Cómo entrenar a tu perro para ir al baño en diez días

Dependiendo de tu perro, de tu familia y de tu estilo de vida, entrenar a un perro para que haga sus necesidades en un lugar específico puede ser desde fácil hasta casi imposible. Muchos dueños tienen suerte y a pesar de muchos errores que cometen sin saberlo, terminan con un perro entrenado. Por otro lado, algunos dueños necesitan ayuda de un entrenador de perros o consejero de comportamiento.

Pasos

  1. Lo primero que tienes que hacer antes de que empieces tu plan para entrenar a tu perro es asegurar de que tu casa esté libre de orina y olores residuales. Compra una luz ultravioleta y un eliminador de olores de mascota en una tienda para mascotas cercana. Cuando esté oscuro, apaga todas las luces e inspecciona a fondo tu casa, alfombras, muebles y azulejos. La luz ultravioleta revelará cualquier mancha vieja para que puedas limpiarla de manera efectiva y deshacerte de ella. Existen muchos productos muy efectivos para limpiar las manchas y los olores disponibles.
  2. Si no tienes una, compra una jaula de alambre de buena calidad que sea suficientemente grande para que tu perro se ponga de pie, se acueste y pueda dar vueltas. Pon la jaula en una parte tranquila pero no aislada de tu casa. También necesitarás tres Kong’s (juguetes masticables que puedes rellenar con premios), un juguete que haga ruido, un collar de nylon y una correa de unos 2 metros.
  3. Desarrolla y sigue un horario de 24 horas para idas al baño. Esto es crucial porque no querrás que tu cachorro tenga un accidente. Tu horario debe incluir comidas, tiempo para jugar, tiempo para entrenar, descansos para ir al baño y tiempo para dormir durante todo el programa de 10 días. Los espacios para ir al baño deben estar planeados cada cuatro horas, excepto por la noche cuando puedes permitir que pasen hasta 6 horas. El plan también debe incluir dos o tres sesiones de alimentación, una en la mañana, una a mediodía y la última a más tardar a las 6 pm. Tu perro no debe tener acceso a su agua después de las 8 pm o tres horas antes de que vaya a su jaula a dormir por la noche.
  4. Si no puedes estar en casa durante el descanso de mediodía, programa un tiempo que puedas salirte del trabajo o contrata a un paseador o cuidador de perros que te pueda ayudar con esa parte del horario del entrenamiento. Ésto será vital para el éxito.
  5. Mantén un diario del horario de comida y hábitos del baño de tu perro. Nota cuándo orina y defeca. Nota exactamente cuándo come y recibe cualquier otro premio durante el día. Tu diario te ayudará a determinar cuánto tiempo después de comer y beber tu perro normalmente necesita hacer sus necesidades. Puedes utilizar esta información para ajustar tu horario si es necesario.
  6. El día de tu perro incluirá comidas, horas para dormir, jugar, entrenar y tiempo para ir al baño. Durante cada uno de estos periodos el perro estará en su jaula o pegado a ti. Dale a tu perro un Kong relleno con premios deliciosos para premiarlo mientras está en su jaula. Tu perro debe estar supervisado todo el tiempo mientras lo entrenas. Cuando el perro esté pegado a ti, busca señales de que necesite ir al baño. Si notas que tu perro está olfateando el piso, caminando en círculos o se ve incómodo, llévalo rápidamente a su área designada de baño y sigue la regla número 7.
  7. En los horarios predeterminados para ir al baño, saca a tu perro de la jaula, con la correa puesta, y llévalo a su área designada para ir al baño. Mantén a tu perro amarrado con la correa pero déjalo que explore mientras tú te quedas donde mismo. Al principio, ignóralo. Ya que tu perro no recibirá tu atención y habrá un número limitado de cosas de interés qué explorar en el área restringida por la correa, tu perro eventualmente hará sus necesidades.
  8. Una vez que tu perro haya terminado, halágalo diciendo “buen perro”. Dale mucha atención y premios; haz una pequeña celebración con tu perro. Esto le hace saber que su comportamiento es bueno y que merece alabanza. DEBES crear una situación en la que tu perro quiera ir al baño en esa área en particular.
  9. Sólo hasta después de que tu perro haya ido al baño debes quitarle la correa para jugar con él o llevarlo a su caminata larga. Esto asegura que tu perro aprenderá pronto que entre más rápido termine de ir al baño, más rápido obtendrá su premio de un bocadillo, jugar contigo, caminar o las tres cosas. SIEMPRE ejercítate o entrena a tu perro durante al menos diez minutos antes de que lo lleves de vuelta a su jaula.
  10. Demuéstrale a tu perro que eres un líder confiable y benevolente. Nunca lo castigues por sus errores. Los accidentes de tu perro son tus accidentes. Si, como lo describimos en la regla 6, notas que tu perro muestra señales de que necesita el baño mientras estás adentro y no lo sacas rápidamente, simplemente llama su atención con un aplauso fuerte y llévalo afuera inmediatamente a su área para hacer del baño (puedes limpiar cualquier accidente de adentro después).

Consejos

  • Así que, cuando lleves a un nuevo cachorro o perro rescatado a tu casa, o si tienes un perro más viejo que no esté entrenado aún, sigue las “Diez reglas para entrenar a tu perro” y te dará gusto darte cuenta que en diez días tendrás a un perro totalmente entrenado.
  • Cuando los perros son expuestos a sistemas de entrenamiento consistentes y sin accidentes te sorprenderá lo rápido que pueden aprender. Con el nivel correcto de compromiso y el uso consciente de un horario de entrenamiento puedes entrenar a un perro para que sea entrenado para ir al baño en diez días.

Advertencias

  • Los casos más difíciles para entrenar son los perros que, por error, han sido entrenados “en reversa” por sus dueños. El “entrenamiento en reversa” ocurre cuando al perro se le permitió ir al baño dentro de la casa y su comportamiento fue reforzado involuntariamente. Otro ejemplo difícil de entrenamiento incluye a los cachorros de tiendas de mascotas, granjas de cachorros y criadores no registrados, pues han sido criados en espacios reducidos y condiciones insalubres. Ya que no tienen alternativa, estos cachorros comen y duermen en la misma área que usan como baño.

Cosas que necesitarás

  • Una jaula
  • Un collar y una correa de unos 2 metros
  • Unos juguetes interactivos que puedas rellenar con premios
  • Un área designada para ir al baño
  • Un kit de limpieza y una luz ultravioleta
  • La ayuda de un paseador o cuidador de perros para ayudarte en la primera semana
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página