Cómo mantener tu habitación ordenada

Опубликовал Admin
1-02-2017, 12:36
537
0
¿A veces te ahogas en todo el desorden de tu habitación? ¿Estás cansado de tener que hurgar entre toda tu ropa para encontrar una prenda? ¿Y después no estás seguro si está limpia? Si quieres un antídoto a este mal, ¡sigue leyendo!

Limpia tu habitación

  1. Distánciate un poco y evalúa tu espacio. ¿Cuáles son las tres cosas que puedes hacer ahora que harán que tu habitación se vea menos desordenada y te sientas mejor en ella? ¿Quieres ordenar tu armario? ¿Hay una pila gigante de ropa sucia y ropa limpia en la esquina? ¿Todos tus videojuegos están tirados en el suelo? Estas tres cosas harán que hagas el mayor progreso y te mantendrá motivado a terminar de ordenar toda la habitación.
    • También te recomendamos tener presente el tiempo que tienes disponible. Si solo tienes media hora, dedícate diez minutos a cada tarea. Si tienes todo el día, podrás hacer una limpieza profunda. Con el límite de tiempo, lo mejor será encargarse de cada tarea para que creas que has hecho muchos esfuerzos pequeños para avanzar.
  2. Guarda tu ropa. La ropa limpia debe estar colgada en un closet o armario, o doblada en cajones, ¡no tires todo a tu cama! Hay varios factores sobre cómo organizar la ropa y te presentaremos algunos:
    • La ropa que más usas deberá ser la más fácil de acceder. Así no hurgarás de entre toda tu ropa todos los días tratando de encontrar las prendas que quieres ponerte.
    • Considera también la posibilidad de organizar tu ropa por color, estación. Así será más fácil de encontrar y sabrás exactamente dónde buscar.
    • Trataremos más sobre el almacenamiento luego, pero en cuanto el closet o el armario, procura utilizar todo el espacio. Pon los estantes encima o debajo de la vara del armario, compra algunas cajas y apílalas.
  3. Organiza tus libros y demás objetos pequeños. Quizá todos los días saques un manojo de cosas de su lugar y con el correr de los días, hacerlo podría dejar un gran desorden. Tómate un momento para tomar todo lo que uses frecuentemente y organízalo en un lugar sobre la mesa o un estante de fácil acceso que sea un espacio especial para esos objetos en particular. La próxima vez que lo necesites, lo tomarás y podrás ponerlo justo donde lo encontraste.
    • Decide la forma en que te gustaría organizar tus libros. Si lees frecuentemente, y aunque no lo hagas, deberás mantenerlos organizados. Podrías organizarlos por orden de prioridad, categoría y luego en orden alfabético.
    • Te recomendamos desarrollar un sistema, una plantilla mental de tu habitación. Si sabes que ciertos libros, por ejemplo, van en determinado lugar, la siguiente vez que entres a tu habitación, en vez de tirarlo todo en el suelo, irás directamente al lugar donde corresponde.
  4. Organiza los artículos de aseo personal. Separa y guarda el maquillaje y demás artículos que solo uses para ocasiones especiales de los que usas diariamente. Podrás guardar los productos que no uses en el baño o en una caja de tu armario. Luego, tira a la basura las cosas deterioradas, rotas o no deseadas que sepas que nunca usarás, porque solo ocuparán espacio innecesario.
    • Muchas veces, este tipo de cosas se guardan en un lugar no visible. Tenlas en un recipiente especial, debajo de la cama o incluso en el armario de la ropa de cama.
  5. Organiza el área de la computadora, los videojuegos y los sistemas de entretenimiento. Cuando termines con tus videojuegos, ponlos en su forro, enrolla los cables y guardas todas las piezas de los equipos. En cuanto a tu computadora, déjala en tu escritorio, pero organiza las cosas a su alrededor. Guarda tus cuadernos, libros de texto, artículos para escribir y todo lo demás en cajones o alinéalos bien en la esquina.
    • Tómate un segundo y piensa en lo que no necesitas realmente en tu escritorio. ¿Qué no usas nunca? Podrás ser más productivo en tu escritorio si no está atestado de cosas.
  6. ¡No tengas nada de comida en tu habitación! Salvo que vayas a hacer un experimento científico para atraer moscas, mantén lejos la comida y los platos sucios de tu habitación. Se ven muy mal, pueden hacer un desorden, atraen insectos y a veces roedores pequeños, además harán que tu habitación huela mal.
    • Si tienes la costumbre de comer en tu habitación, asegúrate de tener un basurero de fácil acceso. De esta manera, nada terminará en el suelo olvidado por semanas, cosa que podría generar un desastre. Más bien, podrás tirarla a la basura de inmediato.
  7. Si vas a hacer una limpieza profunda, saca el polvo, trapea o aspira tu habitación. ¿Quieres que tu habitación esté limpia y reluciente? Si tienes una alfombra, aspira el suelo. ¿Es de madera o de baldosa? Barre y trapea. También pasa un paño húmedo con un limpiador multiusos por las superficies para sacar el polvo y los residuos. Echa un ambientador de buen aroma y ¡listo!
    • No todos los limpiadores son seguros para todas las superficies. Lee antes la etiqueta para asegurarte de usar el apropiado para las cosas en tu habitación.

Haz un mantenimiento diario

  1. Haz tu cama. Ahora que tu habitación está limpia, deberás mantenerla así. Una de las cosas más sencillas que podrás hacer todos los días (o casi todos los días) es hacer tu cama para que siga teniendo una vibra de limpieza. Solo te tomará unos cuantos minutos y cambiarás todo el ambiente de tu habitación.
    • Para que conste, también podrás arreglártelas para no hacerla del todo. Solo arregla el edredón (o con lo que te tapes), mulle las almohadas y nadie se dará cuenta.
  2. Recoge tu ropa y organiza tus zapatos. Otra manera en que desordenamos rápidamente nuestras habitaciones es cuando tiramos la ropa al suelo al probarnos ropa nueva o la que nos pondremos para el día. Para evitar que se forme una montaña de ropa, hazlo todos los días. Si solo son unas cuantas prendas, será cuestión de segundos.
    • Quizá te pongas uno o dos pares de zapatos al día. En vez de tirarlos por ahí y quedarte pensando en dónde están, ponlos en su sitio. Lo ideal será hacerlo en una zapatera u otra zona específica.
  3. Guarda la ropa limpia inmediatamente. ¿Qué tan fácil es sacar toda la ropa limpia, tirarla en la cama y ya? Demasiado fácil. Desafortunadamente, luego terminarás con otra pila de ropa y sí, está limpia, pero estará arrugada. No caigas en la pereza y guárdala apenas salga de la secadora. Verás que te alegrarás de hacerlo.
    • Te lo reiteramos, asegúrate de guardarla como quieras, no solo la guardes en conjunto para no verla. Tu armario tiene que estar igual de organizado que tu habitación.
  4. Tómate cinco minutos para recoger todas las cosas que uses. Todos los días quizá agarres unas cuantas cosas: uno o dos libros, algunos artículos de aseo, papeles, videojuegos, maquillaje, etc. Tómate un segundo para poner todo lo que hayas usado ese día en su lugar, aunque lo necesites el día siguiente.
    • Aunque si lo necesitas el día siguiente, podrás no ser tan duro contigo mismo. Solo pon las cosas en un lugar de fácil acceso y tómalas cuando sea necesario. Lo más seguro será ponerlas en un estante a una altura media.

Hazlo más fácil

  1. Compra algunos artículos de almacenamiento bonitos. Si no tienes una manera de guardar tus pertenencias, será bastante difícil organizar cualquier habitación. Para animarte a mantenerte organizado, cómprate algunos artículos para guardar cosas que te gusten y que no te molesten a la vista. Algunas cajas de colores, algunos estantes, una zapatera, una toallera y un organizador de armario harán maravillas. Cuando utilices el espacio que tengas, tu habitación se ampliará y parecerá muchísimo más grande.
    • Trata de ser creativo si no quieres ir a la tienda. En un porta paraguas se pueden poner objetos cilíndricos como una colchoneta de yoga. Podrás usar las cajas de regalo para guardar algunas baratijas. ¿Qué tienes por ahí que podrías darle un buen uso?
  2. Usa cosas multifuncionales. Digamos que vas a comprar una mesita. Esta no deberá ser cualquier mesa, sino una con cajones incorporados. Busca cosas que tengan doble función, porque además de cumplir su propósito, también serán buenas para guardar cosas.
    • Otro ejemplo es el marco de la cama. Si levantas la cama del suelo, de pronto tendrás muchísimo espacio para guardar cosas debajo de ella y así evitarás que los objetos grandes ocupen espacio en tu habitación.
  3. Mantén las cosas que menos uses fuera de tu alcance. Si tienes unas cuantas cosas frente a ti y no sabes cómo organizarlas (ya sea ropa o videojuegos), procura tener todo lo que uses con frecuencia al nivel de las manos o de los ojos. Todo lo que no uses podrás guardarlo en el suelo por o encima de tu cabeza. De esta manera, mantendrás organizadas esas zonas, pues pocas veces las tocarás y te será más fácil encontrar lo que necesitas.
    • Para hacerlo, quizá tengas que revisar todo tu armario o estante para libros. Si ese es el caso, hazlo. Cuando termines, te alegrarás de haberlo hecho y tu armario o estante se verá como nuevo.
  4. Ponles etiqueta a los artículos de almacenamiento. Una vez que tu armario y habitación se vean organizados, será sorprendentemente fácil recaer en el desorden anterior. Un buen método para que te sea más fácil mantener el orden consiste en etiquetar las cajas y los artículos de almacenamiento. Luego, cuando tengas algo que no recuerdes dónde ponerlo, las etiquetas te lo harán recordar.
    • Escoge etiquetas que combinen con el ambiente de tu habitación. Podrás imprimirlas en casa o comprarlas ya hechas de la tienda. Ponles nombre con un marcador permanente, guárdalas y tu habitación estará en perfecto orden.

Consejos

  • ¡Asegúrate de hacer tu cama todas las mañanas! Podrías hacer que ordenar sea un hábito o quizá, por ejemplo, podrías hacer la limpieza los domingos, si no tienes tiempo durante la semana.
  • Imagina cómo quieres que se vea tu habitación de ensueño y ponle todo el tiempo y esfuerzo necesarios.
  • Asegúrate de que tu cómoda esté organizada para que sepas dónde encontrar todo.
  • Dona las cosas que ya no uses.
  • Si compartes la habitación, pide que una parte de la habitación sea tuya y la otra de tu hermana o hermano. ¡Haz de tu parte lo que quieras!
  • Si terminas de leer, escoge un libro y guarda todos los demás por un tiempo.
  • Ponte notitas donde puedas verlas para recordarte de hacer la limpieza.
  • Cuando tengas que tirar cosas, míralas desde el punto de vista de un buen amigo, porque tu propio punto de vista no querrá tirar nada.
  • Procura escuchar música instrumental animada mientras hagas la limpieza.
  • No dejes que nada se caiga al suelo. Todo tiene su lugar: tu mochila, tu armario o el bote de basura o de reciclaje en el garaje.
  • Siempre saca las cosas del suelo primero, así tu habitación se verá mucho más limpia y te mantendrá motivado a limpiar el resto.
  • Si guardas tu ropa y quieres que entre más en tu armario, dóblala y luego ponla de lado, porque así ahorrarás espacio y podrás ver fácilmente lo que quieres cuando quieras, además será más fácil sacar la ropa y ponerla en su lugar.

Advertencias

  • Cambia las sábanas cada 1 o 2 semanas o lávalas.
  • Usa bolsas con cierre, carpetas y bolsas para que las cosas sueltas tengan su lugar. Si no, las cosas pequeñas como auriculares o artículos de escritorio podrían perderse.
  • Guarda todas las notas de la escuela hasta el final del año escolar. Quizá las necesites para los exámenes.

Cosas que necesitarás

  • Paño limpio
  • Limpiador multiusos
  • Aspiradora o fregona
  • Piezas o recipientes para almacenar
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página