Cómo diagnosticar los olores del auto

Si detectas un olor inusual en tu auto, esto puede indicar un grave problema mecánico. Pero también podría significar que derramaste comida en el auto y que tienes un problema de moho. En cualquier caso, es importante diagnosticar y eliminar cualquier olor del auto ya que algunos pueden ser muy peligrosos.

Diagnosticar los olores de escape, azufre y gas

  1. Determina si hay una fuga en el sistema de escape. El olor de escape en un auto es una situación muy peligrosa debido a que el monóxido de carbono es tóxico para los seres humanos. Por lo tanto, si hueles el escape en tu auto, llévalo a que lo revise un profesional de inmediato.
    • Es posible que haya un agujero en cualquier parte desde el silenciador hasta el tubo de escape del auto.
    • Otra posibilidad es que el escape se esté filtrando en al auto a través de una parte del interior que está desgastada. No experimentes con esta situación hipotética. Es muy peligrosa.
  2. Cambia el catalizador. Si detectas un olor a azufre o a huevos podridos, es probable que necesites hacer que un profesional revise el auto.
    • Por lo general, el olor a azufre indica que existe un problema con el catalizador. Es probable que necesites cambiarlo.
    • Para cambiarlo, primero corta el catalizador en ambos extremos, una vez que el motor se haya enfriado. Luego, sustitúyelo con un nuevo catalizador.
  3. Cambia el filtro de combustible. También es posible que el catalizador solo esté atascado, pero lo más probable es que debas cambiarlo.
    • Otras causas de los olores a huevos podridos son los motores calientes o los reguladores de presión del combustible rotos. Para este último caso, lo único que necesitas hacer es cambiar el filtro del combustible.
    • Es probable que el olor a huevos podridos se deba al sulfuro de hidrógeno. La gasolina contiene azufre y este se transforma en dióxido de azufre, el cual no huele. Sin embargo, cuando el catalizador se avería o sus capas filtrantes se desgastan, el azufre produce un fuerte olor a huevos podridos.
  4. Determina si el auto tiene el carburador inundado. El olor a gasolina indica un problema con el auto. Sin embargo, es fácil solucionarlo si el auto solo tiene el carburador inundado.
    • Si el auto no arranca, la inundación del carburador es una posibilidad evidente. Espera unos minutos e intenta arrancar nuevamente el auto.
    • Si el olor a gas aparentemente proviene de debajo del capó, es posible que el sistema de inyección de combustible o el carburador estén perdiendo combustible. También puedes verificar la bomba de combustible para ver si hay manchas de gasolina, las cuales deben verse claramente.
  5. Revisa las mangueras y las tuberías de combustible. También debes revisar las mangueras y las tuberías de combustible en el interior del capó que conducen al tanque de combustible. Es posible que estén desconectadas o podridas.
    • También puedes volver a revisar debajo del capó después de estacionar el auto durante toda la noche. Debes buscar manchas porque la gasolina se evapora muy rápido.
    • Asegúrate de no fumar cigarrillos mientras buscas las fugas de gasolina. Puede ser muy peligroso. También existe la posibilidad de que hayas derramado un poco de gasolina mientras echabas combustible. Tal vez la gasolina que hueles es la que cayó en tus manos.

Diagnosticar olores de quemado

  1. Aligera el embrague y los frenos. Si detectas un olor a tostada quemada mientras trabajas los engranajes del auto, es probable que tengas un problema con el embrague. No obstante, también podría tratarse de las pastillas de freno.
    • Tal vez estás pisando muy fuerte el pedal del embrague, lo cual genera fricción entre los forros de embrague, y este se desliza. Si lo aligeras, el olor desaparecerá. El material está hecho de papel, por esa razón, el olor es similar al papel quemado.
    • Si presionas muy fuerte los frenos, tal vez estás sobrecalentando las pastillas de freno, lo cual también puede generar un olor a quemado. Podría ser útil cambiar a una velocidad inferior. También podría tratarse de un freno que se arrastra debido a que un pistón de la pinza de freno podría haberse trabado. Otra posibilidad es asegurarte de no haber dejado encendido el freno de mano mientras conducías.
    • Una forma de revisar las pastillas de freno es ver si alguna de las ruedas está caliente. Si ninguna de las ruedas lo está, tal vez se trata de un embrague sobrecalentado en vez de una zapata de freno que se arrastra.
  2. Verifica si el motor está sobrecalentado. Averigua por qué hueles a aceite quemado. El aceite quemado tiene un fuerte olor acre. Al momento de olerlo, debes determinar de inmediato si el aceite se está agotando.
    • Otra posibilidad es que el motor se esté sobrecalentando. Si ninguno de estos problemas parece ser la respuesta, observa si el aceite se está filtrando en el bloque del motor. Si hueles a aceite quemado, podría ser necesario cambiarlo.
    • También puedes verificar el aceite de la transmisión con la ayuda de una varilla. Es posible que el nivel de dicho aceite esté bajo. Esto puede provocar que arda en la transmisión debido a que los engranajes se calientan mucho a causa de una lubricación inadecuada.
  3. Observa si una manguera está suelta. Si el olor se asemeja más al caucho quemado que al aceite quemado, observa si una manguera se aflojó debajo del capó.
    • Es posible que la manguera esté en contacto con una parte del motor caliente. En ocasiones, el olor a aceite proviene de una fuga en el sello del cigüeñal.
    • Si es así, también encontrarás aceite en el pavimento, debajo del auto.
  4. Verifica si el refrigerante presenta fugas y si hueles a jarabe de arce. Si el auto huele a jarabe de arce después de haber calentado el motor (o incluso unos minutos después de haberlo apagado), debes tomar medidas inmediatamente.
    • Dicho olor podría indicar que el refrigerante presenta fugas en cualquier parte, como un radiador o una manguera de calentamiento. Este tipo de problema significa que lo mejor es llevar tu auto a un profesional.
    • Si detectas un olor a jarabe de arce al exterior del auto, esto podría indicar que el tapón del radiador está goteando o que el radiador presenta una fuga. En cambio, si lo detectas en el interior del auto, esto puede significar que el núcleo del calentador se encuentra en mal estado.

Hacer que el auto huela mejor

  1. Elimina otros olores comunes en el auto. Si los olores del auto son desagradables, pero no constituyen un signo de fallas mecánicas, existen formas de hacer que el auto huela mejor.
    • Prueba el bicarbonato para eliminar los olores de la alfombra. Tal vez has derramado algo de comida en la alfombra. Elimina todo lo posible y luego espolvorea bicarbonato por encima. Frótalo, déjalo un par de horas y luego pásale la aspiradora.
    • El carbón también absorbe los olores. Si dejas un trozo de carbón vegetal para parrilla en el auto durante un par de días, el carbón absorberá gran parte del olor del auto.
    • También puedes colocar vainilla u otro aroma en motitas de algodón para dejarlas en el auto. Otra opción es colocar un recipiente de café molido en el auto.
    • Para lidiar con el olor a cigarrillo, abre el capó y rocía un ambientador desodorizante en la válvula de entrada. Esto es necesario debido a que el humo del cigarrillo también entra en el sistema de conductos del auto.
  2. Protege tu auto del desarrollo de olores. Dale un poco de mantenimiento preventivo para que los malos olores no se apoderen del auto.
    • Puede tratarse de una medida tan sencilla como pasar la aspiradora regularmente para quitar el polvo que has dejado o las migajas de comida que has derramado.
    • No dejes que se acumule la basura en el auto. Mantén una bolsa de plástico pequeña en el auto para meter la basura de inmediato y tírala cada dos o tres días (o incluso a diario).
  3. Lava el auto con champú regularmente. Si has tenido derrames de comida o bebidas, es una buena idea lavar los tapetes del piso o asientos del auto con champú.
    • Retira los tapetes del piso y lávalos con champú de inmediato si derramas comida en ellos. Simplemente agarra detergente y agua, y frótalos. También puedes comprar champú para tapizado de autos en muchas tiendas de autopartes.
    • Es una buena idea probar primero el detergente en una zona pequeña. También puedes usar un limpiador de alfombras y una aspiradora en seco y húmedo. Simplemente rocía el limpiador de alfombras en los asientos. Luego, pasa la aspiradora.
  4. Diagnostica el olor a moho. Uno de los olores más comunes en el auto es el olor a humedad. Es similar al olor de unas viejas medias del gimnasio. Colgar solo un ambientador no bastará para eliminar el problema de forma permanente.
    • Si detectas este olor, sobre todo cuando enciendes la calefacción o el aire acondicionado, es probable que el moho desarrollado a causa de la humedad se haya condensado en el interior del aire acondicionado.
    • La clave es secar el sistema de aire acondicionado. Para hacerlo, apaga el aire acondicionado y pon el ventilador a alta velocidad por 1,6 km (1 milla).
  5. Elimina otras causas de moho en el auto. No podrás esconder este olor ni con un montón de ambientadores. Debes llegar a la raíz del problema, la cual probablemente sea la humedad en el interior del auto.
    • Busca la presencia de condensación en el interior del auto. Retira los tapetes del piso para ver si parecen húmedos. Mira en el maletero y en el espacio de la llanta de repuesto. También es posible que el filtro del aire acondicionado sea la causa del olor a moho. Verifica si el tapete del piso está húmedo cerca del aire acondicionado.
    • Si el olor proviene del piso o del maletero, retira todos los tapetes del piso. Si proviene del aire acondicionado, retira el filtro del interior. Solo abre la cubierta frontal de la unidad para quitar el filtro.
  6. Elimina la humedad que produce moho. Agarra un trapo y limpia la humedad que encuentres. Si ves moho u hongos en la zona, retíralos con una esponja de nailon para fregar. Trata de no raspar el auto.
    • Ahora debes secar la zona para eliminar la humedad causante del olor. Puedes usar un secador de pelo si la zona es lo suficientemente pequeña o una aspiradora de líquidos para las zonas más grandes. Puedes usar un hisopo en el aire acondicionado.
    • Si deseas, puedes aplicar una solución antimoho en la zona. Seca los tapetes de piso que retiraste y luego échales bicarbonato. Cuélgalos al exterior por 24 horas, pásales la aspiradora y vuelve a colocarlos en el auto.

Consejos

  • Busca la ayuda de un profesional si el olor no desaparece antes de que empeore y te resulte más costoso al final.
  • No fumes un cigarrillo mientras intentas diagnosticar los olores de gases.
  • Mantén el auto limpio.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página