Cómo tocar el trombón

Опубликовал Admin
31-01-2017, 18:18
396
0
Nada puede detener a un trombón cuando muestra su poder de repente. Es uno de los instrumentos sinfónicos más profundos y uno de los más poderosos. No hay muchas cosas que sean más impresionantes que una fila de trombones que tocan en una marcha. Los trombones también pueden ser líricos y sus orígenes se dan en la música de iglesia. Ya sea en la sinfónica, en una banda de marcha, en una orquesta, en una banda de concierto o una banda de jazz, el trombón se escucha y disfruta siempre.

Pasos

  1. Ensambla el trombón colocando con cuidado el final del tornillo de la sección de la campana en el tornillo final de la vara y gira hasta formar un ángulo recto, luego ajústalo al tamaño de tu mano con la campana en dirección opuesta a ti, asegurándote de que cuando lo sostengas la campana esté a la izquierda. Ajusta el tornillo de mariposa. Coloca la boquilla al final de lo que queda del tubo en la vara. Gira la boquilla con cuidado dentro del tudel. No fuerces o presiones dentro la boquilla porque puedes hacer que se atore. Hará un sonido liviano cuando la coloques con la palma de tu mano; sin embargo, cuando la boquilla se atore, necesitarás una herramienta especial para despegarla.
  2. Sostén el trombón ensamblado apoyando el tubo que está alrededor de la unión de los tornillos con la mano izquierda y pon la derecha en la parte móvil de la vara. Asegúrate de que la vara esté “cerrada”. Si no estás tocando el cuerno, debe estar cerrado porque de otra manera la vara se puede caer estrepitosamente. Esto es muy importante pues la vara lo es todo en un ‘trombón de varas’. Una abolladura pequeña puede hacer que se atasque y no se mueva.
  3. Recoge el trombón. Si eres diestro, debes hacer una pistola con la mano izquierda, tocando con tu dedo índice la boquilla y poniendo tu pulgar alrededor de la barra que está justo al frente. Tus otros tres dedos no deben estar en el mismo espacio que tu índice sino uno más. Para sostener la vara todo lo que tienes que hacer es sujetarla suavemente con la punta del índice, los dedos del medio y el pulgar
  4. Mantén tu cuerpo centrado cuando toques. Esto permite que tu pecho y estómago estén menos restringidos, dejando que tu diafragma se llene con más aire cuando estés encorvado y permitiendo una más rápida toma de aliento. Si estás sentado, opuestamente a lo que te dirán muchos profesores de música, de que los trombonistas deben estar sentados lo más lejos posible del respaldar de la silla, trata de sentarte apoyándote en el respaldar y no encorvarte. Sentándote en el borde del asiento (como muchos profesores te dicen) restringes la fluidez del aire en tus pulmones. Tus pies deben estar bien plantados sobre el piso y debes permanecer centrado.
  5. Para hacer sonar el instrumento, necesitas hacer una “o” con tus labios, las comisuras cerradas, dejando el centro de tus labios libre. Antes de que puedas hacer un sonido decente con tu instrumento, es mejor practicar haciendo un zumbido con la boquilla. Para hacer eso, debes mantener tus labios apretados y soplar rápido. Recuerda, será mucho más fácil con la boquilla. Nota: NO hinches los carrillos cuando toques, te quedarás sin aire rápidamente y tu nota será efectivamente áspera y farfulladora.
  6. Para tocar la notas agudas más altas, debes apretar más los labios, tu mandíbula debe levantarse naturalmente y el aire de tu soplido debe descender. Para hacer esto, tira hacia atrás las comisuras de tu boca enganchándolas y haciéndolas más firmes mientras tocas más alto. También asegúrate de que estés relajado cuando toques más alto y soples más rápido el aire a través del instrumento, no hagas gestos raros porque causaría tensión en el sonido.
  7. Para tocar notas más bajas, necesitas relajar el centro de los labios y soltar tu mandíbula. El aire necesita aún continuar estable y algo rápido, pero se necesita mucho más para mantener la calidad del sonido. Los trombones, especialmente los trombones bajos o trombones de tenor con gatillos anexos, necesitan mucho más aire para tocar una nota bien soportada por todos los tubos demás. Cuando tocas por primera vez, el registro más bajo puede ser muy difícil. La clave es incrementar tu capacidad pulmonar.
  8. Si nunca antes has tocado un instrumento de metal puede ser difícil. Para tocar más alto, sopla más fuerte y más “abiertamente”. (Nota: Se sentirá natural presionar la boquilla para las notas más altas. Resiste la tentación, pues luego te traerá problemas.) Tocar ‘abiertamente’ no significa relajar los labios. Significa que relajes la mandíbula y separes un poco los labios para lograr un sonido más metálico y redondo.
  9. Si quieres aprender algo más que solo complicarte con esto, hay siete posiciones para la vara.
    • La primera posición, la vara está totalmente adentro. (Asegúrate que cuanto regreses a la primera posición no se golpee la vara).
    • La tercera posición está un poco después de la campana, pero cambiará dependiendo del registro en el que se esté tocando la nota.
    • La segunda posición está un poco más allá de la mitad entre la primera y la tercera. De nuevo, esta posición cambiará. Mientras más alta sea la nota, más alto tendrá que estar la vara.
    • La cuarta está justo después de la campana.
    • La sexta está “casi” toda al final. La quinta está entre la cuarta y la sexta.
    • La séptima está toda al final. En la mayoría de trombones, hay un ‘lip’ o marca en la séptima posición, debido a que el final del trombón es un poco después, esto es para permitirles tocar a personas con brazos largos.
    • Las posiciones pueden variar un poco dependiendo del instrumento que toques, para ello hay cinco tipos diferentes de trombón. Los trombones soprano y alto son más pequeños que el regular, por lo que la posición de la vara no estará muy distante. Los trombones bajo y contrabajo son mucho más largos. El trombón bajo era mucho más largo que el trombón ‘normal’ o de tenor. Hoy en día, la mayoría viene con un sistema de gatillo doble. Es difícil encontrar un trombón bajo como los de antes. Los trombones contrabajos son casi lo mismo, pero son largos.
  10. Practica regularmente para incrementar tu rango de notas (es preferible una vez al día por, al menos, media hora) y aumenta la flexibilidad de tu labio moviéndolo de una nota a una más alta y de regreso, cada vez más rápido y trata de mantener un sonido uniforme. Mejora el tiempo que puedes contener la respiración practicando notas largas. Recuerda, los manuales de técnicas de trombón están disponibles en la mayoría de tiendas musicales. Si te tomas en serio el aprender a tocar trombón, es recomendable que las visites.
  11. Incrementa tu capacidad pulmonar. Para hacer esto hay diferentes técnicas o actividades que puedes practicar. Ponte en forma, corre, monta bicicleta o nada. Cualquier actividad cardiovascular beneficiará tu talento. No solo eso, sino que los ejercicios para respirar ayudarán también. Si no puedes respirar apropiadamente, no serás capaz de lograr una nota soportada correctamente fuera del instrumento por largos periodos de tiempo. Hay muchos ejercicios que puedes revisar en internet y en manuales. Echa un vistazo.

Consejos

  • Hay una llave de agua (más conocida como válvula para la saliva) al final de la vara que deberías presionar cada cinco minutos cuando toques para botar el agua condensada. Ponle aceite para mantenerla móvil y prevenir alguna ruptura.
  • Las notas básicas:
    • 1ra posición: Mueve la vara un poco para afuera (1 cm o algo así). Las notas que puedes tocar aquí son sí bemol, fa, sí bemol y re. Si eres ambicioso, puedes tratar con una fa más alta.
    • 3ra posición: Mueve la vara hacia abajo hasta que la barra cruzada que sostienes esté al mismo nivel de la campana. La primera nota baja que puedes tocar en esta posición es la bemol y la siguiente nota más alta es mi bemol, sobre ellas hay otra la bemol y luego do. Trata de mantener cada una todo lo que puedas.
    • La siguiente posición es la 4ta, que es aproximadamente donde la parte superior de la vara exterior está al mismo nivel de la campana, sin embargo algunos modelos de trombón requieren que la parte superior de la vara esté un poco más por debajo de la campana. La primera nota que puedes tocar en esta posición es un sol bajo y la siguiente más alta es re, luego otro sol y si. Trata de mantener cada una todo lo que puedas.
    • La siguiente posición es la 6ta, en la que puedes tocar un do. Puedes lograr la sexta extendiendo largamente tu brazo, pero no tanto o alcanzarás la 7ma. Las notas más bajas son mucho más difíciles desde aquí hasta la 7ma. Trata de mantener el do todo lo que puedas.
  • Escucha a trombonistas profesionales como Joe Alessi, Christian Lindberg o Wycliffe Gordon. Escuchar a un profesional te dará una idea de cómo puedes sonar en el trombón.
  • ¡Trata de no abollar la vara! Se daña muy fácilmente y quedará rígida si pasa.
  • Cuando guardes el instrumento, empuja todas las varas centrales hasta adentro. Esto las protegerá de la oxidación o de ponerse rígidas.
  • Practica las escalas todos los días, eso te ayudará a controlar la embocadura.
  • Tocar tonos largos (manteniendo una nota por un buen rato) tiene dos cosas positiva. 1) Mejorará tu tono. 2) Sentándote en una nota aprenderás cómo controlar el flujo de aire. Lo ideal sería que adquieras un flujo constante de aire.
  • ¡Practica! Todos los días por al menos 30 minutos o alrededor de 210 minutos toda la semana. Trata de practicar más, pero si tienes muchas cosas que hacer está bien. ¡Si puedes practicar más, sería asombroso!
  • Únete a una banda principiante u orquesta, o toma clases privadas con un tutor. Tomará años para la mayoría de personas tocar bien el trombón.
  • ‘Calienta’ antes de tocar y relájate después. Para calentar debes estirar los músculos de la boca que usas para tocar apropiadamente el trombón. Cuando calientes toca una variedad de escalas hasta que te sientas cómodo tocando cada nota. Calentar también te permite tocar, practicar, interpretar por un periodo más largo de tiempo y con una mejor calidad. Cuando te relajes debes tocar con tranquilidad y continuar usando escalas, o descender cromáticamente la vara. Es importante hacer el calentamiento y relajamiento cada vez que toques.
  • Cuida bien la vara esparciendo en el interior delicadamente aceite o crema cada día. Unos chorros de agua pulverizada le darán un toque extra de suave movilidad.
  • Mantén el instrumento listo para tocar. Limpia el interior de la vara y ponle nuevamente crema y aceite semanalmente, lava la sección de la campana (sí, lávala con agua tibia y detergente), engrasa la vara de encaje (en la parte superior) con vaselina o “grasa para varas” (ambos son vaselina) y si hay una válvula, ponle un aceite para válvula apropiado.
  • Escucha discos.
  • Toca la campana del trombón para aumentar la fuerza de tus labios.

Advertencias

  • No comas caramelos, chicles ni ningún tipo de comida antes o durante el uso del trombón o cualquier instrumento de metal. Es como poner jarabe en el cuerno, con el tiempo se acumulará y restringirá el flujo de aire hasta que esté completamente obstruido. Además debes esperar alrededor de 15 a 20 minutos después de comer cualquier tipo de comida antes de tocar el trombón. Enjuaga tu boca con agua antes de tocar.
  • No aprietes la boquilla entre tus labios cuando toques. Con el tiempo, esto puede causar cicatrices que eventualmente disminuirán tus habilidades.
  • No uses todos tus cambios solo para tocar fuerte. Puede llevarte a una sensación de irritación en los labios, haciendo difícil y/o virtualmente imposible tocar por un par de minutos. Además, puedes quedar sin aire a la mitad de la canción.
  • No te obligues a adoptar cierta posición, esto CANSARÁ tus brazos. Muchos músicos principiantes, especialmente los más jóvenes, no pueden alcanzar la 6ta o 7ma posición. Si no puedes, está bien.
  • Cuando dejes tu cuerno, no lo pongas sobre la vara. Esto hará que se deforme y requerirá reparación.
  • Nunca, nunca uses “Brasso” en un instrumento de metal porque quitará la laca y lo expondrá a la erosión. Puedes conseguir laca para el instrumento en la mayoría de tiendas o con especialistas en instrumentos de metal.
  • Ten cuidado cuando coloques la boquilla. Es posible que quede atascada y las extracciones son caras.
  • Los cuernos anexos en fa son excelentes para los principiantes, pero recuerda usar el gatillo con moderación. El anexo en fa es útil para determinados pasajes musicales y posiciones alternadas. Muchos estudiantes usan el anexo en fa como ayuda. Algunos músicos lo usan específicamente porque les permite tocar una llave en las notas de un registro más bajo en la séptima posición. Alternativamente, la mayoría de los trombones bajos tienen hoy en día un anexo de gatillo en fa y sol/re bemol.

Cosas que necesitarás

  • Un trombón.
  • Algunos libros de ejercicios musicales para principiantes. Intenta con el Famoso método de trombón para principiantes de Arban.
  • Otro libro de ejercicios musicales es “Ejercicios melodiosos para trombón” (3 libros) escrito por Rochut. Es excelente para trabajar en un estilo limpio. Ambos pueden comprarse en Amazon.com. También intenta con la serie de Rubank.
  • ¡”Una canción al día”, los libros son lo mejor para principiantes!
  • Una sustancia para lubricar hecha para varas de trombón. “Trombón” es un gran producto usado por buenos trombonistas. Es de fácil aplicación y puede ser renovado esparciendo agua en la vara. ¡NO uses “trombón” y aceite para vara juntos!
  • Un cepillo para la boquilla y un cepillo “serpiente”.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página