Cómo recargar la batería del carro

Las baterías de auto conservan su carga debido a la energía extra del motor del auto. La mayoría puede durar al menos cinco años sin necesidad de ser reemplazada o recargada. No obstante, incluso las mejores baterías de auto con el tiempo se quedarán sin energía o perderán su carga antes de tiempo si dejas encendidas las luces demasiado tiempo. Esto puede ser un gran inconveniente. Afortunadamente, la batería de auto se puede recargar sin demasiado esfuerzo y con pocas herramientas y experiencia mecánica.

Preparar la carga de la batería

  1. Coloca un engranaje adecuado. La seguridad es fundamental cada vez que trabajes en tu vehículo. Empieza por ponerte lentes para proteger los ojos de cualquier material que pueda caer debajo de la capota del carro, chispas o líquido de batería en caso de que la batería esté en peligro. También puedes usar guantes. Asegúrate de que el área en donde trabajes esté bien ventilada e iluminada lo suficientemente como para permitirte ver lo que estás trabajando.
    • Los guantes no son necesarios, pero pueden proteger tus manos de pequeños pinchazos o cortes mientras trabajas en tu vehículo.
    • Asegúrate de que no haya niños en el área mientras trabajas en la batería de un vehículo, pues las chispas podrían volar si los cables positivos y negativos entran en contacto.
  2. Determina qué tipo de batería tienes. Para cargar adecuadamente la batería, primero tienes que identificar el tipo de batería que tienes. Por lo general, esta información la encuentras escrita en alguna parte de la batería. Sin embargo, puede ser que necesites ingresar al sitio web del fabricante si la etiqueta está muy gastada y no se puede leer, o simplemente no tiene etiqueta. También puedes buscar el voltaje de la batería en la etiqueta de la misma, o revisar el manual del vehículo. Los tipos de batería incluyen:
    • Las baterías con celdas húmedas pueden ser útiles, lo cual significa que tienes que hacer cosas para mejorar la carga y vida útil de tu batería.
    • Las baterías de ácido de plomo con válvula regulada (VRLA, por sus siglas en inglés) están completamente selladas y no necesitan mantenimiento. Estas baterías vienen como las baterías de celdas de gel o las de materia cristalina absorbida, y son menos comunes en los automóviles, a menos que se haya comprado después de haber sido modificado.
  3. Consigue un cargador de batería de carro. Consigue un cargador adecuado para tu batería y propósitos. La mayoría de los cargadores funcionarán para todo tipo de batería, excepto para las baterías de celdas de gel. Hay cargadores rápidos que pueden cargar tu batería al instante e incluso le pueden dar un impulso. Asimismo, los cargadores de "goteo" brindan una carga lenta pero duradera. Muchos cargadores nuevos vienen con un microprocesador para controlar cuánto ha sido cargada la batería. Estos cargadores digitales se detendrán automáticamente cuando la batería esté completamente cargada. Los cargadores más antiguos o simples se tienen que detener manualmente para evitar el peligro de la sobrecarga, y no deben ser dejados sin supervisión durante un periodo extendido mientras están conectados.
    • Lee el manual instructivo del cargador para asegurarte de utilizarlo adecuadamente.
    • Incluso los cargadores digitales modernos necesitan ser controlados mientras cargan para asegurarte de que funcionan bien y que se detienen antes de sobrecargar la batería.
  4. Desconecta y retira la batería de tu vehículo si es necesario. Es importante desconectar la batería antes de llevar a cabo cualquier reparación o mantenimiento en tu vehículo. La mayor parte del tiempo tendrás que cargar la batería sin sacarla del carro, pero si alcanzar la batería, conectar los cables en el compartimento del motor o encontrar la cajuela de la batería es difícil, casa la batería del carro por completo mientras la cargas.
    • Si no estás seguro de la ubicación de la batería, revisa el manual del usuario de tu vehículo. Algunos vehículos tienen la batería en la cajuela, pero la mayoría la tiene debajo de la capota.
    • Primero, desconecta los terminales negativos; luego, los positivos al momento de sacar la batería.
  5. Limpia los terminales de la batería. Cualquier suciedad u hollín en los terminales de la batería puede evitar que los cables establezcan una buena conexión con la batería. Es importante limpiar los terminales minuciosamente. Usa bicarbonato de sodio y un paño mojado o lija de papel para quitar cualquier suciedad u óxido. Asegúrate de que los terminales estén con el metal expuesto antes de continuar con el siguiente paso para asegurar una buena carga.
    • A veces, puedes notar que la batería tiene una carga sólida pero terminales sucios que evitan que fluya la electricidad.
    • No toques los terminales con las manos sin protección, en especial si hay un polvo blanco encima de estos. Por lo general, este polvo es ácido sulfúrico seco y puede quemar tu piel si entras en contacto con este.

Utilizar un cargador veloz o uno lento

  1. Coloca el cargador sobre una superficie estable. Nunca coloques el cargador para batería directamente sobre la batería mientras se conecta a los terminales negativos y positivos, lo cual daña a la batería y al cargador, ocasionando un posible incendio. En lugar de eso, coloca el cargador sobre una superficie estable, alejado de la batería y los cables. Antes de conectar el cargador al interruptor, Asegúrate de que el área esté bien ventilada, abriendo la puerta de la cochera y las ventanas si estás en un área cerrada.
    • Asegura la superficie en donde colocas el cargador, sobre un soporte estable, para evitar que se caiga y se desconecte de la batería.
    • Usa cables los más largos posible para separar la batería del cargador.
  2. Conecta el cargador a la batería. Une el cable negro del cargador con el signo negativo (-) al terminal negativo de la batería que esté marcado con el mismo símbolo. Luego, une el cable rojo con el signo positivo (+) al terminal positivo de la batería con el símbolo correspondiente. Asegúrate de revisar las conexiones antes de enchufarlo o encender el cargador, puesto que mezclar los terminales positivos y negativos puede provocar daño a la batería o incluso un incendio.
    • Algunos carros pueden tener la etiqueta de terminal positivo con las iniciales POS, en vez del signo positivo (+); y NEG, en vez del signo negativo (-).
    • Asegúrate de que los cables estén firmemente unidos para permitir que la electricidad fluya del cargador a la batería.
  3. Establecer el cargador. Los cargadores digitales pueden indicar el voltaje existente en la batería y permitirte establecer el nivel de voltaje final. Mientras que los modelos más antiguos simplemente permiten configuraciones de encendido y apagado. Los cargadores veloces también te permitirás elegir la velocidad para cargar la batería 8 por lo general, representado con la imagen de una tortuga para cargas lentas y la de una liebre para las rápidas). Un cargador rápido es bueno para una batería de carro que recientemente ha dejado de funcionar como resultado de dejar encendidas las luces, u otra cosa; mientras que la batería que ha dejado de funcionar por algo más de tiempo, a veces, necesita el método de la carga lenta antes de volverla a usar.
    • Si puedes establecer el voltaje en el cual se detendrá el cargador, establécelo al voltaje especificado en la batería o al que está descrito en el manual de usuario del vehículo.
    • Nunca establezcas el cargador a la carga más rápida si no vas a vigilar el vehículo.
    • Puedes dejar la batería cargando lentamente durante la noche para una carga completa, si es que la batería ha estado muerta por algo más de tiempo.
  4. Revisa la batería. Después de dejar cargar la batería, asegúrate de que funcione. Algunos cargadores digitales te brindarán una lectura que te indicará si la batería está adecuadamente cargada, o si se necesitará reemplazar la batería. Por lo general, esto se indica mediante un porcentaje como "100 %" cuando la batería está cargada al 100 %. También puedes usar un voltímetro para medir el voltaje de tu batería cuando se desconecte del cargador, al tocar los cables positivos y negativos del voltímetro a los terminales respectivos de la batería. Si la batería aún sigue en el carro, la forma más fácil de revisarlo puede ser conectándola nuevamente e intentar encender el auto.
    • Si el voltímetro lee el número de voltios adecuados para la batería, el cargador indica que está bien, o el vehículo inicia la batería que está cargada suficientemente.
    • Si el voltímetro o cargador indican que la batería está mal o que el vehículo no arrancará, pueden existir otros problemas o puede ser que se necesite reemplazar la batería.

Pasarle carga a tu batería

  1. Estaciona un carro en funcionamiento, de modo que la batería se enfrente al carro que estás impulsando. Impulsar un vehículo significa usar el sistema eléctrico u otro vehículo en funcionamiento para cargar la batería en el tuyo, lo suficiente como para dejar que arranque y se cargue automáticamente. Antes de estacionar un carro en funcionamiento, asegúrate de ubicar la batería en ambos vehículos, puesto que la batería de algunos vehículos se encuentran en la cajuela. Cuando hayas ubicado las baterías en ambos vehículos, acerca ambos vehículos para que los cables conecten ambas baterías.
    • Si la batería está en la cajuela de uno de los vehículos, retrocede de modo que los cables se alcancen.
    • Fija el freno de mano en ambos vehículos para asegurarte de que no se muevan durante el procedo de carga.
  2. Usa cables de puente para conectar las dos baterías. Recuerda que cuando hayas conectado los cables de puente a una batería, tocar los extremos positivos y negativos del otro lado de los cables producirá chispas que pueden ser peligrosas. Con ambos carros desconectados, conecta el cable de puente al terminal positivo de la batería muerta, luego al terminal positivo de la batería en funcionamiento. Asegúrate de no dejar que los cables negativos queden colgando dentro del compartimento del motor, en donde pueden entrar en contacto con metal y ocasionar un corto circuito. A continuación, conecta el cable negativo al terminal negativo de la batería muerta, seguido por el cable negativo en el terminal adecuado de la batería en funcionamiento.
    • Necesitas limpiar todos los terminales en ambas baterías para asegura una conexión estable.
    • Asegúrate de conectar los extremos positivos a los terminales positivos y los cables negativos a los terminales negativos. Mezclarlos puede ocasionar daño o un incendio.
  3. Empieza a arrancar el carro. Con los cables conectados de forma segura, arranca el vehículo, de modo que su sistema eléctrico empiece a cargar la batería muerta. No saques el vehículo del modo de estacionamiento o neutral durante el proceso de carga. Deja que el vehículo arranque por unos minutos antes de intentar poner en marcha el otro vehículo.
    • Después de uno o dos minutos, intenta arrancar el carro muerto. Si la batería se ha descargado recientemente, debe de arrancar de inmediato.
    • Si no arranca después de un minuto o dos, déjala cargar un poco más. Si la batería ha estado muerta por algún tiempo, puede tardar un poco más la carga para que arranque.
  4. Desconecta los cables y deja que el vehículo arranque. Cuando el vehículo arranca, puedes desconectar los cables de puente de cada vehículo. Deja que el vehículo que tenía la batería muerta siga arrancando por un poco más de tiempo. Puedes haber cargado la batería lo suficiente como para arrancar el vehículo, pero si lo apagas de inmediato, puede ser que no haya suficiente electricidad para arrancarlo de nuevo. Al dejarlo arrancar, le das al alternador de tu vehículo la oportunidad de cargar la batería durante el resto del recorrido.
    • Si el carro se detiene una vez más después de haber sido desconectado del otro carro, revisa la batería para asegurarte de que está conectada de forma segura.
    • Si el vehículo funciona bien, ponlo en marcha para un recorrido corto mientras la batería se carga antes de apagarlo nuevamente.

Resolver problemas con la batería

  1. Revisa la batería en una tienda de autopartes. Si has cargado la batería con un cargador u otro vehículo, pero tu vehículo sigue sin funcionar, saca la batería (si ya no lo has hecho) y llévala a una tienda cercana de autopartes. Allí, pueden cargar la batería y revisar si funciona bien, si necesita mantenimiento o reemplazo. Si la batería de tu automóvil es una batería de ácido de plomo con válvula regulada (VRLA) o una batería de celdas húmedas que no necesita mantenimiento, tendrás que reemplazarla sin no se puede cargar.
    • Si la batería está mal, tendrás que comprar un reemplazo.
    • Si la batería está cargada por completo y funciona bien pero tu carro no enciende, revisa los cables de la batería para asegurarte de que no están rotos y conéctalos firmemente a la batería.
  2. Prueba el alternador. Un alternador defectuoso puede evitar que tu vehículo cargue lo suficiente a la batería como para arrancar el carro nuevamente, incluso puede fallar al no producir suficiente electricidad para mantener el automóvil en funcionamiento. Puedes revisar para ver si hay algún problema con el alternador al momento de arrancar el carro, luego desconectar el terminal positivo de la batería. Un alternador que funciona adecuadamente producirá suficiente electricidad para mantener el vehículo en funcionamiento sin la batería, pero si el vehículo se apaga, es probable que el alternador se tenga que reemplazar.
    • A veces, puedes darte cuenta si hay un problema con tu alternador al mirar las luces internas. Si la luz es más brillante al pisar el acelerador, entonces atenúa nuevamente al sacar tu pie, puede ser que el alternador esté mal.
    • Si sacar el alternador de tu vehículo, muchas tiendas de autopartes lo pueden probar para asegurarse del problema antes de conseguir un reemplazo.
  3. Escucha un sonido de clic. Si el carro no arranca, pero produce un sonido de clic cuando lo pruebas, es probable que no haya suficiente electricidad en la batería como para arrancar el vehículo. Puede ser debido a que no cargó adecuadamente, o es que la batería está demasiado gastada como para cargar adecuadamente. Intenta impulsar el carro nuevamente o retira la batería y pruébala.
    • Asegúrate de conectar correctamente la batería cuando carga; de lo contrario, la batería no podrá arrancar el carro.
    • El sonido de clic indica que hay algo de electricidad en la batería, pero no la suficiente como para arrancar el motor.
  4. Observa si el vehículo se detiene. Si el vehículo arranca después de cargar la batería, pero al poco tiempo se detiene, puede ser debido al alternador. Si vuelve a arrancar nuevamente o si continúa arrancando y deteniéndose, el problema no es eléctrico. Puede ser un problema con el combustible o suministro de aire.
    • Tu vehículo necesita aire, combustible y electricidad para funcionar adecuadamente.
    • Si ocurre esto, es probable que necesites llevar el carro a un mecánico para identificar el problema.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página