Cómo tratar la arritmia

Опубликовал Admin
La arritmia es una condición del sistema nervioso que afecta al corazón. Esta surge cuando los impulsos eléctricos que coordinan los latidos del corazón no se desempeñan de manera adecuada, lo que hace que este lata con demasiada rapidez, demasiada lentitud o de forma irregular. La arritmia no siempre necesita tratamiento. Si tu arritmia genera riesgos en tu salud, podría ser de utilidad tratarla mediante cambios en tu estilo de vida, opciones médicas y un mejor entendimiento de la condición. Escoge un tratamiento para la arritmia que sea de utilidad para tener una vida más larga y saludable.

Modificar tu estilo de vida

  1. Consume una dieta saludable. Una dieta saludable para el corazón comprende una cantidad abundante de frutas y vegetales frescos, y proteínas magras (como el pollo, el pescado y los frejoles). No consumas alimentos grasosos, como los que aportan grasas saturadas, grasas trans y colesterol.
    • Tu dieta debe contar con una cantidad abundante de potasio. Entre los alimentos ricos en potasio tenemos a las bananas, los albaricoques, las naranjas, los camotes, la remolacha, el calabacín y el aguacate.
    • Los vegetales de hoja verde (como la col rizada, la col berza, la espinaca y el perejil) forman parte de una dieta saludable para el corazón, ya que tienen un alto contenido de vitamina K.
    • Restringe tu consumo de sal, ya que esta puede elevar tu presión arterial.
  2. Haz ejercicio con frecuencia. La mayoría de las personas que sufren de arritmia pueden hacer de manera segura que su estilo de vida saludable incluya al ejercicio frecuente. Consulta con un doctor para determinar el tipo de ejercicio que sea seguro para ti. La mayor parte de los ejercicios brindan muchos más beneficios que riesgos.
    • Puedes someterte a un examen de estrés para evaluar la manera en la que tu cuerpo responde al ejercicio.
    • Es probable que el doctor te recomiende usar un monitor cardiaco portátil durante varios días o por una semana, así podrá tener una noción más clara del comportamiento arrítmico de tu corazón.
    • Si es la primera vez que harás ejercicios, elabora un plan de ejercicios que inicie con una actividad leve e incluye ejercicios más difíciles de manera gradual.
    • No practiques deportes atléticos de resistencia que sean extremos. Este es el único tipo de ejercicio en el que la arritmia podría generar consecuencias negativas.
  3. Deja de fumar. La arritmia puede surgir a causa de los estimulantes que se encuentran en la nicotina. Asimismo, la arritmia cardiaca podría aumentar a causa de otros elementos que se encuentran en el humo del cigarrillo (como el monóxido de carbono) y el estrés oxidativo.
    • Si deseas ayuda para dejar de fumar, acude a un doctor o un centro de salud público.
    • También puedes correr un mayor riesgo de sufrir de arritmia si consumes otros productos con tabaco, como el tabaco en polvo, masticable o para chupar.
  4. Conserva un peso saludable. Si cuentas con un exceso de peso, esto es un factor de riesgo para la arritmia, ya que hace que tu corazón se esfuerce más. Asimismo, el sobrepeso eleva las probabilidades de sufrir de presión arterial y colesterol elevados, los cuales son factores relacionados con la arritmia.
    • Puedes determinar el peso saludable para la mayor parte de las personas empleando el IMC, o índice de masa corporal. Esta es una cifra que se obtiene teniendo en cuenta el peso de la persona en relación con su altura.
    • A diferencia de la pérdida de peso repentina, la pérdida gradual es más saludable para el corazón. Si deseas bajar de peso, intenta mantener una pérdida que no exceda el 3 al 5 % en un momento determinado.
  5. Controla la presión arterial. Todas las recomendaciones para el estilo de vida en los casos de arritmia también serán de utilidad para la presión arterial elevada. Entre estas recomendaciones tenemos a dejar de fumar, hacer ejercicio y consumir una dieta saludable para el corazón. Además, evitar el estrés te permitirá reducir la presión arterial. El estrés crónico es un factor que contribuye con la presión arterial elevada.
    • Ten en cuenta las circunstancias que provoquen estrés. El trabajo, la familia, la situación económica y las enfermedades pueden contribuir con los niveles de estrés.
    • Si es posible, modifica tu estilo de vida para reducir o eliminar estos elementos que causen estrés. Las estrategias de relajación (como el yoga, la meditación y las prácticas de plenitud mental y gratitud) forman parte de una vida saludable para el corazón.
    • Aprende a medir tu presión arterial en casa, o acude con frecuencia al centro de salud público para que te la midan.
    • Los grupos de apoyo para la presión arterial elevada pueden ser de utilidad. Conversa con un proveedor de atención médica para que te indique si hay alguno de estos grupos en tu localidad.
  6. Restringe tu consumo de alcohol. Puedes sufrir de arritmia si bebes mucho por un largo tiempo, o incluso si solo bebes demasiado en una ocasión. El alcohol perturba al sistema nervioso (el cual orienta al corazón para que lata de manera normal) y puede hacer que el corazón lata demasiado rápido o irregular por un tiempo. La fibrilación auricular y la taquicardia ventricular son dos tipos de arritmias provocadas por el alcohol.
    • Algunos estudios indican que las cantidades moderadas de alcohol pueden brindar protección contra algunas enfermedades cardiovasculares. Las cantidades saludables son 30 ml (1 oz) de alcohol al día para las mujeres, y 60 ml (2 oz) para los hombres.
    • Beber de manera crónica altera el ciclo del sistema nervioso que genera el bombeo del corazón, lo que provoca una arritmia cardiaca.
  7. Reduce tu consumo de estimulantes y cafeína. Los estimulantes (como la cafeína) influyen en la frecuencia cardiaca. Se solía creer que las personas con enfermedades cardiacas no debían consumir cafeína en lo absoluto, pero ya no es así. Ahora se considera que se puede consumir cafeína con moderación (de 300 a 400 mg al día, o 1 o 2 tazas de café).
    • Las drogas como la cocaína o la metanfetamina pueden provocar arritmia o una muerte súbita, a causa de la fibrilación ventricular.
    • Ten en cuenta a la cafeína que se encuentra en el chocolate, el té, las bebidas “energizantes naturales” y las gaseosas.
    • Con frecuencia, los estimulantes se encuentran ocultos en los medicamentos para la tos y el resfriado, y en los suplementos nutricionales o de hierbas. Antes de consumirlos, lee la etiqueta y consulta con el doctor o farmaceuta, para que te indiquen cuál sería el medicamento más apropiado para ti.
  8. Cura la apnea del sueño. La apnea del sueño (o el trastorno de la respiración durante el sueño) es una enfermedad en la que se interrumpe la respiración al dormir. En el caso de la apnea central del sueño, una pausa involuntaria interrumpe la respiración. En la apnea obstructiva del sueño, se obstruye el desplazamiento del aire debido al colapso de los tejidos blandos que se encuentran en la vía respiratoria superior. La apnea del sueño guarda una estrecha relación con las enfermedades cardiacas como la arritmia.
    • La apnea obstructiva del sueño es más frecuente. Esta guarda relación con la obesidad, otro factor de la arritmia.
    • Si consideras que corres el riesgo de sufrir de apnea del sueño, puedes realizar un estudio del sueño. El estudio mostrará tu índice de respiración a lo largo de la noche e indicará cuál es el tratamiento adecuado.
    • La apnea del sueño es un problema frecuente, ya que uno de cada cinco adultos padece al menos un tipo leve de esta condición.

Recibir tratamiento médico

  1. Consume medicamentos antiarrítmicos. Estos pueden administrarse por vía intravenosa en un caso de emergencia, o por vía oral en un periodo más largo y como medida preventiva. Estos medicamentos pueden ser de utilidad para suprimir la activación anormal del tejido del marcapasos, o pueden reducir la transmisión de impulsos eléctricos. El doctor podrá indicarte qué medicamentos antiarrítmicos son adecuados para ti.
    • Puedes tener dificultades para controlar los efectos secundarios de los medicamentos antiarrítmicos. Es irónico, pero uno de los posibles efectos secundarios de este medicamento es el aumento de la arritmia, la condición que este debe curar.
    • Entre los medicamentos antiarrítmicos tenemos a Tambocor (flecainida), Procanbid (procainamida), Cordarone (amiodarona) y Betapace (sotalol).
  2. Consume medicamentos anticoagulantes. Con frecuencia, los anticoagulantes se les recetan a las personas que sufren de arritmia para ralentizar la coagulación y reducir el riesgo de sufrir derrames cerebrales. Algunos tipos de arritmia guardan relación con el desarrollo de derrames cerebrales; por ello, muchos doctores recetan anticoagulantes si el paciente también presenta otros factores de riesgo.
    • Si sufres de fibrilación auricular, un tipo de arritmia, es más probable que formes coágulos en la aurícula izquierda del corazón. Disminuirás el riesgo de que esto ocurra si consumes anticoagulantes.
    • La mayor parte del tiempo, los anticoagulantes se recetarán antes de administrar un tratamiento de cardioversión, así se reducirá el riesgo de desarrollar coágulos.
    • Entre los medicamentos anticoagulantes tenemos a la warfarina (Coumadin), el dabigatrán, la heparina y la aspirina.
  3. Puedes someterte a una cardioversión. Este es un procedimiento que se lleva a cabo con descargas eléctricas o con medicamentos, el cual hace que los latidos del corazón retomen su velocidad normal. Este puede llevarse a cabo como medida de emergencia o puede programarse como un procedimiento electivo. En la mayoría de los casos, la cardioversión es una intervención eficaz.
    • La cardioversión se diferencia de la desfibrilación porque emplea descargas eléctricas más potentes para sacudir al corazón y hacer que adopte un pulso rítmico más estándar.
    • Si la cardioversión no da buenos resultados, es probable que se te sugiera usar un marcapasos.
  4. Consulta con el doctor sobre la ablación con catéter. La ablación con catéter consiste en un procedimiento médico mediante el cual se introduce un catéter pequeño en un vaso sanguíneo accesible y se dirige hacia el corazón. Luego se envía energía (eléctrica o de radiofrecuencia) a través de los cables del catéter, con el fin de eliminar el tejido que genera la arritmia.
    • El índice de éxito de la ablación con catéter es de aproximadamente 90 %.
    • Por lo general, este procedimiento se lleva a cabo cuando los medicamentos no han dado buenos resultados.
    • La ablación con catéter se emplea con mayor frecuencia para el tratamiento de la arritmia que presenta latidos rápidos del corazón.
  5. Sométete a una implantación de marcapasos. La arritmia consiste en una enfermedad que hace que el marcapasos natural del cuerpo ya no funcione de manera apropiada. Un marcapasos implantado imita los impulsos eléctricos del cuerpo para el control de la velocidad de los latidos del corazón.
    • Los marcapasos pueden emplearse de manera temporal en una emergencia, o como tratamiento permanente para la arritmia crónica.
    • Los marcapasos se implantan justo por debajo de la clavícula. Este cuenta con una batería que se agota luego de 5 a 10 años.
    • Un marcapasos puede verse afectado a causa de los exámenes de resonancia y los sistemas de seguridad estrictos, como los que suelen emplearse en los aeropuertos o los tribunales. En estas situaciones, debes indicarles a los profesionales pertinentes que cuentas con un marcapasos.
  6. Usa un desfibrilador cardioversor implantable (DCI). Este es un aparato que cuenta con una batería y que se introduce por debajo de la piel para monitorear tu frecuencia cardiaca. Este luego se conecta al corazón con cables delgados. El DCI supervisa la frecuencia cardiaca y envía una descarga eléctrica al corazón para fomentar una frecuencia normal.
    • Los modelos más recientes de DCI también realizan la función de los marcapasos.
    • Los DCI son muy recomendables como medida de prevención para las personas que corren un riesgo elevado de sufrir complicaciones graves o la muerte a causa de una arritmia cardiaca.
  7. Puedes someterte a procedimientos quirúrgicos. El procedimiento de Maze consiste en un tratamiento desarrollado para la fibrilación auricular, la cual es un tipo de arritmia. Para llevar a cabo este procedimiento, el cirujano crea tejido cicatrizado en el interior del corazón, con el fin de perturbar la trayectoria de los impulsos eléctricos anormales. Al interrumpir estos impulsos, los latidos del corazón recuperan su velocidad habitual.
    • Podría recomendarse la cirugía de derivación coronaria si tu arritmia se debe a la enfermedad cardiaca coronaria.
    • Podría recomendarse realizar una cirugía para la arritmia si se llevará a cabo una cirugía para otra enfermedad.

Informarte sobre la condición

  1. Tómate el pulso. Aprende a controlar tu pulso si crees que podrías sufrir de arritmia o si te la han diagnosticado y tan solo deseas conocer la manera en la que te afecta. Existe una gran variedad de monitores cardiacos y aplicaciones que puedes adquirir; no obstante, puedes hacerlo por tu cuenta con facilidad.
    • Coloca el segundo y el tercer dedo de tu mano derecha sobre tu muñeca izquierda. Siente el pulso de tu corazón.
    • También puedes emplear los mismos dedos para presionar el tejido blando del lado de tu cuello que se encuentra debajo de la mandíbula. Podrás sentir los latidos de tu corazón mediante los vasos sanguíneos que se encuentran allí. Mueve tus dedos en esa área y presiona con cuidado, pero firmemente, hasta ubicar el pulso.
    • No es necesario que cuentes tus latidos. Lo que vas a revisar es el ritmo cardiaco, no la frecuencia cardiaca.
    • Los estetoscopios son instrumentos baratos que son de utilidad para monitorear tu ritmo cardiaco. Puedes adquirirlos en farmacias y muchas otras tiendas.
  2. Controla tus factores de riesgo. Los factores relacionados con el estilo de vida (como el estrés elevado o los ataques de furia frecuentes) contribuyen en gran medida con el desarrollo de la arritmia. Asimismo, los niveles bajos de potasio y el consumo reducido de calcio guardan relación con la arritmia. Para tratar la arritmia, reflexiona sobre las medidas preventivas que puedes adoptar para cuidarte.
    • La actividad física frecuente puede disminuir los niveles de estrés en gran medida y puede ser de utilidad para regular tu estado de ánimo.
    • Busca maneras saludables de desahogar tus sentimientos intensos, y adopta rutinas de cuidado personal.
    • El envejecimiento eleva el riesgo de sufrir de arritmia.
  3. Tómate las cosas con calma. La arritmia es invisible; por ello, podrías tener dificultades para sentir que los demás comprenden qué es lo que estás afrontando. Existen grupos de apoyo para la arritmia y otras enfermedades crónicas, los cuales pueden brindarte ayuda para vivir con la arritmia. Cumple las indicaciones del doctor y ten en cuenta que el tratamiento tiene una larga duración.
    • Aún se sigue investigando sobre la arritmia. Sigue aprendiendo sobre la enfermedad, ya que se están llevando a cabo más trabajos de investigación.
    • Mantente en contacto con el doctor y haz preguntas sobre los síntomas que podrían surgir.
    • Si tienes dudas sobre tu tratamiento, consulta con el doctor de inmediato.

Consejos

  • Se ha indicado que algunas hierbas se han empleado para tratar las arritmias de ritmo sinusal (latidos del corazón lentos o rápidos, pero uniformes y sincronizados). Entre estas tenemos a la valeriana americana, el heliotropo o la valeriana de jardín, la escutelaria, el espino y la corydalis.
  • Puedes recurrir a la acupuntura. Este antiguo tratamiento chino ha generado algunos resultados prometedores en el tratamiento de la fibrilación auricular; sin embargo, en la actualidad, los estudios no cuentan con sustento suficiente como para sugerir este tratamiento.

Advertencias

  • La persona puede morir a causa de la fibrilación ventricular, cuando el corazón late siguiendo impulsos eléctricos erráticos y rápidos. Esta hace que los ventrículos del corazón no bombeen sangre al cuerpo. Si sufres de este tipo de arritmia, pide ayuda de inmediato llamando a los servicios de emergencia.
  • No bebas jugo de toronja. La toronja contiene naringenina, un químicos que puede obstaculizar la capacidad del cuerpo para absorber los medicamentos antiarrítmicos, como la amiodarona (Cordarone) y la dofetilida (Tikosyn).
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página