Cómo escapar si estás amarrado

Опубликовал Admin
542
0
Has leído libros en los que el héroe escapa de sus ataduras, ¿no? Desde luego, quieres saber cómo puedes hacerlo también.

Pasos

  1. Evita que te amarren (suponiendo que te van a amarrar con una cuerda). Si te amarran las muñecas, trata de separarlas un poco pero no demasiado como para que tu captor no lo note. Lo mismo pasa con tus tobillos. Si te amarran formando un ocho, haz que un lado esté muy apretado para que el otro esté un poco suelto, luego desliza ambas manos fuera. Si la cuerda está alrededor de tu pecho, respira profundo y expande tus pulmones tanto como sea posible. Si logras crear un espacio suelto lo suficientemente grande para deslizarte, hazlo.
  2. Primero debes tratar de cortar o de desamarrar las cuerdas alrededor de tus muñecas. Necesitas tus manos para desamarrar cualquier otra cuerda. Busca un objeto afilado: cuchillo, tijeras, etc. Si tienes algo en los bolsillos, como una llave, trata de sacarla sin que nadie lo note. Si no puedes porque tienes una mordaza trata de liberar tus manos. Una vez que tus manos estén libres, podrás desatar los nudos. Mientras haces esto, trata de no raspar tus manos.
  3. Para liberar tus pies y tus piernas, primero debes sacarte los zapatos. Esto es mucho más sencillo si usas solamente medias. Inclínate y trata de desatar el nudo con los dientes. Haz lo mismo que hiciste con tus manos. Una vez que tus pies estén libres jala las ataduras en tus piernas hacia abajo hasta que logres sacarlas por encima de tus pies.
  4. Si tus brazos están amarrados a la altura de tu estómago, pecho o torso; dobla un brazo como si estuvieses luciendo tus músculos pero pégalo a tu cuerpo. Trata de levantar las ataduras. Si tus pies están libres, quítate los zapatos y coge la cuerda con ellos para jalarla al mismo tiempo.
  5. También tienes que practicar con cinta multipropósito. No es tan rígida como una cuerda. Usa esto para tomar ventaja. Puedes masticarla para romperla. Si no puedes, trata de despegarla de tu piel con los dientes o con la boca.
  6. Una vez que esté suelta, es mejor dejarla un rato. Tienes que esperar el momento adecuado para escapar, al igual que un jugador de béisbol espera el momento más oportuno para robar la base. Además, puedes reunir información de tus captores que podría ayudar a la policía a capturarlos. Cuando te den la espalda o dejen de vigilarte, inclusive por un segundo, corre tan rápido como puedas. Podría ser tu única oportunidad de escapar.

Consejos

  • Cuando te amarren, tensa todos los músculos. Esta es una técnica que la mayoría de escapistas utilizan y permite que las cuerdas estén un poco sueltas cuando relajas tus músculos.
  • Trata de pedirle a un amigo o a un hermano que te amarre para que puedas practicar. Asegúrate de usar una cuerda que puedas cortar.

Advertencias

  • Será doloroso escapar cuando estás amarrado, en especial con cinta multipropósito o una cuerda muy ajustada. No dejes que el dolor te distraiga.
  • No dejes que nadie te vea cortar la cuerda.
  • No esperes más de 10 horas.
Теги: