Cómo divertirse en el trabajo

El primer paso para divertirse en el trabajo es creer que las palabras “diversión” y “trabajo” forman parte de la misma oración. Así es, el trabajo no tiene por qué ser una celda que te mantiene alejado de la diversión de tu vida regular e incluso puede ser un lugar donde encuentres risa y satisfacción. Una vez que te des cuenta de que ser profesional no significa estar muy serio todo el tiempo, lograrás divertirte más en tu lugar de trabajo, al mismo tiempo que aumentarás tu productividad en el proceso.

Cambiar tu mentalidad

  1. Trázate metas reales y no simplemente medidas a seguir. Una forma de divertirse en el trabajo es establecer metas tangibles para ti mismo cada vez que te dirijas a la oficina. Aunque las medidas (como creer que puedes escribir una cantidad X de informes o hablarle a una cantidad Y de clientes en una semana) pueden ser un motivador a corto plazo, tener más metas significativas (por ejemplo, desarrollar tus habilidades comunicativas o escribir el informe más completo como nunca antes lo has hecho sobre un tema determinado) puede ayudarte a ver tu trabajo desde una perspectiva general. Tener metas a largo plazo que se sientan significativas en vez de sentir que simplemente estás calculando números, definitivamente puede ayudarte a hacer que tu lugar de trabajo sea más divertido para ti.
    • Anota tus metas laborales para cada semana antes de ir a trabajar el lunes y esfuérzate por fijar objetivos mensuales o incluso anuales. Mientras más tengas que esforzarte para lograrlos, más motivado te sentirás.
    • Aunque no lo creas, establecer metas y cumplirlas realmente hará que tu semana laboral sea mucho más divertida.
  2. Genera energía positiva. Si quieres que tu lugar de trabajo sea más divertido, tienes que ser más positivo. Por supuesto, a todo el mundo le encanta quejarse de su trabajo, pero si adquieres la costumbre de quejarte constantemente de tu trabajo con todos tus colegas, esto no te traerá nada bueno. Aunque puede ser de ayuda expresar lo que te molesta, trata de hablar acerca de alguna innovación reciente o de una (o un) colega que te gusta y verás cómo esto mejorará tu nivel de felicidad y estado de ánimo general.
    • Esfuérzate en halagar sinceramente al menos a uno de tus colegas cada día. Esto le dará un carácter positivo a tu día.
    • Si te das cuenta que estás haciendo un comentario negativo, trata de compensarlo haciendo al menos dos comentarios positivos.
    • Cuando tus colegas se quejen acerca del trabajo, no es necesario decirles que se detengan, pero sí puedes tratar de cambiar el tema naturalmente por algo más positivo.
  3. Ten sentido del humor. Si quieres divertirte en el trabajo, debes dejar de pensar que ser profesional significa estar serio todo el tiempo. Si te tomas un momento para reír de las cosas divertidas que ocurren en la oficina, compartir de vez en cuando una historia divertida con un colega o simplemente para leer una historieta divertida que alguien puso sobre el refrigerador, empezarás a ver lo mucho que puedes divertirte en tu lugar de trabajo. Si dejas de ver el trabajo como una zona de “no diversión”, te abrirás a un sinfín de posibilidades.
    • Si el ambiente de la oficina es divertido y abierto, incluso puedes jugarles bromas inofensivas a tus colegas (como colocar una araña de goma sobre sus escritorios) de vez en cuando. Solo asegúrate de conocerlos lo suficiente para que no lo malinterpreten.
    • También aprende a reírte de ti mismo. Si te tomas menos en serio, podrás relajarte y divertirte más.
  4. Motívate para hacer tu trabajo. Estar motivado para tener éxito realmente ayuda a divertirte en el trabajo. Para estar motivado, no solo debes fijar metas personales, sino también debes creer en las cosas positivas de tu compañía. (Claro, esto es un poco difícil si no puedes encontrar nada positivo; en ese caso necesitarás cambiar de estrategia). Concéntrate en el hecho de que estás ayudando a las personas y produciendo algo significativo. De este modo, te sentirás más motivado a trabajar duro, al mismo tiempo que te diviertes en el proceso.
    • Estar motivado podría ser más fácil que permanecer motivado. Una forma de permanecer motivado es escribir una lista de tareas al comenzar tu día laboral o semana laboral y darte el gusto de tachar de la lista las tareas cumplidas.
    • Habla con tus colegas acerca de los proyectos que te entusiasman. Esto te ayudará a estar motivado y a entusiasmarte con lo que haces. Incluso puedes compartir tus resultados con tus colegas, lo que también hace más divertido tu trabajo.
  5. Ten un sentido de propósito. Generar un sentido de propósito no siempre es fácil. Si sientes que estás haciendo lo mismo día tras día o solo calculando números, será difícil divertirte con lo que haces. Para tener un sentido de propósito, debes tener la mentalidad de que nadie puede hacer tu trabajo tan bien como tú, que el trabajo que haces es significativo y que debes hacerlo lo mejor posible. Si llegas a la oficina contando las horas que faltan para salir en vez de enfocarte en darle un sentido a lo que haces, no podrás divertirte en la oficina.
    • Tu trabajo debe ayudarte a aprovechar al máximo tus habilidades e intereses. Si sientes que no estás usando tus intereses o tus mejores habilidades en tu lugar de trabajo, será difícil divertirte en el trabajo.
    • Tu sentido de propósito puede recaer en ayudar a los demás. Ya sea que escribas en un blog sobre estilos de vida o que seas un consejero sentimental, puedes tener un sentido de propósito en el hecho de que estás mejorando la vida de otra persona y que esto no sería posible sin ti.
  6. No te esfuerces demasiado por divertirte. Aunque es importante divertirse en el trabajo, algunos estudios han demostrado que si te esfuerzas demasiado por divertirte, solo terminarás siendo miserable. Un estudio en Australia descubrió que un grupo de trabajadores sometidos a un ambiente donde se sentían obligados a sonreír, verse felices todo el tiempo y a participar en eventos “divertidos” en realidad se sentían sofocados y estresados debido al hecho de tener que verse felices todo el tiempo. Es decir, debes tratar de divertirte, pero no demasiado ya que terminarás poniendo mucha presión sobre ti.
    • Si tienes un día muy malo y simplemente quieres estar solo, no te fuerces a dibujar una sonrisa falsa en tu rostro. Sé amable, pero reservado con tus colegas y cumple con tus deberes hasta que te sientas mejor. Forzarte demasiado solo hará que te sientas peor.
    • Asimismo, tampoco debes esforzarte demasiado por hacer que todos se diviertan en la oficina. No todos se dejarán llevar por el espíritu de diversión y debes respetar eso.

Hacer tu ambiente laboral más divertido

  1. Lleva actividades divertidas al trabajo. Una forma de hacer tu ambiente laboral más divertido es llevar algunas actividades divertidas al trabajo. Aunque debes discutirlo con tu jefe y asegurarte de que eso no cause mucha holgazanería, el simple hecho de tener algunas cosas divertidas en la oficina puede dar lugar a que tú y los demás se diviertan más. Esto te dará más ganas de llegar a la oficina y te permitirá tomar descansos cortos que te traerán mucha felicidad y productividad. A continuación te presentamos algunas actividades divertidas que puedes llevar:
    • Pega algo de poesía magnética sobre el refrigerador y diviértete creando frases únicas con tus colegas.
    • Por más ridículo que parezca, un aro de baloncesto pequeño puede dar lugar a realizar un poco de actividad divertida y a entablar conversaciones durante los descansos, como también lo haría una pequeña bola de Koosh que tú y tus colegas podrían llevar.
    • Si acabas de volver de vacaciones, lleva algunas chucherías como regalos para tus colegas o algunas fotos para mostrarles qué has hecho durante ese tiempo.
    • Lleva juegos de mesa para jugar durante la hora de almuerzo.
  2. Prueba un cambio de ambiente. Si tu lugar de trabajo lo permite, cambiar de ambiente a veces puede ejercer un mayor impacto en tu nivel de felicidad. Sal a dar una caminata de trabajo con uno de tus colegas en vez de reunirse en la oficina. Si vas a realizar una presentación informal, hazlo en el exterior o en algún lugar nuevo de la oficina. Si siempre almuerzas en la cafetería, cruza la calle para comprar algo con que comer tu sándwich. Estos pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia respecto a cuánto te estás divirtiendo.
    • Obviamente, primero debes hablar con tu jefe para asegurarte de que no haya problemas. Puedes argumentar que esto traerá mayor felicidad y productividad a los empleados.
  3. Arregla tu lugar de trabajo. Otra forma de divertirse en la oficina es arreglar tu lugar de trabajo. Esto puede implicar traer flores cada semana, esperar que alguien más siga tu ejemplo, colocar imanes divertidos sobre el refrigerador, traer bocadillos para el desayuno o incluso ver si puedes traer a tu perro al trabajo de vez en cuando. Siempre y cuando tu jefe lo permita, esforzarte por hacer que tu ambiente laboral sea más divertido y alegre realmente puede hacer una gran diferencia en el aspecto divertido de ir a trabajar.
    • Pregunta si puedes arreglar el área común de tu lugar de trabajo. Añadir algunos afiches divertidos, algunas pinturas maravillosas o algunas plantas en macetas pueden hacer que dicho lugar se vea más acogedor y divertido.
    • Trae actividades que conviertan tu oficina en un lugar más comunitario. Por ejemplo, hornea galletas o trae un crucigrama hecho a medias y pide que te ayuden a resolverlo.
  4. Participa en actividades divertidas con tus colegas fuera de la oficina. Si quieres tener un ambiente laboral más divertido, debes participar en más eventos con tus colegas para sentir más divertido tu ambiente laboral ya que todos se conocerán mejor. Puedes ir a un “happy hour” (hora feliz) semanal o a una noche de caridad para pasarla bien con tus colegas, unirte a un club de lectura con uno de ellos o formar parte de una liga de softbol. Todas estas actividades traerán más diversión y un ambiente laboral amigable.
    • Otra actividad divertida para compartir con tus colegas es unirse a una organización de voluntariado. De esto modo, contribuirás a una buena causa, al mismo tiempo que estrecharás lazos con tus colegas.
    • Si algunos colegas parecen gustarse el uno al otro, pero tienen dudas sobre empezar una relación, puedes tomar la iniciativa de organizar algunos eventos sociales. Serás el centro de la diversión y tus colegas estarán agradecidos.
  5. Levanta la vista de tu computadora. Esto parece algo insignificante, pero puede marcar una enorme diferencia. En algunos lugares de trabajo, las personas se sienten atadas a sus computadoras, como si un campo de fuerza magnético estuviera impidiéndoles levantar la vista, incluso si Jennifer Lawrence o Ryan Gosling entraran a la oficina. Aunque es importante cumplir con tu trabajo, debes quitarte esa mentalidad de que no puedes darles algo de tu tiempo a las personas y cosas que te rodean. Una vez que te relajes y te tomes el tiempo de sonreírles a las personas o de mirar las medialunas que alguien trajo a la oficina, estarás en camino a divertirte más.
    • Cuando alguien pase cerca de ti, acostúmbrate a levantar la mirada para saludar e incluso tener una breve conversación en ocasiones. Esto definitivamente hará que tu día laboral sea más divertido y excitante.
    • Si empiezas a despegar la mirada de tu computadora, otros colegas seguirán tu ejemplo. Puedes empezar a marcar una tendencia de más diversión y sociabilidad en el lugar de trabajo.
  6. Sé amable en vez de andar chismeando. Otra forma de hacer más divertido tu ambiente laboral es desarrollar relaciones positivas en el lugar de trabajo. Aunque a todos les encanta un poco de buen chisme en la oficina, empezar una tendencia de decir cosas positivas acerca de tus colegas y establecer conexiones fuertes con ellos en vez de hundirlos con tus comentarios, puede darte mucho más entusiasmo de ir a trabajar. Te divertirás mucho más en el trabajo si piensas en tus colegas como tus amigos en vez de tus amigos-enemigos.
    • Si uno de tus colegas se entera que has estado hablando bien de él, le agradarás más debido a ello. Todos salen ganando.
    • Si estás en una conversación llena de chismes, no es necesario reprenderles a causa de ello. Pero sí puedes tratar de excusarte amablemente, incluso si solo dices que tienes que hacer una llamada rápida. Alternativamente, puedes tratar de cambiar el tema por algo más positivo.

Aprovechar al máximo tu día laboral

  1. Esfuérzate más por interactuar con tus colegas. Una de las formas más fáciles de divertirse más en el trabajo es esforzarte más por hablar con tus colegas. En vez de correr a sentarte en tu escritorio y pasar todo el día frente a la computadora, esfuérzate por hacer una pausa y charlar con tus colegas de vez en cuando, incluso si es una breve conversación en la cocina o en el vestíbulo. Tomarse unos cuantos minutos al día para hablar con tus colegas no disminuirá tu productividad y permitirá que te diviertas más cuando llegues a la oficina.
    • Mientras más hables con las personas, tendrás más ganas de ver rostros amigables y te divertirás más en el lugar de trabajo.
    • No es necesario que tú y tus colegas sean los mejores amigos para reírte y bromear un poco con ellos.
    • En vez de enviar un correo electrónico o un mensaje vía Skype a un colega que trabaja tan solo a unos pocos metros de ti, esfuérzate por levantarte y hablarle en persona. Estas pequeñas interacciones diarias te permitirán tener un día laboral más divertido.
  2. Construye relaciones significativas con tus colegas. Establecer relaciones sólidas con tus colegas no solo te ayudará a avanzar profesionalmente, sino también te ayudará a divertirte más en el trabajo. Si haces un verdadero esfuerzo por conocer mejor a tus colegas, socializar con ellos fuera del trabajo y considerar a algunos de ellos como tus amigos, podrás divertirte mucho más en tu lugar de trabajo ya que estarás más entusiasmado al momento de ir a trabajar si sabes que tus amigos están allí. Dales una oportunidad a tus colegas y mira cuáles pueden ser verdaderos amigos. En cuanto al resto de ellos, esfuérzate por construir una relación amigable y saludable con ellos.
    • No pongas excusas para no ser amigo de un colega. Si piensas que alguien es demasiado viejo, demasiado joven o muy apegado a su familia como para ser tu amigo, dejarás pasar grandes amistades.
    • Por supuesto, esto no significa que debes salir a citas con tus colegas. Las relaciones románticas en la oficina al principio pueden traer algo de diversión, pero definitivamente provocarán incomodidad y vergüenza más adelante.
    • Haz un esfuerzo adicional para ser amigable. Es posible que tus colegas quieran tener una relación más amigable contigo, pero tal vez tienen temor de dar el primer paso.
  3. Haz algo de actividad durante la hora de almuerzo o el día. En vez de almorzar con tus colegas, también puedes asistir a clases de yoga o ballet durante la hora de almuerzo unas cuantas veces por semana. Si no tienes tiempo para programar esta cantidad de actividad física, trata de mantenerte lo más activo posible a lo largo del día. Esto puede ayudar a que tu cuerpo se sienta lleno de energías al mismo tiempo que relajas tu mente. Estas son otras formas de hacer algo de actividad mientras trabajas:
    • Usa las escaleras en vez del ascensor.
    • Camina hacia el escritorio de un colega si quieres conversar con él, en vez de enviarle un correo electrónico.
    • Haz 5 minutos de ejercicios o estiramientos básicos en tu escritorio.
    • Haz pausas para salir a caminar fuera de la oficina, incluso si solo es para almorzar o tomarte un café.
  4. Disfruta tu viaje al trabajo. Una forma de divertirse más durante el día laboral es convertir tu trayecto al trabajo en algo que esperas con ansias en vez de algo a lo que le temes. Muchas personas pasan este periodo de tiempo escuchando música e incluso temiéndole al día laboral o relajándose. Tú puedes hacer mejores cosas. Hacer algo que realmente quieres hacer durante el trayecto al trabajo hará que lo esperes con ansias en vez de temerle, lo cual te permitirá tener un día más divertido.
    • Si vas a conducir, escucha un libro en audio, llama a tu mejor amigo (siempre y cuando dispongas de auriculares) o escucha una clase acerca de la caída del imperio romano.
    • Si vas a viajar en tren, lee una revista, haz planes divertidos para tu fin de semana o escribe en un diario.
  5. Almuerza en grupo. Aunque muchas personas aprovechan el almuerzo para relajarse, llamar al mecánico o simplemente para estar solos, adquirir la costumbre de almorzar en grupo puede hacerte sentir más unido a tus colegas y a divertirte más durante este momento del día. Aunque no es necesario hacerlo diariamente, pasar tiempo con tus colegas (al menos unas cuantas veces por semana) durante el almuerzo te ayudará a pasarla mejor que cuando estás solo. Siempre y cuando saques tiempo para relajarte, almorzar con tus colegas te traerá un día laboral más positivo.
    • Trata de relajarte durante el almuerzo y disfruta hablando con tus colegas, en vez de apurarte en terminar tu comida para volver al trabajo. Este tiempo de socialización es importante para reponer energías y te permitirá divertirte más cuando vuelvas al trabajo (por no mencionar que te divertirás más mientras comes).
    • Otra forma de divertirse durante el almuerzo es variar de comida. Si tienes la costumbre de almorzar con tus colegas unas cuantas veces por semana, prueba la comida mexicana, hindú, italiana o tailandesa en el transcurso de la semana. De este modo no te aburrirás con la misma comida.
  6. Haz pausas. Si quieres divertirte más en el trabajo, es importante hacer pausas al menos una vez por hora. Lo ideal es tomarse un descanso de 10 a 15 minutos después de una hora a una hora y media de trabajo para que puedas reorganizarte, descansar tu mente y darle un descanso a tu cuerpo. Un descanso puede significar dar una caminata de 15 minutos, leer tu página web de chismes favorita, leer atentamente un poema de un libro que siempre tienes sobre tu escritorio o incluso hacer un boceto rápido. Si te dedicas demasiado a tu trabajo, no te divertirás en lo absoluto.
    • Los descansos también constituyen algo que esperas con ansias y te mantienen motivado. Si te dices a ti mismo: “Una vez que termine este informe, voy a verificar si Josh y Andi aún están juntos”, estarás mucho más motivado que si piensas: “Cuando termine este informe, empezaré a hacer el siguiente”.
    • Incluso una pausa corta para descansar la vista y meditar, rastrillar el jardín Zen de tu oficina o simplemente mirar por la ventana durante unos minutos puede causar un gran impacto en tu productividad y en cuánto te diviertes.

Consejos

  • Trata de no pensar en lo negativo de tu trabajo. Piensa en tu manera de trabajar y en los beneficios.
  • Si quieres ir a dormir, pon algo de música o separa un tiempo y espacio cómodo donde nadie te despertará de forma repentina.
  • Mantén una mente abierta al momento de elegir actividades para ocupar tu tiempo. Aprende un idioma, trucos de magia o incluso practica yoga o meditación (esto también te ayuda a calmarte y relajarte).
  • Las actividades grupales son lo mejor (por ejemplo, juega ajedrez con un colega durante todo el día; esto te motivará a ir a la oficina).

Advertencias

  • No todos los trabajos permiten realizar este tipo de actividades. Primero consulta con tu jefe o un colega.
  • Tu jefe podría darte trabajo adicional si ve que no eres productivo. Recuerda que no te pagan por jugar juegos, dormir o aprender trucos de magia.
  • Es mejor no seguir estas sugerencias si debes cumplir fechas límites muy ajustadas o cercanas.
  • Nunca te tomes una siesta con un despertador. Lo peor que puede pasar es desperdiciar 2 horas durmiendo. Pídele a un colega que te despierte después de 30 minutos.

Cosas que necesitarás

  • Juegos de acertijos (como un crucigrama, sudoku, sopa de letras, etc.)
  • Una almohada pequeña
  • Música o sonidos tranquilos
  • Libros o revistas para leer
  • Una actividad donde aprendas algo nuevo (es el mejor tipo de actividad)
  • Juegos de mesa para viajes (son fáciles de empacar y si los mueves no arruinan el juego)
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página