Cómo declararse en huelga

Опубликовал Admin
Cuando se trabaja en un negocio, la empresa espera que consigas tan poco como sea posible y que seas feliz. Cuando un trabajador de cuello blanco se da cuenta de que no está recibiendo suficiente dinero por su trabajo, puede estar dispuesto a renunciar a su trabajo para recibir un trato más justo. Los trabajadores van a la huelga si ellos siente que no son tratados con el respeto debido. Por ejemplo, si el lugar de trabajo no es seguro, o si el empleador trata de controlar en todo momento a su trabajador.

Pasos

  1. Investiga la historia del movimiento obrero. Aprende sobre el capitalismo. De esta manera, sabrás en qué sistema vives y trabajas y tendrás dos puntos de vista, el tuyo, y el de tu jefe.
  2. Reclutamiento: trata de conseguir que la gente se sume a tu causa, ya que muchos estarán en tu misma situación y pueden participar en el movimiento obrero. También puedes encontrar algunos grupos y organizaciones que simpaticen con tu causa.
  3. Líderes: elige a los dirigentes de la huelga. Elige con cuidado, y permite que los trabajadores tengan voz y coto en el grupo.
  4. Plan: trata de encontrar la manera más efectiva para parar la producción de la empresa. Asegúrate de que ellos entienden tus reivindicaciones.
  5. Reglas: asegúrate de establecer reglas que las personas deben cumplir. Asegúrate de que el grupo actúa educadamente y con conocimiento y no con violencia.
  6. Piquetes: consigue un grupo numeroso de personas para establecer piquetes y colocarse fuera del trabajo. Puedes establecer que hagan una sentada o que se muevan alrededor del complejo de la empresa. ¡Cuantos más seáis mejor!.
  7. Si la empresa entiende y se compromete con tu movimiento. ¡Celébralo! ¡Has ganado! ¡Felicitaciones!
  8. Si la empresa no está de acuerdo con tus reivindicaciones, elige si deseas trabajar o continuar en huelga. Pero, recuerda, siempre hay que tener in plan B antes de iniciar una huelga, por si te echan del trabajo.

Consejos

  • Intenta poner en marcha la cooperación de otras personas por un largo período de tiempo. Pregunta a los granjeros locales para suministrar comida para tu causa.
  • Ten cuidado con los trabajadores necesitados, como las madres solteras, discapacitados, personas con problemas de salud, de dinero o con importantes responsabilidades familiares.
  • Antes de ir a la huelga, trata primero de resolver el conflicto de manera pacífica y dialogada.

Advertencias

  • El 67% de las huelgas fracasan, lo que significa que la empresa, por lo general, despiden a los huelguistas. Sin embargo, esto es sólo una prueba de que la lucha siempre es difícil y los empresarios no están dispuestos a ceder. Por lo tanto, si quieres tener éxito, insiste, no te des por vencido.
Теги: