Cómo hablar con tu cónyuge sobre tener hijos

Опубликовал Admin
22-03-2017, 09:20
530
0
La decisión de tener hijos es muy importante y no siempre es fácil traerla a colación en una relación. La comunicación directa, honesta y respetuosa es la mejor opción pero, incluso si ambos quieren formar una familia, tendrán que discutir los factores de preparación. Si resulta que tu pareja no quiere tener hijos ahora o en el futuro, es posible que debas considerar otras opciones, como no tener hijos o buscar terapia de pareja.

Hablar con tu pareja

  1. Piensa en tus propias razones para querer tener hijos. Antes de entablar una conversación con tu cónyuge sobre tener hijos, tómate un tiempo para examinar tus propias razones para querer tener hijos. Anótalas en el mayor detalle posible para ayudar a prepararte para una conversación con tu cónyuge.
    • Considera si tu motivación es interna o externa. ¿Quieres tener hijos porque crees que tus amigos y tu familia esperan que lo hagas? ¿O tienes un deseo interno de tener hijos? ¿Cómo puedes determinar si tu deseo está arraigado en ti mismo?
  2. Busca un buen momento para hablar. No te acerques a tu cónyuge al final de un día estresante o cuando esté distraído. En cambio, planifica la conversación para un momento en el que ambos estén relajados y puedan dedicar toda su atención al asunto.
    • Por ejemplo, podrías planear hablar un sábado por la mañana después de haber desayunado. Asegúrense de sentarse cara a cara y eliminar todas las distracciones (teléfonos celulares, computadoras portátiles, etc.) cuando tengan la conversación.
  3. Di cómo te sientes. Sé honesto y dile a tu pareja por qué quieres tener hijos. Usa las notas que hayas hecho para ayudarte a explicar punto por punto por qué tener hijos es importante para ti y por qué quieres hacerlo ahora. Expresa tu argumento con una voz tranquila y clara y sé lo más detallado posible sobre tus razones.
  4. Pregúntale a tu pareja qué preocupaciones tiene. Si tu pareja no está lista para tener hijos, es importante que escuches las preocupaciones que tenga sobre el proceso. Pídele a tu pareja que comparta sus preocupaciones contigo y que sea lo más honesta posible.
  5. Escucha con la mente abierta. Incluso si tu pareja está 100 % en contra de tener hijos, es importante escucharla con la mente abierta y mostrar que respetas sus deseos. Asegúrate de mantener el contacto visual, asentir para mostrar que escuchas y hacer preguntas si tu pareja dice algo que no entiendas.
    • Si tu pareja está a favor de tener hijos, tendrán que hablar sobre su preparación y determinar si hay algo que tienen que hacer antes de empezar.

Discutir su preparación para tener hijos

  1. Piensa en tu salud. Tener hijos requiere que tú y tu cónyuge estén en buenas condiciones físicas. Tómate un tiempo para considerar cuán saludable estás y lo que puedes hacer para mejorar tu salud antes de intentar salir embarazada.
    • Por ejemplo, si tú o tu pareja fuman, sigan pasos para dejar de fumar. Si tú y tu pareja tienen sobrepeso, tomen medidas para bajar de peso. Traten de señalar sus desafíos de salud e identificar formas de mejorarla.
  2. Examinen la fuerza de su relación. Antes de expandir su familia, tú y tu pareja deben tomarse el tiempo de resolver cualquier desafío en su relación. Tener hijos puede ejercer presión sobre ambos y, si tienen problemas, deben encontrarles soluciones por el bien de su futuro hijo.
    • Por ejemplo, si tienden a discutir de vez en cuando sobre cosas menores, trabaja en mejorar la comunicación con tu pareja. Si sus problemas son más grandes que unas cuantas discusiones de vez en cuando, es posible que quieran considerar un consejero matrimonial para ayudarles a resolver sus problemas antes de intentar tener un hijo.
  3. Evalúa tus finanzas. Criar un hijo es costoso, así que es importante considerar tu capacidad para proporcionarle cosas como una cuna, ropa, comida y juguetes. Si tienes dificultades financieras, es posible que quieras tomarte un tiempo para mejorar tu situación y ahorrar un poco de dinero antes de empezar a intentar tener un bebé.
  4. Comparen sus ideas sobre cómo criar a un hijo. Criar a un hijo también requiere mucho trabajo en equipo entre tú y tu cónyuge, así que deben estar en la misma sintonía en cuanto a cómo criarán a su hijo. Hablen sobre los valores que tú y tu cónyuge comparten y cómo pueden superar los desacuerdos sobre ellos.
    • Por ejemplo, ¿tú y tu cónyuge comparten las mismas ideas sobre cómo disciplinar a su hijo? ¿Pueden ponerse de acuerdo sobre cuáles valores morales inculcar a su hijo? ¿Alguno de los dos tiene alguna preferencia religiosa fuerte?
  5. Considera la longitud de su relación. Las relaciones más largas tienden a tener más estabilidad y esto es importante para su futuro hijo. Considera cuánto tiempo han estado juntos y si su relación es lo suficientemente estable para un hijo. Es una buena idea esperar hasta haber estado juntos durante por lo menos un año antes de decidir tener un hijo juntos.

Seguir adelante con tu pareja

  1. Trata de ser paciente si tu cónyuge quiere esperar. Incluso después de compartir tus sentimientos con tu cónyuge, hay una posibilidad de que no se sienta listo para tener hijos. En este caso, es importante ser respetuoso de sus deseos y tratar de no presionarlo.
    • Es poco probable que presionar a tu cónyuge sobre tener hijos lo haga pensar de forma diferente en cuanto a su decisión. De hecho, incluso podría ocasionar serios problemas en su relación.
  2. Recuerda que tener hijos puede desafiar su relación. Los hijos no pueden arreglar una relación pero algunas personas creen que tener hijos hará precisamente eso. Si estás considerando tener hijos como una forma de arreglar la relación entre tú y tu cónyuge, no deberían tener hijos.
    • Trata de trabajar en tu relación con tu pareja antes de tomar la decisión de tener hijos.
  3. Considera cómo sería tu vida sin hijos. Muchas personas optan por vivir sin hijos y llevan vidas felices y gratificantes. Considera si tú y tu cónyuge podrían ser felices sin añadir hijos a su relación.
    • Una forma de determinar si una vida sin hijos te ocasionará remordimiento es imaginar a tu yo futuro y considerar si te arrepentirás o no de no tener hijos.
    • Trata de pensar en cómo podrías gastar tu dinero y tu tiempo si nunca tienes hijos. ¿Qué harías con el tiempo, el dinero y la energía de sobra que habrías dedicado a tus hijos?
  4. Consulta a un terapeuta para pedir ayuda. Si tú y tu pareja no pueden llegar a un acuerdo sobre tener hijos y esto ocasiona problemas en su matrimonio, consideren buscar tratamiento con un consejero matrimonial. También puedes considerar visitar a un terapeuta por tu cuenta para obtener ayuda para lidiar con tus sentimientos sobre querer tener hijos cuando tu cónyuge no quiere.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página