Cómo quitar las espinillas naturalmente (método del vapor y la toalla)

Опубликовал Admin
Los puntos negros aparecen con frecuencia en todo tipo de pieles como resultado de la acumulación de sebo natural en el interior de los poros. Los puntos negros no se pueden eliminar por completo, y pellizcarlos para intentar extraerlos es altamente perjudicial para la piel. Puedes lavarte el rostro con vapor (teniendo mucho cuidado) para evitar la acumulación de sebo en la piel y reducir el tamaño y la profundidad de los puntos negros que tengas. Mantener la piel limpia es la única forma de reducir visiblemente la cantidad y el tamaño de los puntos negros, y el baño de vapor puede ser parte de tu rutina de cuidado cutáneo.

Aplicar vapor sobre el rostro

  1. Lávate bien el rostro. El vapor ayuda a relajar y abrir los poros, facilitando su limpieza, pero la dilatación también hace que la zona sea más susceptible a la inflamación y permite que la suciedad penetre a mayor profundidad y quede atrapada. Por lo tanto, antes de aplicarte vapor sobre el rostro, tendrás que lavártelo muy bien con agua a temperatura ambiente, eliminando la suciedad, las partículas y los restos de maquillaje y grasa que haya en la piel. Nunca te apliques vapor sobre el rostro antes de lavártelo.
  2. Llena el lavabo o un bol con agua caliente. Puedes darte el baño de vapor utilizando un bol limpio, el lavabo u otro recipiente lleno de agua caliente. Normalmente, se cubren la cabeza y el lavabo o bol con una toalla para formar una especie de tienda de campaña, atrapando el vapor y el calor en el interior. De esta forma, la piel se ablanda y los poros se abren.
    • Asegúrate de limpiar con jabón y enjuagar bien la superficie del recipiente o el lavabo antes de llenarlo de agua caliente y darte el baño de vapor en el rostro. Antes se decía que el jabón antibacteriano era útil en estos casos, pero hay estudios recientes que demuestran que los jabones antibacterianos pueden generar superbacterias, motivo por el que se recomienda usar jabón o limpiador corriente. De esta forma, eliminarás la suciedad adherida al fondo del lavabo y te asegurarás de que el vapor no contenga gérmenes.
  3. Mantén el rostro sobre el vapor durante un periodo de entre 5 y 10 minutos. Relájate y respira profundamente, disfrutando del efecto del vapor. Este procedimiento es muy frecuente en los spas, ya que también ayuda a desobstruir las fosas nasales y a tratar otros problemas respiratorios.
    • Es importante que no te apliques vapor durante más de 10 minutos seguidos ni más de una o dos veces a la semana. El exceso de vapor sobre el rostro puede acabar resecándolo y, por lo tanto, haciendo que la piel reaccione al producir mayor cantidad de grasa para compensar la deshidratación.
  4. Lávate el rostro con agua fría. Para volver a sellar los poros, enjuágate el rostro con agua fría e hidrátalo, utilizando una loción hidratante natural. Es importante utilizar agua fría para cerrar los poros de forma suave y natural, evitando cualquier producto con glicerina y alcohol, ya que estas sustancias pueden ser extremadamente irritantes para la piel sensible.

Mantener el rostro limpio

  1. Utiliza solo técnicas de limpieza suaves. Si quieres eliminar los puntos negros de forma natural, es importante distinguir los limpiadores astringentes de los limpiadores suaves para mantener la salud de tu piel en el mejor estado posible. Deberás evitar los limpiadores agresivos a base de alcohol, así como los limpiadores cargados de sustancias químicas que se encuentran en muchos supermercados y farmacias.
    • También es importante ser cuidadoso con la piel durante el proceso de limpieza. No te pellizques los puntos negros, ni te frotes la piel vigorosamente. Utiliza solo métodos suaves, aunque te hagas una exfoliación. No tienes que rasparte la piel para limpiarla.
  2. Considera la posibilidad de utilizar remedios caseros para limpiar tu piel. Si se elaboran de la forma adecuada y se aplican correctamente, hay muchos remedios caseros que se pueden hacer a partir de una gran variedad de ingredientes y que resultan eficaces para tonificar, calmar y exfoliar la piel, evitando la aparición de nuevos puntos negros.
  3. Utiliza hidratantes naturales. Utilizar lociones hidratantes a base de ingredientes naturales es fundamental para mantener una piel sana. Aunque muchos asocian el exceso de grasa y aceite a los puntos negros, en realidad el abuso de productos secantes también genera sobreproducción de sebo a la larga. No te olvides de hidratar tu piel regularmente con aceites herbales e hidratantes naturales para mantenerla sana.
  4. Nunca te aprietes los puntos negros. Insistimos en que no hay que forzar la extracción de los puntos negros. No te aprietes, pellizques ni rasques los puntos negros. Es imposible extraerlos de forma completa y definitiva, e intentar hacerlo es perjudicial para la piel. Sin embargo, los especialistas en el cuidado de la piel a veces utilizan una herramienta para extraer comedones, disponible en tiendas de material quirúrgico. Esta herramienta ejerce presión solo alrededor del comedón, requiriendo aplicar un mínimo de fuerza, de forma que el resto de la piel no se ve dañada por el procedimiento.
  5. Utiliza aceite de coco. El aceite de coco contiene ácidos grasos de cadena media, que son bactericidas y destruyen la bacteria del acné. Además, estos ácidos funcionan como sustancias hidratantes naturales y evitan la formación de nuevos comedones. Compra aceite de coco orgánico y aplícate una capa muy fina sobre el rostro una vez al día.
  6. Sigue una dieta sin productos lácteos ni azúcar. Desde hace décadas se sabe que solo en los países civilizados existe un problema generalizado de acné y comedones. Los habitantes nativos de ciertas zonas de Brasil y Japón en las que no se ingieren productos lácteos, azúcar ni almidones no presentan casos de acné.

Consejos

  • Utiliza agua fría para enjuagarte el rostro. El frío sellará los poros, evitando que reaparezcan puntos negros.
  • Intenta no tocar el agua ni el grifo cuando estés sobre el lavabo, ya que estarán muy calientes.
  • Si un punto negro se resiste, déjalo y no aprietes demasiado, ya que podrías dañar tu piel, dejando cicatrices.
  • No te pellizques los puntos negros. Si lo haces, empeorarán. Acude a un dermatólogo si el problema empeora.
  • Si tienes asma, tal vez tengas que tomar medidas de precaución antes de aplicarte vapor sobre el rostro. Es posible que debas tener tu inhalador a mano, pero las precauciones recomendadas dependerán de la gravedad de la enfermedad. Muchos spas desaconsejan el uso de vapor o de la sauna a las personas asmáticas, embarazadas o con hipertensión.
  • Puedes aplicarte aceite de árbol de té y dejar que actúe sobre el rostro para tratar los puntos negros y las espinillas.
  • En casos de acné grave, la limpieza diaria del rostro con vapor es muy beneficiosa.
  • No te pellizques los puntos negros ni las espinillas, ya que podrías empeorar el problema.
  • Para eliminar los puntos negros, lávate el rostro con agua templada y, después, aplícate una loción limpiadora. A continuación, enjuágate con agua fría. De esta forma, el calor del agua templada abrirá los poros, permitiendo que la loción limpiadora penetre y elimine la suciedad acumulada. El agua fría retirará los restos de limpiador y cerrará los poros de nuevo. Después, deberás aplicarte protección solar FPS 30 para evitar que los rayos UV dañen tu piel. Realiza este tratamiento dos veces al día.

Advertencias

  • Evita el uso de herramientas para eliminar puntos negros, ya que, probablemente, a la larga favorezcan la aparición de nuevos puntos negros y espinillas.
Теги: