Cómo aceptar que eres tímido

Опубликовал Admin
Muchos tímidos creen que este rasgo de la personalidad es negativo. La verdad es que no es tan malo. En realidad, no tiene nada de malo ser tímido. Si bien algunos pueden avergonzarte preguntándote “¿Por qué eres tan tímido?”, la timidez tiene muchas ventajas. La timidez te permite pensar antes de actuar, hace que no te acerques tanto a quienes pueden ser desconfiables y te hace ver más asequible, gracias a tu aire de apacibilidad en un contexto social. Como estos beneficios quizá no sean suficientes para convencerte de ser tímido, los siguientes métodos finalmente podrán hacerte querer por quien realmente eres, con tu timidez y todo.

Buscar lo positivo de la timidez en tu vida

  1. Ponte a pensar en tu pasado. Si te pones a pensar en tu pasado, quizá no recuerdes que la timidez te haya beneficiado en algo. Es probable que recuerdes que te impidió alcanzar el chico o la chica que te gustaba o tu trabajo soñado si tan solo te hubieras acercado al director general. Si bien es natural pensar en los resultados negativos de tu timidez, puedes cambiar tu manera de pensar y buscar lo positivo que te ha sido ser tímido.
  2. Haz una lista. Probablemente puedas hacer una lista de todos los puntos negativos de tu timidez, pero cambia de dirección: piensa en todos los beneficios que has tenido por ser tímido.
    • A veces la timidez te hace escuchar a los demás con mayor atención.
    • La timidez te da tiempo de digerir información de tus alrededores como el lenguaje corporal.
    • Aunque seas tímido, debes saber que tienes una vida y diálogo interiores profundos y ricos.
    • Quizá hayas podido captar las intenciones de lo que dicen los demás, porque prestas más atención y no hablas tanto.
    • Quizá tiendas a analizar las situaciones, así que seguro sabes a lo que vas a meterte antes de hacer algo.
    • A los demás quizá les guste que no acaparas las conversaciones, sino que les permites compartir su vida sin interrupciones.
    • Es probable que te guste estar solo, porque estás cómodo contigo mismo.
  3. Lleva un diario. Un diario te ayudará a anotar las situaciones donde la timidez te ha ayudado. Esto te ayudará mientras escribes y en el futuro podrás releer lo escrito. Podrás releerlo para ver cómo te beneficiaste, especialmente si sientes que tu timidez interfiere con tu vida.
    • Quizá quieras escribir cómo tu timidez te ha ayudado en tu carrera profesional.
    • La timidez puede ayudar también en la vida amorosa. Busca áreas en donde ayude y anótalas.
    • No olvides que la timidez te ayuda a concentrarte en ti, de modo que puedes saber qué cosa quieres realmente en la vida.
    • Escribe sobre los desafíos que has enfrentado por tu timidez y cómo los superaste. Esto puede ayudarte la próxima vez que tengas una situación parecida.

Quererte a ti mismo

  1. Mírate en el espejo. Respira profundo y mírate. Ese eres tú: un ser único y que ha logrado buenas cosas en la vida. Sonríete en el espejo. Presta atención a la manera en que te sientes cuando te sonríes. No te permitas ridiculizarte por tu aspecto físico o personalidad. Solo acepta quien eres en ese momento. Esta es la manera en que puedes empezar a aceptarte y quererte. Eres quien eres y punto. Recuerda tus grandes cualidades y dilas en voz alta frente al espejo.
  2. Abrázate. Esto es algo que puedes hacer estés donde estés, porque lo único necesario son tus brazos y tu cuerpo. Piensa en la manera en que te sientes cuando alguien te abraza. Se siente bien, ¿verdad? Bueno, abrazarse a uno mismo tiene el mismo efecto si lo haces sin reservas. Tiene el potencial de reducir tus niveles de estrés y de aumentar tu autoestima. Te permite mostrarte el cariño que quizá no te hayas mostrado en muchísimo tiempo.
    • Para abrazarte, solo pon tu brazo izquierdo encima de tu pecho y de la parte superior de tu brazo derecho. Pon tu brazo derecho encima de tu pecho y de la parte superior de tu brazo izquierdo. Luego aprieta tus brazos suavemente. Mantente en esta posición el tiempo que quieras.
    • Date unas palmaditas en la espalda. Este no es exactamente un abrazo, pero puede darte los mismos beneficios. Solo lleva tu mano y brazo encima de tu pecho y del hombro contrario. Luego podrás estirarte para llegar a tu espalda y darte una buena palmadita.
  3. Duerme, come y muévete. Entre mejor te sientas físicamente, mejor te sentirás contigo mismo. Recuerda los días cuando no tenías nada de nada. Es probable que tengas un mejor estado de ánimo que cuando tienes un dolor de cabeza u otra dolencia, ¿verdad? Bueno, por eso es importante que te cuides bien. No necesitas estar cansado y enfermo para sentirse mal al punto de deprimirte por tu timidez. Lo que necesitas es sentirte excelente para que puedas celebrar tu timidez.
    • Asegúrate de dormir como mínimo 7 horas. Algunos necesitan más sueño que otros, pero el promedio son 7 horas. Lo mejor es probar diferentes cantidades horas para que veas con cuál te sientes en óptimas condiciones. Asegúrate de acostarte y despertarte a la misma hora todos los días. Sí, incluyendo los fines de semana.
    • Consume alimentos que nutran tu cuerpo. El cuerpo es una máquina que necesita combustible para funcionar durante el día. Si no le das el combustible necesario, empieza a desacelerarse y resulta un problema a la hora de combatir las enfermedades y trabajar. Esto puede hacerte sentir infeliz. No te permitas sentirte así, sino podrías deprimirte, más bien sigue la dieta recomendada por el USDA, la autoridad de nutrición más importante de los EE.UU.
    • Haz ejercicios. El cuerpo no fue creado para estar inactivo. Los músculos y los órganos deben ejercitarse, sino se debilitan y funcionan incorrectamente. Como consecuencia, uno se fatiga, se deprime y se enferma. No debes llegar a ese punto, por eso asegúrate de hacer aeróbicos y levantamientos de pesas para que tu cuerpo esté fuerte. Los expertos recomiendan hacer por lo menos 150 minutos a la semana de ejercicios moderados o 75 minutos de ejercicios intensos.

Rodearte con otros tímidos

  1. Reúnete con tus amigos tímidos. Como muchos tímidos se sienten solo con sus luchas, es bueno pasar tiempo con personas que pasan por lo mismo. Si bien puede ser difícil estar con personas tímidas, ya que no son tan extrovertidas, si puedes por lo menos encontrar a una sola persona, notarás sus beneficios.
  2. Cuando estés en eventos sociales, presta atención a aquellos que estén solos. Es probable que ellos sean tímidos como tú. Si bien quizá no te sientas a gusto acercándoteles debido a tu timidez, prueba hacerlo. Si puedes entablar una conversación con alguien, excelente. Si no, la cercanía podría hacer que el otro te salude.
    • Cuando te acerques a alguien, puedes lograr que te salude más fácilmente haciendo un chiste de tu timidez, por ejemplo: “Estos eventos sociales siempre me son difíciles porque soy muy tímido”. Decir esto puede ayudarte a expresar tu timidez.
    • Ten presente que los demás podrían no tener tu nivel de aceptación de timidez, no digas por ejemplo: “Veo que eres igual de tímido que yo…”. Céntrate en tu timidez y si esa persona también lo es, dirá algo al respecto.
  3. Inicia un grupo de apoyo. No es tan difícil iniciar un grupo de apoyo en la comunidad. Haz anuncios para ponerlos en la biblioteca, en Starbucks y demás espacios públicos, y luego ve al lugar y la hora que indicaste en el anuncio.
    • Quizá te sientas fuera de tu elemento, pero poder salir de tu zona de confort mientras reconoces tu timidez puede ser de ayuda. Solo recuerda que lo único que tienes que hacer es saludar y preguntarles a los demás cómo se sienten con su timidez. Estarás teniendo una conversación normal con amigos, amigos que comprenden tu timidez.
  4. Abre una reunión de Meetup para gente tímida. Meetup.com es excelente para encontrar nuevas personas y pasar tiempo con ellas en tu comunidad. Puedes elaborar un perfil personal y luego uno grupal para tu grupo. Asegúrate de describir el objetivo del grupo cuando crees el perfil. Los demás querrán saber por qué deben unirse a tu reunión. Cuando ya haya algunos interesados, podrás planificar una reunión personal.
    • No tienes que abrir tu propia reunión de Meetup. Quizá ya haya una para gente tímida. Busca una reunión organizada antes de abrir una.
  5. Únete a comunidades en línea para tímidos. Estas comunidades suelen hablar de lo que se siente ser tímido, cómo superar la timidez y cómo ayudar a personas tímidas. Es un lugar excelente para aceptar más la timidez y conocer a otros que tienen las mismas luchas que tú.
    • Hay muchos sitios web y grupos de redes sociales especiales para tímidos. Únete a foros y grupos en Facebook, LinkedIn y Google+.
    • Puedes abrir tu propio grupo si no ves uno que te guste. Esta podría ser una buena alternativa si no estás listo para abrir tu propio grupo de apoyo en tu comunidad o abrir una reunión de Meetup.

Averiguar los beneficios de ser tímido

  1. Busca en Internet los beneficios de la timidez. La timidez ha sido el foco de muchos estudios en el transcurso de los años. Es por eso que hoy conocemos sus ventajas. Busca estudios que apoyen los beneficios de la timidez y escribe aquello con lo que te identifiques.
  2. Configura una Alerta de Google para mantenerte al día con los estudios más nuevos sobre la timidez. Cuando se publiquen nuevos estudios sobre este tema, lo verás como correo electrónico vía Google.
    • Tendrás que ingresar palabras de búsqueda en Alertas de Google. Algunas de las palabras que puedes ingresar son: estudios sobre la timidez, investigaciones sobre la timidez, beneficios de la timidez y los beneficios de ser tímido.
    • Envía la solicitud de recibir la alerta apenas esté disponible para tener estímulos durante el día.
    • Cambia las palabras de búsqueda que usaste en Alertas Google a medida que veas más frases usadas en las investigaciones relacionadas al estudio de la timidez. Puedes ingresar la cantidad de palabras de búsqueda que quieras, así que escribe las que se te ocurran para asegurarte de no perderte de nada.
  3. Ponte en contacto con una universidad local que esté realizando un estudio sobre la timidez. Quizá puedas participar en el estudio o solo puedas conocer los resultados de sus estudios. Generalmente, las universidades tienen profesores y asistentes que buscan voluntarios para reunir datos o información. Es excelente usar tu timidez para ayudarte a ti mismo y a los demás.

Buscar ayuda profesional

  1. Programa una cita con un terapeuta. Puede ser difícil aceptarse a uno mismo. Por lo general, tiene que ver con el pasado. Desempolvar los motivos por los que no puedes aceptar tu timidez te será de ayuda. A veces, lo único necesario es comprender por qué estás tan en contra de esa idea. Al trabajar con un terapeuta podrás repasar las raíces de tu personalidad y luego trabajar con él para cambiar tu percepción de ella y finalmente aceptarla.
    • Pregunta si tu seguro de salud cubre afecciones de la salud conductual.
    • Busca en Internet terapeutas con experiencia en ayudar a personas tímidas.
    • Habla con el terapeuta por teléfono, si es posible, para preguntarle qué hace para ayudar a quienes no se sienten seguros por su timidez
  2. Busca ayuda de tu médico. No aceptar la timidez puede producir depresión. La depresión puede afectar tu calidad de vida y darte ganas de dañar tu vida o la de los demás. Esto es cosa seria. Llama a tu médico de inmediato si alguna vez te sientes así para que te haga una evaluación de depresión. Hay esperanza para lo que sientes. Puedes aprender a quererte.
  3. Considera la posibilidad de trabajar con un consejero de vida. Un consejero de vida con experiencia trabajando con gente tímida normalmente tendrá un programa de ayuda para el proceso de aceptación de la timidez. Muchos de esos pasos los hemos mencionado anteriormente, por ejemplo, aceptar la timidez, quererse a uno mismo y averiguar más sus beneficios. En ocasiones, puede ser útil tener el apoyo de alguien que celebre tu progreso en pos de la aceptación de tu timidez, que es precisamente a lo que se dedica este consejero.
    • Busca consejeros en Internet. Muchos consejeros tienen un sitio web para publicitar sus servicios, así que busca uno con experiencia en timidez o problemas de confianza.
    • Los consejeros no tienen necesariamente que tener un certificado, pero te recomendamos buscar uno que haya tenido cierta educación formal en el área de consejería de vida. Busca si tiene credenciales o busca en la Federación Internacional de Consejeros uno con todos los requisitos para que tengas la garantía de que sea ético.
    • La consejería es una alianza entre el consejero y el cliente. El consejero y tú pensarán en maneras de ayudarte a aceptar tu timidez. Cada sesión te llevará más cerca de tus metas de aceptar tu timidez y tendrás tarea entre sesión y sesión que te ayudará más.

Consejos

  • Aceptar la timidez es un ejercicio diario. Repasa los beneficios que has tenido todos los días.
  • No apures el proceso. Aceptar algo de ti mismo que no te gusta lleva su tiempo.
  • Recuerda que eres una buena persona. La timidez no te hace una mala persona, digan lo que digan, incluido tú.

Advertencias

  • Si empiezas a tener síntomas de depresión por días seguidos, comunícate con tu doctor inmediatamente.
Теги: