Cómo verse ocupado en el trabajo sin trabajar de verdad

Опубликовал Admin
Si te están pagando por algo, deberías hacerlo, y hacerlo bien. Pero, ¿siempre es así de simple? ¿Qué pasa si tienes una descripción vaga de tu trabajo, una carga del trabajo muy poco sistemática, y tener que lidiar con un jefe muy estricto que solo está contento cuando te ves muy ocupado, y no se da cuenta ni le importa que eres tan eficiente que terminaste tu trabajo temprano?Vamos a decir que tú y un compañero de trabajo debe cada uno meter la información de 100 archivos, o archivar 100 libros. Tú te apresuras y terminas una hora más temprano que tu compañero, y ya no hay mucho que hacer. Tu jefe o gerente pasa por donde tú estás, expresa molestia por el hecho de que no estás haciendo nada, y te asigna un desagradable, y realmente innecesaria tarea porque no les gusta verte relajado (aunque te lo hayas ganado por terminar tu asignación más rápido, ¿verdad?). ¿Qué puedes hacer? ¿Renunciar? ¿Hacer una queja? ¿O hacerte más lento? Estas instrucciones están aquí por si decides premiar tu propia eficiencia utilizando ese tiempo extra que te ganaste para relajación y recreación, sin que tu jefe se dé cuenta.

Pasos

  1. Conoce los estándares. Al final del día, tienes que mantener esos estándares si quieres conservar tu trabajo. Lo más importante que debes saber es cuánto tiempo tu gerente o jefe espera que le dediques a un proyecto o asignación en particular. Pasa esa cantidad de trabajo en ello, ni más ni menos (a menos, claro, que la eficiencia sea realmente premiada en tu puesto, no castigada). Si, por ejemplo, tu jefe espera que pases 40 minutos en una tarea pero tú sabes que puedes terminarla en 20 minutos, serás capaz de tener otros 20 minutos para "tiempo de diversión" (en intervalos de 3 a 5 minutos) y aun tener el trabajo terminado y tener un escritorio totalmente limpio. Llena tu área de trabajo con algunos proyectos que estás en el proceso de hacer (o no hacer, sea cual sea el caso). Cubre tu escritorio con carpetas abiertas, reportes subrayados con marca textos, y notas plegables por todo el lugar, haz que tu lugar de trabajo luzca como una zona de guerra. Recuerda mantener tu bote de basura lleno, también, preferentemente con restos relacionados con el trabajo. Un buen jefe se dará cuenta de esto, pero tu antipático jefe estará contento de verte lucir ocupado (porque esto los hace verse como buenos gerentes).
  2. Piensa en preguntas complejas acerca de tareas que tienes que hacer y pregúntalas a tu jefe o compañeros de trabajo. Haz preguntas lo suficientemente frecuente y todos pensarán que estás muy envuelto en cualquier tarea sobre la que estás preguntando. Sé cuidadoso sobre qué preguntas hacer, porque, no querrás sonar incompetente.
  3. Abre alguna de las aplicaciones que normalmente usas para trabajar y tenlas visibles en la pantalla de tu computadora. Las aplicaciones, claro, varían dependiendo de la naturaleza de tu trabajo. Por ejemplo, si tu trabajo es entrada de datos, debes tener una o más bases de datos abiertas y usándose.
  4. Haz un señuelo en la pantalla. Para una buena parada, abre un par de programas que usas diariamente. Asegúrate de que todos sean visibles y llenen tu pantalla para que te veas ocupado. Luego, usa una toma de la pantalla utilizando el botón "Imprimir Pantalla" , abre el programa Paint o Dibujo, pega la imagen, luego guárdala y usa la imagen como fondo de pantalla. También querrás esconder la mayoría de los iconos de tu computadora, como si esto fuera un punto muerto. Incluso si tu computadora está en el escritorio, esto se verá como si estuvieras profundamente envuelto en el trabajo. Este es otro señuelo: la próxima vez que instales un programa, toma una imagen de la pantalla con la ventana "instalando". Ponlo como fondo de pantalla para cuando necesites dejar la oficina, así los que pasen por ahí pensarán que solo estás esperando que la instalación termine.
  5. Haz garabatos a toda prisa. Puedes estar haciendo tu lista de compras u otras notas personales, pero para ojos observadores esto se ve como si estuvieras apuntando ideas para la junta incómodamente programada al final de día.
  6. Permanece mas alerta. No trabajar es como jugar un deporte o juego. Siempre tienes que estar con los pies sobre la tierra y listo para lo que sea. Procura anticipar el siguiente movimiento de tu oponente, por ejemplo, ¿tu jefe siempre suele acudir a tu lugar de trabajo a la misma hora? Presta atención a pistas auditivas (si escuchas pasos acercándose, una silla rechinando, o un sonido de actividad cerca, esto puede significar problemas).
  7. Debes estar al pendiente en cuanto a la vigilancia hacia los empleados. En la actualidad, la mayoría de las compañías grandes monitorean el uso de las computadoras de sus empleados. Infórmate acerca de las políticas de tu compañía en el uso de Internet, y conoce acerca de sus esfuerzos por monitorear (ayuda si te haces amigo de alguien en el departamento de informática). Si no puedes investigar las políticas de la compañía sin asegurarte de que no te descubrirán, no te arriesgues.
    • En la parte delantera, hay programas gratis que puedes instalar, llamados "escritorios virtuales", que te permitirán tener dos escritorios activos en tu computadora (uno para trabajar, uno para jugar) que puedes intercambiar al tocar una tecla cuando escuches los pasos de tu supervisor.
    • También puedes vencer este tipo de monitoreo posicionado tu computadora de tal forma que bloquees que alguien vea la pantalla (culpa el posicionamiento inusual debido a la luz o instala una estación de trabajo ergonómica, si necesitas explicarlo).
    • Escabúllete del personal de informática, quienes monitorean utilizando los sistemas internos, son más difíciles de engañar. Navega en la red anónimamente con servidores alternos, o usa páginas de Google relacionadas a un sitio web en lugar de hacerlo directamente del sitio. Hay también una variedad de programas que puedes obtener (muchos sin costo) designados específicamente para ayudarte a evitar ser detectado.  Búscalos en Internet.
    • Cuando navegues en la red, aunque te conectes con otro servidor o paginas anexas, nunca elimines el Historial de Rastros de Uso en Windows. La mayoría de los grabadores de datos del departamento de informática verán estos sitios eliminados, e incluso si el grabador de datos entra a cada sitio visitado, lo más seguro es que el técnico no observara meticulosamente cada sitio visto, lo cuál te hará parecer sospechoso.
  8. Mantén conversaciones personales amplias lejos de tu espacio de trabajo. No hay nada malo con una pequeña platica personal entre colegas, de hecho, muchos gerentes alientan la camaradería entre los miembros del personal, pero si tú anhelas discutir un evento de deportes, tu fin de semana o algún otro tema amplio que no sea de trabajo mientras estás trabajando, encuentra algún lugar que no sea tu escritorio para hacerlo. Una buena opción es intentar programar una junta con un amigo (así apareces ocupado en tu calendario electrónico). Agenda una sala de juntas mientras te encuentras en ella así tendrás un lugar privado para hablar. (Nota: No trates de hacer esto muy seguido, y en general trata de no ser visto muy seguido con algún amigo o la gente sabrá que es lo que estás haciendo.)
  9. Visita amigos en diferentes departamentos, dejando tu espacio de trabajo luciendo "ocupado". Como sea, asegúrate de tener un tema relacionado con el trabajo para iniciar la conversación y volver si tu supervisor pasa por ahí. Por ejemplo, dile a la persona que se sienta enseguida de ti que vas a hacer una segunda revisión de algo con alguien de un departamento diferente. Lo que realmente estás haciendo es proveerte de una excusa si tu jefe se pregunta donde estuviste por un tiempo.
  10. Bebe más agua diariamente. El agua no solo es buena para tu salud, también hace que vayas muy seguido al baño. Las idas al baño pueden tomar mucho tiempo y son una forma legítima de desperdiciar tiempo mientras aún te ves ocupada.
  11. Realiza llamadas personales lejos de tu espacio de trabajo. Todos conocemos a alguien del trabajo que hace o realiza demasiadas llamadas personales. No quieres ser conocido como esa persona porque la gente asumirá que generalmente eres un holgazán. Cuando necesites hacer citas o solo quieras platicar con un amigo por teléfono, hazlo de un teléfono que se encuentre lejos de tu espacio de trabajo. Tu mejor opción es usar un teléfono de una sala de juntas. Asegúrate que la sala de juntas no ha sido reservada por alguien más (resérvalo tú mismo o espera hasta 5 o 10 minutos después de la hora para usar la sala). Lleva contigo papelería de trabajo y una pluma y apunta alguna nota ocasional, para que la gente que pase por la sala asuma que estás en una llamada de trabajo. Si la sala tiene un teléfono con altavoz para conferencia, úsalo, pero asegúrate que la puerta de la sala este cerrada. Para los que pasen, una conversación en un teléfono para conferencia = una llamada de trabajo. Ah, y mantén tus pies sobre el piso: si apoyas tus pies en una mesa o silla en la sala de conferencias, todo lo demás que planeaste será en vano ya que será obvio para la gente que pase que no estás trabajando. Recuerda, tu objetivo es verte como si estuvieras trabajando aunque no lo estés haciendo.
  12. Siempre, carga un material de reserva. Si vas a estar retirado de tu escritorio haciendo otra cosa que no es trabajo, carga contigo un documento que podrías estar leyendo. Es mejor si es un "proyecto a largo plazo" que puedes decir de forma convincente que finalmente lo estás haciendo. Si estás planeando escaparte de la oficina para hacer un pendiente necesitarás un automóvil, tu material de reserva tendrá que ser una carpeta o un sobre grande. De esta manera puedes sacar despistadamente tus llaves del auto de la oficina. Tu mejor jugada es planearlo bien: cuando llegues al trabajo, inmediatamente pon las llaves del carro en una carpeta o sobre, junto con otros papeles. Luego, cuando estés listo para escaparte de la oficina, solo agarra la carpeta y vete. Si tienes que sacar tus llaves, el sonido de tus llaves moviéndose te delatará.
  13. Envíate correos a ti mismo. Abrir correos que te envíes ti mismo puede ayudarte a desperdiciar muchos minutos mientras los abres, inspecciona y lee los contenidos. Si sientes que el dinero no es un problema, un sobre de paquetería durante la noche con firma requerida (rellénalo) te dará la oportunidad de abrir un documento "importante" y pasar horas revisándolo (y por supuesto empaca más cosas divertidas y mándalo).  Asegúrate de que los "documentos" tengan doble envoltura y márcalos como "Confidenciales" en el sobre interior.
  14. Experimenta con juegos basados en Excel. Hay una cantidad de juegos basados en Excel que no requerirán ninguna instalación del programa, incluso si tu computadora es monitoreada por programadores, se reportará uso de Excel lo que no será malo en ningún caso. Solo mantén checados los volúmenes.
  15. Lee un libro. Hay muchos libros disponibles en formato PDF, y están disponibles sin ningún costo. Sólo recuerda teclear o mover papeles mientras estás viendo la pantalla de tu computadora.
  16. Ve a la cafetería a checar el menú del almuerzo. Haz algunos viajes cortos a la cafetería para checar el menú del almuerzo de esos días. Esta es una razón legítima para checar tu escritorio y puedes ir con un compañero de trabajo para una conversación adicional y para consumir más tiempo.
  17. Empieza a buscar un nuevo trabajo. Regularmente no tener suficiente trabajo qué hacer puede ser desmotivante y desanimarte moralmente en especial para la carrera individual, en tales circunstancias tendrá más sentido buscar un trabajo interesante en otro lugar en vez de continuar con la farsa diaria de pretender estar ocupado.

Consejos

  • Mientras más tiempo emplees tecleando, mas ocupado lucirás. Pero, controla tu velocidad de tecleo. Teclear rápidamente usualmente indica que estas escribiendo correos electrónicos. Escribir reportes o cualquier otra cosa relacionada con el trabajo requiere reflexión y mucha más atención; a menos que seas un escribiente profesional. También recuerda utilizar la tecla de espacio. Ya que esta hace un ruido diferente a las otras teclas, será muy notorio cuando estés tecleando sin ella.
  • Windows+M/Windows+D es el acceso rápido para mostrar el escritorio inmediatamente. Usa esto rápidamente para esconder lo que fuera que no deberías de estar haciendo mientras estabas dando la impresión de que estabas enterrado en trabajo.
  • Mantenlo simple. Si te descubren en tus paraderos, ten una casi-cierta y simple, respuesta relacionada con el trabajo lista para cualquier situación.
  • Si estás en un trabajo que requiere que hagas una cuota de llamadas telefónicas por día/semana/mes, llama a tu banco o alguna línea de Servicio al Cliente y solo déjalos ponerte en espera. A veces puedes tardar más de 20 minutos en tiempo de espera antes de que puedas hablar con alguien, en cuyo punto tú solamente cuelgas. Estás descontando tu tiempo, y en la computadora que rastrea el tiempo de llamadas, aparecerá como si estuvieras ocupado presionando a clientes a comprar. Pero esto probablemente no funcionará cuando tus llamadas sean monitoreadas.
  • Como último recurso podrías hacer que un compañero de trabajo haga tu trabajo por ti. Esto es algo moralmente incorrecto, y serás descubierto tarde o temprano. Ninguna persona puede "engañar a toda la gente todo el tiempo". Nada funciona mejor que cargarle tu trabajo a algún inocente compañero de trabajo sin decirles que ese es realmente tu trabajo. Espera a que se tomen un descanso para ir al baño y cuando regresen, abalánzate sobre ellos diciéndoles que el Jefe los estaba buscando con urgencia. Haz que suene dramático como '¡Tiene que estar terminado a las 3:00 p.m. hoy o perderemos una concesión del Gobierno Federal para este proyecto!' y obsérvalos trabajar durante su almuerzo. Recuerda pedirles que te envíen de vuelta el reporte para que 'lo revises por ellos', (eres un tipo tan amable) y luego puedes reclamar su propiedad y borrar su nombre y reemplazarlo con el tuyo antes de mandarlo al jefe.
  • Abre algunas aplicaciones que cubran tu escritorio. Dependiendo de tu trabajo, estas pueden incluir Outlook, Excel, o algún tipo de programa en línea. Usar Alt+Tab te permitirá cambiar de ventana a ventana, así puedes navegar en la red un minuto y parecer que estás trabajando en alguna base de datos el siguiente.
  • En un campo menos técnico (ejemplo ventas) puedes ganar mucho con sólo lucir intenso y caminar rápido, especialmente si tienes ese material de apoyo. Cuando luces como si tuvieras una misión urgente, es poco probable que un jefe te detenga para preguntarte qué estás haciendo realmente.
  • Deshabilita tu protector de pantalla, o pon el plazo de tiempo muy largo, para que no sea tan obvio que no has estado en tu escritorio en un rato.
  • Si por cualquier razón eres descubierto haciendo cosas (EN TU COMPUTADORA) por las cuales no te pagan por hacer, sólo explica que te estabas preparando mentalmente para reunirte con tu jefe en persona esa misma tarde para discutir el tiempo de sobra en tu rutina diaria de trabajo en la oficina y pedir más responsabilidades de trabajo.
  • Si por alguna razón te descubren envuelto en largas discusiones amistosas con otros colegas, sólo di que estabas explorando posibles responsabilidades adicionales que puedes tomar en vista de los espacios de tiempo libre en tu rutina diaria de trabajo en la oficina, y planeas discutir lo mismo con tu gerente esa misma tarde.

Advertencias

  • Podrías estar inclinado a deshabilitar tu protector de pantalla para dar la impresión de que no has estado alejado por mucho tiempo, de cualquier manera, deshabilitar tu protector de pantalla les da a otros empleados un acceso rápido a tu maquina. Si alguien accede a tu computadora, te harán el responsable por las acciones que se hagan en tu computadora porque alguien más prácticamente tendrá acceso a tus cuentas.  Alternativamente, puedes bloquear tu pantalla presionando Windows+L.
  • Nunca presumas acerca de cómo esquivas el trabajo a otras personas; la gente a la que le presumas podría entrevistarse pronto en tu compañía o conocer a alguien que trabaje ahí.
  • Estos consejos funcionan mejor si los usas con moderación. Si terminas teniendo ningún o poco trabajo hecho, seguramente serás descubierto en algún punto. Incluso si no eres descubierto, no tendrás nada que mostrar por el tiempo que has estado en la oficina. Usa estas técnicas sólo para terminar el día y hacer que pase más rápido, pero luego regresa al trabajo o te arriesgarás a perder tu empleo. [Nota de alguien que paso mucho tiempo tratando de verse ocupado en el trabajo algunos años atrás: cualquier jefe que sea por lo menos medianamente inteligente descubrirá tu juego si lo haces regularmente. En mi primer intento, mi jefe me dijo, "Parece que estás haciendo únicamente el mínimo en tu trabajo." ¡Qué vergonzoso! Me sentí como un idiota.]
  • Abstente de hacer trabajo externo por el que recibes paga en horas de trabajo de la compañía. Claro, parece una gran idea trabajar en tu empleo adicional mientras tienes algún tiempo libre en tu empleo principal, pero esta es una mala idea. Si eres descubierto, con certeza serás despedido, y en algunas jurisdicciones tu compañía puede demandarte por salarios y daños.
  • Si decides descargar programas que te ayuden a no ser descubierto, asegúrate de hacerlo cuando no estén espiando tu computadora. Algunas redes de oficinas tienen instalado un programa que permite a un administrador ver tomas de pantallas en vivo de todos los monitores en una red.
Теги: