Cómo tomar mejores apuntes

Опубликовал Admin
Ya sea que quieras sacar buenas calificaciones en la escuela o estar en los primeros puestos de tu carrera profesional, la toma de notas eficaz es una habilidad valiosa que te permite retener, recordar y recitar información. Si sigues estos pasos y consejos sencillos no solo aprenderás a tomar notas, sino que aprenderás a hacerlo de una manera que te ayude a aplicar conocimientos y a retener información.

Prepararte

  1. Reúne los materiales para tu toma de notas. Puede sonar algo muy básico, pero es importante tener todos los materiales para tu toma de notas organizados y listos antes de comenzar una clase, reunión o conferencia.
    • Si vas a usar papel y un bolígrafo, asegúrate de tener un cuaderno tamaño A4 con muchas páginas en blanco y dos bolígrafos de cada color. Si vas a usar una laptop, asegúrate de que esté completamente cargada o puedes sentarte cerca de una toma de corriente.
    • Si usas lentes, asegúrate de tenerlos contigo en caso de que el maestro u orador anote cualquier información importante en la pizarra. También recuerda ubicarte en un área del aula donde puedas ver y oír al orador sin problemas.
  2. Llega preparado. Antes de llegar a una clase, conferencia o reunión, asegúrate de revisar tus notas de la última sesión. Esto te pondrá al corriente y te permitirá estar listo para continuar desde donde te quedaste.
    • Si te aconsejaron alguna lectura suplementaria que te ayude a prepararte para la clase, asegúrate de hacerlo, ya que te servirá para entender mejor los temas, conceptos o ideas que el maestro u orador probablemente presente en clase.
    • Recuerda el viejo proverbio “Si fallas en prepararte, te preparas para fallar”.
  3. Sé un oyente activo. Al tomar notas, muchas personas cometen el error de anotar mecánicamente cada palabra sin comprender realmente lo que se dice.
    • Esto es un error. Si no haces el esfuerzo de entender el tema mientras estás en clase, te perderás de una valiosa oportunidad para aprender.
    • Por lo tanto, debes tratar de absorber la información que escuchas la primera vez, ya que después no podrás hacer mucho o correrás el riesgo de sentirte confundido al momento de revisar los apuntes.
  4. Toma notas a mano. Si bien tomar notas en tu laptop es conveniente, un estudio realizado en la Universidad de Princeton demostró que los que realizan apuntes retienen mejor la información cuando lo hacen a mano.
    • Se piensa que esto se debe al hecho de que los usuarios de una laptop son propensos a transcribir lo que oyen palabra por palabra sin procesar realmente lo que se dice.
    • Por otro lado, los que realizan apuntes a mano no pueden escribir lo suficientemente rápido para copiar cada palabra, así que se ven obligados a comprometerse un poco más con la información para poder elegir la más importante.
    • En resumen, procura tomar notas a mano siempre que sea posible.
  5. No tengas miedo de hacer preguntas. Cuando no entiendas algún punto, no solo lo anotes y te digas que te ocuparás de él más adelante, pídele al maestro u orador que te lo aclare.
    • Piensa en esto: si algo te parece confuso ahora, te parecerá doblemente confuso más tarde cuando revises tus anotaciones.
    • No temas pedirle al maestro u orador que repita lo que dijo, especialmente si crees que fue importante.

Tomar notas de la mejor manera posible

  1. Enfócate en las palabras y conceptos importantes. El cambio más importante que puedes hacer para mejorar tus habilidades para tomar notas es concentrarte únicamente en anotar las palabras y conceptos clave.
    • Identifica la información más importante. Anota las palabras individuales o frases clave que son más importantes para el tema en cuestión (cosas como fechas, nombres, teorías, definiciones); solo debes elegir los detalles más importantes. Elimina todas las palabras de relleno y detalles secundarios (si quisieras todo eso, puedes leer un libro de texto).
    • Piensa en lo que quieres retener. ¿Por qué tomas esa clase? ¿Por qué asistes a ese seminario? ¿Por qué tu empleador te envió a esa conferencia? Si bien tu primer instinto podría ser anotar lo que escuchas o ves al pie de la letra, debes recordar que el objetivo de la toma de notas es poder aprender algo de ellas; no escribir una novela corta.
    • Prioriza cualquier información “nueva”. No pierdas tiempo anotando información que ya sepas, hacerlo es inútil. Concéntrate en anotar toda la información nueva que nunca habías escuchado, ya que eso hará que tus apuntes sean más valiosos.
  2. Utiliza el método de “pregunta, respuesta, evidencia”. Este es un método muy efectivo para tomar notas, ya que te obliga a relacionarte con el material a medida que escribes y te permite describir el tema en tus propias palabras. Esta técnica de parafrasear información ha demostrado ayudar a los estudiantes a entender y retener información con mucha más eficacia.
    • En lugar de copiar línea tras línea de información, escucha atentamente lo que dice el orador y haz un esfuerzo para entender el material. Una vez que lo hayas hecho, formula tus notas como una serie de preguntas planteadas por el material y luego respóndelas con tus propias palabras.
    • Por ejemplo, si la pregunta fuera “¿Cuál es el tema central de la obra de Shakespeare, Romeo y Julieta?", la respuesta podría ser “más que una historia de amor trágica, Romeo y Julieta trata acerca de las consecuencias de los rencores guardados”.
    • Luego, debajo de esta respuesta, puedes brindar pruebas para tu conclusión al señalar ejemplos específicos ubicados dentro del texto. Esta estrategia te permite registrar toda la información relevante en un formato conciso y fácil de leer.
  3. Utiliza la taquigrafía. El estudiante promedio escribe 1/3 de palabra por segundo mientras que el orador promedio habla a un ritmo de 2/3 de palabra por segundo. Por lo tanto, desarrollar tu propio sistema de escritura taquigráfica puede ayudarte a escribir de manera eficaz sin quedarte atrás.
    • Escribe cosas como “obj” para objetivo, “ej” en lugar de ejemplo y “c/” para con. Escribe un signo de adición para la palabra “y”. También abrevia las palabras largas que aparecen repetidamente a lo largo de la clase o conferencia (por ejemplo, en lugar de escribir soberanía popular 25 veces durante la clase de historia, escribe “sob pop”).
    • Por supuesto, es importante que puedas descifrar tus propias abreviaturas más adelante. Si piensas que podrías tener problemas haciéndolo, intenta anotar una guía en la cubierta interior de tu cuaderno. También podrías volver al principio de la toma de notas y llenar una versión más completa de las palabras que escribiste al término de la clase.
    • Si el orador continúa hablando muy rápido a pesar de tu técnica de taquigrafía, considera la posibilidad de llevar un dispositivo de grabación para la próxima clase, ya que así podrás escuchar por segunda vez y llenar los espacios en tus notas.
  4. Haz que tus notas sean visualmente llamativas. No tendrás muchas ganas de volver a repasar tus notas si lucen desordenadas y difíciles de leer, ¡así que es importante que se vean bien! Estas son algunas cosas que puedes hacer para crear notas visualmente más llamativas:
    • Siempre comienza en una página nueva. Tus notas serán mucho más fáciles de leer si comienzas en una página nueva y en blanco para cada clase o tema. Coloca la fecha en la esquina superior derecha y solo escribe en una cara de la hoja, especialmente si usas bolígrafos que contienen mucha tinta.
    • Asegúrate de que tu escritura sea legible. ¡Tomar notas será una completa pérdida de tiempo si no puedes leer tus apuntes después! Sin importar qué tan rápido escribas, asegúrate de que sea pequeño, claro y legible evitando escribir en cursiva si es posible.
    • Emplea márgenes amplios. Alinea cada página con un bolígrafo y una regla dándote un margen amplio en el lado izquierdo. Esto evitará que la página se vea demasiado llena y te dejará espacio para escribir alguna información adicional cuando revises tus notas.
    • Usa símbolos y diagramas. Las flechas, puntos y cuadros, diagramas, gráficos y otros tipos de ayuda visual generalmente son una excelente forma de asociar y recordar los conceptos clave, sobre todo si tu estilo de aprendizaje es visual.
  5. Utiliza colores en tus anotaciones. Muchas personas descubren que añadir un toque de color en sus notas les ayuda a hacer la información más legible y fácil de retener.
    • Esto se debe al hecho de que el color estimula el lado creativo de tu cerebro, haciendo tus notas más interesantes y, por ende, más fáciles de retener. La adición de colores te ayuda a enlazar un color con la memoria, permitiéndote recordar los contenidos de tus notas sin mucho esfuerzo.
    • Intenta usar bolígrafos de diferentes colores para partes distintas de tus anotaciones. Por ejemplo, puedes escribir las preguntas en rojo, las definiciones en azul y las conclusiones en verde.
    • También puedes usar un resaltador para señalar las palabras, fechas y definiciones más importantes. Aunque tampoco exageres; no confundas esto con estudio real.
  6. Toma notas de tu libro de texto. Después de una clase o conferencia, es posible que quieras complementar tus notas con información de un libro de texto. Tomar notas de un libro es otra habilidad que vale la pena dominar.
    • Revisa el material: antes de pasar directamente a la lectura de un texto, revisa el material para tener una idea de lo que trata. Lee cualquier introducción y conclusión que haya, así como los encabezados y subencabezados, además de la primera y última línea de cada párrafo. También échale un vistazo a los gráficos, ilustraciones y diagramas.
    • Lee el texto activamente: ahora vuelve al comienzo del texto y léelo meticulosamente de principio a fin. Una vez que hayas terminado un párrafo, regresa y resalta las palabras clave, hechos, conceptos o citas importantes. Busca señales visuales en el libro mismo; cosas como palabras en negrita o cursiva y el uso de colores o viñetas se usan frecuentemente para resaltar partes importantes.
    • Toma notas: una vez que hayas leído el texto por completo, regresa y toma notas de la información importante que resaltaste. Procura no copiar oraciones completas del texto (hacerlo solo es una pérdida de tiempo) y parafrasea utilizando tus propias palabras cada vez que puedas.

Revisar tus notas

  1. Revisa tus notas más adelante. Revisar tus notas después de clase o más tarde ese mismo día te ayudará a retener la información de una manera mucho más eficaz. No necesitas estudiarla intensamente, solo pasa unos 15 o 20 minutos revisándola cada noche.
    • Llena los espacios en blanco. Durante tu revisión, incluye cualquier información adicional que recuerdes de la clase o conferencia.
    • Escribe un resumen. Otra herramienta efectiva para memorizar tus notas es resumir la información contenida en ellas en la parte inferior de la página.
  2. Ponte a prueba. Prueba tu comprensión del material cubriendo tus notas y tratando de explicar el tema por tu cuenta ya sea en voz alta o en tu cabeza.
    • Observa la cantidad de detalles importantes que puedes recordar, luego lee las notas nuevamente para recapitular cualquier información que puedas haber omitido.
    • Explícale el material a un amigo. Enseñar o explicar el material a un amigo es una buena forma de ver si has comprendido completamente el tema y si tus notas lo abordan de manera exhaustiva.
  3. Memoriza tus notas. Descubrirás el beneficio de tener buenos apuntes cuando sea el momento del examen y tengas que memorizar toda la información. Si has revisado constantemente tus notas durante 20 o 30 minutos todas las noches, memorizar la información te será mucho más fácil. Estas son algunas técnicas de memorización que puedes aplicar:
    • Método línea por línea: si necesitas memorizar una gran cantidad de texto, una buena técnica es leer la primera línea un par de veces, luego repetirla en voz alta sin mirar la página. Lee la segunda un par de veces y luego repite ambas en voz alta sin mirar el texto. Continúa haciéndolo así hasta que puedas repetir todo el texto sin mirar la página.
    • Método de historia: este método involucra el convertir la información que tienes que memorizar en una historia sencilla y fácil de recordar. Por ejemplo, si quisieras recordar los tres primeros elementos del primer grupo de la tabla periódica (hidrógeno, helio y litio), puedes usar la siguiente historia: “(H)omero y (H)éctor fueron a la (Li)brería”. La historia no necesita tener sentido, de hecho, mientras más tonta suene, mejor.
    • Dispositivos mnemotécnicos: emplear dispositivos mnemotécnicos es una buena forma de recordar listas de palabras en un orden específico. Para hacer una mnemotecnia, simplemente toma la primera letra de cada palabra que quieras recordar e inventa una oración corta en la que la palabra comienza con dichas letras. Por ejemplo, para recordar las líneas de un pentagrama musical EGBDF puedes usar la mnemotecnia “Esteban Gasta Bastante Dinero en Fiestas”.
    • Para obtener instrucciones más detalladas acerca de las técnicas mnemotécnicas más populares y efectivas, revisa este artículo.

Consejos

  • Si el orador repite algo más de dos veces, probablemente sea importante y valga la pena prestarle atención.
  • Limítate al uso de frases cortas y viñetas: recuerda que solo se trata de apuntes, no de un ensayo.
  • Si tienes que leer un libro para una clase de literatura, asegúrate de tener un paquete de pósit a la mano, ya que es posible que no debas escribir en el libro mismo. Cuando hagas estos apuntes, asegúrate de indicar en cada pósit la manera en la que la audiencia se siente cuando el autor utiliza un determinado tipo de lenguaje. El autor siempre emplea imágenes, sobre todo en obras como las de Shakespeare. Toma nota e incluye una reacción personal.
  • Cuando tomes notas, asegúrate de subrayar las palabras clave que podrían aparecer en el examen.
  • Presta atención a lo que el profesor dice y no te distraigas con algo o alguien más.
  • Asegúrate de tener un cuaderno o página aparte para tus temas y no olvides etiquetarlo.
  • No escribas cada palabra que escuches.
  • Escribe la información más importante que necesites saber.
  • Si tu escuela te lo permite, puedes usar resaltadores de diferentes colores. De esa manera, cuando los veas, querrás echarles un vistazo.
  • Utiliza programas como Evernote para organizar tus anotaciones.
  • Escribe tus notas con una redacción distinta; te ayudará a entender la verdadera idea en tu mente.

Advertencias

  • No te distraigas con otras personas que no sean el orador.
  • Ten una hoja aparte o lleva notas adhesivas adicionales y (si quieres) enumera lo que escribiste en ambas páginas señalando qué corresponde a qué.

Cosas que necesitarás

  • Al menos dos bolígrafos o lápices
  • Un borrador en caso de que tus lápices no vengan con uno
  • Lentes u otros dispositivos de utilidad
  • Mucho papel
  • Resaltadores (al menos de dos colores)
  • Al menos un paquete de notas adhesivas de diferente color
  • Una carpeta para organizar tus notas
Теги: