Cómo quitar la abolladura de un auto con una secadora de cabello

Опубликовал Admin
Muchas veces, quitar la abolladura de un auto puede ser bastante caro. Especialmente si llevas tu auto a un taller de carrocería. Sin embargo, como alternativa, puedes reparar y quitar algunos tipos de abolladuras de tu auto con un objeto doméstico tan común como lo es un secador de cabello y hielo seco o una lata de aire comprimido. Continúa leyendo este artículo para aprender cómo quitar abolladuras de tu auto usando estos materiales.

Prepárate para quitar la abolladura

  1. Busca abolladuras en tu auto. Este es un método especialmente útil para quitar abolladuras de tamaño pequeño o mediano y podrías tener más de las que tu crees. Examina cuidadosamente tu auto para encontrarlas a todas.
  2. Evalúa las abolladuras. Normalmente puedes eliminar abolladuras usando este método solo si están ubicadas en los paneles metálicos del maletero, el capó, las puertas, el techo o los parachoques y no justo a lo largo de los bordes de superficies anchas y planas.
    • Para obtener mejores resultados, usa este método en abolladuras poco profundas que no contengan pliegues importantes o daños en la pintura y que cubran el área de una superficie de al menos 8 cm (3 pulgadas).
  3. Consigue los materiales necesarios para eliminar la abolladura. Necesitarás un secador de cabello, guantes de goma gruesos o de uso industrial para manipular en forma segura el hielo seco o el aire comprimido en formato líquido, papel de aluminio y un paquete de hielo seco o una lata de aire comprimido. Necesitarás algunas de las siguientes cosas:
    • Guantes de goma gruesos con aislación o de uso industrial.
    • Una lata llena (o casi llena) de aire comprimido.
    • Un paquete de hielo seco.
    • Un secador de cabello con selector de temperatura ajustable, por ejemplo, en "Bajo", "Medio", "Alto" o "Frío", "Templado", "Caliente".
    • Papel de aluminio

Calienta y enfría el área abollada

  1. Aplícale calor al panel abollado. Enciende el secador de cabello y úsalo para soplar aire caliente sobre la abolladura y el área de alrededor durante uno o dos minutos consecutivos.
    • El secador de cabello debe estar ajustado en temperatura media y debes sostenerlo a una distancia de 13 a 18 cm (5 a 7 pulgadas) de la superficie del auto. No sobrecalientes el área. Así evitarás que la pintura se dañe por exceso de calor.
  2. Aísla el área del panel que tiene la abolladura (si es aplicable). Coloca un pedazo de papel de aluminio encima del área abollada. Solo debes hacer este paso si vas a usar hielo seco en vez de aire comprimido. El propósito de este paso es mantener el área caliente y proteger también la pintura del hielo seco que potencialmente puede dañar la capa superior.
  3. Ponte los guantes de uso industrial. Los guantes te protegerán del daño por congelación y otras lesiones que podrías tener si tu piel entra en contacto con hielo seco o aire comprimido licuado.
  4. Aplica el hielo seco o el aire comprimido licuado. El cambio rápido de temperatura de cálido a frío hará que la superficie de tu vehículo primero se expanda (cuando la calientes) y luego se contraiga (cuando la enfríes).
    • Si vas a usar hielo seco, toma un bloque de hielo con una mano y luego frótalo suavemente sobre el papel de aluminio que pusiste sobre el área abollada.
    • Si vas a usar una lata de aire comprimido, pon la lata al revés y rocía la superficie del área abollada para cubrirla con una capa de hielo líquido. Aquí entran en acción algunos principios de la ciencia: la presión, el volumen y la temperatura de un gas están interrelacionados. Mientras que la lata normalmente pierde temperatura a medida que vas soltando el gas, si usas la lata al revés, el gas en sí se enfriará.
    • Cualquiera de los métodos solo requerirá una aplicación breve. Los paneles de la superficie de la mayoría de los vehículos modernos están hechos de un material relativamente delgado y liviano y se enfrían muy rápido. Es probable que no veas ningún cambio después de los primeros 30 o 50 segundos de aplicación, si es que no antes aun.
  5. Espera unos instantes. Unos pocos momentos después de haber aplicado el hielo seco o el aire comprimido, posiblemente escuches un leve chasquido que indicará que has eliminado la abolladura. El súbito cambio de temperatura generalmente hace que el material regrese a su forma original.
    • Si usaste hielo seco, quita el papel de aluminio y deséchalo una vez que hayas eliminado la abolladura.
    • Si aplicaste hielo líquido usando aire comprimido, espera a que se disipe la espuma blanca de la superficie del auto y luego limpia los residuos con un paño suave.
  6. Repite el proceso si es necesario. Para algunas abolladuras, una sola aplicación puede no ser suficiente. Si ves una mejora pero la abolladura todavía es visible, puedes comenzar otra vez con el proceso de calentar y enfriar. Sin embargo, no abuses de este método (especialmente durante un mismo día). A pesar de que el cambio rápido de temperatura puede regresar el exterior de tu auto a su forma original, el frío extremo es potencialmente dañino para la pintura.

Cosas que necesitarás

  • Secador de cabello con selector de temperatura
  • Guantes gruesos de uso industrial
  • Paquete de hielo seco o lata de aire comprimido
  • Papel de aluminio
  • Paño suave
Теги: