Cómo escoger el agua embotellada adecuada

Cuando quieres comprar agua embotellada puede resultarte difícil decidir dónde hacerlo. Este aspecto es especialmente cierto si no estás seguro del significado de la terminología de la mercadotecnia en los empaques o las botellas. Muchas compañías de agua embotellada promocionan sus productos señalando que son más naturales, más saludables o superiores en comparación con el agua de grifo. Sin embargo, puede ser útil que investigues un poco cuando busques agua embotellada dentro de una gran variedad de productos. Un poco de información básica puede ayudarte a comprar la marca o el tipo de agua embotellada que se adecúe mejor a tus necesidades.

Comprar agua embotellada

  1. Compra agua embotellada que provenga de fuentes naturales. Las compañías de agua embotellada ofrecen una gran variedad de tipos de agua. No obstante, debes comprar agua embotellada que provenga de una fuente natural, como un manantial o agua de pozo artesanal. Prueba los siguientes tipos de agua:
    • Agua de pozo artesanal: es un tipo de agua embotellada de un pozo que contiene arena o piedras que actúan como un acuífero. Los acuíferos son importantes porque son un filtro natural para las aguas subterráneas.
    • Agua mineral: este tipo de agua contiene no más de 250 porciones por millón de sólidos disueltos. Contiene tanto elementos minerales como oligoelementos. Al producto no se le añade en ningún momento algún mineral u otros elementos que no hayan estado presentes. Entre los minerales comunes encontrados en este tipo de agua están el calcio, el magnesio y el potasio.
    • Agua de manantial: este tipo de agua debe recolectarse de una fuente subterránea que fluya naturalmente hacia la superficie del suelo. Debe recolectarse solo de un manantial o de un sistema de agua potable que tenga acceso directo al manantial.
    • Agua mineral con gas: este tipo de agua contiene dióxido de carbono naturalmente. Después del tratamiento, las compañías pueden agregar nuevamente dióxido de carbono en el contenido del agua.
  2. Evita comprar agua embotellada de fuentes municipales. Algunas compañías venden agua embotellada que se considera como “agua de grifo” o que proviene de una fuente municipal. Si buscas agua totalmente natural o artesanal, no debes comprar agua embotellada de grifo.
    • El agua purificada debe cumplir con los estándares establecido por la Farmacopea de Estados Unidos. Debe someterse ya sea a la destilación, la ósmosis inversa o la desionización antes de ser embotellada. Sin embargo, generalmente esta agua se recolecta de fuentes municipales y es la misma agua que proviene de tu grifo.
    • Quizá veas este tipo de agua con la etiqueta "agua destilada" o "agua potable purificada".
    • Generalmente, el agua embotellada purificada no se considera inferior a los otros tipos de agua embotellada. Sin embargo, debes saber que esta agua no proviene de una fuente natural y no se considera agua artesanal.
  3. Lee las etiquetas del empaque. Si observas la parte inferior de la botella o la parte trasera de ella, verás una etiqueta que hace referencia al tipo de plástico usado en la botella específica. Muchas botellas de plástico usan un plástico conocido como PET (tereftalato de polietileno). Este tipo de plástico específico se usa en una variedad de empaques de plástico y se considera seguro según la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés).
    • El químico llamado bisfenol A (también conocido como BPA) ha estado bajo mucho escrutinio últimamente. Al igual que el PET, verás este químico en la etiqueta de productos que contienen cualquier BPA. Sin embargo, luego de examinar varios estudios, la FDA declaró que el BPA es seguro para los consumidores.
  4. Calcula tu presupuesto estimado para comprar agua embotellada. Algunas aguas embotelladas pueden ser muy costosas, especialmente aquellas que tienen un empaque único o aseguran que son aguas artesanales.
    • Cuando pienses en comprar agua embotellada, debes considerar cuántas botellas de agua bebes diariamente o planeas beber. Este conteo diario determinará cuánta agua embotellada debes comprar cada semana.
    • Puede ser más rentable comprar agua embotellada al por mayor. Muchas tiendas te dan descuento cuando compras en grandes cantidades.
    • Posiblemente también debas considerar un sistema de entrega de agua embotellada a domicilio. Algunas compañías envían grandes bidones de agua y un dispensador que puedes usar en tu casa para llenar botellas reusables.
  5. Almacena agua embotellada apropiadamente. El agua embotellada, al igual que muchos alimentos y bebidas, debe almacenarse del modo apropiado para mantener la calidad y seguridad del producto.
    • Mantén el agua embotellada alejada de la luz y el calor. Es recomendable que la guardes en un lugar fresco y oscuro.
    • No hay fecha de vencimiento para las aguas embotelladas siempre y cuando se almacenen aún selladas en un lugar oscuro y fresco.
    • Ten en cuenta cómo se manipularon o almacenaron las botellas de agua. Posiblemente consideres lavar la parte superior o la tapa de la botella, especialmente si no tiene una lámina de protección externa. La parte superior y la tapa de la botella podrían tener bacterias u otros contaminantes provenientes del proceso de manipulación.

Considerar otras fuentes de agua

  1. Compra un sistema doméstico de purificación de agua. Los sistemas domésticos de purificación de agua pueden ser más rentables a largo plazo y reducir el desecho de grandes cantidades de botellas de plástico. Existen dos tipos de sistemas de purificación: sistemas para toda la casa (estos sistemas tratan toda el agua que ingresa a la casa y generalmente son costosos) y sistemas de puntos de distribución (que tratan el agua en el punto de distribución, como el cabezal de la ducha o el grifo del fregadero). Muchas personas escogen los sistemas de puntos de distribución ya que son más rentables. Estos incluyen:
    • Botellas de agua personales que vienen con un filtro incorporado: estas botellas son geniales para las personas en constante actividad que probablemente no tengan acceso al agua purificada.
    • Jarras que tienen un filtro incorporado: purifican el agua a medida que el agua escurre a través del filtro.
    • Purificadores para grifos que se sujetan directamente al fregadero de la cocina. sin embargo, en muchos casos los grifos especializados no son compatibles con estos.
    • Purificadores para refrigeradores o congeladores: generalmente vienen con el artefacto y te permiten tener agua purificada y cubos de hielo que se congelan con el agua purificada.
  2. Compra botellas de agua reusables libres de BPA. Si decides usar o consumir agua de grifo o si tienes acceso a un dispensado de agua purificada, quizá quieras considerar comprar una botella de agua reusable para ser más amigable con el medioambiente.
    • Usar una botella de agua reusable puede ayudar a reducir la cantidad de basura y botellas de plástico desechadas.
  3. Bebe agua del grifo. Aunque el agua de grifo o el agua de la ciudad no atraigan tanto a las personas como las aguas embotelladas, es una alternativa saludable y económica a las aguas embotelladas. La mayor parte del agua de grifo es adecuada para beber. Si te preocupa este aspecto, simplemente compra una jarra filtrada que puedas colocar en tu refrigerado para que tengas un nivel de filtración adicional.
    • El agua de grifo se evalúa con mayor frecuencia para detectar más bacterias y químicos que el agua embotellada. Además, debe someterse a un proceso de desinfección obligatorio antes de consumirla.
    • Aproximadamente ¼ de las botellas embotelladas en realidad contienen agua de grifo. Por lo tanto, es importante que leas y comprendas las etiquetas y la terminología de la mercadotecnia.

Consejos

  • Si el agua embotellada no se adapta a tu presupuesto o si no puedes encontrar una marca que se adapte a la calidad deseada, posiblemente quieras considerar comprar un filtro de agua.
  • Algunas compañías de agua embotellada posiblemente hagan declaraciones falsas sobre la fuente del agua en las botellas de sus productos o en su publicidad. Asegúrate de obtener información de fuentes imparciales.
  • El agua embotellada puede ser muy cara incluso si compras agua de marcas menos costosas. Recuerda calcular tu presupuesto mensual para beber agua y cíñete a él.
  • Presta atención a las frases como "natural", "agua glacial" o "agua pura de manantial". Estas frases probablemente no signifiquen nada más que agua de grifo purificada.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página