Cómo cuidar a una serpiente Thamnophis

Si has capturado a una serpiente Thamnophis y planeas cuidarla, es muy importante que sepas lo que haces. Esta serpiente requerirá alimentos, refugio y cuidados adecuados. Si no puedes brindarle un recinto apropiado, mejor déjala en libertad en su ambiente natural y admírala desde lejos.

Construyendo el recinto de la serpiente

  1. Obtén un acuario. Una serpiente Thamnophis bebé requerirá un tanque de 19 litros (5 galones), mientras que un ejemplar adulto necesitará uno de entre 57 y 76 litros (15 y 20 galones). No busques un recinto más pequeño, ya que esta especie es muy activa.
  2. Cubre el fondo del acuario con sustrato. Las toallas de papel y el papel periódico funcionan bien ya que son materiales baratos y fáciles de limpiar. También puedes usar papel de estraza, mantillo de ciprés, trozos de corteza y virutas de madera (los materiales de álamo y pino están bien, pero nunca uses cedro).
  3. Agrega un escondite. Las serpientes siempre necesitan un lugar donde esconderse. Debe ser un lugar muy pequeño donde la serpiente pueda enroscarse y entrar de forma ajustada. Resulta mejor si la serpiente puede tocar los lados del escondite cuando se enrosca.
  4. Cuando traigas la serpiente por primera vez a tu casa, coloca una cubierta o toalla grande (no gruesa o la serpiente se quedará sin oxígeno) sobre el tanque. Esto la ayudará a calmarse y a sentirse más segura. La cubierta hará que no se sienta cazada.

Regulando la temperatura

  1. Compra un termómetro. Un termómetro adhesivo no es muy preciso, pero te dará una idea general de la temperatura, la cual debe rondar los 22,2 ºC (72 ºF) en lado más frío y los 29,4 ºC (85 ºF) en el sector más cálido.
  2. Agrega calefacción. Puedes usar alfombras o mantas calefactoras en un lado del terrario o una bombilla en la parte superior. Las alfombras o mantas calefactoras deben cubrir un tercio del terrario. Debe haber una parte cálida y una parte más fresca. Si usas bombillas, asegúrate de que no sean de más de 15 vatios o podrían quemar a tu serpiente. No uses piedras calefactoras. Hay serpientes Thamnophis que han muerto debido a las quemaduras que generan. Tampoco las expongas directamente a los rayos solares o podrían morir.
  3. Asegura el nivel de humedad. Debe ser preciso; debe mantenerse entre un 50 % y un 60 %.

Alimentando a la serpiente

  1. Consigue un recipiente para el agua. Debe ser de plástico y lo suficientemente grande como para que la serpiente se bañe en su interior. Sin embargo, no debe ser demasiado grande. Uno de los errores más comunes que se comete con esta especie se debe a que son semiacuáticas, no acuáticas. Su presa sí es acuática; ella no. Si hay demasiada humedad, tu serpiente puede contraer una enfermedad de la vejiga de difícil tratamiento.
  2. Cambia el agua cada semana o antes si es necesario. Realiza una limpieza cada una o dos semanas. Además de limpiar, esteriliza el recinto de vez en cuando. ¡Disfruta de tu mascota!
  3. Alimenta a tu serpiente. La Thamnophis es una serpiente carnívora que caza a su presa, por lo que necesitarás elegir cuál será su alimento. Te sorprenderá saber que los ratones congelados son la mejor opción, y por mucho. Estos brindan todos los nutrientes que la serpiente necesita y no tienen ningún parásito o bacteria que pueda herir a tu serpiente (ten presente que “congelados” significa “muertos”).
    • Si tu serpiente no come ratones, entonces prueba con una mezcla de pescado, gusanos y tal vez conservantes y vitaminas.
    • Las babosas pueden ser un premio especial para tu serpiente, pero pueden ser difíciles de obtener.
    • Las serpientes bebé pueden comer partes de pinki de ratón dos veces a la semana. Los adultos pueden comer un ratón de tamaño adecuado una vez a la semana. El ratón debe ser del tamaño de la parte más grande del cuerpo de la serpiente.
    • Si tu serpiente come pescado, ofréceselo cada 5 ó 6 días. Si come gusanos, dos veces a la semana. Evita los peces con tiaminasa, como los peces dorados. Pregunta a la persona que te vende el pescado por sus características.
  4. Cuando alimentes a tu serpiente, no le lances la comida. Esto probablemente la asustará. Deja la comida en medio del recinto. Recuerda que no le gustan los movimientos bruscos. Hazlo lentamente. Sin embargo, puedes cerrar la tapa rápido luego de dejar la comida.
  5. Si eliges alimentar a tu serpiente con comida viva (para que la cace y mate por sí misma), crea escondites. Esparce hojas y otras cosas entre las que tu serpiente pueda esconderse para acechar. Remueve la comida muerta que no haya consumido dentro de las 24 horas para impedir la aparición de bacterias.

Manteniendo la higiene

  1. Limpia con regularidad. Puede que no se trate de la parte más divertida, pero es necesaria. Primero, debes atrapar a tu serpiente y ponerla en un frasco con hoyos en la tapa. Luego, retira todas las cosas del recinto. Si eliges usar un tipo de tierra, solo échala y reemplázala.
  2. Para limpiar la jaula, usa una manguera y luego restriega. Limpia el recinto una vez a la semana.
  3. No llenes el recinto de serpientes. Dales espacio, ya que les gusta moverse y son muy activas por naturaleza.

Manipulando a tu serpiente

  1. Manipula a tu serpiente con cuidado. La manipulación puede resultar difícil, pero puede ser genial si se hace correctamente. Acércate lentamente para manipular a tu serpiente. Deja que se deslice en tu mano y luego haz movimientos lentos con ella. Sé precavido y amable.
    • No manipules a tu serpiente hasta después de una hora si acaba de mudar su piel. Este tiempo será suficiente para que su piel nueva se acostumbre al aire y a la temperatura. Las sales y aceites de tu piel dañarían a tu serpiente si no esperas el tiempo indicado.

Consejos

  • Las serpientes bebé se sienten mejor si tienen un mosquitero cubriendo su terrario.
  • Muchas Thamnophis prefieren el alimento vivo.
  • Cuando la serpiente mude su piel, mueve el recipiente de agua a la parte cálida del terrario para que la humedad aumente.
  • Puedes hacer un escondite húmedo con toallas de papel mojado. Esto puede ayudar durante la muda de piel de tu serpiente.

Advertencias

  • No pongas nada en el recinto que pueda cazar a tu serpiente. ¡Solo comida!
  • Las serpientes Thamnophis no comen bichos, insectos o arañas. No pueden digerir sus exoesqueletos.
  • Algunos vendedores de tiendas de mascotas pueden querer pasarse de listos. Así que no importa los argumentos que te den, recuerda: ¡las serpientes no comen grillos!
  • Ten cuidado con las mordidas de tu serpiente. Respétala como ser vivo.
  • No pongas ninguna piedra calefactora en el terrario. Algunas piedras tienen elementos de calefacción en su interior, pero el animal puede enroscarse alrededor y acabar con quemaduras graves.
  • Si la serpiente que atrapaste no come nada, libérala. No la mantengas con hambre.
  • Las serpientes no pueden digerir plantas.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página