Cómo preparar salsa de crema al ajo

Опубликовал Admin
624
0
Pocas cosas son tan impresionantes como una salsa de crema al ajo. Sorprende que algo tan suntuoso y versátil sea tan rápido y fácil de hacer. Opta por la salsa de crema al ajo tradicional o al horno para preparar un sabor a ajo más suave. Prepara bastante y úsalo en diversas recetas, por ejemplo, en pizza, pastas, filetes y mariscos.

Preparar salsa de crema al ajo

  1. Derrite la mantequilla y el aceite de oliva. Calienta la cucharada de mantequilla y la cucharada de aceite de oliva en una cacerola a fuego medio.
  2. Pica el ajo. Pela los dientes de ajo. Luego, pícalos finamente hasta obtener 2 cucharadas (1/8 taza).
  3. Añade el ajo a la mantequilla y al aceite. Cuando la mantequilla y el aceite se hayan mezclado, con cuidado echa el ajo picado y revuélvelo.
    • El ajo deberá estar suave y desprender un olor fragante. Evita cocinarlo hasta que se dore.
  4. Haz un roux. Añade la harina directamente a la mezcla de mantequilla, aceite y ajo, y revuélvela bien. Asegúrate de que la harina esté completamente incorporada. Sigue cocinando y revolviendo esta mezcla a fuego medio 1 minuto aproximadamente.
    • Verás que el roux empezará a espesarse y a oscurecerse un poco.
  5. Calienta la crema espesa y el caldo. Puedes calentar los líquidos en el microondas hasta que estén calientes o hacerlo en una cacerola en la estufa. No hiervas los líquidos.
  6. Añade 2 tazas (500 ml o 16 oz) de crema espesa y caldo. Con cuidado, vierte la crema y el caldo calientes en el roux mientras bates con tu otra mano. Sigue batiendo y cocinándolo a fuego medio hasta que empiece a hervir o burbujear suavemente.
  7. Revuelve ocasionalmente y condiméntalo. Revuelve con frecuencia la salsa para que no se pegue a la cacerola. Salpimiéntalo al gusto. La salsa empezará a espesar tras unos cuantos minutos.
    • La salsa deberá burbujear suavemente. En ningún momento deberá hervir.
  8. Echa el queso parmesano y sácala del fuego. Si quieres una salsa bien espesa, sigue cocinándola. Si no, saca la salsa del fuego y sírvela.

Preparar salsa de crema al ajo en el horno

  1. Enciende el horno. Calienta el horno a 200 °C (400 °F). Arranca un cuadrado de papel aluminio. El trozo deberá ser de un 1 m² (1 ft²) de tamaño.
  2. Prepara el ajo. Toma toda la cabeza de ajo y ponla en el medio del cuadrado de papel aluminio. Rocíale 1½ cucharadas de aceite de oliva. Luego, envuelve el ajo con el papel aluminio, cerrándolo de modo que se forme una bolsa pequeña.
  3. Asa el ajo en el horno. Pon la bolsa de ajo en el horno directamente en una rejilla. Cocínala 30 minutos. El ajo se suavizará cuando termine la cocción. Sácalo del horno y del papel aluminio. Déjalo enfriar.
  4. Echa el ajo asado en una cacerola con aceite de oliva. Los dientes individuales de ajo deberán estar tan suaves que podrás aplastarlos en la cacerola. Hazlo así para toda la cabeza de ajo. Añade el resto de las 2 cucharadas de aceite de oliva y caliéntalo todo 1 minuto a fuego medio.
  5. Haz un roux. Añade la harina a la cacerola y revuélvela bien, asegurándote de llegar a todas las áreas de la cacerola para que la harina esté completamente incorporada. Sigue revolviendo mientras se cocina el roux. Este empezará a oscurecerse un poco.
  6. Calienta 1 taza de caldo de pollo o de verduras. Podrás simplemente calentar el caldo en el microondas mientras esté cocinándose o podrás calentarlo en una cacerola en la estufa. No dejes que hierva.
  7. Bate el caldo en el roux. Muy gradualmente, vierte el caldo en el roux mientras lo bates con la otra mano. Este deberá ser un proceso muy lento para que el caldo pueda absorberse en el roux sin hacerse grumos.
  8. Sigue revolviendo y cocinando la salsa. Mantén la temperatura a nivel medio o medio bajo, si empieza a hervir. La salsa empezará a espesarse bastante rápido.
    • Observarás mucha evaporación mientras la salsa se reduce a la mitad de su volumen. Revuelve frecuentemente para que no se queme.
  9. Agrega la crema de leche espesa, sin dejar de batir. Bate la mezcla de caldo, ajo y crema para que se incorporen. Saca la cacerola del fuego.
  10. Licúa la salsa. Podrás usar una licuadora de mano o una convencional. Si vas a usar una de mano, pon la salsa en un tazón hondo. Luego, introduce la licuadora de mano y procésala hasta que la salsa esté homogénea. Si vas a usar una licuadora convencional, pon la salsa en el vaso y licúala hasta que esté homogénea.
    • Licuar la salsa eliminará cualquier grumo del roux que no hayas eliminado por completo con el batidor de mano.
  11. Prueba la salsa y condiméntala. Salpimiéntala al gusto. Úsala inmediatamente o ponla de nuevo en la cacerola, donde podrá mantenerse caliente a fuego lento.

Usos de la salsa de crema al ajo

  1. Pruébala como salsa blanca de pizza. Será una buena alternativa a la salsa roja y tendrás una pizza con un sabor más intenso.
    • Podrías echarle encima: cebolla roja, champiñones, espinaca, tocino, corazones de alcachofa, pollo o brócoli.
  2. Échala sobre cualquier tipo de pasta. Combínala con fetuccini, penne, linguini o en una lasaña.
    • Si la vas a usar en pastas, podrías echarle una pizca de ralladura de limón a la salsa. Así tendrá una nota cítrica y cortará parte de su suntuosidad.
  3. Échala sobre filetes a la parrilla. Los filetes normalmente se complementan con un compuesto de mantequilla o una salsa suntuosa. La salsa de crema al ajo es un excelente sustituto.
  4. Baña los mariscos con la salsa. Los camarones, las vieiras y las almejan saben particularmente bien junto con ajo y crema.
    • Echa un poco de salsa a una pasta marina para que sea una combinación aún mejor.
  5. Úsala como salsa para remojar. Remoja palitos de pan, galletas o vegetales. Para un aperitivo o fiesta, arma una bandeja de panes, vegetales, salchichas y un tazón de salsa al ajo para que sea fácil de remojar.

Ingredientes

Para la salsa de crema al ajo:
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de harina
  • Varios dientes de ajo (para 2 cucharadas de ajo picado)
  • 2 tazas de crema de leche espesa (nota: no crema batida )
  • 1 cucharadita de caldo de verduras, de res o de pollo
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • Sal y pimienta al gusto
Para la salsa de crema al ajo en el horno:
  • 1 cabeza de ajo
  • 3 1/2 cucharadas de aceite de oliva, divididas
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 taza de caldo de pollo o de verduras
  • 1/2 taza de crema de leche espesa (nota: no crema batida )
  • Sal y pimienta al gusto

Consejos

  • Almacena tu salsa de crema al ajo en un recipiente hermético como máximo 1 semana.
Теги: