Cómo escribir un contrato de asesoría

Опубликовал Admin
475
0
Los asesores realizan una serie de servicios para las personas o las organizaciones que los contratan. Antes de contratar a un asesor, se suele crear y ejecutar un contrato de asesoría que establece las obligaciones de todas las partes involucradas. Para crear un contrato de asesoría eficaz, tendrás que comprender la ley contractual del estado donde vivas, reflexionar en el contrato, escribirlo y luego ejecutarlo contrato. Sigue los pasos de este artículo y haz las adaptaciones necesarias para crear el mejor contrato de asesoría posible.

Reflexiona en el contrato de asesoría

  1. Determina si necesitas un contrato de asesoría. Un contrato es un acuerdo legalmente ejecutable. Escribirás un contrato de asesoría si esperas contratar a un asesor o si eres un asesor que espera que lo contraten. Un asesor es alguien que ofrece asesoramiento profesional o experto.
  2. Determina si tienes la capacidad de celebrar un contrato de asesoría. Tendrás que decidir si tienes la capacidad legal para celebrar un contrato válido, lo que implica saber en qué te involucras al celebrarlo. También tendrás que saber lo que se necesita para crear un contrato legalmente vinculante. Estos requisitos incluyen:
    • Una oferta
    • Aceptación
    • Contraprestación válida
    • Acuerdo mutuo y
    • Un propósito legal
  3. Asegúrate de que los términos y disposiciones que quieras poner en el contrato cumplan con las leyes del estado. Por lo regular, la ley contractual se rige por la ley del estado, por lo que tendrás que asegurarte de que cumpla con los requisitos del estado donde vivas.
    • Por ejemplo, algunos estados tienen leyes estrictas en cuanto a las multas por incumplimiento, mientras que otros les dan más libertad.

Escribe el contrato de asesoría

  1. Empieza con la información básica. Esto incluirá el título del contrato y las partes que lo conforman. Al escribir esta sección, asegúrate de incluir una descripción detallada de las partes.
    • Por ejemplo, si las partes son personas, deberás incluir los nombres y los apellidos. Si una parte es una empresa, tendrás que proporcionar el nombre, la dirección y el número de identificación tributaria, si es posible. También, asegúrate de indicar claramente cómo se denominará a cada parte en el resto del contrato (por ejemplo: "en lo sucesivo, el asesor").
    • Por lo general, un asesor será una persona que celebra un contrato con una empresa que busca los servicios del asesor. Por ejemplo: una firma de abogados puede contratar a un asesor individual que tenga experiencia en las prácticas de contratación y despido.
  2. Detalla la contraprestación que proporcionará cada parte. Con algunos párrafos cortos, claros y legibles, explica lo que proporcionará cada parte en virtud del contrato. En este punto, no hay necesidad de dar demasiados detalles. La mayoría de las veces, solo tienes que indicar que una de las partes proporcionará los servicios de asesoría y la otra parte, la remuneración.
    • Por ejemplo, una disposición aceptable podría decir: "El cliente opina que el asesor tiene las calificaciones, experiencias y capacidades necesarias para proporcionar los servicios al cliente. El asesor acepta proporcionar dichos servicios al cliente bajo los términos y condiciones establecidos en este acuerdo. En consideración a los asuntos descritos anteriormente...". Este tipo de lenguaje se usa para asegurar que se cumpla con el requisito de contraprestación válida.
  3. Define los servicios de asesoría que se realizarán. Especifica exactamente lo que se requerirá que haga el asesor en virtud del contrato. Detalla las especificaciones e incluye la mayor cantidad de información posible.
    • Esta sección puede empezar con algo como esto: "Por el presente, el cliente se compromete a contratar al asesor para proporcionarle al cliente los servicios que consisten en (x, y, z). Los servicios también incluirán las demás tareas que las partes puedan acordar. El asesor se compromete a prestar dichos servicios al cliente".
    • Los servicios comunes incluyen apoyo en litigios, gestión de activos, mejora de procesos y segundas opiniones.
  4. Incluye una cláusula de remuneración. Debes decidir cómo se le pagará al asesor. Algunos contratos pueden requerir pagos periódicos mientras que otros pueden requerir un pago único al final de la asesoría. Lo que sea que elijas, asegúrate de detallarlo claramente en el contrato.
    • Si los pagos serán periódicos, piensa en incluir algo como esto: "Por los servicios que el asesor preste de acuerdo a lo requerido en este acuerdo, el cliente deberá remunerar al asesor con $XX,XX por hora".
    • Si se hará un pago único, intenta escribir algo como esto: "La remuneración se pagará al finalizar los servicios".
  5. Decide si el asesor será un empleado o contratista independiente. Esta distinción es importante y deberás explicar la forma en que se tratará al asesor en el contrato. La mayor parte del tiempo, un asesor será un contratista independiente. Si le vas a dar al asesor la calidad de contratista independiente, deja en claro esta relación, explicando cómo y por qué el asesor mantendrá su condición de independiente. Menciona que el asesor renunciará a su derecho a las prestaciones de los empleados regulares, como la licencia por enfermedad, tiempo de vacaciones, beneficios de salud y cualquier otra cosa que puedas imaginar que recibiría un empleado de tiempo completo.
    • Con mayor frecuencia, los asesores se clasificarán como contratistas independientes. Esto garantiza que la empresa o la persona que contrate al asesor cuente con un nivel mínimo de responsabilidad con el asesor. Esto puede ser algo bueno y, con frecuencia, significa que habrá menos obstáculos para empezar y mantener la relación contractual (es decir, menos impuestos y responsabilidades de presentación de informes). Por ejemplo: si caracterizas al asesor como contratista independiente, el contratista independiente puede ser que no tenga que presentar informes de sus ingresos, hasta cierta cantidad, al Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos (IRS) para efectos fiscales.
  6. Define la duración del acuerdo contractual. Deberás incluir una sección que defina cuándo empezarán los servicios de asesoría y cuándo terminarán.
    • Una disposición aceptable puede indicar: "El plazo del presente contrato empezará en la fecha del contrato y permanecerá en pleno vigor y efecto hasta la finalización de los servicios, con sujeción a la finalización anticipada de lo dispuesto en este contrato. El plazo del presente contrato podrá ampliarse por mutuo acuerdo escrito de las partes".
  7. Escribe una disposición de finalización. Esta sección proporcionará la información sobre la forma en que se podrá finalizar el acuerdo antes de la conclusión total de los servicios. Incluye la cantidad de avisos que deberán proporcionarse y la forma en que la finalización afectará la remuneración.
    • Por ejemplo, la disposición puede decir algo así: "Cualquiera de las partes podrá finalizar el presente acuerdo, con o sin causa, previa notificación por escrito de treinta (30) días, a la otra parte; si el asesor finaliza este acuerdo, de conformidad con los términos y condiciones del mismo, deberá sin prejuicio terminar de forma ordenada las tareas para el cliente que el asesor haya empezado antes de la fecha de la notificación de finalización, en virtud del presente. A la terminación de este acuerdo por cualquier motivo, el asesor tendrá derecho a recibir dicha remuneración y reembolso, según el caso, devengados en virtud de los términos de este acuerdo, pero sin pagar, a partir de la fecha en que el asesor deja de trabajar en virtud del presente acuerdo. Además, deberá reembolsarse al asesor cualquier obligación no cancelable, cualquier multa por cancelación y, a menos que el asesor finalice el contrato sin causa, cualquier gasto hecho razonablemente con el fin de llevar a cabo los servicios que se hubieran prestado si no se hubiera producido la finalización".
  8. Incluye cualquier información variada y disposiciones estándar. Casi al final del contrato, deberás incluir disposiciones estándar que se encuentren generalmente en los contratos. La mayoría de estas disposiciones, puede tomarlas simplemente de un modelo de contrato que encuentres, pero asegúrate de leerlas y de que digan lo que quieres. Algunas de estas disposiciones pueden incluir:
    • Disposiciones de divisibilidad
    • Disposiciones de modificación
    • Disposiciones de indemnización
    • Elección de disposiciones legales
    • Disposiciones de la totalidad del acuerdo
  9. Crea un área para las firmas. Al final del contrato, deja un espacio para que todas las partes firmen el contrato. Esta área debe tener espacios para las firmas y las fechas.

Ejecuta el contrato de asesoría

  1. Ofrece el contrato a la otra parte. Una vez que hayas escrito el contrato de asesoría, se lo ofrecerás a la otra parte. Entonces, la otra parte tendrá una serie de opciones:
    • La otra parte podrá aceptar la oferta en su totalidad. En este caso, firmarán el contrato y empezarán a llevarlo a cabo.
    • La otra parte puede rechazar la oferta en su totalidad. Si este es el caso, tendrás que escribir un contrato más aceptable para la otra parte o buscar a otra persona para contratar.
    • La otra parte podría tratar de negociar algunos de los términos del contrato. Si esto sucede, negociará con la otra parte hasta que ambos lleguen a un acuerdo aceptable.
  2. Negocia las diferencias sobre los términos del contrato. Al negociar sobre los términos del contrato de asesoría, lo más probable es que sea sobre el pago de los servicios o los tipos de servicios que el asesor realizará. Estas serán las áreas comunes de tensión, ya que son las partes principales del contrato.
  3. Firma el contrato y empieza a llevarlo a cabo. Cuando ambas partes estén satisfechas con el documento, deben firmarlo y empezar a llevarlo a cabo de la forma en que ambas acordaron.

Consejos

  • Siempre debes tratar de encontrar un modelo de contrato y luego adaptarlo a tus necesidades. Generalmente, podrás encontrar un modelo de contrato en Internet que se adapte a tus necesidades. Esto reducirá el tiempo de escritura y creación de formato.

Advertencias

  • Por lo general, debes consultar con un abogado antes de firmar cualquier contrato, ya que es probable que afecte tus derechos u obligaciones legales.
  • Recuerda que la ley contractual se rige por la ley del estado y siempre debes asegurarte de que el contrato cumpla con todos los requisitos de las leyes estatales.
Теги: