Cómo cortarle los hombros a las camisetas

Опубликовал Admin
31-01-2017, 19:36
479
0
Las camisetas son una prenda básica para muchas personas. Con el transcurso del tiempo, pueden volverse muy viejas, descoloridas o manchadas para seguirlas usando. En lugar de tirar la camiseta a la basura, ¿por qué no la conviertes en una camiseta sin mangas a la moda? Existen dos tipos de camisetas sin mangas: las camisetas sin mangas básicas y las camisetas sin mangas con la espalda cruzada. Ambas son fáciles de hacer. Lo único que necesitas son unas tijeras. Puedes terminar de hacer los dobladillos en una máquina de coser para lograr un estilo más esmerado, pero no es necesario; la tela de las camisetas no se deshilacha.

Hacer una camiseta básica sin mangas

  1. Busca una camiseta sin mangas para usarla como patrón. Debido a que la usarás como modelo, asegúrate de que el tamaño sea el correcto y que te quede bien.
    • Si no tienes una camiseta sin mangas para usar como patrón, no te preocupes. De todos modos, puedes hacerla.
  2. Elige una camiseta que no te preocupe cortar y dale la vuelta. No es necesario que la camiseta te quede ajustada, a menos que quieras crear una camiseta ajustada sin mangas. Si la camiseta es nueva, lávala y sécala primero. La tela tiende a encogerse después de lavarla por primera vez y debes asegurarte de que la camiseta sea del tamaño correcto antes de empezar a trabajar con ella.
  3. Plancha ambas camisetas para quitarles las arrugas. Aunque las camisetas estén bonitas y lisas, podría ser buena idea hacerlo. Al plancharlas, se alisará la tela y será más fácil trabajar con ella.
  4. Coloca la camiseta sin mangas encima de la camiseta y alinea los hombros. Coloca la camiseta sobre una mesa y luego, coloca la camiseta sin mangas encima. Asegúrate de que los hombros de ambas camisetas queden alineados. Además, asegúrate de que la parte frontal de ambas camisetas quede hacia arriba.
  5. Sujeta con unos alfileres la camiseta sin mangas a la camiseta para evitar que se mueva. Coloca unos alfileres en los bordes de la camiseta sin mangas. Ten cuidado de sujetar todas las partes de todas las capas de ambas camisetas. Esto evitará que las camisetas se muevan y el corte será más uniforme.
  6. Corta la camiseta guiándote por las sisas y el cuello de la camiseta sin mangas. Si quieres hacer un dobladillo acabado en las sisas y en el cuello, deja un margen de 1 cm (½ pulgada) para coser. No es necesario que le hagas un dobladillo acabado a la camiseta sin mangas, ya que la tela de las camisetas no se deshilacha. Sin embargo, un dobladillo acabado lucirá más bonito.
    • Si no tienes una camiseta sin mangas para usarla como guía, corta las mangas y el cuello de la camiseta. Puedes doblar la camiseta a la mitad antes de cortarla, para que ambos lados queden uniformes.
  7. Quita los alfileres de las camisetas y deja a un lado la camiseta sin mangas. Quita los alfileres y deja a un lado la camiseta sin mangas. Asegúrate de que la camiseta aún esté al revés en este momento. No la voltearás, sino hasta el final.
  8. Corta más la parte frontal del cuello y las sisas si quieres. Algunas las camisetas sin mangas tienen el cuello más bajo en la parte frontal que en la parte de atrás. Lo mismo aplica para las sisas. No recortes demasiado si piensas hacerle los dobladillos acabados; recuerda que debes dejar un margen de 1 cm (½ pulgada) para coser.
  9. Dobla los bordes que recortaste, sujétalos en su lugar con unos alfileres y aplánalos con la plancha. Dobla los bordes 1 cm (½ pulgada). Sujeta los dobleces con unos alfileres y aplánalos con la plancha. Al doblarlos, asegúrate de doblarlos hacia el exterior, no hacia el interior.
    • Si quieres que los bordes queden rústicos y sin el dobladillo, puedes omitir este paso. Las camisetas están hechas con tejido de punto, el cual no se deshilacha.
  10. Cose los bordes doblados con un margen de costura de ½ cm (¼ de pulgada). Puedes coserlos a mano o usar una máquina de coser para lograr unas puntadas más profesionales y duraderas.
    • Si usas una máquina de coser, trata de usar una puntada específica para los tejidos de punto. Luce como una puntada recta, excepto que se interrumpe con una V cada cierta cantidad de puntadas.
    • Cuando hayas terminado de coser, recuerda que debes atar las puntas de los hilos con unos nudos apretados y cortar el exceso de hilo.
  11. Quita los alfileres, dale la vuelta a la camiseta sin mangas y pruébatela. La camiseta sin mangas te quedará un poco holgada, a menos que hayas usado una camiseta ajustada o que hayas recortado los lados.

Hacer una camiseta sin mangas con la espalda cruzada

  1. Empieza con una camiseta que no te preocupe cortar. Asegúrate de haber lavado la camiseta. Si es una camiseta nueva, métela en la lavadora y lávala; asegúrate de secarla después. Las camisetas nuevas pueden encogerse un poco después de lavarlas la primera vez. La camiseta debe quedarte bien antes de empezar a cortarla y convertirla en una camiseta sin mangas con la espalda cruzada.
    • Una camiseta sin mangas con la espalda cruzada tiene las sisas más anchas en la parte de atrás y queda una banda delgada de tela entre los omóplatos.
  2. Corta las mangas. Empieza desde justo debajo de las axilas y luego cortar recto hacia los hombros.
  3. Corta el dobladillo de la camiseta y luego recórtalo para hacer una hebra larga. Corta de forma recta a lo largo del borde inferior de la camiseta, usando la costura como guía. Cuando hayas terminado, tendrás un aro grande de tela. Corta el aro para separarlo, cerca de una de las costuras laterales, para que te quede una hebra larga de tela. La usarás para decorar la parte de atrás de la camiseta sin mangas.
  4. Recorta la parte de atrás de las sisas para darles la forma de la espalda cruzada. Gira la camiseta de forma que la espalda quede hacia arriba. Recorta más la parte de atrás de las sisas hasta que solo queden unos cuantos centímetros o pulgadas de tela entre ellas. Ten cuidado de no cortar las sisas en la parte frontal de la camiseta.
    • Asegúrate de cortar la misma cantidad de cada lado de la camiseta.
    • Corta las sisas de forma profunda. Deben quedar a unos pocos centímetros o pulgadas de distancia cuando termines.
  5. Corta una forma de V profunda en la parte de atrás de la camiseta. Busca el centro de atrás de la línea del cuello y corta una V profunda. Deja el punto de la V entre las sisas. Esto evitará que la tela se amontone cuando la ates.
    • No cortes la parte frontal de la camiseta, solo la parte de atrás. Las camisetas sin mangas con la espalda cruzada tienen el cuello simple al frente.
    • Si prefieres que quede simple, puedes omitir este paso y usarla así. En los próximos pasos, aprenderás a hacer una camiseta sin mangas con la espalda cruzada más elegante.
  6. Ata un extremo de la hebra de tela en la parte inferior de la forma de V. Busca la parte inferior de la V y mide unos cuantos centímetros o pulgadas. Toma la hebra de tela que cortaste del dobladillo de la camiseta y átala alrededor de este punto. La hebra de tela debe fruncir la tela entre las dos sisas de la parte de atrás de la camiseta.
  7. Enrolla la hebra alrededor de la tela hacia abajo. Trata de enrollarla lo más firmemente que puedas, para que la tela que está entre las sisas se convierta en una "cuerda". Detente cuando llegues a la parte inferior de las sisas.
  8. Enrolla la hebra de nuevo hacia la parte superior de la camiseta y asegura la punta. Puedes hacerlo simplemente metiendo la punta debajo de la tela enrollada. Para tener mayor seguridad, haz primero un nudo apretado con los dos extremos de la hebra.
  9. Considera recortar la parte inferior de la camiseta sin mangas para darle un estilo corto al frente y largo atrás. Extiende la camiseta por los lados, de forma que solo veas la costura lateral, la sisa y la mitad de la parte frontal y la parte de atrás. Busca la parte frontal doblada de la camiseta. Mide unos cuantos centímetros o pulgadas y luego, empieza a cortar de arriba hacia abajo en dirección a la parte de atrás de la camiseta. Cuando hayas terminado, la camiseta quedará más corta en la parte frontal y más larga en la parte de atrás.
  10. Usa la camiseta sin mangas con la espalda cruzada. No tienes que preocuparte por hacerle un dobladillo, ya que la tela de las camisetas no se deshilacha. Las camisetas sin mangas con la espalda cruzada son perfectas para usarlas con un top sin tirantes y para hacer ejercicio.

Consejos

  • El margen para coser es la cantidad de tela que queda después de la costura.
  • Si no puedes coser y no puedes pedirle a nadie que cosa por ti, usa un pegamento transparente para tela. Es excelente, económico y funciona igual de bien. Puedes encontrarlo en las tiendas por departamentos.
  • Las camisetas viejas que ya no usas son perfectas para hacer camisetas sin mangas.
  • Si es la primera vez que vas a coser, considera usar una camiseta vieja y económica para practicar. De esta forma, si te equivocas, no desperdiciarás algo bonito.
  • No es necesario que les hagas un acabado a las costuras y a los dobladillos de estas camisetas sin mangas, ya que la tela de las camisetas no se deshilacha.
  • La diferencia entre las camisetas sin mangas con la espalda cruzada y las camisetas sin mangas normales es que las sisas son muy grandes en la parte de atrás.
  • Si la camiseta es muy ancha, puedes recortarle los lados para reducirla. Cose de nuevo los lados usando un margen de 1 cm (½ pulgada) para coser.

Advertencias

  • Ten cuidado con la plancha.

Cosas que necesitarás

Hacer una camiseta básica sin mangas

  • camiseta sin mangas (como patrón)
  • camiseta
  • plancha
  • alfileres
  • tijeras
  • máquina de coser (opcional)
  • hilo del mismo color (opcional)

Hacer una camiseta sin mangas con la espalda cruzada

  • camiseta
  • tijeras
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página