Cómo lidiar con tu crush cuando él sabe que te gusta

¿Qué es peor que ser torturado por la persona que te gusta al no desaparecer? Cuando esa persona sabe que te gusta ¡porque uno de tus amigos se lo dijo por accidente! En primer lugar, debes decidir si quieres hablar o no con la persona que te gusta respecto a la situación que hay entre los dos. Una vez que lo hagas, actúa de forma rápida para evitar una incomodidad innecesaria.

Mantener la calma cuando estés con esa persona

  1. No dejes de hablar con esa persona respecto a cosas cotidianas. Si descubres que esa persona sabe que te gusta, no dejes que su relación se vuelva incómoda ni desagradable. Intenta seguir hablando con ella como normalmente lo harías. Por ejemplo, si tienen clases juntos en la escuela, no dudes hablar con ella sobre las tareas. Mantener una actitud casual hará que sus interacciones sean más fáciles.
    • Ten en cuenta que es probable que no sepa que sabes sobre ella. Si mantienes la calma, puedes tener un poco más de tiempo para poder enfrentarte a la situación.
  2. Intenta no obsesionarte con la situación todo el tiempo. Si te preocupa cómo esa persona se enteró de que te gusta, lo peor que puedes hacer es pensar constantemente en la situación. Intenta alejar a esa persona de tu mente al mantenerte ocupado con tus actividades diarias. Incluso puedes evitarla por uno o dos días si eso te da más tiempo para calmarte. No obstante, no querrás hacerlo por demasiado tiempo si planeas hacer un movimiento tarde o temprano.
    • Puede ser de ayuda no pensar que la situación es un “problema”. Que sepas que te gusta no es necesariamente algo malo. Después de todo, ¿te enojaría o molestaría saber que le gustas a alguien? Probablemente no.
  3. No te estreses respecto a con quién esté hablado. Sentir atracción por alguien puede hacer que la persona más racional y sensata tenga celos. Intenta no preocuparte demasiado sobre con quién hable esa persona. Lo más probable es que no se esté haciendo la difícil o no lo haga para lastimar tus sentimientos, sino que esté teniendo una conversación amigable con las personas en su entorno como siempre.
    • También es probable que no esté hablando de ti, así que no tengas pensamientos paranoicos como “¡Les está diciendo a todos que me gusta!”. A menos que sea alguien muy inmaduro, probablemente ni siquiera esté pensando en hacerlo.
  4. Recuerda que es probable que también sienta nervios. La persona que te gusta es un ser humano tan normal como tú. Varias cosas que te hacen sentir nervioso probablemente hagan que esa persona también se sienta así. Debido a que sabe que te gusta, es probable que sienta mariposas cuando te hable. Tenerlo en mente puede hacer que sea más fácil lidiar con esa persona. ¿Cuán aterrador puede ser hablar con alguien que sabes que está tan nervioso como tú?

Dar el primer paso

  1. Decide si te confesarás ante esa persona. Tarde o temprano, debes comprometerte a hablar con quien te gusta sobre cómo te sientes o permanecer en silencio. Estar indeciso sobre la persona que te atrae se siente terrible. Tomar una decisión puede ser aterrador, pero pondrá fin a la situación. Puedes llevar las cosas al siguiente nivel con esa persona o seguir adelante. Sea como sea, no tendrás que preocuparte más por ello.
    • A menudo, la honestidad es la mejor política. Ser sincero con la persona que te gusta puede quitarte un enorme peso de encima. Sin importa lo que ocurra, habrás sido fiel a ti mismo. Asimismo, te permitirá evitar tener sentimientos molestos de arrepentimiento. En otras palabras, no te preguntarás “¿Qué habría pasado si le hubiera hablado?” en unas semanas. Intenta explicarle a esa persona que no quieres arruinar su amistad y que no te gustaría que se vuelva incómoda. Es posible que ella lo acepte e intente mantener las cosas tan normales como antes mientras decide su siguiente movimiento.
    • Por otro lado, si en verdad no quieres sincerarte con esa persona o tienes una buena razón para creer que es una mala idea, no debes sentir que tienes que hacerlo. Un ejemplo de una situación en la que sería una mala idea tomar una iniciativa es si esa persona tiene pareja.
  2. Si quieres sincerarte con la persona que te gusta, no lo pospongas. Si decides ser sincero con quien te atrae, no pierdas el tiempo esperando por el “momento ideal”. Probablemente nunca habrá uno. Mientras tanto, es posible que esa persona pierda el interés o comience a pensar que ya no te gusta. Elige un momento y lugar donde puedan estar solos, y ponlo en marcha. Tendrás mejores oportunidades de conseguir un romance si aprovechas las que tienes.
    • Por ejemplo, si esa persona está en tu escuela, puedes coordinar verla luego de las clases en un lugar aislado. No tiene que estar 100 % desierto, pero sí ser razonablemente privado. Por ejemplo, un banco en un parque usualmente funciona.
  3. Mantén las cosas casuales. Ser sincero con la persona que te gusta no tiene que significar una producción enorme y dramática. De hecho, si le das mucha importancia, es posible que la asustes. En vez de eso, mantén la conversación casual y sin mucha presión. Esto hará que sea más fácil para esa persona darte una respuesta honesta.
    • Ni siquiera tienes que decirle directamente que te gusta. En lugar de eso, puedes invitarla a que pasen tiempo a solas. Por ejemplo, puedes empezar la conversación al decir algo como “Oye, la clase de inglés fue divertida. ¿Quieres ir a almorzar e ir a la feria conmigo este fin de semana? Me han dicho que las hamburguesas que preparan allí son increíbles”.
  4. No te desanimes debido a su timidez. Incluso si mantienes las cosas sin mucha presión, es posible que esa persona se ponga tímida. No te preocupes. No tomes su silencio o incomodidad como una señal de que no le gustas. Estas cosas solo demuestran que tiene dificultad para decir algo. Dale el tiempo suficiente para asimilar lo que dices y anímala para llegar a una conclusión cuando esté lista.
    • Ni siquiera debería sentir que tiene que darte una respuesta de inmediato. Es posible que a alguien le tome uno o dos días procesar una invitación para salir en una cita o una confesión. Considera decir algo como “Tómate tu tiempo. No tienes que darme una respuesta ahora”.
  5. Acepta su decisión (incluso si se trata de un “no”). Respeta la capacidad que esa persona tiene para tomar sus propias decisiones, incluso si no te agrada la que tomó. Si te dice que no, solo di casualmente “Está bien” y márchate. No la molestes con repetidas preguntas ni intentes hacer que cambie de opinión. Por otro lado, si acepta tu invitación, ¡felicitaciones!
    • Luego de un “no”, es posible que quieras limitar la cantidad de tiempo que pasas con esa persona por algunos días. No tienes que ignorarla por completo. Sin embargo, si te sientes lastimado o es difícil dejar de pensar en eso, distánciate un poco por un momento hasta que tus emociones se tranquilicen.

Consejos

  • Si eres una chica, no temas pedirle a esa persona una cita. Esto ya no es algo que solo los chicos tengan que hacer, ¡así que siéntete en la libertad de hacerlo!
  • No hables sobre las personas con quien ha estado conversando. Esto puede hacerle pensar que sientes celos, lo cual puede ser intimidante.
  • No hagas que quien te gusta se sienta mal por no corresponderte. Está parcialmente predefinido por genética quiénes nos atraen. Además, no sabes qué experiencia personal le impida sentir interés en ti.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página