Cómo teñir una chaqueta de nailon

El nailon es un material sintético que se puede teñir, por lo que cambiarle el color a una chaqueta de este material es un procedimiento bastante sencillo. Una vez que reúnas todo lo necesario, solo tendrás que preparar el baño de tintura y remojar la prenda hasta que el nailon absorba el color nuevo. Aunque el procedimiento es sencillo, preparar todo correctamente y tomar las precauciones apropiadas te podría ayudar a evitar las dificultades durante el teñido de tu chaqueta.

Adquirir y preparar los materiales necesarios

  1. Revisa el material de la chaqueta. La etiqueta de tu chaqueta debería especificar los materiales de los que está elaborada la tela y las proporciones relativas. Una chaqueta que sea 100 por ciento de nailon seguramente será fácil de teñir, pero si está hecha de una mezcla sintética que incluya otros materiales como poliéster o acetato, por ejemplo, podría ser más difícil lograr que la tintura se fije.
    • Aun en el caso de que la chaqueta esté elaborada con una mezcla de nailon, generalmente aceptará la tintura si al menos el 60 por ciento del material es nailon. Las mezclas de nailon se pueden teñir siempre y cuando los otros materiales también absorban la tintura, algunos ejemplos son el algodón, el lino, la seda, la lana, el ramio y el rayón.
    • Algunas telas de nailon están tratadas o recubiertas para su durabilidad o su resistencia a las manchas y al agua. Esto podría evitar que el material absorba la tintura, así que revisa la etiqueta de la chaqueta para obtener la información necesaria.
  2. Considera el color de la chaqueta. Aun en el caso de que tu chaqueta esté confeccionada con materiales fácilmente teñibles, su color original tendrá un impacto significativo en tus opciones de color. Podrás teñir una chaqueta blanca o gris claro sin demasiados problemas, pero si la prenda es de otro color podrías tener algunas dificultades, especialmente si este es oscuro o intenso.
    • Una chaqueta blanca o de una tonalidad blancuzca será la más fácil de teñir, pero es probable que también puedas teñir un color pastel como celeste, rosa claro o amarillo claro. Sin embargo, ten en cuenta que el color original alterará la apariencia final de la tintura.
    • Si intentas teñir una chaqueta que ya tenga algún color, asegúrate de que tu tintura sea fuerte u oscura a fin de que cubra el color anterior.
  3. Escoge la tintura adecuada. La mayoría de las tinturas químicas comunes pueden teñir el nailon, pero es recomendable que te asegures de que la que escojas sirva para este fin antes de comprarla. La mayoría de las tinturas incluirán información sobre los materiales compatibles en la etiqueta, si no la encuentras, investiga en el sitio web del fabricante.
    • La tintura Rit común sirve tanto para las fibras naturales como para las sintéticas, pero algunas marcas tienen diferentes fórmulas para cada tipo de material.
    • Lee siempre las instrucciones del fabricante a fin de verificar que el procedimiento sea aplicable a tu chaqueta en particular. Sigue las instrucciones del envase si estas difieren de las descritas en este artículo.
    • Ten en cuenta que muchas tinturas para tela, aunque no todas, se venden en polvo y se deben mezclar con agua para usarse.
  4. Protege tu lugar de trabajo. Teñir es un proceso muy sucio y puede manchar ciertas superficies. Protege toda el área en la que planees trabajar cubriéndola con periódicos, hojas de plástico o algún otro tipo de material que no absorba el agua si se moje.
    • Ten a mano toallas de papel limpias, un limpiador de superficies doméstico y una fuente de agua limpia. Si la tintura se salpica sobre algo que no esté protegido, usa estos productos para limpiarla antes de que se impregne.
    • También asegúrate de proteger tu ropa y tu piel con guantes de goma, un delantal u overol y gafas de seguridad. Aun con todo este equipo protector, es mejor usar ropa que no te importe que se manche.
  5. Retira todos los accesorios de la chaqueta. Es recomendable que antes de comenzar quites de la chaqueta cualquier cosa que sea fácil de retirar y que no quieras que se tiña. Por ejemplo, si tu chaqueta tiene un forro desmontable que no quieras que se tiña, quítalo. Lo mismo aplica para las capuchas desmontables, cremalleras, etcétera.
    • Esto te ayudará a asegurarte de no usar la tintura en las partes de tu chaqueta que no sean visibles o cuyo color original quieras conservar.
    • Si alguna parte desmontable de tu chaqueta es negra, retírala, quieras o no teñirla, ten presente que de todas maneras la tintura no se notará sobre el nailon negro.
    • Revisa los bolsillos de la chaqueta en caso de que hayas olvidado alguna cosa en su interior. ¡No querrás encontrar después los restos de una pastilla para la tos o bálsamo para los labios derretidos cubriendo el interior de tu bolsillo!
  6. Remoja la chaqueta. Inmediatamente antes del momento en el que planees teñirla, sumerge la chaqueta en agua tibia. Es recomendable hacerlo porque las fibras mojadas absorberán la tintura de manera más pareja y profunda, lo que resultará en un trabajo de teñido de apariencia más profesional.
    • Usa una cubeta grande o una palangana profunda para esta tarea.
    • Cuando la saques del agua, alisa todas las arrugas del material de la chaqueta. Esto ayudará a que te asegures de que la tintura cubra parejamente todas las superficies de la prenda cuando inicies el proceso de tintura.

Teñir la chaqueta

  1. Calienta una olla grande de agua. Llena una olla grande de acero inoxidable con el agua suficiente como para que la chaqueta quede totalmente sumergida. Colócala sobre la estufa a temperatura media hasta que hierva suavemente.
    • Ten en cuenta que adentro de la olla debe haber mucho espacio para que la chaqueta se mueva debajo del agua. De otra manera, el nailon podría absorber la tintura de manera despareja.
    • Necesitarás aproximadamente 11 litros (3 galones) de agua por cada paquete de tintura que uses, pero lee las instrucciones en la etiqueta del producto. Usar menos agua producirá un color más fuerte y usar más diluirá el color.
    • Idealmente, es recomendable que uses una olla lo suficientemente grande como para que contenga 11 litros (3 galones) de agua cuando la llenes.
  2. Disuelve la tintura aparte. Llena un recipiente separado con alrededor de 2 tazas de agua caliente, o con la cantidad que recomiende el fabricante. Vierte en el agua y revuelve un paquete de tintura en polvo hasta que quede completamente disuelta. En el caso de la tintura líquida, es recomendable que la mezcles, revolviéndola hasta que esté bien integrada con el agua.
    • No deberías poner la tintura en polvo o líquida directamente sobre la tela de la chaqueta a no ser que quieras lograr un teñido "artístico" con colores desparejos.
  3. Añade la tintura. Vierte la tintura previamente disuelta en la olla de agua hirviendo. Revuelve por unos minutos la tintura concentrada con el agua, para que se integre y se mezcle parejamente. Esto creará el "baño de tintura" y es un paso importante para lograr el color más parejo posible.
    • Si no tienes una olla lo suficientemente grande como para contener la cantidad apropiada de agua más la chaqueta, puedes verter el agua hirviendo en una cubeta o palangana de plástico antes de mezclar la tintura disuelta. No uses recipientes de fibra de vidrio o de porcelana para esta tarea, ya que se podrían manchar.
    • Para lograr los mejores resultados, es recomendable conservar caliente el baño de tintura, como a unos 60 grados Celsius (140 grados Fahrenheit) durante el proceso de teñido. Toma esto en cuenta cuando decidas si usar una olla u otro tipo de recipiente.
  4. Añade vinagre al baño de tintura. Añade 1 taza de vinagre blanco destilado por cada 11 litros (3 galones) de baño de tintura. Esto ayudará a que la tintura se adhiera a las fibras de nailon de la chaqueta y producirá un resultado más intenso.
    • Puedes teñir la chaqueta aunque no tengas vinagre. Sin embargo, el resultado final podría ser un tinte menos intenso del que hubieras podido obtener con el vinagre.
  5. Sumerge la chaqueta en el baño de tintura. Sumerge la chaqueta lenta y cuidadosamente en el baño de tintura caliente, presionándola hacia abajo hasta que quede totalmente sumergida y cubierta por la tintura. Deja que se "cocine" en el baño de tintura por hasta una hora, revolviendo o agitando la prenda constantemente.
    • No pongas la chaqueta en la olla y confíes en que se hundirá por sí misma, ten en cuenta que el aire que quede atrapado debajo de esta la hará florar y esto resultará en un teñido desparejo.
    • Usa una cuchara grande o palitos chinos desechables para hundir la chaqueta en el baño de tintura. Esto evitará que te quemes con el agua caliente y que tus manos se manchen con la tintura.
    • Una vez que el material esté bien mojado, la chaqueta permanecerá sumergida por debajo de la superficie del baño de tintura. Sigue moviéndola en el baño a fin de asegurarte de que todas las superficies queden parejamente cubiertas.
    • El color de tu chaqueta será más brillante u oscuro, dependiendo del color de la tintura, si la dejas por más tiempo en el baño de tintura.
    • Nota que el color siempre se verá más oscuro después del remojo que cuando el proceso esté completamente terminado.
  6. Saca la chaqueta del baño de tintura. Apaga la estufa y usa dos cucharas o tus manos protegidas por unos guantes de goma para levantar cuidadosamente la chaqueta y sacarla del baño de tintura para colocarla en un fregadero de acero inoxidable. Asegúrate de poner una toalla vieja o una hoja de plástico debajo de la prenda al sacarla de la olla, a fin de evitar que la tintura gotee sobre el piso o la encimera.
    • Tal vez sea buena idea llevar la olla hasta la pileta de tu cuarto de lavado y ponerla en esta en lugar de usar el fregadero de la cocina, especialmente si este último es de porcelana o de fibra de vidrio.
    • Si no tienes un fregadero o pileta de lavado que puedas usar con este fin, lleva la olla con la chaqueta todavía en ella afuera y apóyala sobre el suelo antes de sacar la prenda.
  7. Enjuaga con agua caliente. Enjuaga la chaqueta bajo el chorro de agua caliente y ve bajando la temperatura gradualmente. Esto servirá para eliminar el exceso de tintura. Si no tienes un fregadero en tu casa en el que puedas hacer esto, una manguera de jardín será suficiente para enjuagarla, aunque no podrás usar agua caliente. Enjuaga la chaqueta hasta que el agua del enjuague esté totalmente limpia.
    • Una vez que el agua salga limpia, enjuaga la chaqueta brevemente con agua muy fría, esto ayudará a fijar la tintura en las fibras de nailon.
    • Aun cuando ya no debería haber un exceso de tintura en tu chaqueta, es recomendable que pongas una toalla vieja debajo de la misma cuando la transportes a fin de asegurarte de no chorrear gotas de agua con tintura sobre el piso.
  8. Limpia el área. Vuelca cuidadosamente el baño de tintura en el desagüe de la pileta de tu cuarto de lavado. Es mejor evitar verter la tintura en el fregadero de la cocina o en el lavabo del baño, especialmente si están hechos de materiales que se manchen, como la porcelana. Desecha las toallas u hojas de plástico que se hayan manchado de tintura durante el proceso, o guárdalas aparte para lavarlas por separado.
    • Si no tienes una pileta en el cuarto de lavado, puedes volcar el baño de tintura en el desagüe del piso del sótano o de la bodega.
    • Si tienes que volcar el baño de tintura en el inodoro o en la tina del baño, tendrás que limpiar el área con un limpiador con base de cloro inmediatamente después de hacerlo. Si la tintura se seca es probable que quede una mancha permanente.
    • Si tiras el baño de tintura en el exterior, asegúrate de enjuagar el suelo con mucha agua limpia para disolver la tintura. ¡No hagas esto sobre un piso de cemento o gravilla ya que la tintura lo manchará!

Preparar la chaqueta para usarla

  1. Lava la chaqueta. Pon la chaqueta recién teñida en la lavadora y lávala sola con una cantidad normal de detergente y agua fría. Esto ayudará a eliminar cualquier exceso de tintura que haya quedado en la prenda y la dejará lista para que la uses sin manchar la ropa con la que tenga contacto.
    • Ten presente que a no ser que tu lavadora tenga un tambor de acero inoxidable, este proceso podría manchar permanentemente el interior de tu máquina. Si te preocupa esto, lava tu chaqueta a mano.
    • Después de este primer lavado, seguramente podrás usar tu chaqueta. Sin embargo, aún tendrás que lavarla sola y con agua fría dos o tres veces más, porque todavía podría desprender algunos residuos de tintura.
    • Revisa siempre la etiqueta de la chaqueta antes de lavarla y sigue las instrucciones del fabricante. Si tu prenda solo se puede lavar a mano, no la laves en la lavadora.
  2. Seca la chaqueta. Pon la chaqueta en la secadora de ropa y sécala a temperatura baja. Una vez que la prenda esté completamente seca, estará lista para que la uses. A fin de evitar un desteñido potencial, sécala sola.
    • Cuelga la chaqueta para que se seque al aire en lugar de meterla en la secadora, si eso es lo que aconseja la etiqueta de la prenda.
    • Si cuelgas la chaqueta para que se seque al aire libre, coloca una toalla vieja debajo de ella para que absorba cualquier gota de agua con tintura que caiga de la misma.
  3. Vuelve a colocar los accesorios removibles. Si quitaste algún accesorio de la chaqueta antes de teñirla (como la capucha, una cremallera o un forro), ahora podrás volver a poner esos accesorios en la prenda. En este punto, el riesgo de que estos se manchen por estar en contacto con la chaqueta teñida debería ser mínimo.
    • Si te preocupa que el contacto entre la chaqueta teñida y un accesorio sin teñir cause alguna transferencia de color indeseada, espera a haber lavado la prenda algunas veces antes de volver a colocar estos accesorios.
  4. De ser necesario, cambia los botones y cierres. Si no te agrada la combinación entre el nuevo color de la chaqueta y el de los botones y cierres, que no se teñirán, puedes reemplazar muchos de estos objetos para que combinen con el color nuevo. Por ejemplo podrías hacer algo de lo siguiente:
    • Descose o corta cuidadosamente el cierre anterior y luego cose un cierre nuevo de la misma longitud que el anterior.
    • Corta el hilo con el que estén cosidos los botones anteriores. Consigue botones nuevos que combinen con el color de tu chaqueta recién teñida y cóselos en los mismos lugares en los que estaban los anteriores.

Consejos

  • Procede con precaución y practica con prendas que no te importe arruinar. Hay una posibilidad muy alta de que los resultados no sean los que imaginaste que serían, aun en el caso de que te guste el resultado final.
  • Usa guantes de goma y un delantal o una bata. Esto puede prevenir que tu piel y tu ropa se manchen. También es recomendable usar ropa vieja que no te importe arruinar, solo por las dudas.

Advertencias

  • Ten mucho cuidado de que la tintura no te salpique los ojos o la boca. Lee el paquete de la tintura antes de usarla y toma en cuenta todas las precauciones o advertencias de seguridad recomendadas por el fabricante. Lávate los ojos con agua si te los salpicas con tintura y busca atención médica de inmediato.

Cosas que necesitarás

  • chaqueta de nailon
  • 1 paquete de tintura en polvo o 1/2 botella de tintura líquida
  • toallas viejas u hojas de plástico
  • toallas de papel
  • limpiador con cloro
  • guantes de goma
  • delantal o bata
  • cubeta grande
  • olla grande de acero inoxidable
  • estufa
  • cuchara grande o palitos chinos desechables
  • plato de plástico o de vidrio para apoyar la cuchara o palitos chinos
  • agua
  • vinagre
  • detergente para ropa
  • lavarropas
  • pileta del cuarto de lavado
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página