Cómo curar una infección urinaria

Опубликовал Admin
Las infecciones urinarias (IU) son muy incómodas, así que no es sorprendente que las personas que las padecen anhelen deshacerse rápido del problema. También es importante llevar a cabo un tratamiento rápido y oportuno para evitar que la infección se convierta en una condición más grave. La infección del tracto urinario en ocasiones desaparece por sí sola después de cuatro o cinco días y hay varios tratamientos caseros que puedes probar, pero es altamente recomendable que recibas la asistencia médica de un profesional para obtener el tratamiento más rápido y más completo.

Buscar tratamiento médico para una IU

  1. Reconoce los síntomas. La infección del tracto urinario (IU) es muy común, pero puede ser desagradable y muy incómoda. Es una infección del tracto urinario superior (riñones y uréteres), tracto urinario inferior (vejiga y uretra) o de ambos.
    • Si desarrollas una IU, probablemente tendrás una sensación de ardor al momento de orinar y una necesidad de orinar con frecuencia.
    • También podrías sentir dolor en la parte baja del abdomen.
  2. Conoce los distintos síntomas de una infección del tracto urinario superior o del tracto urinario inferior. Hay distintos síntomas para las distintas infecciones. Puede ser útil pensar en tus síntomas de modo que puedas explicarlos con claridad si necesitas ir al doctor. Los síntomas de la IU inferior incluyen: necesidad de orinar con más frecuencia, orina turbia o con sangre, dolor de espalda, orina maloliente y malestar general.
    • Si tienes una IU superior, podrías experimentar fiebre (más de 38 °C o 100 °F).
    • También podrías sentir náuseas y temblar sin control.
    • Otros síntomas son: vómitos y diarrea.
  3. Debes saber cuándo buscar tratamiento médico. Del 25 al 40 % de las IU leves se resuelven de forma espontánea, pero aún queda más de la mitad de los pacientes que podrían ponerse en riesgo de sufrir complicaciones al no buscar atención médica. Saca una cita con tu doctor de inmediato si experimentas una IU y desarrollas fiebre o tus síntomas empeoran de forma repentina.
    • Si estás embarazada o eres diabético debes contactarte con tu doctor de inmediato.
    • Acudir al doctor te permitirá obtener un diagnóstico claro. Lo que crees que es una IU podría ser una infección por hongos o algo más.
    • Tu doctor probablemente llevará a cabo un análisis de orina para determinar si tienes una IU y qué bacterias podrían ser las causantes. Por lo general, estos cultivos tardan 48 horas en completarse.
  4. Sigue un tratamiento con antibióticos. Las IU son infecciones bacterianas y, por lo tanto, los antibióticos prescritos por el doctor son el tratamiento más completo y más recomendable que debes considerar. Los antibióticos se recomiendan especialmente para las mujeres que sufren con frecuencia de dicha infección. Los tratamientos con antibióticos a largo plazo contribuyen a evitar la recurrencia de la infección.
    • Los antibióticos más prescritos para tratar una IU son: nitrofurantoina (de la marca Furadantin, Macrobid o Macrodantin) y sulfametoxazol con trimetoprima (de la marca Bactrim o Septra). Sin embargo, también se prescriben los siguientes: ciprofloxacina (conocida como Cipro), fosfomicina (conocida como Monurol) y levofloxacina (conocida como Levaquin).
    • Además de los antibióticos, AZO es un analgésico de venta libre para la vejiga que puede ser muy útil.
  5. Completa el tratamiento con antibióticos. Sigue este tratamiento de uno a siete días, con la prescripción y los consejos de tu doctor. La mayoría de las mujeres se someten a un tratamiento con antibióticos de 3 a 5 días. Los hombres pueden seguir uno de 7 a 14 días. Aunque los síntomas normalmente desaparecen después de tres días de tratamiento, las bacterias pueden tardar hasta cinco días para morir por completo en el tracto urinario. Para los hombres, esto podría tardar aún más.
    • Es vital que termines de tomar todos los antibióticos que prescriba el doctor, a menos que él te indique lo contrario.
    • Si dejas de tomarlos antes de acabar el tratamiento, no permites que los antibióticos terminen de matar a las bacterias.
    • Si los síntomas persisten después de haber tomado todos los antibióticos o no sientes ninguna mejora después de unos días, vuelve a contactarte con el doctor.
  6. Ten en cuenta las potenciales complicaciones. Hay complicaciones potencialmente graves a partir de una IU severa, lo cual podría dar lugar a una insuficiencia renal o una intoxicación de la sangre. Estos no son comunes y generalmente solo afectan a las personas con un problema de salud preexistente, como la diabetes. Si tienes un sistema inmunológico debilitado, eres más susceptible a complicaciones e infecciones.
    • Las mujeres embarazadas con IU están en riesgo de sufrir complicaciones fatales y siempre deben hacer que el doctor las examine.
    • Los hombres que tienen IU recurrente corren el riesgo de desarrollar una inflamación de la próstata, conocida prostatitis.
    • Podrías requerir tratamiento en el hospital en caso de tener una IU superior severa o si manifiestas complicaciones.
    • Esto implicará el uso de antibióticos, pero te supervisarán de cerca y tal vez te podrán una intravenosa para mantenerte hidratado.

Aliviar una IU en casa

  1. Bebe mucha agua. Los antibióticos son la única manera de tratar una IU, pero dado que a menudo pasa en unos días, hay algunas medidas que puedes tomar para ayudar a aliviar los síntomas y reducir la probabilidad de que la infección vuelva a ocurrir. La más directa de estas es simplemente beber mucha agua durante el día, más o menos 1 vaso por hora.
    • Al momento de orinar, la vejiga se limpia y esto puede ayudar a expulsar las bacterias.
    • No retengas la orina. De lo contrario, la infección puede agravarse debido a que la retención favorece la reproducción de las bacterias.
  2. Prueba el jugo de arándanos. Beber jugo de arándanos es un remedio casero común para la IU. Aunque hay pocas pruebas de que el jugo de arándanos pueda combatir realmente la infección, este puede prevenirla. Si tienes infecciones recurrentes, prueba las cápsulas de arándanos de mayor resistencia. Al igual que con el agua, bebe muchos líquidos para expulsar y limpiar el organismo.
    • No tomes jugo de arándanos si tú o tu familia tienen antecedentes de infecciones renales.
    • No debes tomar cápsulas de jugo de arándanos si tomas medicamentos anticoagulantes.
    • No existe una dosis médicamente especificada para tomar jugo de arándanos, ya que no se ha comprobado su eficacia.
    • Un estudio descubrió resultados positivos para las mujeres que tomaron una tableta de jugo de arándanos concentrado al día o bebieron 250 ml (8 oz) de jugo de arándanos sin azúcar tres veces al día, durante un año.
  3. Toma suplementos de vitamina C. Tomar dichos suplementos al inicio de los síntomas de la IU puede ayudar a limitar el desarrollo de la infección. La vitamina C ayuda a acidificar la orina, lo cual disuade a las bacterias de colonizar la vejiga, a la vez que fortalece las defensas de tu sistema inmunológico.
    • Prueba una dosis de 500 mg cada hora, pero detente si tus deposiciones se vuelven blandas.
    • Puedes combinar los suplementos de vitamina C con tés antiinflamatorios suaves, como el sello de oro, la equinácea y la ortiga.
    • Si los síntomas persisten después de unos días, acude al doctor.
  4. Evita el consumo de irritantes. Hay ciertas cosas que consumes que pueden ser irritantes, cuyos efectos se intensifican cuando tienes una IU. Los dos más grandes irritantes que debes evitar son el café y el alcohol. No solo son irritantes, sino también te deshidratan, lo cual puede dificultar aún más la expulsión de las bacterias del tracto urinario.
    • También debes evitar los refrescos que contienen jugos cítricos hasta que la infección haya desaparecido.
    • Restringir la cafeína y el alcohol en tu dieta, también sirve como una medida preventiva contra futuras IU si eres susceptible a dichas infecciones.

Mantenerse higiénico y saludable

  1. Mantén una excelente higiene urinaria. Aunque normalmente llevar una higiene adecuada se considera como una medida preventiva contra las infecciones del tracto urinario, también constituye una parte esencial de la pronta eliminación de la infección. Mientras más prácticas saludables e higiénicas incorpores, mejor estarás.
    • Límpiate de adelante hacia atrás después de usar el baño. Esto es muy importante para las mujeres, quienes siempre deben limpiarse de esta manera.
  2. Límpiate antes y después de tener sexo. Las relaciones sexuales son una de las formas en que las bacterias pueden introducirse en la uretra de una mujer, las cuales terminan en la vejiga. Para evitarlo, debes limpiarte la zona genital y anal antes y después de la actividad sexual. Las mujeres también deben orinar antes y después de la actividad sexual.
    • Orinar después de las relaciones sexuales vacía el hígado y expulsa las bacterias.
    • La IU no es infecciosa y, por ende, no puedes contraerla de nadie más.
  3. Usa la ropa adecuada. Ciertas prendas pueden dificultar la tarea de eliminar la IU. La ropa interior ajustada (la cual está hecha de materiales no transpirables) permite el desarrollo de un ambiente húmedo y favorable para las bacterias junto a la vejiga. Por eso, elige la ropa interior de algodón, en vez de las telas no absorbentes como el nailon.
    • Evita los pantalones y pantalones cortos ajustados. Las prendas ajustadas permiten la acumulación de sudor y humedad, lo cual genera un medio ideal para la reproducción de las bacterias.
    • Usar la ropa interior adecuada puede ayudar a evitar que las infecciones se desarrollen o empeoren, pero no las curará.

Consejos

  • Además de tomar abundante agua, descansa mucho.
  • No tengas relaciones sexuales mientras tratas una infección del tracto urinario. De lo contrario, puedes introducir nuevas bacterias y reducir la probabilidad de recuperarte por completo.
  • Minimiza la incomodidad con una compresa caliente. Si bien esto no eliminará la infección del tracto urinario, ayuda a aliviar los síntomas. La compresa debe estar caliente, pero no tanto y debes aplicarla en la parte baja del abdomen para aliviar la presión, el dolor y otros malestares relacionados con dicha infección.
  • Toma ibuprofeno para aliviar el dolor, mientras tomas los demás remedios.
  • Bebe mucha agua y toma los medicamentos que te prescriba el doctor.

Advertencias

  • Si no ves una mejora radical en los síntomas después de 24 a 36 horas de tratamiento casero, necesitas buscar asistencia médica de un profesional.
  • Si el tratamiento casero parece no funcionar, considera hacerte un análisis de orina profesional para verificar si hay bacterias restantes.
  • Incluso las IU simples pueden convertirse en infecciones renales fatales si las dejas sin tratamiento por mucho tiempo.
  • Dado que el jugo de arándanos es muy ácido, puede empeorar una infección urinaria existente. Los alimentos y las bebidas ácidas pueden irritar la vejiga que ya está inflamada.
  • Toma jugo de arándanos como una medida preventiva muy eficaz, pero ten mucho cuidado con su consumo si tienes una infección activa.

Cosas que necesitarás

  • Jugo de arándanos
  • Agua
  • Vitamina C
  • Suplementos de sello de oro, acidophilus, uva ursi, equinácea y ortiga
  • Ropa interior de algodón
  • Parte inferior del pijama y pantalones holgados
  • Antibióticos
Теги: