Cómo comer porciones pequeñas durante las comidas

Una de los pasos más importantes en la pérdida de peso (y el mantenimiento) comienza en la cocina. Posiblemente la forma más fácil es reducir enormemente el tamaño de las porciones de las comidas. No es tan difícil como suena. Una vez que comienzas a comer porciones más pequeñas, te adaptas fácilmente.

Pasos

  1.   Observa lo mucho que comes o que se te sirve durante una comida. Analiza de verdad cuánto estás comiendo entre el almuerzo y la cena. Después de la comida, piensa en qué partes podrías reducir sin disminuir que disfrutes de las comidas.
  2.   A menudo, cuando pensamos que tenemos hambre, lo único que tenemos en realidad es sed. Prueba a beber agua o un zumo sin azúcar poco antes de las comidas. Cuando te sientes a comer, te darás cuenta de que se necesita menos comida para llenarte.
  3. Date cuenta de cuánta comida necesitas (no de la que deseas) para sentirte cómodamente lleno. Seguramente podrías comerte un pollo entero, dos filetes o dos hamburguesas, pero no te hace falta. Cuando reducimos la cantidad del entrante, prueba a añadir otros acompañamientos saludables para ayudarte a llenarte. Buenos ejemplos son ensaladas y legumbres.
  4.   Come comida saludable. Uno puede reducir la cantidad de pizza que se come pero sería mejor probar a comer una hamburguesa vegetal o una porción modesta de pasta con una ensalada de acompañamiento en su lugar.
  5. Si tiendes a comer un gran almuerzo y cena, prueba a dividir la comida en porciones más pequeñas y más frecuentes. Un tentempié saludable o dos durante la tarde te ayuda a mantener alto el metabolismo, y no querrás atiborrarte cuando llegue la hora de la cena. Tus niveles de energía estarán estables en lugar de cayendo y subiendo de forma exagerada.

Consejos

  • Puede resultar de ayuda tener un compañero o estar en un equipo durante la pérdida de peso y para cambiar los hábitos alimentarios. Al hacer esto con una pareja, un novio, novia o un compañero de trabajo, te ayuda a mantenerte centrado y motivado.
  • Las ensaladas de legumbres frías son sabrosas y nutritivas.
  • Bebe una buena cantidad de agua cada día. No sólo ayudará a tu sistema inmune sino que evitará que tengas impulsos de comer durante la tarde o por la noche.
  • Cuando comas fuera, pide al camarero que te ponga para llevar un cuarto o incluso la mitad de la comida antes de que te la sirva. En los restaurantes es común que se sirva más comida de la necesaria. Si haces esto, puedes comer la otra mitad de ese delicioso plato la próxima noche.
  • Come usando un plato pequeño. Esto crea la ilusión de que el plato tiene un montón de comida.

Advertencias

  • La televisión es el mayor enemigo de la pérdida de peso. Tantos anuncios y shows llenos de pizza, hamburguesas, papas fritas, tacos y otra comida basura no dejan duda a por qué tantos adultos tienen sobrepeso.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página