Cómo lidiar con un familiar o un ser amado adicto a las drogas

Опубликовал Admin
19-02-2017, 09:20
330
0
Cuando alguien abusa de las drogas, esto afecta a todas las personas que conoce. Los familiares y los seres queridos suelen ser los que más sienten estos efectos. La adicción puede tener efectos emocionales, psicológicos y económicos en las personas más cercanas al consumidor. Si te encuentras en esta situación, hay cosas que puedes hacer para apoyar a tu ser querido y cuidarte. Si bien aprender a lidiar con la adicción es un proceso largo, al final valdrá la pena. Si crees que tú, algún familiar, o un amigo necesita ayuda con problemas de adicciones, dirígete a Recursos adicionales donde encontrarás información para saber a qué organización puedes contactar en Latinoamérica, España o los Estados Unidos.

Educarte sobre la adicción

  1. Busca información en Internet acerca del tipo de adicción que tenga tu ser querido. El mejor plan para el control y la rehabilitación de una adicción en un ser querido puede variar según la substancia hacia la cual haya desarrollado una dependencia.
    • Enfócate en la información de las páginas web con orientación científica o médica. Busca páginas web confiables como las que tienen información del gobierno o de una universidad. Hay mucha información en Internet, pero no todo lo que leas acerca de la adicción a las drogas es verdadero o realista.
    • Aprender acerca de las características de la adicción a las drogas de tu ser querido puede ayudarte a comprender qué podría ocurrir. Esto también te brindará orientación sobre la mejor forma de abordar la situación.
    • Si sabes inglés, el DrugPubs Research Dissemination Center de NIDA brinda recursos sobre las drogas, el abuso de drogas y el tratamiento.
  2. Reconoce la complejidad de la adicción. La adicción es un problema complejo y generalizado. Esta puede contar con dimensiones físicas y mentales. Comprender la complejidad puede ayudarte a lidiar con la situación.
    • Es tentador pensar que los consumidores de drogas simplemente tienen malos valores morales o carecen de fuerza de voluntad. Sin embargo, existen procesos biológicos subyacentes que hacen que la adicción a las drogas sea muy difícil de superar.
    • El abuso y la adicción a las drogas es un problema generalizado. En el 2009, alrededor de 23,5 millones de personas mayores de 12 años necesitaban tratamiento para la adicción. Solo el 11,6 % de estas personas recibió el tratamiento que necesitaba.
  3. Aprende sobre los tratamientos. Los profesionales de la salud mental emplean una variedad de métodos para ayudar a las personas a superar las adicciones. Algunos de estos incluyen a los siguientes:
    • Terapia cognitivo conductual. Este tipo de terapia identifica los desencadenantes y los pensamientos o conductas que contribuyen con el consumo de drogas. Los terapeutas pueden enseñar estrategias para cambiar las conductas. Ellos pueden ayudar a aumentar el autocontrol, detener el consumo de drogas y lidiar con otros problemas que puedan ocurrir.
    • Control de contingencia. Este en un enfoque conductual que ayuda al paciente a supervisar su conducta. Esto ayuda a cambiar la conducta lentamente con el uso de incentivos positivos.
    • Terapia de estímulo motivacional. Este enfoque ayuda a los pacientes a identificar la razón por la que quieren ayuda. Este les ayuda a percibir la razón por la que podrían estar indecisos con respecto al tratamiento y el abandono del consumo de drogas.
    • Terapia familiar. Este enfoque implica a la familia cercana de la persona. Este se centra en las prácticas comunicativas que pueden ayudar u obstaculizar la recuperación de una persona.
  4. Busca una organización que pueda brindar apoyo. En los EE.UU., los grupos como Al-Anon, Ala-Teen y Nar-Anon ofrecen programas de 12 pasos para los familiares y amigos de las personas que tienen problemas de alcoholismo y adicción.
    • Estos grupos ofrecen apoyo para lidiar con los problemas de adicción de la persona. Hablar con personas que se encuentran en situaciones similares puede ayudarte a comprender la adicción y la recuperación. Estos programas también te ayudan a recuperarte de los efectos emocionales de una relación con una persona adicta.
    • Ellos pueden ayudarte a superar la culpa y las adversidades del pasado que hayas experimentado con tu ser querido que es adicto a una droga. Es importante buscar apoyo para ti mientras tratas de ayudar a tu ser querido. La página web de Al-Anon cuenta con herramientas de búsqueda para que puedas ubicar una reunión cerca de tu área.

Hablar con tu ser querido

  1. Habla sin reservas. Habla con tu familiar acerca de tus preocupaciones relacionadas con su consumo de substancias. Trata de hacerlo de una forma que no cause peleas, que le demuestre tu apoyo y que no sea prejuiciosa.
    • Enfócate en tus sentimientos en lugar de hacer acusaciones o críticas. Por ejemplo, podrías decir: “Me preocupa que tu consumo de alcohol pueda estar afectando tu salud”, en lugar de “Bebes demasiado. ¿No sabes que la bebida puede destruir tu hígado?”.
    • También puedes pedirle a los amigos y familiares que expresen sus preocupaciones. Ayuda a tu ser querido a notar cómo su adicción lo ha afectado.
    • Dile cómo han cambiado su conducta, sus metas o actitudes desde que empezó a consumir la droga. Recuérdale las metas que tenía antes o la persona que quería ser.
  2. Anima a tu ser querido a buscar ayuda profesional. No ignores el consumo de drogas de tu ser querido. En lugar de ello, reconoce la adicción y la tensión que esta genera en la familia o la relación. Habla sobre ello de manera respetuosa con tu ser querido y anímalo a buscar ayuda.
    • Por ejemplo, podrías decir: “Estoy muy preocupado de que algo terrible te ocurra si sigues consumiendo drogas. Sé que podría ser difícil dejar de hacerlo, pero existen servicios que pueden ayudarte”. Incluso podrías ofrecerte para buscar un grupo, un doctor o un terapeuta para iniciar el proceso.
    • Mientras más pronto busque tratamiento, mayores serán las probabilidades de que supere la adicción.
  3. Informa a tu ser querido sobre las opciones de tratamiento. Hablar con tu ser querido sobre las opciones de tratamiento puede ayudar a hacer que la experiencia luzca menos amenazante. Cuéntale lo que hayas descubierto en tu investigación. Ayuda a tu ser querido a comprender que muchos otros también tienen problemas con la adicción.
    • Dile a tu ser querido que le brindarás tu apoyo durante el proceso de tratamiento y recuperación.
    • Ten en cuenta que en un inicio su reacción será negativa. Escuchar que tus seres queridos quieren que cambies y que desaprueban tu conducta es difícil. Comprende que tu ser querido podría no ser receptivo a tus preocupaciones. Él podría negar la presencia de un problema o brindar excusas por su conducta. Prepárate para escuchar estos argumentos y brindar apoyo, pero manteniendo tu postura.
  4. Ayuda a tu ser querido cuando esté listo. Podría tomar algo de tiempo para que tu ser querido esté listo para aceptar que tiene un problema de adicción. Es importante seguir brindándole apoyo y recordar cómo es esta persona al margen de la adicción.
    • Debes estar preparado para sugerir lugares en los que puedan ayudarlo, llamar y reservar una cita, o asistir a las citas con él.
    • Tu ser querido podría reservar muchas citas y luego cancelarlas antes de asistir. Esta es una conducta normal en las personas que tienen problemas de adicción. Ayúdalo a recordar por qué el tratamiento es importante.

Buscar ayuda profesional

  1. Busca en las clínicas de desintoxicación y en los centros de rehabilitación. Cuando tu ser querido esté listo para recibir ayuda, puedes hacer las cosas más fáciles ayudándolo a buscar tratamiento. Consulta a un profesional médico o busca en Internet centros locales que traten a las personas con adicciones.
    • Un programa de desintoxicación implica el tratamiento de los efectos físicos de la dependencia a una substancia. El cuerpo ha estado funcionando por un largo tiempo con la droga en su sistema; por ello, esta pueda causar daños graves si la persona deja de consumirla de forma súbita. El proceso de desintoxicación suele llevarse a cabo bajo los cuidados de un doctor. El equipo médico libera al cuerpo de la substancia adictiva de manera sistemática y segura.
    • Muchas personas tienen otras condiciones que contribuyen con sus adicciones. Busca un centro de desintoxicación o un hospital que puedan abordar todos los aspectos de la salud de tu ser querido. Esto puede marcar una diferencia entre una recuperación temporal y una permanente.
    • Tu familiar también puede recibir tratamiento de forma ambulatoria. Esto implica acudir a un profesional de la salud mental que se especialice en el tratamiento de adicciones.
  2. Busca grupos de apoyo. Tu ser querido podría necesitar acudir a un grupo o una terapia independiente. Muchas organizaciones realizan reuniones frecuentes para fomentar una vida sin drogas y brindar una red de apoyo. Estos grupos suelen ofrecer apoyo anónimo. En los EE.UU., también existen organizaciones que pueden ayudarte a encontrar un tratamiento y otros recursos para un ser querido:
    • La Substance Abuse and Mental Health Services Administration (SAMHSA) ofrece información sobre los centros de tratamiento de adicción a drogas. Esto incluye a los tratamientos a domicilio, ambulatorios y los que se realizan en pacientes internados. Puedes llamar al 1-800-662-HELP.
    • La National Suicide Prevention Lifeline (1-800-273-TALK) puede ser de ayuda para muchos problemas, incluidos la prevención del suicidio y el abuso de drogas y alcohol. Ellos pueden ayudarte a encontrar recursos.
    • La National Alliance on Mental Illness and Mental Health America ofrece apoyo para la autoayuda para los pacientes y familiares que lidian con una variedad de trastornos mentales.
    • La American Academy of Addiction Psychiatry y la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry pueden ayudarte a ubicar a un doctor en tu área que se especialice en adicciones.
    • Faces & Voices of Recovery ayuda a las personas que tengan problemas con una adicción a largo plazo y su recuperación. Ellos tratan de ayudar a nivel comunitario brindando recursos para el cuidado.
    • The Partnership at Drugfree.org ayuda a los adolescentes y también puede brindar información y apoyo a los padres. Llama a la línea de ayuda para padres (1-855-378-4373).
    • La American Society of Addiction Medicine puede ayudarte a encontrar opciones de tratamiento y a acceder a recursos sobre la adicción.
  3. Habla con un terapeuta o consejero profesional. Además de aprender sobre los recursos para tu ser querido con problemas de adicción, hablar con un terapeuta o consejero familiar también puede ser de utilidad para ti y otros familiares.
    • Vivir con un ser querido adicto a las drogas puede causar un estrés considerable en las demás personas de la casa. La terapia familiar puede ayudar a los padres, niños o parejas sentimentales confundidos o estresados.
    • El objetivo de la terapia familiar es identificar los patrones que no son de ayuda o que refuerzan la conducta de la persona que consume drogas. El terapeuta ayuda a la familia a superar estos obstáculos y desarrollar una nueva forma de interactuar. El terapeuta puede ayudar a la familia a aprender a lidiar con las recaídas. Él también te brindará información sobre cómo lidiar con las emergencias. Esto incluye a las sobredosis o la violencia relacionada con la adicción.
    • Muchas escuelas cuentan con consejeros que ayudan a los padres a lidiar con sus hijos si tienen una adicción. También hay terapeutas que se especializan en ayudar a niños y adolescentes con adicciones.

Perseverar y establecer límites

  1. Brinda apoyo emocional sin permitir que tu ser querido continúe con la adicción. “Rescatar” a tu ser querido de manera económica o alguna otra forma, no es de utilidad. Esto solo permite que continúe con su conducta. Sé claro indicándole que puedes brindarle apoyo, pero solo si se tomará el tratamiento con seriedad. Aquí te brindamos algunos ejemplos de límites saludables que puedes establecer:
    • No le des dinero a tu ser querido, ya que esto permitirá que siga comprando drogas o alcohol. Sin embargo, recuérdale que estás preparado y dispuesto a ayudarlo a encontrar un tratamiento.
    • Dile a tu ser querido que puedes brindarle apoyo emocional, pero que no permitirás que consuma drogas en tu casa.
    • Hazle saber a tu ser querido que estás allí para él, pero también dile que no dejarás todo para lidiar con un problema o una emergencia relacionados con las drogas. Él debe aprender a ayudarse a sí mismo.
    • Indícale a tu ser querido que esperas que pueda acompañarte a eventos. Por otro lado, también enfatiza que si no asiste debido al consumo de drogas, los planes continuarán sin él.
  2. Desarrolla habilidades comunicativas eficaces. Las relaciones pueden desarrollar patrones de comunicación que hacen que todos tengan más dificultades para expresarse. Aprender a compartir tus pensamientos y sentimientos de forma eficaz puede ayudarte mucho.
    • La comunicación eficaz te permite enfocarte en las conversaciones que favorecen al objetivo de buscar ayuda. Esto te ayuda a evitar un ciclo continuo de negatividad, culpas, amenazas o gritos.
    • Habla sobre ti y tus sentimientos, en lugar de hacer acusaciones. Por ejemplo, empieza las oraciones diciendo: “He notado”, “Me preocupa” o “Siento que”. No te centres en la otra persona.
    • Aborda a la persona cuando esté sobria. Será más probable que recibas una respuesta calmada y racional.
    • Trata de mantener el tono de tu voz calmado y uniforme durante las conversaciones. La preocupación y la compasión son de ayuda; la furia, no.
    • Enfatiza tu amor y tu preocupación por la persona adicta. Esto puede ayudarla a sentirse menos amenazada y más valorada.
    • Sé asertivo con tu ser querido en relación con tus límites y necesidades.
    • Habla con un consejero o terapeuta para obtener más sugerencias sobre la comunicación eficaz, si tienes la oportunidad de hacerlo.
  3. Evita los patrones de comunicación negativos. Además de mejorar tus habilidades comunicativas en general, hay muchas conductas que debes evitar. No realices estas acciones de poca utilidad:
    • Sermonear a tu ser querido o manipularlo para que cambie
    • Usar la culpa para tratar de hacer que cambie o deje de consumir drogas
    • Acudir a la ayuda de tu ser querido con excusas como salvarlo de las consecuencias
    • Hacerte cargo de las responsabilidades de tu ser querido
    • Ocultar o arrojar sus drogas o los equipos relacionados con ellas. Es una mejor idea decirle que debe deshacerse de ellos o al menos no tenerlos en casa.
    • Pelear o discutir con tu ser querido si está bajo los efectos de la droga
    • Consumir drogas con tu ser querido
  4. Corta vínculos si es necesario. Prepárate para mantener tu seguridad personal cortando vínculos con tu ser querido, si su conducta la amenaza. Las conductas que pueden hacer que consideres alejarte de la situación incluyen a las siguientes:
    • Conducta violenta o abusiva hacia ti u otros
    • Poner en peligro a la casa o los familiares con una conducta peligrosa. Esto podría incluir al consumo de drogas cerca de los niños o hacer negocios con drogas en la casa.
    • Poner en peligro la estabilidad económica de la familia. Esto podría incluir a vaciar la cuenta bancaria o vender artículos de la casa para costear su consumo de drogas.
    • Cortar vínculos puede requerir medidas severas. Podrías tener que denunciar una conducta ilegal a las autoridades civiles. Podrías tener que admitir un delito menor ante un programa de abuso de substancias con pacientes internados. Es probable que tengas que pedirle a tu ser querido que abandone tu casa y no regrese hasta estar sobrio. En los casos extremos, podrías tener que mudarte sin indicarle tu nueva dirección.

Consejos

  • Conocer los límites de tu propia capacidad para ayudar a tu ser querido es esencial para preservar tu propia salud y felicidad. Si no garantizas tu propia seguridad, no podrás ayudarlo. Establece límites para la ayuda que brindarás en el tratamiento de la adicción de tu ser querido.
  • Trata de brindarle a los niños lazos familiares sólidos y positivos. Debe haber una supervisión paternal evidente y constante para las actividades de los niños. También deben existir reglas de conducta claras y constantes. Los padres deben participar activamente en las vidas de sus hijos.
  • La adicción a las drogas es difícil de superar sin ayuda médica profesional o terapéutica. Los familiares de las personas adictas a las drogas suelen beneficiarse de las terapias individuales o grupales. Esto les ayuda a controlar el estrés generado por una relación muy difícil.

Advertencias

  • No se puede ayudar a todas las personas adictas. Incluso si haces todo bien, quizás no puedas convencer a tu ser querido de que busque tratamiento. Prepárate para esta posibilidad. Trata de no culparte si esto ocurre.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página