Cómo dar el golpe de derecha en tenis

El golpe de derecha es un tiro esencial en el arsenal de cualquier tenista exitoso. Generalmente, es el primer tiro que aprenden los jugadores porque el golpe de derecha les viene naturalmente a la mayoría de las personas. Al practicar técnicas adecuadas del golpe de derecha, los buenos jugadores pueden desarrollar un arma formidable que les ayude a ganar puntos desde la línea de fondo. Aprende las técnicas adecuadas y evita los errores comunes para dar el golpe de derecha apropiado.

Dar un golpe de derecha

  1. Prepárate para el tiro. Sujeta la raqueta con tu mano dominante mientras tu otra mano sujeta la raqueta por la garganta. A medida que la pelota pase sobre la red y se acerque hacia tu lado de la cancha, abre los hombros girando y llevando la raqueta hacia atrás. Mantén las piernas espaciadas y flexionadas cómodamente.
  2. Nivela tu movimiento hacia atrás de la raqueta. Mantén la cabeza de la raqueta a alrededor del nivel de tu cabeza a medida que tu mano no dominante suelta la garganta de la raqueta. Asegúrate de girar el hombro completamente y de no llevar la raqueta hacia atrás demasiado alto o bajo. Inclina la muñeca para asegurar un movimiento fluido, circular y constante al llevar la raqueta hacia atrás.
    • Tu golpe de derecha puede volverse errático si tu movimiento hacia atrás no es constante. No hagas un movimiento hacia atrás más largo para producir una potencia adicional. Sé constante, sobre todo cuando estés bajo presión.
  3. Genera el movimiento hacia adelante. Después de calcular el acercamiento de la pelota y colocarte en la posición correcta, deja caer la raqueta más abajo del nivel de la pelota flexionando el codo y pronando el antebrazo. Desarrolla la velocidad de la raqueta para impulsarla en el punto de contacto.
    • Fija tus ojos en la pelota. Mantén la cabeza inmóvil hasta después de haber hecho contacto y asegúrate de que no haya trabas en tu movimiento de la raqueta.
  4. Termina el movimiento. Golpea la pelota cuando esta esté a una distancia cómoda de tu cuerpo y dentro del alcance de tu golpe. Extiende el brazo y usa la muñeca para mantener la cara de la raqueta lo más extendida posible hacia atrás al hacer contacto con la pelota a la velocidad máxima.
    • No exageres el movimiento de arriba abajo de la raqueta porque es posible que tus tiros sean involuntariamente cortos, dándole a tu oponente la oportunidad de atacar.
  5. Termina el movimiento. Después del impacto, continúa la extensión de tu brazo frente a ti haciendo un movimiento de látigo con la muñeca y pronando el antebrazo. Lleva la cabeza de la raqueta al lado de tu mano no dominante para crear una terminación parecida a un limpiaparabrisas.
    • Mantente en posición y equilibrado. No mires hacia arriba demasiado pronto para ver dónde caerá tu tiro. Esto puede afectarlo y hacer que salga torcido.
  6. Evita cambiar el movimiento de la raqueta. No desaceleres la cabeza de la raqueta en la terminación del tiro o los tiros pueden salirse de los límites de la cancha. No acortes la terminación del tiro o podrías golpear la red.
    • Mantén fluida y continua la trayectoria del movimiento de la raqueta, empezando desde el movimiento hacia atrás, a lo largo del golpe y culminando con la terminación del movimiento. No debe haber movimientos erráticos en cualquier momento del golpe de derecha.
  7. Mantente en una posición baja y no muevas la cabeza. Controlar los movimientos de la cabeza produce una trayectoria constante para el movimiento de la raqueta. No mires hacia arriba ni te pares demasiado pronto. Mantente enfocado y mantén los ojos en la pelota desde el momento en que abandone la raqueta de tu oponente hasta después de la terminación del movimiento.
    • Mantén la cabeza baja y no mires hacia arriba antes de tiempo para ver a dónde va la pelota. Mantente constante con la terminación del movimiento.

Sujetar la raqueta

  1. Ajusta tu agarre. Imagina que le estrechas la mano a alguien y usa la misma técnica para sujetar la raqueta. Deja que uno de los bordes de la raqueta apunte a la cancha mientras sujetas la raqueta en posición vertical. Envuelve uno de tus dedos alrededor del mango de la raqueta por el extremo inferior.
  2. Coloca tu muñeca contra el mango. Coloca la palma de tu mano apenas detrás del mango de la raqueta. Si eres diestro, coloca la raqueta al lado derecho de tu cuerpo y sujétala con la muñeca por el extremo inferior del mango ligeramente a la derecha. El espacio entre tus dedos índice y pulgar debe estar hacia la parte trasera y superior del mango.
    • Mantén la raqueta a la izquierda de tu cuerpo si eres zurdo. Sujeta la raqueta con la palma ligeramente detrás del mango. Mantén la muñeca en el extremo inferior izquierdo del mango. El espacio entre tus dedos índice y pulgar debe colocarse en la parte trasera y superior del mango.
    • Este es el agarre más común para los principiantes, conocido como el agarre oriental de derecha. Se usa para dar golpes sólidos de derecha porque es el agarre más natural y versátil. Sin embargo, también existen los agarres occidental y continental, usados para otros tiros de tenis, como el golpe cortado.
  3. Cierra la cara de la raqueta al usar el agarre oriental de derecha. Cuando quieras golpear con potencia, cierra la cara de la raqueta en tu movimiento hacia atrás. Cerrar la cara de la raqueta durante el movimiento hacia atrás genera un mayor efecto liftado cuando golpeas la pelota con potencia. Apunta ligeramente más arriba de la parte superior de la red.
  4. Usa el agarre semioccidental para golpear con velocidad y efecto. Coloca el nudillo de tu dedo índice y la parte inferior de la palma en el cuarto bisel del mango de la raqueta. Un atajo es colocar la raqueta en el suelo. Cuando la tomas, creas los puntos naturales de contacto entre los hombros y la cintura.
    • Ajusta el movimiento hacia atrás de forma que esté cerrado colocando la cara de la raqueta en un ángulo hacia el suelo. Puedes golpear la pelota con más fuerza al cerrar más el movimiento hacia atrás. Practica lanzar la pelota en el aire aplicando más potencia y creando un mayor efecto. Si se hace incorrectamente, en realidad reducirás la potencia de tu golpe de derecha.
  5. Crea el mayor efecto con el agarre occidental de derecha. Coloca el nudillo de tu dedo índice y la parte inferior de la palma de tu mano en el quinto bisel del mango de la raqueta. Debes hacer contacto con la pelota alrededor de los hombros.
  6. No sujetes la raqueta con demasiada fuerza. Debes cambiar tu agarre fácilmente para crear el tipo correcto de tiro. Por ejemplo, puedes cambiar a un agarre continental de un agarre oriental para golpear una dejada o un golpe cortado.

Crear un efecto liftado

  1. Elige el agarre. Un agarre occidental puede generar el mayor efecto liftado. Para el agarre occidental, coloca el nudillo de tu dedo índice y la parte inferior de la palma de tu mano en el quinto bisel del mango de la raqueta.
  2. Colócate en la posición correcta. Adopta una posición semiabierta a menos que tu oponente golpee una pelota corta. Si es así, da un paso adelante hasta una posición neutra. Para una posición semiabierta, da un paso ligero a un lado y gira el hombro hasta que las caderas estén completamente sobre la articulación de la pelvis.
    • Esta posición mantiene el equilibrio levantando la mano con la que no vayas a golpear en paralelo a la cancha.
  3. Relaja la mano dominante. Flexiona y relaja la mano al sujetar la raqueta verticalmente. Mantén el extremo inferior del mango mirando a la cancha y tu cuerpo recto pero flexionando las rodillas. Gira tu cuerpo a medida que las rodillas flexionadas terminan la rotación completa de tu cuerpo.
  4. Inicia el movimiento de la raqueta. Impúlsate de tu pierna dominante y gira tu hombro y tus caderas. Mantén tu peso sobre tu pierna dominante y flexiona las rodillas. El pie dominante debe estar apuntando hacia afuera al pararte en la posición con las caderas sobre la articulación de la pelvis. Mantén el hombro perpendicular a la red a medida que observas la pelota sobre tu hombro no dominante.
    • Mantén tu mano dominante sujetando la raqueta verticalmente y tu brazo no dominante en paralelo a la cancha.
  5. Crea una forma de C con el movimiento de la raqueta. Empieza a dejar caer la raqueta al crear la trayectoria en forma de C hacia la pelota. Despliega los hombros e impúlsate de tu pierna dominante. Abre el hombro y la cadera hacia la cancha a medida que dejas caer aún más la raqueta.
    • Observa la pelota al dejar caer la raqueta.
  6. Golpea la pelota. Cuadra tu cuerpo hacia la red, manteniendo la raqueta debajo de la pelota. Gira tu cuerpo hacia adelante y lleva la cara de la raqueta a través de la pelota. Inclina la muñeca dominante completamente hacia atrás a medida que golpeas la pelota. Endereza la pierna dominante a medida que te impulsas a lo largo del golpe.
    • La pierna no dominante empezará a levantarse ligeramente del suelo. Mantén la cabeza firme y observa la pelota al momento de impacto.
  7. Termina el movimiento. Mantén el cuerpo recto a medida que tu pie no dominante se levanta del suelo. Extiende la mano dominante a través del contacto. Termina el movimiento a través de tu cuerpo en lugar de a través de tu hombro. Vigila la pelota sobre tu hombro dominante.
    • Tu pie no dominante regresará al suelo y tu mano no dominante debe atrapar la raqueta después de la terminación del movimiento. Tu pie dominante irá hacia adelante para mantener el equilibrio a medida que tu cuerpo gira completamente para terminar el golpe.

Corregir errores comunes

  1. Practica tanto como sea posible. Perfecciona tu golpe de derecha por medio de la repetición. Trata de imitar el mismo movimiento una y otra vez. Debes crear un hábito de usar ejercicios de forma que, cuando estés bajo la presión de un partido, tus músculos puedan ejecutar los mismos movimientos.
  2. Visualiza el golpe correcto. Mantén las cosas simples y no te confundas con demasiada información. Visualiza una trayectoria fluida del golpe. Solo puedes mejorar el golpe de derecha por medio de la repetición. La visualización puede ayudar a tu cuerpo a reproducir los movimientos correctos para maximizar la precisión, el efecto liftado y la potencia de tu golpe de derecha.
  3. Simplifica tu golpe. No trates de copiar las idiosincrasias de los mejores profesionales. Domina primero los fundamentos y luego un movimiento fácil de la raqueta que se sienta natural para ti. La potencia y el efecto liftado vendrán por su cuenta sin tratar de cambiar los conceptos básicos.
  4. Enfócate en el movimiento de los pies. Debes mover los pies para asegurar un cálculo perfecto para mantener tu equilibrio ideal. Colócate correctamente para recibir la pelota. Colocarte a tiempo te dará opciones de dónde golpear la pelota.
    • La posición correcta es tener la pierna no dominante delante de la otra mientras ambas rodillas están flexionadas. Tus caderas y hombros deben estar abiertos a medida que tu cuerpo se prepara para explotar en el golpe de derecha.
  5. Selecciona los tiros adecuados. Usa el golpe de derecha como un arma y lanza tus tiros estratégicamente en ubicaciones óptimas. Sé paciente, y varía la ubicación y la velocidad de tus tiros. Mantén en ascuas a tu oponente.
    • Por ejemplo, si tu oponente está directamente frente a ti, es posible que quieras lanzar el golpe de derecha a través de la cancha de forma que tu oponente deba correr para alcanzarlo. Cuando alguien se ve obligado a correr para alcanzar un tiro, esto incrementa el nivel de dificultad ya que debe apuntar y generar potencia mientras está desequilibrado. El tiro correcto depende de explotar la debilidad de tu oponente. Por ejemplo, si tu oponente tiene una puntería débil de revés, procura explotarla.
  6. Posiciónate correctamente. No golpees la pelota cuando esté demasiado cerca o demasiado lejos de tu cuerpo. Evita golpear la pelota de lado o si está frente a ti. Golpea la pelota a un alcance cómodo cuando esté cerca de tu cadera.
  7. Evita golpear la pelota con una cara cerrada de la raqueta. Abre la cara de la raqueta al hacer contacto. Crea un efecto de roce entre la raqueta y la pelota para crear un efecto liftado. Asegúrate de que el ángulo de tu movimiento vaya de abajo hacia arriba.
  8. Asegúrate de transferir tu peso y de terminar el movimiento. Para el efecto liftado, termina el movimiento sobre tu hombro dominante. Transfiere tu peso hacia adelante y hacia arriba flexionando las rodillas durante la preparación y enderezándolas a medida que despliegas y giras tu cuerpo para golpear la pelota.
  9. Usa el agarre correcto para la cancha correcta. Si la cancha crea un gran rebote para la pelota, un agarre occidental o semioccidental es ideal. Esto te permite golpear la pelota en un punto de contacto más alto. Si la cancha produce un rebote bajo, un agarre continental es ideal. El agarre oriental es ideal para golpear tiros planos y rectos.

Consejos

  • Cada jugador es diferente. Incluso si a dos jugadores les enseñara el mismo entrenador, de todas formas producirían un movimiento de raqueta diferente. No te desanimes si hay diferencias en tu movimiento de raqueta en relación a tu jugador favorito. La mecánica y el resultado son lo que más importa.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página