Cómo reavivar una amistad

Опубликовал Admin
Ya sea para cambiar tu estilo de vida, solucionar un conflicto o desarrollar intereses diferentes, la amistad se desvanece de vez en cuando. A lo mejor quieras resolver un desacuerdo pasado o simplemente quieras acortar la distancia que ha crecido entre tú y tu viejo amigo. Por suerte, hay pasos claros y constructivos que puedes seguir para indicar que te interesa reconectarte con él y empezar el proceso de reavivar una amistad.

Expresar tus deseos de reavivar una amistad

  1. Da el primer paso. No esperes a que tu amigo se comunique contigo. Si quieres volver a comunicarte con él, debes mostrarte disponible, ya sea comunicándote o reuniéndote con él. Una llamada telefónica o un correo electrónico son medios rápidos, fáciles y respetuosos de expresarle tu interés de hablar con él o de pasar tiempo juntos. Sin embargo, debes considerar tus opciones con respecto a la forma en que te comunicarás con él.
  2. Comunícate con él de la manera correcta. Dependiendo del nivel al que se hayan distanciado, existen rutas diferentes que puedes tomar. La profundidad de tu relación anterior y el contexto en el que se han distanciado son factores importantes al considerar cómo debes acercarte a un viejo amigo.
    • Si simplemente no lo has visto ni has hablado con él por un tiempo, comunícate con él de forma casual. Puede funcionar enviarle un mensaje en una plataforma en línea que ambos usen. Un correo electrónico es mejor porque es el método de comunicación más confiable y seguro. Las personas también tienden a revisar su correo electrónico con más frecuencia.
    • Considera enviarle una carta. Si habían tenido un conflicto, ten cuidado de no volver a despertar rencores pasados. Ten cuidado de no hacerlo sentir como si estuviera obligado a responderte. No lo llames si se habían enemistado, pues si lo haces se sentirá incómodo o incluso molesto. Una nota o tarjeta le dará tiempo para pensar y contemplar una respuesta.
    • No solo le envíes un mensaje de texto, debes hacer algo más. Aunque enviar un mensaje de texto es una forma excelente de saludarlo, no es un método productivo para reavivar una relación. Si sientes que tu relación es casual y te sientes lo suficientemente cómodo como para comunicarte con un amigo por mensaje de texto, pero no han hablado por un tiempo, llámalo. El método más personal indicará tu interés en realmente volverte a comunicar con él.
  3. No te preocupes por cuánto tiempo haya pasado. No sientas que tu amistad ha terminado o que ahora es menos importante. Las amistades por lo general cambian cuando las personas se casan, se mudan o tienen hijos. Si extrañas a un viejo amigo, hay muchas probabilidades de que él también te extrañe. Siempre es adecuado que intentes volver a comunicarte con él.
    • Reconoce la importancia de las circunstancias. Si se han enemistado porque tu amigo pasó por un cambio importante en su vida y tú también has pasado por un cambio parecido en tu vida, es posible que incluso descubras que ambos tienen más cosas en común que antes.
    • ¡No esperes más! Mientras más tiempo pases extrañando a tu amigo sin hacer nada, más se distanciarán. Debes saber que están bien si no has hablado con alguien por un tiempo. Es posible que en realidad le alegres el día haciéndole saber que has estado pensando en él y que te gustaría que se vuelvan a comunicar.
  4. Debes ser persistente, pero no debes mostrarte demasiado ansioso. Si tu amigo no responde o si lo hace de forma indecisa, puedes expresarle tus deseos de volver a comunicarte con él una vez más. Sin embargo, no debes apresurarte. Dale tiempo para que se comunique contigo. Si simplemente no responde, acepta el hecho de que tal vez no esté listo ni dispuesto para volverse a comunicar contigo en un futuro previsible.

Reunirte con un amigo del que te has distanciado por un tiempo

  1. La primera vez que te reúnas con él debe ser por un tiempo breve. Debes saber que el presente no es el pasado. Es posible que tu amigo haya cambiado bastante. No esperes que sea la persona que fue cuando eran amigos cercanos.
    • Esperar mucho de otra persona afecta lo que sientes por ella, lo cual es injusto para ella y podría dar lugar a expectativas innecesarias sobre la posibilidad de reavivar tu amistad.
    • Reúnanse para tomar un café o un almuerzo en vez de salir una noche juntos. Esto les permitirá a ambos interactuar de una forma más casual, con menos suposiciones o expectativas con respecto a la reunión.
  2. Pídele disculpas. Si hay algo por lo que tengas que pedirle disculpas, hazlo lo más pronto posible. Debes ser sumamente honesto. Debes saber que quizás tu amigo todavía sienta algo negativo por lo que sucedió entre ustedes dos y podría volver a sentir esas emociones negativas cuando se reúna contigo de nuevo.
    • Si tuviste la culpa de algo que causó un conflicto, aunque solo de forma parcial, acepta tu culpa.
    • Dile a tu amigo que estás dispuesto a dejar el pasado atrás y a hablar sobre lo que haya sucedido si a él también le gustaría hacerlo.
    • Dile algo como “Jorge, estoy muy arrepentido por la discusión que tuvimos. ¿Salimos a tomar juntos algún día?”.
    • También podrías decirle algo como “Sally, sabes que me he sentido muy mal por cómo me comporté hace poco. Me gustaría que nos volvamos a reunir algún día, si gustas”.
  3. Escúchalo y respétalo. Siempre debes ser respetuoso cuando interactúes con otras personas y más aun cuando interactúes con tus amigos. Una de las formas más seguras de indicar que respetas a alguien es escuchándolo atentamente cuando conversen. Para comprender sus sentimientos o pensamientos, considera la amistad desde su perspectiva.
    • Practica escuchándolo de forma activa. En especial cuando hablen de algo importante, asegúrate de seguir estos consejos para escuchar atentamente:
      • Resume lo que la otra persona diga cuando no estés muy seguro de lo que acaba de decir.
      • Anímalo a seguir hablando con frases cortas como “¿Y luego?” u “¡Oh!”.
      • Usa oraciones en primera persona cuando le respondas; reflexiona sobre lo que tu amigo diga en voz alta, usando oraciones que empiecen como “Siento que…”.
      • Si algo no te queda claro, pídele que explique más desde el punto que no comprendiste.
  4. Recuerda los momentos agradables. Independientemente del contexto en el que ahora esté inserto tu amistad, sin duda tienes buenos recuerdos de experiencias que compartieron en el pasado. Recuerda algunos de los momentos agradables que pasaron juntos, en especial los que les saquen una sonrisa.
    • Al recordar los momentos agradables, es probable que tu amigo recuerde momentos parecidos, y ambos terminarán recordando más sobre su amistad que lo que cualquiera de los dos haya recordado por separado.
    • Esto despertará sentimientos positivos con respecto al otro o un interés en pasar tiempo juntos de nuevo.

Reflexionar sobre tu amistad después de volverte a comunicar con tu amigo

  1. Perdónalo. Debes darte cuenta de que este paso viene después de pedirle disculpas. No solo debes perdonar a un amigo con el que quieres seguir manteniendo una amistad, sino que debes perdonarlo aunque no te pida disculpas. Si ambos no pueden solucionar un problema por completo, es posible que aun así puedan mantener una buena amistad.
    • Debes saber que hay oportunidades de aprendizaje y desarrollo para ambos en su amistad. Respetarse el uno al otro puede ayudarles a encontrar el lado positivo de la relación que tenían y esa relación los hará desarrollarse.
  2. Completa tus planes. Si te comprometes a reunirte con él, hazlo realizando planes específicos. Hablen sobre los días o las noches en las que tengan tiempo libre la próxima semana y al menos fijen un día y hora para reunirse.
    • Si ese día llega y no tienes tanto tiempo como esperabas, aun así acude al compromiso. Trata de no volver a programar otra reunión. En vez de almorzar, vayan a tomar un café. Si no puedes reunirte con él, establece planes específicos de nuevo.
    • ¡Si tu amigo te invita, ve! No hay una manera más rápida de abandonar una amistad que rechazar constantemente las oportunidades de pasar tiempo juntos.
  3. Dale espacio. Debes saber que aunque una amistad se reavive, en especial después de un periodo de tiempo largo, es probable que no se sienta exactamente como antes. Aunque les sea más difícil compartir sus vidas, aun así pueden valorar su amistad. Tal vez solo tengan que aceptar el hecho de que no pasarán tanto tiempo juntos como les gustaría.
  4. Considera si la amistad todavía está escrita. Debes saber que tus esperanzas o expectativas de volver a comunicarte con un amigo pueden ser diferentes a sus expectativas, aunque esté dispuesto a reunirse contigo. Si se reúnen, pero es poco probable que reaviven su amistad, márchate sabiendo que ambos todavía se respetan lo suficiente para comunicarse el uno con el otro de nuevo en el futuro. Mientras tanto, no te estreses por una situación que está fuera de tu control.
  5. Debes saber que no todas las amistades son iguales. No todas las amistades permanecen iguales. Es más, ninguna amistad nunca será perfecta. Lo más importante es que el contexto de sus relaciones con otras personas cambiará, tal vez de la nada.
    • No le recrimines si ha cambiado. Acéptalo como es ahora, así como lo aceptaste cuando eran amigos cercanos.
    • Debes saber la diferencia entre los tipos de amistad. En el curso de la vida, tendrás amistades, amigos casuales y amigos cercanos. Dedica tu tiempo y esfuerzo a fomentar relaciones con personas que valoran su tiempo contigo, respetan tu punto de vista y te animan a desarrollarte.
Теги: