Cómo hacer acupresión

Опубликовал Admin
21-03-2017, 09:20
686
0
La acupresión es una terapia corporal asiática que tiene su origen en la medicina china tradicional. Emplea el concepto básico del chi: la energía que fluye por el cuerpo siguiendo las líneas conocidas como meridianos. Es posible acceder a dichos meridianos a través de puntos específicos que permiten la manipulación del flujo de energía.

Comprender la finalidad de la acupresión

  1. Entiende el concepto de acupresión. La acupresión es una terapia corporal asiática que se desarrolló hace unos 5000 años. Para realizarla, se debe colocar los dedos sobre los puntos de presión del cuerpo y presionarlos.
    • Se cree que los puntos de presión se ubican a lo largo de los canales conocidos como meridianos. En teoría, la estimulación de estas zonas libera la tensión y aumenta el flujo sanguíneo.
    • Algunas personas creen que la acupresión y otras terapias corporales asiáticas corrigen los desequilibrios y bloqueos en el flujo de las energías vitales en todo nuestro cuerpo.
  2. Infórmate sobre la finalidad de la acupresión. La acupresión se realiza para tratar una serie de dolencias. Uno de sus usos más comunes es el alivio del dolor, tales como los dolores de cabeza, el cuello y la espalda. También se utiliza para tratar las náuseas y vómitos, el cansancio, el estrés mental y físico, la pérdida de peso, e incluso alguna adicción. En teoría, la acupresión produce una relajación profunda y una disminución en la tensión muscular.
    • Muchos médicos y simpatizanes de la salud holística creen que la acupresión tiene efectos positivos y curativos en el cuerpo. La Universidad de California en Los Ángeles cuenta con un Centro de Medicina de Oriente y Occidente que analiza la base científica de la acupresión. Su objetivo es proporcionar explicaciones y aplicaciones prácticas de esta técnica.
    • Si quieres convertirte en un profesional licenciado en acupresión, debes pasar por un programa riguroso en las instituciones especializadas en acupresión y acupuntura. También deberás llevar programas de anatomía y fisiología, los cuales incluyen el estudio de estas disciplinas, así como los puntos de presión y meridianos, la técnica y el protocolo, y la teoría de la medicina china. Estos programas requieren hasta 500 horas de especialización.
  3. Dedica un tiempo a la acupresión. Si quieres realizar la acupresión, es necesario que realices los pasos una y otra vez en repetidas ocasiones. Esta técnica tiene un efecto acumulativo en el cuerpo. Cada vez que manipules los puntos de presión, ayudarás a equilibrar tu cuerpo.
    • Es probable que algunas personas vean resultados inmediatos, mientras que otras podrían requerir varios tratamientos. Si bien el dolor puede aliviarse inmediatamente, existe la posibilidad de que vuelva, algo que es normal. La acupresión no brinda un alivio repentino. Se trata de una técnica que puede ayudar a aliviar el dolor al reducir los bloqueos y devolverle el equilibrio a tu cuerpo.
    • Puedes aplicar la acupresión con tanta frecuencia como quieras, ya sea varias veces al día o incluso varias veces en una hora. Conforme vayas manipulando continuamente un punto, podrías sentir un alivio del dolor mientras la lesión comienza a sanar.
    • La mayoría de las personas recomienden realizar la acupresión a diario. Si esto no es posible, procura hacerlo de 2 a 3 veces por semana.

Realizar la acupresión de la manera correcta

  1. Utiliza el nivel de fuerza adecuado. Cuando estimules los puntos, aplica una presión profunda y firme. Esta presión dependerá de tu salud general. Es posible que, al aplicar presión, sientas un poco de dolor, pero debe ser un término intermedio entre dolor y placer.
    • Algunos puntos se sentirán tensos, mientras que en otros se sentirá dolor a causa de la presión. Si sientes un dolor extremo o creciente, reduce poco a poco la presión hasta que sientas un término intermedio entre dolor y placer.
    • No creas que la acupresión servirá para aumentar tu resistencia al dolor. Si tu dolor es tan intenso que te genera demasiada incomodidad o resulta insoportable, detente.
  2. Utiliza los medios correctos para aplicar presión. Por lo general, la acupresión requiere el uso de los dedos para masajear, frotar y estimular los puntos de presión. También puedes utilizar los nudillos, los codos, las rodillas, las piernas y los pies.
    • El dedo medio es el más adecuado para aplicar presión en estos puntos, pues es el más largo y fuerte de todos los dedos. Las personas también utilizan el dedo pulgar.
    • Si quieres manipular un punto de presión de la manera adecuada, utiliza un objeto romo. En el caso de algunos puntos de presión, es posible que los dedos sean demasiado gruesos. Lo más recomendable es utilizar objetos con un grosor de entre 3 y 4 mm, tales como el borrador de lápiz, aunque también puedes usar una pepa de aguacate o una pelota de golf.
    • Puedes utilizar la uña para presionar algunos puntos de presión.
  3. Aplica presión en la zona. El método de acupresión más común es la aplicación de presión en la zona afectada con la finalidad de reforzarla. Para ello, deberás utilizar un objeto romo. No frotes o masajees, sino más bien mantén una presión constante.
    • Si al aplicar presión jalas la piel, significa que el ángulo es incorrecto. Procura presionar en el centro del punto.
    • Asegúrate de aplicar presión en el lugar correcto. Los puntos de acupresión tienen un tamaño bastante reducido, por lo que es necesario que seas preciso. Si no sientes efecto alguno, prueba con otros puntos.
    • Al realizar la acupresión, busca los puntos de presión adoloridos. Si no hay un bloqueo, no sentirás ningún efecto al presionar el punto y no será necesario tratarlo.
    • La relajación también puede aumentar los efectos.
  4. Aplica presión durante la cantidad de tiempo adecuada. La acupresión implica la presión constante en los puntos afectados. Basta con que presiones durante solo medio segundo para que tu cuerpo comience a reaccionar. Al principio, este método te ayudará a encontrar los puntos de presión.
    • Para obtener los efectos completos de la acupresión, presiona durante al menos 2 o 3 minutos.
    • Si comienzas sentir cansancio en las manos, libera la presión gradualmente, sacúdete la mano y respira profundamente. Luego, vuelve a ejercer presión.
  5. Suelta gradualmente el punto de presión. Después de mantener la presión durante el tiempo deseado, redúcela gradualmente. No solo retires la mano repentinamente, pues se cree que soltar el punto de manera gradual permite que los tejidos sanen al darles el tiempo necesario para reacción a la liberación de la presión.
    • La mayoría de las personas creen que la presión y liberación gradual mejoran la eficacia del tratamiento.
  6. Realiza la acupresión cuando tu cuerpo se encuentre en la condición correcta. Es necesario realizar esta técnica cuando estés relajado, de preferencia en privado. Durante la sesión de acupresión, puedes sentarte o recostarte. Procura eliminar todas las distracciones y el estrés al apagar los teléfonos y reproducir música relajante. También puedes usar la aromaterapia o cualquier técnica que promueva la relajación.
    • Usa prendas cómodas y sueltas. Evita cualquier prenda que restrinja el movimiento, tales como correas, pantalones ajustados o incluso zapatos, pues pueden obstruir la circulación.
    • No emplees la acupresión justo antes de una comida grande o cuando tengas el estómago lleno. Si no quieres sentir náuseas, espera por lo menos una hora después de comer.
    • No bebas bebidas heladas, pues pueden contrarrestar los efectos de la acupresión. Por el contrario, después de cada sesión bebé un té a base de hierbas.
    • Espera por lo menos media hora después de haber hecho un ejercicio extenuante o haber tomado un baño.

Aprender los puntos de presión más comunes

  1. Prueba con el punto de la vesícula biliar 20. El punto de la vesícula biliar 20 (20VB), también conocido como Feng Chi, es ideal para tratar el dolor de cabeza, la migraña, el cansancio o la borrosidad visual, la falta de energía, y los síntomas del resfrío o la gripe. Este punto se ubica en el cuello.
    • Junta las manos y luego ábrelas mientras mantienes los dedos entrelazados. Crea la forma de un cuenco con ambas palma. Luego, utiliza los pulgares para masajear el punto de presión.
    • Si quieres encontrar este punto, coloca las manos entrelazadas detrás de la cabeza y usa los pulgares para hallar las depresiones existentes en la base del cráneo. Estas deben encontrarse a unos 5 cm (2 pulgadas) desde el punto medio del cuello, justo debajo del cráneo y al lado delos músculos del cuello.
    • Aplica presión con los pulgares hacia adentro y ligeramente hacia arriba, en dirección a los ojos.
  2. Utiliza el punto de la vesícula biliar 21. El punto de la vesícula biliar 21 (21VB), también conocido como Jian Jing, se utiliza con regularidad en el tratamiento del dolor, la rigidez en el cuello, la tensión de los hombros y los dolores de cabeza. Este punto se ubica en el hombro.
    • Baja la cabeza hacia adelante. Busca la perilla redonda en la parte superior de la columna vertebral y luego la bola del hombro. El punto 21VB se ubica a mitad de camino entre estos dos puntos.
    • Utiliza el dedo para aplicar una presión constante y descendente en este punto. También puedes utilizar la mano opuesta para presionar el punto ubicado entre el pulgar y el índice. Luego masajea el punto realizando un movimiento descendente con el dedo por unos 4 o 5 segundos mientras liberas la presión.
    • En el caso de las mujeres embarazadas, es necesario tener mucho cuidado con este punto, pues es el encargado de inducir el parto.
  3. Ubica el punto del intestino grueso 4. El punto del intestino grueso 4 (4IG), también conocido como Hoku, se usa frecuentemente para aliviar el estrés, el dolor facial, de cabeza, de muelas y de cuello. Este punto se ubica en la mano, entre el pulgar y el índice.
    • Para estimular esta zona, aplica presión en la membrana interdigital ubicada entre el índice y el pulgar. Enfócate en la zona que va hacia la parte media de la mano, entre el primer y el segundo hueso metacarpiano. Aplica una presión firme y constante.
    • Este punto de presión también está relacionado con la inducción al parto.
  4. Utiliza el punto del hígado 3. El punto del hígado 3 (3H), también conocido como Tai Chong, es usado para aliviar el estrés, el dolor en la parte baja de la espalda, la presión arterial alta, los cólicos menstruales, el dolor en las extremidades, el insomnio y la ansiedad. Este punto se ubica en los pies, en la parte suave entre el dedo gordo y el segundo dedo.
    • Para buscar este punto, desplázate a dos dedos de longitud por encima del lugar donde la piel del dedo gordo y el segundo dedo se unen. Utiliza un objeto romo para aplicar una presión firme.
    • Para aplicar presión en este punto, debes estar descalzo.
  5. Utiliza el punto del pericardio 6. El punto del pericardio 6 (6P), también conocido como Nei Guan, es útil para aliviar las náuseas, los malestares estomacales, el mareo por movimiento, el síndrome del túnel carpiano y los dolores de cabeza. Este punto se ubica justo encima de la muñeca.
    • Coloca la mano de modo tal que la palma esté orientada hacia arriba y los dedos apunten hacia el techo. Apoya los tres primeros dedos de la mano opuesta en la muñeca colocando el pulgar justo debajo de la zona del índice. Debes sentir dos tendones grandes.
    • Utiliza tanto el pulgar como el índice para aplicar presión en este punto. Asegúrate de utilizar esta técnica en ambas muñecas.
  6. Utiliza el punto del estómago 36. El punto del estómago 36 (36E), también conocido como San Li, se utiliza frecuentemente para tratar el malestar gastrointestinal, las náuseas, los vómitos, el estrés, el cansancio, así como para mejorar tu sistema inmunitario. Se ubica debajo de la rótula.
    • Coloca cuatro dedos debajo de la rótula, en la parte delantera de la pierna. Justo debajo de estos dedos, deberás sentir una depresión entre la tibia y el músculo de la pierna. El punto de presión se encuentra en la parte exterior del hueso.
    • Presiona este punto con la uña. Con ella, te será más fácil acercarte al hueso.
  7. Utiliza el punto del pulmón 7. El punto del pulmón 7 (7P), también conocido como Lieque, se usa para tratar el dolor de cabeza y cuello, el de garganta, de muelas, el asma, la tos y la salud del sistema inmunitario. Este punto se ubica en el brazo.
    • Levanta el dedo pulgar. Ubica la depresión en la base del pulgar, donde se encuentran dos tendones. El punto de presión se ubica a una distancia equivalente al ancho de un pulgar, a lo largo de la parte lateral del brazo, donde sientas un hueso sobresaliente.
    • Aplica presión. Puedes utilizar la uña del pulgar o el dedo índice.

Consejos

  • Puedes administrar muchos de los remedios simples de acupresión por cuenta propia. Si el dolor o la enfermedad, es grave, compleja y duradera, acude donde un profesional.
  • Si el punto de presión se ubica debajo de un lunar, verruga, vena varicosa, abrasión, moretón, corte o cualquier otro desgarro en la piel, nunca apliques presión en él.

Advertencias

  • Si la presión o el masaje provocan dolor o aumentan el ya existente, detente.
  • La información presente en este artículo no tiene como finalidad substituir el consejo médico cualificado.
  • No pruebes tratamientos nuevos sin hablarlo con tu médico.
  • Si bien puedes ayudar a otras personas y recibir ayuda con la acupresión, solo reserva esta técnica para tu familia y amigos. En muchos lugares, las leyes prohíben los masaje o la atención médica sin tener una licencia.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página