Cómo ahorrar dinero en un mercado de productores

Опубликовал Admin
1-02-2017, 11:54
208
0
¿Te gustaría alimentarte de forma saludable y apoyar a los agricultores locales, pero los precios altísimos de los alimentos de producción local te hacen cambiar de parecer? ¿Te gustaría que los productos orgánicos tengan precios accesibles para la mayoría de los bolsillos? Te sorprenderá saber que los mercados de productores no solo brindan los productos más sanos, frescos y de la más alta calidad, sino que ¡también puedes comprar estas delicias de estación a precios más bajos que los de tu supermercado local! Quizá te suene descabellado, pero si sigues estos pasos simples, los precios te dejarán asombrado.

Pasos

  1. Busca la ubicación del mercado de productores más cercano y otros aledaños. Para comprar las ofertas más increíbles en un mercado de productores, primero necesitas encontrar uno. Por lo general, este tipo de mercados abren a principios de la primavera hasta fines de otoño, pero dependiendo de dónde vivas, dicho mercado podría abrir solo por un periodo corto o, en el mejor de los casos, todo el año. Algunos mercados abren todos los días durante la temporada, mientras que otros abren solamente uno o dos días a la semana, normalmente los fines de semana.
    • Si hay muchos mercados en tu localidad, ve a todos para encontrar la mejor selección y las mejores ofertas.
  2. Conoce más acerca de las granjas y los agricultores presentes en los mercados. Aunque no sea el caso en todos los mercados, por lo general, los vendedores de los productos agrícolas son las mismas personas que cultivan o fabrican dichos productos. Conocer a los productores y vendedores es el primer paso para forjar una relación duradera con ellos y disfrutar de las grandes ofertas que podrían surgir de dicha relación.
  3. Ve al mercado dispuesto a probar sabores diversos. Muy a menudo, sucede que los productos comunes (por ejemplo, las zanahorias, las papas y las cebollas)son más costosas en el mercado de productores que en un supermercado común. Sin embargo, los productos especializados y de temporada que no tengan un consumo masivo (tales como los tomates “heirloom” u otros vegetales poco usuales) pueden comprarse a precios mucho más bajos que los del supermercado. Estar dispuesto a probar una diversidad de sabores no solo hará que conozcas alimentos que nunca habías probado, sino que también ahorrarás mucho dinero.
  4. Ve al mercado listo para halagar. Si existe una manera de conquistar el corazón de un productor, es hablarle de comida, en especial hablar de lo que él o ella cultiva. Si le dices al vendedor que estás fascinado con la combinación de sus tomates con la albahaca que le compraste la semana anterior, existe una gran probabilidad de que te haga un buen descuento en tu siguiente compra. La mejor recompensa por el arduo trabajo semanal en el campo es saber cuánto disfrutó el cliente el producto cultivado. Los agricultores, como cualquier otra persona, se sienten bien con los halagos y con el hecho de saber que su servicio hace a la gente feliz.
  5. Dale a los productores algo más que dinero. Los agricultores son independientes y, a veces, fuera de lo común. La naturaleza de la agricultura infunde en casi todos ellos un fuerte deseo y tendencia para hacer trueques. El trabajador del campo, como cualquier otra persona, se especializa en determinado oficio o habilidad. Si tú también tienes una habilidad o un servicio que puedas ofrecer: si sabes diseñar páginas web, carpintería, preparar declaraciones de impuestos, etc., quizá tu vendedor esté dispuesto a intercambiar sus productos por tus servicios. Así, echando una mano a tu agricultor local, quizá puedas obtener gratis todos tus vegetales durante el verano.
  6. Dale más valor a las compras al por mayor.
    • Debido a que la mayoría de vendedores en los mercados de productores cultivan alimentos de estación, a menudo existe un exceso de ciertos productos en determinadas épocas. Si tienes ganas de comprar grandes cantidades de dicho exceso de alimentos en la temporada más alta, podrías ahorrar almacenándolos (por ejemplo, enlatándolos, congelándolos o deshidratándolos) para consumirlos cuando ya no estén a la venta. Por ejemplo, el precio del mercado de las frambuesas se duplica en invierno. Si necesitas tomar un licuado todas las mañanas, simplemente puedes comprar grandes cantidades en el verano, congelarlas y disfrutar de tus ahorros mientras tomas un desayuno completo. Prepara una salsa de tomate tipo “gravy” con los tomates “heirloom”. Convierte esos tomates hermosos en una compota de cebolla dulce y atrévete a preparar una tarta de calabaza con calabaza fresca.
  7. Haz tus compras con amigos o familiares. Considera ir con otras personas y comprar “cajas” de alimentos. Luego, cuando regreses a casa del mercado, puedes dividir tus compras maravillosas ¡a precios de locura!

Consejos

  • ¿No estás seguro de qué hacer con una fruta o un vegetal poco usual? Lo más probable es que el agricultor que te lo vendió tenga algunos consejos para prepararlo. Hasta es posible que te pueda dar alguna receta impresa.
  • Mira las ofertas que están de temporada. Ir al mercado a comprar melón en julio, por ejemplo, hará que ahorres más dinero que si lo compraras fuera de su temporada. ¡La mejor temporada es cuando la fruta está lo más dulce!
  • Si vas regularmente al mercado justo antes de que cierre, asegúrate de que la transacción con el vendedor sea beneficiosa para ambos. Si el agricultor te da una buena oferta antes de cerrar su puesto, hazle un favor y cómprale una cantidad considerable de productos. Por ejemplo, di: “Veo que tiene algo que le sobra y quiero ayudarle. ¿Qué me puede dar por $20?”. Al ofertar al inicio una cantidad fija de dinero y darle al vendedor la opción de decidir qué venderte, hará que te dé una buena oferta y lo mejor que tiene para ofrecer.
  • Muchos mercados de productores son auspiciados por organizaciones locales que necesitan voluntarios para que los mercados puedan seguir operando. Si te ofreces como voluntario en el mercado, te ayudará a conocer más a los vendedores y ellos podrán conocerte. A menudo, los vendedores retribuyen el trabajo de los voluntarios con grandes descuentos y regalos.
  • Los productos agrícolas son mucho más costosos a principio o a fines de la temporada. Los agricultores trabajan duro y parejo para llegar primeros o últimos con un determinado producto. Si todos en un mercado tuvieran el mismo producto, los precios bajarían, pero si solamente un vendedor tiene un determinado artículo, él o ella puede fijar el precio. Para ahorrar mucho dinero, compra los productos en la temporada más alta.
  • Los mercados de productores tienen muchos artículos que ofrecer aparte de las frutas y vegetales. Normalmente, encuentras queso, carne y productos con valor agregado (elaborados). Muchos mercados también ofrecen algún tipo de entretenimiento y manualidades.
  • Si compras muy temprano en la mañana en este tipo de mercados, considera la idea de sorprender a tu agricultor favorito con una deliciosa taza de café negro. ¡Quizá a cambio te sorprenda con alguna oferta excelente!
  • Quizá no lo creas, pero es posible que obtengas una gran oferta si pagas con monedas, en especial ¡en el mercado del día domingo! Las monedas son muy apreciadas por los vendedores porque es muy común que se queden sin ninguna al dar cambio. Si te presentas con rollos de monedas, es probable que encuentres a algún agricultor que te dé un tomate o frijoles de regalo sólo por pagarle con monedas.
  • Los agricultores son gente que se enorgullece de los productos que cultivan. Preferirían que alguien compre y consuma sus productos en lugar de verlos en la basura. Si bien alimentar a los pollos con compost fresco puede lograr que produzcan huevos grandes, el agricultor preferirá mil veces más saber que su producto se consumió en su punto más alto de frescura.

Advertencias

  • No exageres regateando. Los agricultores trabajan muchísimas horas al día y, lo más probable es que, si están vendiendo sus productos en un mercado de este tipo, su producción sea relativamente pequeña y tengan recursos escasos. El deseo más grande del agricultor (y lo que te garantizará las mejores ofertas) es mantener contigo una relación comercial beneficiosa y a largo plazo.
  • Si es un día muy caluroso, asegúrate de verificar la calidad de los productos agrícolas antes de comprarlos, en especial si llegas casi al cierre del mercado. La mayoría de los mercados de productores son al aire libre; un día largo bajo el sol podría estropear una verdura delicada, como la lechuga.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página