de cada problema. Algunos profesores se lo solicitan a los estudiantes. Incluso si el tuyo no te lo pide, finge que es un crédito adicional y escribe los pasos que seguiste para resolver cada problema en un papel de borrador. Esto requiere de un poco de tiempo adicional, pero es tan útil que vale la pena.
    • Si no tienes mucha seguridad de tu respuesta o si lo revisaste y sabes que te equivocaste, tener tu tarea en frente de ti resulta ser muy útil ya que puedes revisar cada paso y notar en qué te equivocaste.
    • ¡Además, enseñar el desarrollo de una respuesta correcta puede ahorrarte tiempo! Si tienes otro problema que utilice un proceso similar, podrás referirte a tu trabajo anterior.
  7. Revisa tu trabajo cuando lo termines. Examina tu trabajo para asegurarte de haber resuelto todos los problemas y consignarlo correctamente. Trata de revisar algunos problemas con los que hayas tenido dificultades para verificar si obtienes las mismas respuestas. Si todo está bien escrito y sientes que podrías explicar cualquiera de tus respuestas con confianza, ¡entonces habrás terminado!

Obtener ayuda cuando la necesites

  1. Toma un descanso. A pesar de que quieras terminar tan pronto como sea posible, tomar un descanso puede ahorrarte tiempo al conservar tu mente. Si tienes un deber largo de problemas complicados, ayúdate al planificar descansar cada media hora. Aléjate del espacio donde estudias dentro de lo posible y haz otra cosa por 5 o 10 minutos.
    • Las actividades físicas, como saltar la cuerda, bailar, driblar o trenzarte el cabello, son formas excelentes de tomar un descanso.
    • Habla con otro ser humano (incluso si es tu mamá). ¡Eso también es útil!
  2. Pídele a uno de tus padres o a un hermano mayor que revise tu trabajo. Puede ser excelente el hecho de que otra persona revise tu trabajo después de terminarlo. Incluso si has escogido la ecuación correcta y hayas resuelto el problema de la manera correcta, es posible que hayas sumado mal o hayas cometido otro error pequeño. Esto no es hacer trampa, ya que no le pides que haga la tarea por ti, sino que te apoye.
  3. Compara tu tarea con el de tu compañero de estudio. Después de que hayan terminado el deber, pueden comparar los apuntes que tengan. La mente de todas las personas funciona de manera diferente, así que es posible que cada uno comprenda más fácilmente partes diferentes del material académico. Traten de explicarse conceptos difíciles o practiquen problemas de prueba en frente de cada uno.
    • Es preferible escoger a alguien con quien ya tengas una relación amistosa, de modo que no se sorprenda porque lo llamaste.
    • No te valgas tanto de tu compañero de estudio. De lo contrario, podrías olvidar cómo ser independiente.
  4. Considera conseguir un tutor. Si tienes dificultades para terminar rápido tu trabajo todos los días, podrías necesitar una ayuda privada. Los tutores son excelentes porque pueden ayudarte exactamente con lo que tienes dificultades y pueden concentrarse en ti durante toda la clase de una hora.
    • Pregúntale a un profesor o consejero acerca de las clases particulares en tu escuela. Muchas escuelas cuentan con programas de clases particulares entre semejantes y de voluntarios de modo que puedas obtener una ayuda personalizada de manera gratuita.
    • Habla con tus padres acerca de conseguir un tutor privado. Muchos de ellos son estudiantes de matemática avanzada o profesores, así que cuentan con la preparación para ayudarte a aprender los conceptos difíciles. Sin embargo, pueden ser costosos.

Consejos

  • Pregúntale a tu profesor si tiene algunas fuentes recomendadas.
  • Escucha música mientras haces tu tarea. Si te gusta la música clásica, esta puede ser muy conveniente para relajar la mente y ayudarte a concentrarte.
  • Abre un caramelo y chúpalo mientras trabajas. La menta se suele utilizar para estimular la mente. Se ha demostrado que la goma de mascar de menta ayuda a estimular la capacidad intelectual en algunos casos, lo que mantiene a tu mente activa y rápida.

Advertencias

  • Los compañeros de estudio son para compartir ideas, ¡no para copiar! No hagas trampa para terminar tu tarea rápido; no vale la pena.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página
ТОП Комментарии