Cómo evitar que las puertas del carro se atasquen por congelamiento

Опубликовал Admin
13-06-2017, 04:20
88
0
Ya es suficiente con tener que quitar a palazos dos metros o más de nieve para alcanzar el auto, así que seguramente no quieras tener que toparte con marcos ni cerrojos de puerta congelados. Si no puedes estacionar en una cochera con calefacción, las mejores alternativas que tienes son un aceite para las juntas de las puertas y alcohol isopropílico o una fuente de calor para evitar los cerrojos congelados.

Evita que las puertas se atasquen por congelamiento

  1. Reemplaza las juntas de goma rasgadas o faltantes. La junta de goma, o sello, a lo largo del borde de la puerta del auto es el área que se congela, no el metal en sí. Inspecciona el sello de cada puerta y de cada ventana. Visita una tienda de autopartes para comprar reemplazos si notas rasgaduras o espacios por donde el agua podría filtrarse.
  2. Limpia el marco de la puerta con un trapo. Limpia todo el marco de la puerta para quitar residuos atrapados en el camino y otros desperdicios que puedan acumularse con el tiempo. El agua puede recolectar tierra y hacer que la puerta se congele cuando la temperatura desciende.
  3. Cubre la goma con un líquido protector. Frota aceite o lubricante sobre los sellos de goma con una toalla de papel. Esto rapeleará el agua, reduciendo la cantidad que entra en el sello y que se congela. No hay un consenso sobre qué aceite es el mejor, pero te presentamos algunas opciones.
    • Un acondicionar para goma o un producto de cuidado para goma probablemente sean las opciones más seguras para un cuidado a largo plazo.
    • Los lubricantes de silicona en aerosol pueden durar varias semanas por aplicación, pero pueden dañar los sellos de gomaespuma y deben mantenerse alejados de la pintura.
    • El WD40, otro aceite lubricante ligero, o incluso los aerosoles antiadherentes para cocina son opciones fáciles de conseguir, pero su uso repetido puede secar o desintegrar la goma.
  4. Usa una cubierta para auto. Si tu auto está estacionado afuera, una cubierta para auto minimiza la cantidad de humedad de la nieve y la lluvia que alcanzan las puertas y las congelan.
    • Alternativamente, encuentra una bolsa de basura de espesor alto y cuélgala sobre la puerta abierta del auto. Aplica aceite en la goma como se describió antes y luego cierra la puerta atrapando el plástico.

Evita y encárgate de los cerrojos congelados

  1. Frota la llave y el cerrojo con alcohol isopropílico. Elige un alcohol isopropílico que contenga por lo menos 60% de alcohol, de modo que el alcohol se adhiera al cerrojo y evite que la humedad se congele sobre este. Frótalo en la llave y el cerrojo de la puerta con una toalla de papel una vez por semana para evitar que el hielo se forme. Esto también puede servir para derretir el hielo existente, pero usualmente es más lento que los métodos más abajo.
    • La vaselina es otra opción, pero quizás deje mucho residuo en las autopartes.
  2. Rocía un lubricante para cerrojos en caso de problemas severos. Si el alcohol isopropílico no es suficiente para mantener los cerrojos funcionales, elige un lubricante para cerrojos. Incluso los expertos tienen opiniones discordantes sobre los distintos lubricantes, pero algunas opciones se recomiendan más que otras. Usa solo una de las siguientes opciones en cada cerrojo, pues una mezcla podría atascarlos fácilmente:
    • Por lo general, el lubricante de grafito viene en una botella a presión que puedes aplicar directamente en el cerrojo. Algunas personas creen que este absorbe la humedad gradualmente y deja mugre en la llave.
    • El lubricante a base de teflón se recomienda a menudo, pero algunas personas consideran los productos que contienen silicona liosos e inefectivos.
    • Se supone que los lubricantes sin grasa atraen menos polvo y residuos.
  3. Rocía los cerrojos congelados con descongelante. Mantén un producto descongelante en la cochera o en el gabán en caso de que el auto se atasque y no puedas entrar. Por lo general, estos se rocían directamente en el cerrojo y son la opción más efectiva en condiciones de congelamiento severas. Elige el cerrojo con la mayor cantidad de hielo acumulado, rocía e inserta la llave.
  4. Calienta la llave. Sostén la punta dentada de la llave sobre un encendedor o una cerilla con un guante de cocina o con pinzas e insértala en el cerrojo. Si la llave es completamente de metal, sin mango de plástico ni token, puedes calentarla con seguridad mientras está insertada en el cerrojo.
  5. Calienta el cerrojo con una secadora de cabello o con tu propio aliento. Este método es menos efectivo, pero vale la pena intentarlo si no hay otra opción. Un tubo de cartón sobre el cerrojo congelado ayudará a dirigir el aire caliente. Intenta durante varios minutos, en especial si no tienes un tubo o si corre mucho viento.
    • Si el auto está afuera, usa secadora de cabello a pilas o una extensión eléctrica adecuada para uso en exteriores.

Consejos

  • Revisa la cajuela además de todas las puertas. Una vez que puedas entrar y encender el motor, las otras puertas se calentarán y el hielo se derretirá.
  • Si bien esto no evita que las puertas del auto se congelen, un dispositivo de encendido remoto sin llave calentará el interior del auto y derretirá el hielo que se haya formado en las puertas.

Advertencias

  • Evita derramar aceite o lubricante en la ropa cuando entres y salgas del auto. Usa un ciclo de lavado ordinario con detergente para quitar estos productos.

Cosas que necesitarás

  • Kit de reemplazo de juntas de auto
  • Cobertor de auto o bolsa de basura de plástico
  • Acondicionador de goma, aerosol de cocina antiadherente u otro lubricante
  • Grafito, teflón o lubricante sin grasa
  • Alcohol isopropílico (60% o más)
  • Encendedor
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página