Cómo conseguir y conservar un empleo

Опубликовал Admin
Conseguir un empleo puede ser muy difícil para la economía actual, mientras que conservar tu empleo puede ser un completo nuevo desafío. Aún así, si eres diligente en buscar empleo, da la mejor impresión posible en tu entrevista y muestra qué tanto te importa tu empleo. Por lo tanto, podrás conseguir y conservar el empleo de tus sueños. Puede tomarte un tiempo para conseguirlo, pero una vez que encuentres el empleo de tus sueños, valdrá la pena todo el tiempo y esfuerzo.

Postula a empleos

  1. Ten un buen currículo. Es importante que tengas tu currículo lo mejor posible antes de comenzar a buscar empleo. Necesitas poner toda tu experiencia laboral relevante, usa verbos activos para explicar el trabajo que has realizado, y haz que tu currículo sea fácil de leer y entender. Lo más importante, tienes que asegurarte de revisarlo muchas veces antes de mostrarlo a alguien más.
    • Ten en cuenta que es posible que debas crear más de un currículo con el fin de adaptar tus experiencias al puesto laboral. Por ejemplo, si postulas tanto a un empleo como asistente de biblioteca y como profesor, entonces necesitarás dos currículos para resaltar diferentes fortalezas.
    • Asegúrate de que tu currículo sea fácil de leer y de que esté claro dónde has trabajado, cuál fue tu puesto laboral y cuánto tiempo has laborado ahí.
    • Algunos puestos laborales te pedirán que escribas tus referencias en la parte derecha de tu currículo. Ten al menos 2 o 3 personas que puedan dar fe por ti antes de comenzar a buscar empleo.
    • Ten un amigo o un profesional de tu campo que pueda revisar tu currículo para que te dé sugerencias sobre cómo hacerlo más llamativo.
    • El tamaño de fuente número 11 ha demostrado ser la fuente más atractiva para los empleadores. Puedes intentar usar la fuente número 10 si realmente tienes bastante información que incluir, pero no debe ser más pequeña que esta.
    • Hay la opción de pagar a empresas para que te ayuden a arreglar tu currículo, pero esto te puede costar bastante dinero.
    • Usa una fuente simple, de preferencia Times New Roman.
  2. Obtén habilidades adicionales que puedas necesitar. Si sientes que no tienes las habilidades necesarias para incluso conseguir una entrevista en tu campo, entonces debes formar un poco tus habilidades antes de mostrar tu currículo al mundo. Existen una gran variedad de maneras para ganar más experiencia antes de salir al mundo laboral si eso es lo que deseas hacer.
    • Analiza si puedes ganar experiencia por medio de prácticas, incluso si solo lo haces por pocas horas durante la semana. A pesar de que lo más probable es que el trabajo no será remunerado, es una gran manera de dar el primer paso y de ganar habilidades que puedes necesitar para tener un currículo sorprendente.
    • Existen también muchas oportunidades para aprender diversas habilidades por medio del internet. Por ejemplo, si estás postulando para empleos de edición y te das cuenta de que muchos de esos empleos prefieren candidatos que saben HTML básico, encuentra una clase en línea que pueda ayudarte a dominar esa habilidad.
    • Habla con personas del campo al que quieres postular. Estas personas pueden ayudarte a tener una idea de las habilidades que deberías tener antes de comenzar a buscar un empleo.
  3. Red. Algunos estudios muestran que hasta un 70 a 80 % de los empleos se encuentran por medio de la red y no por medio del proceso tradicional de solicitud de empleos. Si quieres incrementar radicalmente tus oportunidades de conseguir un empleo, entonces tienes que intentar contactarte con profesionales o con personas que conozcas de tu campo, tantos como puedas. A pesar de que puedas sentir que estás haciendo trampa, piensa que hacerlo te dará la ventaja que necesitas para tener éxito.
    • Tiene sentido que es más fácil obtener un empleo a través de redes de contactos. Los empleadores quieren contratar a alguien recomendado en vez de mirar un montón de currículos anónimos, eso hará su trabajo más sencillo.
    • No puedes pensar que conoces a alguien que puede ayudarte a conseguir un empleo. Sin embargo, incluso si tus amigos o familiares no tienen una conexión directa con alguien de tu campo, igual deberías decirles que has comenzado a buscar empleo para ver si conocen alguien que tenga un conocido que pueda ser de ayuda para ti.
    • Si has ido a la universidad y tu facultad tiene actividades sociales en tu área, trata de asistir a algunas para ver a quiénes puedes conocer. Asegúrate de preparar tu discurso de presentación antes de ir a estas actividades, de manera que puedas decirles a las personas de manera tranquila quién eres y qué estás buscando cuando te pidan que les digas algo sobre ti.
  4. Busca empleos. Una vez que tengas tu currículo actualizado, intenta usar una red de contactos y debes tener una idea de lo que estás buscando, para luego comenzar a buscar empleo. Verifica todas las diferentes páginas web de búsqueda de empleos en Internet y busca los puestos laborales que te parezcan ideales para ti. Debes elegir empleos para los que sientas que estás bien cualificado. Sin embargo, puedes arriesgarte y postular a un empleo que solicite un poco más de experiencia de la que tienes si sientes que te puedes preparar para ello de diversas maneras.
    • Recuerda que es importante postular a un empleo mientras esté “caliente”, o haya sido publicado recientemente. Hay más actividad con respecto a la publicación del empleo durante los tres primeros días, por lo que si encuentras un empleo que sea perfecto para ti, postula tan pronto como puedas en vez de postergarlo hasta el fin de semana.
    • Algunas páginas web populares para buscar empleos son Indeed.com, Simplyhired.com, Monster.com, o incluso craigslist.com.
    • Además, puedes buscar las páginas web de búsqueda de empleos que son más relevantes para tu campo. Por ejemplo, si buscas conseguir un empleo en una empresa nueva, entonces puedes intentar usar páginas web como Ventureloop.com.
  5. Ten una carta de presentación llamativa. Una vez que encuentres un empleo al que quieras postular, debes tomarte un tiempo para escribir una carta de presentación concisa y llamativa que muestre por qué eres perfecto para el empleo. Si realmente quieres tener éxito, entonces debes personalizar cada carta de presentación con el empleo al que estás postulando. Esto mostrará a los empleadores que tomas el empleo de forma seria y que realmente quieres ser parte de su equipo.
    • Si puedes encontrar el nombre del gerente de contrataciones o de la persona a cargo de tu solicitud, entonces dirige tu carta de presentación a esta persona para mostrar que realmente te importa.
    • Usa un lenguaje más atractivo. En vez de decir “pienso que soy un buen candidato para el empleo”, di algo más interesante como “me gustaría compartir mi entusiasmo y mi experiencia con su equipo”.
    • Asegúrate de abordar las cualificaciones y las cualidades que la empresa está buscando y muestra cómo las posees y cómo tendrías éxito en ese puesto laboral.
    • No solo repitas lo mismo que aparece en tu currículo. Da más detalles sobre el trabajo que has realizado o sobre los intereses que tienes porque los empleadores no sabrán los detalles solamente con leer tu currículo.
    • Mantén tu currículo corto y agradable. Estará bien que escribas apenas dos párrafos que hablen sobre quién eres y por qué eres adecuado para la empresa, y un párrafo que hable de cómo se pueden poner en contacto contigo y de que estás esperando una entrevista.
    • Maneja un lenguaje profesional y apropiado con la empresa. Si la empresa es un negocio serio, entonces no debes usar un lenguaje informal y en broma. Sin embargo, si estás postulando para escribir un periódico en línea y humorístico, puedes ser un poco más creativo con las palabras que elijas.
  6. Postula a los empleos. Una vez que hayas encontrado algunos empleos para postular, envía tu currículo y una carta de presentación, y espera lo mejor. Si quieres tomar la iniciativa, puedes enviar un correo electrónico de seguimiento una semana después para asegurarte que el gerente de contrataciones haya recibido tus documentos o para mostrarle que realmente te interesa. Si realmente te tomas enserio la búsqueda del empleo, entonces debes apuntar a postular al menos a algunas posiciones cada semana, siempre y cuando sean relativamente llamativas.
    • Algunas empresas se pueden demorar algunos meses en contactarte, por lo que es mejor tener tus opciones abiertas y extender una amplia red de contactos.
    • A medida que postules a más puestos laborales, será más fácil porque no será difícil adaptar tu carta de presentación para cada empleo.
  7. Ten en cuenta que puede demorar un poco. La cuestión es que el proceso para buscar empleo es arduo y puede durar muchos meses o incluso más tiempo para encontrar un empleo que se adapte contigo. Una persona promedio postula a más de 60 empleos antes de encontrar el empleo perfecto, de modo que no debes sentirte desanimado si postulas a 30 o 40 empleos y no te contactan. Esto es un reflejo de cómo está el mercado y el hecho de que muchos empleos son publicados pero se les da los puestos laborales a personas internas o a personas que los conocen por medio de una red de contactos. No pienses que esto significa que nunca encontrarás un empleo y por lo tanto debes seguir buscando.
    • A pesar de que todo esto te puede tomar bastante tiempo y puede ser agotador, imagina que tan bien te sentirás cuando finalmente consigas el empleo perfecto después de muchos esfuerzos.
    • No permitas que la búsqueda de empleo afecte tu estado mental. Muchas personas se desaniman durante todo el proceso, pero en tu caso no debes dejar que esto te desanime. Ten la seguridad de que si trabajas lo suficientemente duro, estás obligado a tener éxito.
    • Continua afianzando tu red de contactos mientras buscas empleos de la manera tradicional. Nunca sabes lo que puede pasar.

Haz un buen desempeño durante la entrevista

  1. Prepárate con anticipación. Si ya has conseguido una entrevista, entonces la cosa más importante que puedes hacer con anticipación es prepararte lo más que puedas para tu gran día. Debes leer sobre la empresa y entender lo que realmente implica el puesto laboral. Además, puedes practicar al responder preguntas de la entrevista pertinentes a tu campo, y asegúrate de tener bastantes ejemplos específicos para ilustrar de que tienes las cualidades que los empleadores están buscando.
    • Es posible que se te pregunte sobre tus mayores fortalezas. Asegúrate de estar preparado con ejemplos específicos sobre por qué tienes estas fortalezas, y asegúrate de que esas fortalezas sean las habilidades que tus entrevistadores están buscando para el puesto laboral.
    • Es posible que se te pregunte sobre tus debilidades o áreas de mejora. No digas que tu mayor debilidad es que trabajas muy duro; tus entrevistadores ya lo han escuchado antes. En vez de eso, debes mencionar una debilidad que no sea tan desfavorable y que no sea tan importante con respecto al puesto laboral. Además, menciona que estás tomando medidas para mejorar esa debilidad.
    • Es posible que se te pregunte porque razón serías un buen componente para la empresa. Asegúrate de entender las metas y la misión de la empresa, y de conversar sobre cualquier cosa relevante con respecto a la empresa como la cultura sobre el lugar de trabajo que hace de ti un buen componente para el equipo.
    • Prepara también respuestas de comportamiento como “¿qué harías si un gerente está equivocado?” o “¿cómo controlarías un salón de clases con muchos estudiantes revoltosos?”.
  2. Llega un poco temprano a tu entrevista. La peor cosa que puedes hacer es llegar tarde a una entrevista; esto mostrará que realmente no te interesa el empleo. Trata de llegar al menos media hora temprano, y luego camina por el edificio de 5 a 10 minutos antes de tu entrevista. Esto mostrará que eres organizado sin tener que llegar tan temprano de modo que tus entrevistadores se molesten o estén confundidos. Usa este tiempo para calmarte y pensar de manera positiva en vez de revisar tus respuestas.
    • Trae contigo una copia de tu currículo y una carta de presentación, junto con cualquier otro material relevante que necesites. Eso puede ayudarte a responder tus preguntas y mostrar que las has aplicado en la entrevista.
  3. Viste profesionalmente. Por supuesto, es obligatorio vestir profesionalmente y lucir lo mejor posible cuando se trata de una entrevista. Incluso, si el ambiente del empleo al que estás postulando es un poco más informal, debes pecar de vestir bastante formal en vez de lucir excesivamente informal en un entorno más profesional. Viste prendas de vestir limpias, apropiadas y que te queden bien. Además, asegúrate de estar bien arreglado y de lucir bien para la entrevista.
    • Lucir profesionalmente no solo les mostrará a tus empleadores que tomas el empleo de manera seria, sino que te dará más confianza durante tu entrevista.
  4. Sé elocuente. Es importante tener confianza, hablar bien, y ser elocuente cuando respondas las preguntas de tu entrevista. Habla claro y lo suficientemente despacio para que se te entienda, mira a tus entrevistadores a los ojos, y debes saber que está bien si te tomas un minuto para armar tu respuesta en vez de responder abruptamente antes de estar listo. Asegúrate de responder las preguntas con seguridad sin ser arrogante, y siéntete cómodo de pedir que te reformulen las preguntas cuando sea necesario.
    • Cuando hables, asegúrate de mantener una postura firme y de tener tus manos en tu regazo. Evita estar inquieto o mirar fijamente al piso. Esto puede ayudarte a lucir seguro.
  5. Haz preguntas para demostrar que realmente te interesa el puesto laboral. Al final de la mayor parte de las entrevistas, los empleadores preguntarán si es que tienes alguna pregunta para ellos. Debes recordar que la entrevista debe funcionar por ambas partes y eso depende de ver si el empleo es una buena opción para ti también. Prepara algunas preguntas para mostrar que realmente te interesa el puesto laboral y que quieres involucrarte lo más que puedas. Si dices que no tienes ninguna pregunta, esto puede indicar que realmente no te interesa.
    • Puedes preguntar cosas como “¿cómo describiría la cultura de la oficina en su empresa?”, “¿hay oportunidades de colaborar con otros empleados?” o “leí en Internet sobre el proyecto (nombre del proyecto) y me preguntaba si me podría informar más sobre ello”.
    • Si los entrevistadores te responden adecuadamente todas tus preguntas, puedes decir algo como “iba necesitar más información sobre (mencionar el aspecto del empleo aquí), pero ya ha sido cubierto”.
  6. Debes saber lo que no debes hacer. Hay algunas cosas que no debes hacer para tener una entrevista exitosa. A pesar de que te debas enfocar en los aspectos positivos de la entrevista, debes hacer un esfuerzo para no hacer algunas cosas que muestren a los empleadores que realmente no tomas enserio el empleo. A continuación, hay algunas cosas que tienes que evitar en las entrevistas:
    • Evita preguntar sobre los beneficios antes de conseguir el empleo. Si es que preguntas sobre las vacaciones y las bonificaciones antes de ser contratado, eso demostrará que te importa más sobre lo que ofrece el empleo que el empleo en sí.
    • No lleves tu café contigo a la entrevista. Esto mostrará que estás tomando la entrevista como algo muy informal.
    • Si te preguntan por qué dejaste o quieres dejar tu puesto laboral actual, evita hablar mal de tu empleador anterior. Incluso si tu antiguo o actual jefe es un completo patán, nunca debes decirlo. Di algo como “he ganado una tonelada de experiencia valiosa en mi actual empleo, pero ahora estoy listo para un nuevo desafío”.
    • No menciones que has postulado a otros 80 empleos sin haber tenido una entrevista. Tus empleadores deben sentir que el puesto laboral que están ofreciendo es tu primera opción.

Conserva el empleo

  1. Desarrolla una gran relación con tu jefe. La forma más importante de asegurarte de conservar tu empleo es tener una fuerte relación con tu jefe. No necesitas ser el mejor amigo de tus jefes, pero debes mantener una relación amigable que se base en el respeto mutuo y en buena comunicación. A pesar de que cada jefe tiene su propio estilo, debes asegurarte de ser amigable con tu jefe y receptivo con lo que ha dicho. Además, debes mostrar interés hacia su persona.
    • Aunque muchos jefes son más reservados que otros con respecto a sus vidas personales, si tu jefe comparte sus intereses o alguna información sobre su familia, entonces puedes tomarte un tiempo para preguntarle sobre ello cuando están teniendo una pequeña conversación.
    • Si es que tienes problemas con tu empleo, háblalo con tu jefe de manera respetuosa. No te quejes de tus compañeros de trabajo, o te arriesgarás a que te pase lo mismo.
    • Cuando tus otros compañeros de trabajo chismeen sobre tu jefe, intenta no involucrarte en la situación.
  2. Sé un jugador en equipo. Otra manera de asegurarte de conservar tu empleo es mostrar que puedes trabajar bien con otras personas. Si quieres demostrar que eres una parte importante para tu empresa, entonces debes ser amigable con tus compañeros de trabajo, receptivo con sus ideas, dispuesto a colaborar abiertamente y a comunicarte con las personas que trabajas. Incluso si discrepas ocasionalmente, debes hacerlo respetuosamente de manera que demuestre que puedes llevarte bien con todos.
    • Si tienes la reputación de no llevarte bien con tus compañeros de trabajo, entonces tu jefe verá que es difícil que encajes en un equipo. Por otro lado, si eres el único que hace reír y hace sentir bien a las personas, será difícil imaginar a la oficina sin ti.
    • Haz un esfuerzo de asistir después del trabajo a las actividades de la oficina como horas felices, eventos de voluntariado o actividades que fomenten el trabajo en equipo. A pesar de que no es necesario que asistas a cada actividad, debes hacer un esfuerzo para mostrar que te interesan tus compañeros de trabajo fuera de la oficina.
    • Mantente alejado de los chismes de oficina. No querrás tener una reputación de hablar de las personas a sus espaldas.
  3. Mantén una actitud positiva. Una forma de asegurarte de conservar tu empleo es tratar de mantener una actitud positiva tanto como puedas con los temas referentes a la oficina. Habla sobre las cosas que amas de tu empleo en vez de quejarte de las cosas que no te gustan y haz un esfuerzo para hacer que las otras personas sonrían. Además, evita quejarte sobre los pequeños detalles de los cuales no estás tan contento. Ten una reputación de tener siempre una sonrisa en tu rostro y será más probable que puedas conservar tu empleo.
    • Por supuesto, si algo realmente te molesta en la oficina, debes tener una conversación respetuosa con tu jefe sobre ello. No necesitas “fingir” si sientes realmente que algo no está bien.
    • Intenta reírte o estar alegre lo más que puedas. Debes lograr que las personas obtengan energía de tu presencia y no que se sientan agotados por tu persona.
  4. Acepta desafíos. Si quieres conservar tu empleo, entonces debes asegurarte de estar entusiasta y emocionado sobre cualquier desafío que aparezca en tu camino. No debes mostrarte como si no quisieras hacer algo más allá de tus labores correspondientes. Si tu jefe te pide que tomes un proyecto adicional o que intentes hacer algo nuevo, debes aceptarlo y sentirte emocionado por todas las nuevas cosas que vas a aprender.
    • Si continuas desafiándote a ti mismo, no solo impresionarás a tu jefe, sino también harás que tu trabajo sea más divertido y gratificante.
    • Debes ser conocido como la persona que estará feliz de hacer un trabajo adicional o de aprender algo nuevo. Debes ser la primera persona en la que tu jefe piense cuando sea el momento de abordar un nuevo proyecto.
  5. Sé puntual. Llegar al trabajo a tiempo, o incluso un poco más temprano no parece gran cosa, pero es realmente una importante forma de mostrarles a tu jefe y a cada persona de la empresa que tanto te importa tu empleo. Haz un esfuerzo para llegar al menos de 15 a 20 minutos temprano cada día de modo que estarás a tiempo si es que llegas a tener un retraso inesperado. Además, si es que estás ahí un poco más temprano, puedes comenzar bien tu día.
    • Si llegas tarde, asegúrate de disculparte y de mostrar que eres consciente que no es aceptable. No debes parecer petulante con respecto a ello.
    • Asegúrate también de estar puntual en todas las reuniones.
  6. Sé organizado. Debes hacer un gran esfuerzo para ser preciso y organizado en cada trabajo que realices. Asegúrate de que los archivos de tu computadora y que todos los archivos de tu escritorio estén en orden. Además, asegúrate de que tu agenda esté actualizada y de que tengas una lista de cosas por hacer que sea fácil de lograr y de leer. Si solo vas a pasar 10 minutos diarios para limpiar tu área de trabajo y para organizar tus archivos, debes estar en buena forma.
    • Ser organizado es otro signo de que alguien realmente toma su empleo de forma seria. Si tu jefe te pide que le envíes un archivo y te toma una hora para encontrarlo, entonces esto mostrará que realmente no aprecias tu empleo.
  7. Luce profesional. Si quieres demostrar que tomas el empleo de forma seria, entonces tienes que presentarte a la oficina luciendo profesionalmente. A pesar de que algunas oficinas sean más informales que otras, tienes que cumplir con las normas de vestimenta y mostrar de que estás decidido a dar una buena impresión. Además, te sentirás más profesional si luces más profesional. Por otra parte, tener una apariencia desaliñada hará parecer que realmente no le pones esfuerzo a tus labores.
    • Si te preocupas por tu apariencia, entonces tu jefe, tus clientes y tus consumidores te tomarán de una manera más seria.
  8. Sé innovador. Otra manera de asegurarte de conservar tu empleo es ser creativo e innovador en tu puesto laboral y siempre buscar nuevas formas para hacer cosas. No querrás que tu jefe piense que estás acostumbrado a hacer las cosas a tu manera y que no estás listo para el siguiente desafío que trae tu empleo. La tecnología y el trabajo que hacen muchas personas cambia rápidamente, y tienes que estar listo para lidiar con los cambios, e incluso estar listo para proponer ideas de cómo hacer tu trabajo más eficiente.
    • Siempre debes estar entusiasta para sugerir a tu jefe nuevas formas de hacer cosas, y mostrarle que siempre piensas con originalidad.
  9. Toma de buena forma las críticas. Si quieres conservar tu empleo, entonces tienes que ser capaz de tomar de buena forma las críticas y de entender que las críticas constructivas significan que hagas un mejor trabajo y no para hacerte sentirte incompetente de alguna forma. Debes ser respetuoso y agradecido cuando tu jefe se toma un tiempo para hacerte una crítica, y usarla para mejorar lo que haces diariamente.
    • Si te muestras mezquino o poco receptivo ante las críticas, entonces tu jefe verá que no eres capaz de mejorar en tu trabajo.
    • Por supuesto, no todas las criticas siempre serán útiles para ti. Sin embargo, debes ser amable y cortés cuando las recibas.
  10. Continúa tu formación profesional. Demuestra que quieres ir más allá al continuar tu formación profesional, incluso después de que hayas conseguido el empleo. Toma clases nocturnas, obtén una maestría a medio tiempo, asiste a conferencias, lee diarios pertinentes a tu campo, conversa con especialistas. Solo haz lo que desees hacer con el fin de mantenerte actualizado sobre las innovaciones en tu campo y haz el mejor trabajo que puedas hacer.
    • Si tu jefe se entera que continuas con tu formación profesional, entonces el notará que realmente estás comprometido en sobresalir en tu campo y en llevar tu empleo al siguiente nivel.
  11. Ama el trabajo que realices. Honestamente, cuando se llega a esto, la mejor cosa que puedes hacer para conservar tu empleo es amar de verdad todo el trabajo que realices. Si sientes que finges amar tu trabajo o estar interesado en la mayoría de cosas que haces, entonces es momento de encontrar un puesto laboral que se adecue mejor a tus intereses. Si encuentras algo que realmente se adapte a ti, entonces sentirás como si nunca más tendrás que trabajar en tu vida.
    • Si realmente amas tu trabajo, entonces no tendrás que hacer un esfuerzo para estar positivo, para progresar en tu campo, y para encontrar nuevas formas de tener éxito en lo que hagas cada día.

Advertencias

  • Si alineas tu persona con las necesidades y requisitos del empleador, podrás conseguir y conservar el empleo. Si no lo consigues, podrías terminar desempleado.
Теги: