Cómo obtener la mejor tarifa para reservar un hotel

¿Quieres obtener la mejor tarifa posible para un cuarto de hotel? Los diferentes clientes quedándose en cuartos idénticos en un mismo hotel pueden estar pagando distintos precios por él. Asegúrate de que estás pagando el mejor precio.

Pasos

  1. Sitios de viajes como hotwire.com ofrecen las mejores ofertas, pero la desventaja es que no sabes qué clase de hotel es el que vas a obtener hasta que lo pagas.
  2. Busca ofertas de hoteles en sitios de viaje importantes como hotguzzi.com, travelocity, priceline, etc. O compara los sitios de viaje más importantes con los sitios de hoteles como Tripmama o nametrips.com. Incluso puedes comparar hoteles en ambos sitios marcando la casilla que aparece junto a  los hoteles que te gustan y luego haciendo clic en el botón de “Comparar”. De esta manera puedes tener una vista de página de los tres hoteles juntos y también puedes imprimirla para una consulta posterior. Algunos hoteles no incluyen acceso gratuito a internet, desayuno, etc. Eso se puede ver utilizando la función de “Comparar”.
  3. Revisa uno de los “Motores de búsqueda de hoteles” como BestTravelCoupon o kayak.com. estos sitios son muy populares hoy en día. Te permiten buscar de manera instantánea cientos de sitios de viaje distintos y después publicar las tarifas más bajas.  Al usar estos motores de búsqueda para encontrar y ordenar las tarifas de hoteles ahorras tiempo y dinero.
  4. Ve directamente al sitio web del hotel. Investiga los precios en su sitio. ¿Tienen alguna oferta publicada disponible? Suscríbete para recibir notificaciones especiales por correo electrónico. Revisa los precios de las fechas en las que estás interesado.
  5. Llama directamente al hotel. Diles que estás interesado en encontrar una buena oferta. Hazlos conscientes de los descuentos a los que calificas. Esto incluiría tarjetas de asociaciones automovilísticas, tarifas de la tercera edad, tarjetas de entretenimiento, viajeros de negocios, tarifas para el gobierno, etc.
  6. Usa cualquier flexibilidad que puedas tener. Si eres flexible sobre las fechas de tu estadía, investiga también diferentes días de la semana o una semana alternativa.
  7. Reserva. Después de tener toda esta información, ahora puedes reservar el cuarto y estar seguro de que estás teniendo la mejor tarifa posible.
  8. Negocia la tarifa en el hotel: Si eres un cliente de entrada (lo cual significa que no tienes una reservación hecha en el hotel) toma ventaja de los empleados de la recepción: diles que sólo estás buscando un lugar para dormir, y pregúntales sobre la mejor tarifa que te pueden ofrecer – es probable que te bajen el precio de la tarifa publicada para poder hacer que regreses. La mayoría de los hoteles están dispuestos a negociar sus tarifas alrededor de $20 menos. A los ojos de los negocios, vender un cuarto por $20 menos que lo planeado es mejor que no vender el cuarto en lo absoluto.
  9. Terminado.

Consejos

  • Normalmente, intentar negociar tu tarifa después de que has hecho una reservación previa no funcionará – ¡Cuando haces una reservación con tu tarjeta de crédito, ya te comprometes a pagar la tarifa!
  • ¿Sabías que en los EU, un recibo de pago emitido por el gobierno federal, de una ciudad, condado o estado te puede dar el derecho a una tarifa de gobierno?
  • Sé amable con los empleados de la recepción. Un buen empleado es feliz de ayudar en cualquier manera que pueda, pero por favor no monopolices su tiempo. En un momento dado, el empleado puede estar haciendo tareas administrativas, contestando el teléfono o tal vez necesita atender a algún huésped detrás de ti.
  • Los hoteles no siempre negocian sus tarifas – por ejemplo: Un hotel sólo tiene una vacante. Los empleados del hotel no van a estar muy inclinados a bajar la tarifa porque tienen más probabilidades de vender el cuarto a cualquier otra persona que entre después de ti. Si el hotel está casi vacío, es mucho más probable que bajen su tarifa. Se trata simplemente de la “Oferta y demanda”.
  • Antes de llamar para hacer una reservación, ten listas todas tus preguntas y otra vez, no tomes más tiempo del necesario para hacer la reservación. Los empleados de recepción son maestros en hacer múltiples tareas, y sólo porque estén siendo amigables en el teléfono (para lo cual son pagados) no significa que tienen mucho tiempo o inclinación para platicar.
             
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página