Cómo abrir el capó de tu carro

¿Pareciera como que no logras llegar a ese lugar tan difícil de encontrar? ¡Te sorprendería saber lo fácil que es que estés debajo del capó de un carro!

Pasos

  1. Asegúrate que el carro esté apagado y preferiblemente frío.
  2. Parquéalo o pon el freno de mano firme.
  3. Coloca el carro en parqueo si tiene transmisión automática o en punto muerto (neutro) si es de transmisión manual.
  4. Hala el picaporte interior del capó. Mira si tu carro tiene un picaporte cerca del lado izquierdo del asiento del conductor o debajo del timón. Tal vez tenga un dibujo indicando que es el picaporte del capó. Este picaporte libera parcialmente el capó.
  5. Localiza el picaporte en la parte frontal debajo de capó (puedes utilizar una linterna para esto). El capó deberá estar parcialmente abierto ahora. Ahora tendrás que sentir el picaporte debajo del capó para poder levantar el capó y que abra. Generalmente está al centro o a un costado. Encuentra este picaporte y hálalo con una mano y simultáneamente levanta el capó con la otra mano. El picaporte se puede ir hacía arriba o a los lados, dependiendo del carro. Algunos carros antiguos tienen el capó con bisagras en la parte frontal y sólo lo puedes levantar.
    • Cuando ya hayas encontrado el picaporte y logres abrirlo, míralo para que a la próxima recuerdes hacía donde tienes que empujarlo.
    • Tu manual de usuario podrá ayudarte.
  6. Apoya el capó firmemente. Tal vez haya una varilla o palanca en la parte frontal o a un costado del capó que puedes levantar e inserta la punta en la parte de abajo del capó para asegurarlo. Asegúrate que tienes el capó abierto de una forma muy segura. No desearías que el capó te caiga encima.
    • Si te preocupa la varilla del capó o tu carro no tiene una, haz lo que hacen los mecánicos profesionales, compra uno más fuerte para ponerlo en medio del marco y el capó.
  7. Asegúrate que todo esta frío al tocar y que no hay nada con punta que pueda lastimarte. Siempre toma tus precauciones cuando tengas que hacer contacto con el motor.
  8. Siempre asegúrate de cerrar bien el capó antes de manejar el carro nuevamente. Cierra el capó como harías con la puerta del carro, luego coloca tus dedos en la orilla y lo halas para asegurarte que esté bien sujetado. No querrás que el capó se abra mientras manejas en la carretera.

Advertencias

  • Siempre asegúrate que cierras el capó antes que empieces a manejar el carro porque el capó puede levantarse hacía el parabrisas o perderse por completo debido a la fuerza de la aerodinámica cuando manejas.
  • Siempre mantén las llaves en tu bolsa cuando estés trabajando en el carro. De esa manera nadie se llevará tu carro o lo prenderá cuando estés trabajando en él y tampoco te quedarás encerrado fuera del carro y con las llaves adentro.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página