Cómo hacer jugo de hierba de trigo

Muchas personas creen que la hierba de trigo puede ayudar a mejorar la digestión, desintoxicar el cuerpo, limpiar el hígado, purificar la sangre y aumentar la producción de hemoglobina. Muchas tiendas de alimentos naturales venden el jugo de hierba de trigo ya hecho, pero también puedes hacer tu propio jugo sin mucha dificultad o sin gastar mucho dinero. Moler la hierba de trigo para hacer jugo utilizando un mortero produce los resultados más nutritivos. También puedes usar una licuadora para hacer el jugo de hierba de trigo, pero ten en cuenta que algo de la clorofila puede oxidarse debido al rápido movimiento de las cuchillas, lo que hace que la bebida sea un poco menos beneficiosa. Y, si puedes comprar un exprimidor, pero esto puede resultarte bastante caro. Si quieres saber cómo hacer jugo de hierba de trigo de distintas formas, mira el paso 1 de tu método preferido para comenzar.

Pasos

  1. Recolecta hierba de trigo cortando las hojas a alrededor de 3,8 centímetros por encima del suelo. Utiliza un cuchillo limpio o un par de tijeras. Las hojas deben ser de aproximadamente 22 centímetros de alto, que hayan crecido alrededor de una semana después de que se sembraron los granos de trigo. Si no vas a cosechar tu propia hierba de trigo, puedes comprarla en una tienda de alimentos saludables o algunas bodegas.
  2. Lava las hojas bajo agua limpia de un grifo. Coloca las hojas de hierba de trigo dentro de un colador y corre agua fría o tibia sobre la hierba y por el colador para eliminar la suciedad, insectos o bacterias.
  3. Pica la hierba de trigo con un cuchillo afilado. Coloca la hierba de trigo en una tabla de cortar y da a las hojas unas tajadas pequeñas. Cuanto más pequeña sea la pieza, más fácil será para moler o mezclar y crear el jugo.
  4. Consigue suficiente hierba de trigo picado para llenar al menos 1/2 taza (113 gramos). Puedes trabajar en lotes más pequeños o más grandes, si lo deseas, pero esta cantidad debería ser suficiente para unas dos porciones. Esto será suficiente para darle una dosis saludable de todas las propiedades maravillosas que la hierba de trigo tiene para ti.

Usando un mortero y pilón

  1. Coloca suficiente hierba de trigo picado en el mortero para llenar la parte inferior. No llenes el mortero de más de 1/4 de su capacidad. Si está demasiado lleno, entonces no podrás moler bien.
  2. Muele las hojas. Utiliza el pilón para moler completamente las hojas hasta que comiencen a unirse y embarrarse a lo largo de la parte inferior del mortero. Aplica el pilón usando un movimiento de agitación y presione con suficiente fuerza para aplastar la hierba. Esto tomará unos pocos minutos y más que un poco de esfuerzo, así que prepárate.
  3. Añade un poco de agua. Partes iguales de agua deben de ser suficiente para este método. Mezcla el agua en la hierba de trigo triturado usando el mismo movimiento de agitación enérgico como se describió anteriormente. Continúa mezclando hasta que se forme una pasta fina. El agua te ayudará lo suficiente para que se mezclen las hojas de hierba.
  4. Vacía el contenido del mortero en una tela de muselina limpia. Gira la parte superior de la tela para evitar que la pasta se escape, pero no lo ates. Esto te permitirá extraer el jugo de la hierba de trigo.
  5. Presiona el paño para drenar el jugo de hierba de trigo en un vaso limpio. Aplica presión sobre la tela directamente sobre el macizo de pasta de hierba de trigo, exprimiendo en un movimiento hacia abajo. Un líquido de color verde brillante debería gotear. Sigue exprimiendo hasta que no drene líquidos adicionales.
  6. Regresa el macizo de hierba de trigo al mortero. Repite el proceso de molienda hasta que las hojas se vuelven blancas, añadiendo un poco de agua extra cada vez para crear una pasta de la misma consistencia.
  7. Después de que tu primer lote de hierba de trigo se vuelva blanco, añade hierba de trigo fresca picada al mortero y comienza el proceso de molienda de nuevo. Continúa hasta que toda tu 1/2 taza (113 gramos) se haya utilizado. Este proceso toma un tiempo, (por lo menos de 10 a 15 minutos para 1/2 taza), pero valdrá la pena. Es mucho mejor que pagar de 300 a 400 dólares para un exprimidor de hierba de trigo de lujo.

Usando una licuadora

  1. Pon 1/2 taza (113 gramos) de hierba de trigo picado en la licuadora con 2 o 3 tazas (500 a 750 mililitros) de agua filtrada. Si prefieres un sabor más fuerte, más concentrado, añade sólo 2 tazas (500 mililitros) de agua filtrada. Sin embargo, si no estás acostumbrado al sabor de la hierba de trigo o si te resulta insoportable, diluye más el jugo con el uso de 3 tazas (750 mililitros) de agua en su lugar. Si lo deseas, puedes sustituir el agua con zumo de naranja recién exprimido o jugo de coco en su lugar. Esto puede dar una dosis de sabor al jugo de hierba de trigo que prepararás.
  2. Mezcla la hierba de trigo y agua juntos utilizando la velocidad más alta. Mezclar durante unos 60 segundos debería ser suficiente. Deberías quedarte con un jugo de color verde esmeralda con trozos de pulpa flotando en la superficie.
    • Ten en cuenta que la hierba puede enredarse alrededor de las aspas de la licuadora si las hojas de hierba son demasiado largas. Esto no será un problema en la mayoría de los casos, y solo tienes que limpiar las cuchillas de la licuadora después de terminar de obtener el jugo. Sin embargo, presta atención a las posibles señales de problemas como el sonido de las cuchillas disminuyendo de velocidad o los sonidos de un motor con problemas. Si sospechas que la hierba de trigo está obstruyendo la licuadora, puede que necesites retirar la hierba de trigo antes de continuar mezclando.
  3. Coloca un filtro de malla en un recipiente de vidrio limpio. El filtro debe tener brechas finas, y no debe ser mayor que la boca del recipiente al cual se le coloca encima.
  4. Cubre el colador con una gasa. La gasa debe ser lo suficientemente grande como para pasar sobre los lados del colador.
  5. Vierte la hierba de trigo de la licuadora a través de la gasa y colador. La mayor parte del líquido debería fluir a través sin mucho esfuerzo de tu parte.
  6. Usando una espátula de goma, presiona hacia abajo en la pulpa de hierba de trigo para exprimir el jugo adicional. Este jugo también debe fluir a través de la gasa y en el recipiente. Continúa presionando hacia abajo la hierba de trigo hasta que no salga más jugo.
  7. Exprime el jugo de medio limón en el recipiente de jugo de hierba de trigo. El limón es opcional, pero mejora el sabor de la hierba de trigo, mientras preserva un poco más de jugo. Mezcla con una espátula o una cuchara. Esto puede ser especialmente útil si deseas tener un sabor no tan concentrado en lugar de utilizar el jugo para tu mezcla.
  8. Traslada la hierba de trigo desde el contenedor a copas para disfrutar. Sírvelo frío o con hielo. La hierba de trigo puede disfrutarse mejor en “shots”.

Usando un exprimidor

  1. Prepara tu hierba de trigo. Prepara tanta hierba de trigo picada como desees. Tendrás que ponerlo en tu extractor.
  2. Prepara tu exprimidor. Cada exprimidor es diferente, así que tendrás que configurarlo de acuerdo a las instrucciones de tu manual. Exprimidores de hierba de trigo manuales pueden parecerse un poco a picadoras de carne y tienden a incluir un asa para moler, junto con un tipo de pilón implementado para empujar la hierba hacia abajo. Los exprimidores de hierba de trigo manuales pueden ser utilizados solo a veces realmente para hierba de trigo, así que si derrochas un exprimidor, es posible que quieras obtener un exprimidor eléctrico para que puedas también utilizarlo para hacer jugo de otras verduras. Los exprimidores eléctricos mezclan la hierba con mayor facilidad, pero requieren un poco más de limpieza.
    • Si consigues un exprimidor eléctrico, asegúrate de tener un para amasar. Un exprimidor centrífugo no hará jugo de hierba de trigo en absoluto.
  3. Introduce la hierba de trigo en el exprimidor. Ahora, tan solo introduce la hierba de trigo en el exprimidor. Para la mayoría de exprimidores, tendrás que llenarlas un poco a la vez, para no abarrotar el exprimidor y hacer que sea difícil hacer el jugo de hierba de trigo. El exprimidor tendrá entonces un lugar para recolectar el jugo, así como un lugar que la pulpa pase.
  4. Vierte el jugo de la licuadora en una copa y a disfrutar. Deberías acabar el jugo de hierba de trigo. A pesar de que un exprimidor de hierba de trigo o un extractor de jugos en general puede ser un poco caro, si estás realmente comprometido a extraer el jugo de hierba de trigo regularmente, esto puede hacer una diferencia real en tu vida. Después de verter en una copa y disfrutar una porción de delicioso jugo de hierba de trigo, todo lo que tienes que hacer es limpiar el exprimidor y eso es todo.

Ingredientes

  • Hierba de trigo, suficiente para llenar media taza (113.4 gramos) ya cortada y picada
  • De 2 a 3 tazas (500 a 750 mililitros) de agua
  • Limones

Consejos

  • También puedes colar el jugo de hierba de trigo de una licuadora escurriéndolo a través de un pedazo de media de nailon limpia sobre la boca de la licuadora. Asegura la media en su lugar, la punta de la licuadora al revés, y generosamente exprime el jugo y la pulpa en un vaso.
  • Hay exprimidores especiales disponibles para comprar que están diseñados para hacer jugo de hierba de trigo. Las versiones manuales y eléctricas están disponibles. Si planeas beber una gran cantidad de jugo de hierba de trigo, puede que valga la pena invertir en uno de estos exprimidores de hierba de trigo. Solo tienes que seguir las instrucciones que viene con el exprimidor para preparar tu jugo.

Advertencias

  • Bebe el jugo de hierba de trigo en 12 horas. Después de 12 horas, se descompone y se echa a perder. Para obtener el mejor sabor y mejor nutrición, el jugo de hierba de trigo fresco debe consumirse dentro de los primeros 30 minutos.

Cosas que necesitarás

  • Tijeras
  • Un cuchillo afilado
  • Un colador
  • Un mortero
  • Un pilón
  • Una licuadora
  • Una espátula
  • Una cuchara
  • Vasos y recipientes limpios
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página