Cómo preparar garbanzos rostizados

Опубликовал Admin
Los garbanzos rostizados son la merienda perfecta cuando tienes antojo de algo salado y no quieres comer algo muy grasoso como las papalinas o papas fritas. Los garbanzos tienen un sabor parecido a la nueces que se puede combinar muy bien con cualquier tipo de especia. Existen dos formas de preparar los garbanzos rostizados: con el método rápido de hornilla de estufa o el método lento del horno. Sigue leyendo para consultar ambos métodos.

Garbanzos rostizados en sartén

  1. Lava los garbanzos. Si vas a usar garbanzos enlatados, abre el recipiente y drena el contenido. Enjuaga los garbanzos para eliminar el sabor del agua de la lata, así obtendrás un plato final con sabor fresco. La forma más fácil de enjuagarlos es echarlos en un colador y enjuagarlos bajo un chorro de agua fría hasta que no produzcan espuma.
    • Si vas a preparar los garbanzos que compraste en forma cruda, deberás dejarlos en remojo toda la noche para suavizarlos. Después de remojarlos drena el agua y agrega agua fresca. Cocina los garbanzos a fuego lento hasta que estén muy tierno y suaves. Drena el agua y enjuaga los garbanzos. Están listos para usarse.
  2. Seca los garbanzos. Usa toallas de papel para secar minuciosamente los garbanzos antes de cocinarlos. Esto asegurará que estén sabrosos y crocantes cuando los rostices, no permitirá que se suavicen.
  3. Calienta el aceite. Coloca el aceite de oliva o coco en una sartén y calienta a fuego medio. Permite que la sartén caliente muy bien.
  4. Agrega los garbanzos. Vierte los garbanzos en la sartén con aceite. Usa una cuchara de madera para mezclarlos hasta que estén recubiertas de aceite.
  5. Agrega las especias. Mezcla la cúrcuma, paprika y comino en una tazón hasta que estén plenamente combinados. Ahora, vierte la mezcla sobre los garbanzos. Mezcla muy bien los garbanzos hasta recubrirlos con la especias.
  6. Reduce el fuego y dora los garbanzos. Reduce la llama hasta fuego medio y deja que los garbanzos se cocinen lentamente en un costado. Espera 5 minutos y agítalos para que sigan cocinando. Continúa agitando cada 5 minutos hasta que se doren completamente y que estén crocantes. Este proceso debe tomar entre 15 y 20 minutos.
  7. Sazona con sal y pimienta. Vierte los garbanzos en un tazón de vidrio y sazónalos con sal y pimienta. Sirve esta deliciosa merienda a los amigos o agrégalos a una ensalada.

Garbanzos rostizados en horno

  1. Calienta el horno a 190°C (375°F).
  2. Cubre una bandeja de hornear de tamaño mediano con papel aluminio.
  3. Enjuaga los garbanzos. Si estás usando garbanzos enlatados, abre los recipientes y drena el contenido. Enjuágalos muy bien en un coladero. Si drenas los garbanzos, eliminarás el sabor del agua enlatada. Esto los refrescará y mejorará el sabor del plato final.
    • Si usas garbanzos secos, remójalos durante la noche para suavizarlos. Después de remojarlos drena el agua y cúbrelos con agua fresca. Cocínalos a fuego lento hasta que estén suaves. Drena el agua y enjuaga los garbanzos. Están listos para usarse.
  4. Seca los garbanzos. Usa toallas de papel para secar minuciosamente y prepararlos para cocinar. Esto asegurará que estén deliciosos y crocantes cuando los rostices. No estarán suaves.
  5. Recubre los garbanzos con aceite y especias. Coloca los garbanzos en un tazón con el aceite, comino, cúrcuma y la paprika. Si estás usando aceite de coco debes derretirlo previamente. Usa una cuchara para mezclar muy bien los ingredientes hasta que los garbanzos estén recubiertos con las especias.
  6. Distribuye los garbanzos en la bandeja de horneado. Deben quedar en una sola capa para que se cocinen uniformemente.
  7. Rostiza los garbanzos durante 30 minutos. Después de 15 minutos agita los garbanzos para que cocinen en ambos costados. Verifica que no se doren excesivamente. Si es así, reduce el calor a 163°C (325°F).
  8. Sazona los garbanzos con sal y pimienta. Cuando estén dorados y crocantes, sácalos del horno y viértelos en un tazón de vidrio. Sazónalos con sal y pimienta al gusto. Esta deliciosa merienda está lista para servirse. Los garbanzos rostizados son deliciosos servidos calientes o enfriados.

Ingredientes

Garbanzos rostizados en sartén

  • 3 tazas de garbanzos cocinados
  • 2 cucharadas de aceite de coco o de oliva
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de paprika ahumada
  • Sal y pimienta al gusto

Garbanzos rostizados en horno

  • 3 tazas de garbanzos cocinados
  • 2 cucharadas de aceite de coco o de oliva
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de paprika ahumada
  • Sal y pimienta al gusto

Consejos

  • Ajusta la temperatura del horno y el tiempo de rostizado a gusto personal.
  • Experimenta usando otras especias como romero, pimienta roja u orégano seco.

Cosas que necesitarás

  • Sartén de freír
  • Colador
  • Horno
Теги: