Cómo mantener un auto

Опубликовал Admin
13-06-2017, 20:40
123
0
Aunque muchísima gente se esfuerza realmente cuando se trata de elegir el coche a comprar, pocas personas realmente evalúan lo relativo a los requerimientos de mantenimiento. Un auto moderno tiene más o menos 75.000 partes, y el mal funcionamiento de una sola puede hacer que tu auto se comporte de forma extraña. Mantener un vehículo en buenas condiciones te ayudara a estar seguro, conducir tu auto por mucho tiempo y algún día poder venderlo a un buen precio.

Pasos

  1. Establece un plan de ataque simple. Es importante mantener el buen estado de las llantas, el aceite, las ventanas, los frenos, los interiores y los fluidos. Usa el manual del propietario para establecer una programación para el mantenimiento de tu coche en todos estos aspectos.
  2. Llantas. Asegúrate que estén debidamente infladas según la presión de aire recomendada por los fabricantes. Los medidores para la presión de aire son fáciles de usar y baratos. Las ruedas deben ser reemplazadas en cuanto estén desgastadas. Normalmente ya deberían haber sido cambiadas cuando el desgaste alcance los indicadores de la ranura central. Pregunta en un centro de servicios si tienes alguna duda. La presión de las ruedas debe ser revisada frecuentemente.
  3. Aceite. El aceite es la sangre de tu vehículo, y sin él, el auto no va a ir lejos. ¿Te ha enseñado tu mecánico como revisar el nivel de aceite de tu auto de forma apropiada? No te olvides de cambiar el aceite cada 6.400-8.000 kilómetros. Aunque los productores de aceite dicen que duran hasta 16000 kilómetros, lo mejor es no usar el mismo aceite por más de 8000 kilómetros para maximizar la confiabilidad y eficiencia del motor a largo plazo. Revisa el aceite regularmente, una vez a la semana.
  4. Ventanas. Todas las ventanas, espejos y luces deben estar limpios y sin roturas. Reemplaza cualquier luz que esté rota al igual que los espejos. Tener grietas en los parabrisas es muy peligroso, has que un reparador profesional las revise y te indique si es necesario cambiarlo o se puede reparar. Con regularidad revisa si hay grietas o algún daño.
    • Deja espacio entre tu auto y el que le precede, especialmente si de estos se puede desprender algo que pueda dañar tus cristales. Incluso una piedra pequeña de grava puede romper tu parabrisas.
  5. Frenos, bandas y batería.
    • Los sistemas de freno de los coches modernos están diseñados para ser reemplazados periódicamente y así mantener una eficiencia máxima de frenado. Has que tu mecánico revise los frenos una vez al mes. Si notas CUALQUIER problema con los frenos, inmediatamente llévalo a revisión. Si los frenos fallan puedes tener un grave accidente.
    • Revisa que las bandas tengan la tensión correcta. Cuando las bandas están un poco flojas hacen un ruido chirriante. Si lo has oído llévalo a tu centro de servicio.
    • Una vez al mes debemos revisar la batería para detectar corrosión y limpiarla. Evita conducir con la batería con poca carga en la medida de lo posible. Poner en marcha una batería ya con poca carga es difícil aún teniendo los cables para hacerlo. Las baterías, tarde o temprano, se vuelven viejas. Si vas reemplazar tu batería, también debes revisar el alternador y el distribuidor para asegurarte de que están funcionando correctamente.
  6. Interiores. Limpia y aspira el interior cuando sea necesario. El interior es a menudo uno de los aspectos más observados cuando vas a comprar un coche, así que si quieres obtener un buen precio por tu coche, límpialo. Algunos compradores ni siquiera se preocupan por el aceite o las llantas, sin embargo si el equipo de música no funciona o los interiores están sucios, se te irá la venta de las manos. Si pretendes vender o cambiar tu coche alguna vez, trata de pagar una aspiración profesional cada trimestre, es una inversión para cuando intentes vender el coche.
  7. Fluídos (líquidos). Los otros elementos vitales para el coche son los líquidos que el mecanismo del motor requiere. El nivel refrigerante, líquido de la dirección asistida, líquido de la transmisión, líquido limpia parabrisas, liquido de frenos y otros fluidos necesitan ser revisados al menos una vez por semana. Pregunta a tu mecánico como revisar cada uno de estos niveles.
  8. Luces. Si tienes algún sitio donde estacionarte donde cerca haya un cristal que refleje las luces, entonces las puedes revisar tú mismo, o bien puedes pedirle a un amigo que camine alrededor de tu coche mientras tu enciendes las diferentes luces y así comprobar que todo funcione. Asegúrate de revisar tus focos de largo y corto alcance, tus luces traseras, tus luces de reversa, las direccionales y las luces de freno.
    • Mira donde apuntan tus luces y si no está correcto ajústalo, o llévalo a ajustar. Deben apuntar hacia abajo y hacia afuera de la carretera, no de forma directa, arriba o hacia el centro. Puedes ver el patrón de las luces fijándote en la carretera delante del tuyo. Las luces desalineadas pueden distraer o ser peligrosas tanto para ti como para los otros conductores.
  9. Limpiaparabrisas. No es nada difícil reemplazar las cuchillas del limpiaparabrisas cuando están rotas o inservibles. Reemplaza los limpiaparabrisas una vez al año antes de la estación lluviosa. También puedes cambiar todo el sistema del limpiaparabrisas si es necesario. Si conduces muy a menudo en condiciones lluviosas, podrías aplicar un tratamiento repelente del agua a tu parabrisas.
  10. Control de los sistemas de emisión. Dependiendo de donde vivas, puede ser que seas requerido pasar revisiones periódicas de las emisiones de gases de tu coche. Generalmente un profesional puede hacer este diagnóstico. Dos factores que puede hacer que no pases este control son los sensores de oxígeno y las válvulas EGR.

Consejos

  • En la cajuela (o cualquiera que sea la opción de almacenaje que tu auto tenga) es bueno tener un trapo para poder revisar los niveles de los distintos líquidos, un medidor de presión y una linterna especial para trabajos de mantenimiento.
  • Registra tu kilometraje y gasto de combustible. No solamente aprenderás a ahorrar combustible y conducir más moderadamente, sino que notarás si algo cambia repentinamente en la eficiencia en el gasto de combustible. Si de pronto notas una disminución del rendimiento de kilómetros por litro de combustible puede ser una señal de un problema en el mantenimiento. También es importante controlar los cambios de aceite a través del control de kilometraje.
  • ¡Mantén el contacto con tu mecánico y has las preguntas que sean necesarias! Te podría resolver tus dudas. Si un mecánico no está de ánimo para darte un par de minutos para responderte una pregunta, pregúntale cuando puede darte ese tiempo.
  • En el manual de propietario de tu coche podrás encontrar mucha información útil específica para tu coche.
  • Si cualquier cosa parece fuera de lugar, anormal, hazlo revisar lo antes posible. Un olor inusual, un sonido, una vibración, alguna luz que se te ha encendido en el salpicadero. Como conductor, tu responsabilidad es mantener tu coche lo más seguro posible por tu bien y el de los demás que comparten carretera contigo. Un coche con un buen mantenimiento es un factor que favorece tu seguridad en la carretera.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página