Cómo reparar desconchones de pintura en el coche

Опубликовал Admin
14-06-2017, 23:40
161
0
Los desconchones de pintura de tu auto pueden ser más que un problema estético. El metal expuesto puede generar óxido, el cual podría esparcirse debajo de la pintura y arruinar todas las piezas en la carrocería del auto. Incluso un desconchón de pintura pequeño causado por una piedrita puede convertirse en un gran problema si no lo reparas de manera apropiada. Afortunadamente, puedes reparar la mayoría de los desconchones de pintura en casa usando tu experiencia y unas cuantas herramientas. Quizá no logres que el acabado del auto luzca como cuando se encontraba en exhibición, pero podrás evitar que se oxide e incluso reparar el desconchón de pintura lo suficientemente bien como para que la mayoría de las personas nunca lo noten.

Retocar desconchones de pintura pequeños

  1. Determina la gravedad del desconchón de pintura. Los desconchones de pintura de auto pueden clasificarse en tres categorías: pequeños, medianos y grandes. Los desconchones de pintura pequeños tienden a ser más pequeños que una moneda de 10 centavos y requieren de menos esfuerzo. Los medianos son más grandes que una moneda de 10 centavos y más pequeños que una moneda de un cuarto de dólar, mientras que los grandes son más grandes que una moneda de 25 centavos. Otros factores que pueden hacer que un desconchón de pintura sea más difícil de reparar incluyen el óxido y la pintura descascarada.
    • Los desconchones de pintura pequeños deben estar libres de óxido y ser más pequeños que una moneda de 10 centavos.
    • La pintura descascarada requiere que retires la pintura suelta, lo cual significa que será más grande que un “desconchón de pintura pequeño” al momento de repararlo.
  2. Compra un bolígrafo para retoques de pintura. A diferencia de los rasguños, que con frecuencia se pueden pulir o lijar al agua, un desconchón de pintura requerirá que apliques pintura nueva al metal. La pintura de tu auto hace más que simplemente darle una buena apariencia, también protege el metal subyacente de los elementos. Si el metal se expone al aire y la humedad durante demasiado tiempo, comenzará a oxidarse. Usar pintura para retoques te ayudará a prevenir el óxido. Además, con la amplia variedad de opciones disponibles, encontrarás fácilmente la pintura exacta que combine con la de tu auto. Los bolígrafos para retoques de pintura están diseñados específicamente para desconchones de pintura pequeños y son fáciles de usar.
    • Verifica la calcomanía que se encuentre dentro de la puerta de todos los vehículos fabricados después de 1983 para saber el código de pintura. Si este código no está claramente etiquetado, toma una foto de la calcomanía y muéstrasela al vendedor de tu tienda de repuestos para autos local para que pueda encontrar el código.
    • En algunas tiendas, quizá te pidan el número de identificación del vehículo (VIN por sus siglas en inglés) para asegurarse de que puedan encontrar el color de pintura exacto que combine con la de tu auto. También puedes encontrarlo en la calcomanía dentro de la puerta del auto.
  3. Limpia el área alrededor del desconchón de pintura. Antes de aplicar la pintura, es importante que laves bien el área. Pintar sobre superficies sucias puede arruinar la apariencia del producto final y hacer que la pintura se desprenda, lo cual dejará nuevamente en evidencia el desconchón de pintura. Enjuaga la superficie del auto, lávala con agua jabonosa tibia antes de enjuagarla nuevamente y luego sécala bien otra vez.
    • Asegúrate de que el auto esté completamente seco antes de aplicar cualquier pintura.
  4. Usa el bolígrafo para retoques de pintura para rellenar el desconchón. Una vez que el auto esté completamente seco, retira la tapa del bolígrafo de pintura y coloca la punta en el centro del desconchón de pintura. Dependiendo del tipo de bolígrafo de pintura que vayas a usar, quizá debas presionarlo ligeramente para extraer la pintura. Debido a que la pintura saldrá y llenará el espacio deseado, probablemente no tengas que mover el bolígrafo para llenar un desconchón de pintura pequeño. Sin embargo, si necesitas extraer más pintura, mueve el bolígrafo un poco de un lado a otro. Usa suficiente pintura para rellenar el desconchón ligeramente más de lo debido, ya que la pintura se encogerá un poco a medida que se seque.
    • No apliques tanta pintura como para que gotee. El color de la pintura combinará con la de tu auto pero las gotas serán visibles.
    • Si aplicas demasiada pintura accidentalmente, limpia el exceso de manera inmediata y exhaustiva.
  5. Deja que la pintura se seque y luego lava y encera el auto. Asegúrate de que la pintura nueva se seque completamente antes de lavar el auto, ya que podrías rasguñarla o dañarla fácilmente mientras aún esté pegajosa. Dependiendo del tipo de bolígrafo para retoques de pintura que utilices y la cantidad de pintura que apliques, probablemente solo se tarde una hora en secarse completamente, aunque podría requerir hasta un día entero. Una vez que la pintura esté completamente seca, lava todo el auto y aplica una capa de cera nueva.
    • Toca la pintura ligeramente para determinar si está seca. Si se siente pegajosa, significa que aún no está seca.
    • Aplicar una capa nueva de cera permitirá que tanto el color y el brillo de la pintura luzcan uniformes, así como también ayudará a protegerla de los desconchones en el futuro.

Pintar desconchones de pintura medianos nuevamente

  1. Retira cualquier residuo. Los desconchones de pintura medianos tienden a tener entre el tamaño de una moneda de 10 centavos y el de una de 25 centavos de dólar. Debido a su gran tamaño, no es poco común que residuos pequeños se queden pegados sobre los desconchones o la pintura sobre los bordes de ellos. Retira los residuos pequeños con los dedos o unas pinzas antes de lavar el área del vehículo. Si intentas lavarlo primero, la esponja podría atrapar residuos pequeños y esparcirlos por el resto de la pintura en buen estado, lo cual podría causar pequeños rasguños.
    • Antes de lavar el vehículo, puedes usar pinzas para sujetar los residuos pequeños que podrían quedar atrapados en la pintura.
    • A veces soplar aire sobre el área o usar aire comprimido puede liberar y esparcir residuos pequeños.
    • Asegúrate de que ninguna parte de la pintura se descascare a medida que retires los residuos. La pintura descascarada puede crear un desconchón de pintura grande.
  2. Lava el área que rodee el desconchón de pintura. Una vez que el desconchón y el área que lo rodee estén libres de residuos, lava esa parte del auto como lo harías con un desconchón pequeño. Primero enjuaga el área y luego aplica agua jabonosa tibia con una esponja antes de enjuagarla nuevamente. Antes de aplicar cualquier pintura, asegúrate de que el auto esté completamente seco.
    • Lavar el área también permite que no haya residuos o sedimento que podrían quedar atrapados en las capas nuevas de pintura.
  3. Retira la grasa y el aceite usando alcohol para frotar. Una vez que el área que rodee el desconchón esté limpia y seca, aplica un poco de alcohol para frotar, un limpiador disolvente como el de la marca Prepsol o un disolvente de esmalte sobre un trapo y úsalo para limpiar nuevamente el área del desconchón. De esa forma, retirarás cualquier rastro de grasa o aceite en el área que podría impedir que el imprimante establezca una unión fuerte con el metal. Es muy probable que los restos de aceite o grasa no sean muy visibles. Sin embargo, no es necesario que lo sean para afectar el proceso de pintado.
    • Simplemente frota el trapo sobre el desconchón de pintura y alrededor de los bordes.
    • Recuerda que hacerlo retirará la cera e incluso uniformizará la capa transparente de la pintura restante, así que evita restregar el área pintada. En lugar de eso, simplemente frota el desconchón de pintura ligeramente.
  4. Aplica el imprimante al metal. Puedes comprar imprimante para autos en una tienda local de repuestos para autos y en tiendas minoristas grandes como Walmart o Target. A diferencia del bolígrafo para retoques de pintura que se usa para los desconchones pequeños, el imprimante viene en una botella pequeña con una brocha. Aplícalo sobre el metal seco y limpio con la brocha aplicadora procurando no tocar la pintura circundante. Solo usa suficiente imprimante para cubrir el área sin pintar con una capa delgada pero sólida.
    • Aunque pintarás sobre el imprimante, aplicarlo a la pintura alrededor del desconchón incrementará la altura de la pintura en esa área, lo cual creará una imperfección visible en la pintura.
    • Asegúrate de no usar más imprimante del necesario. Luego, limpia completamente cualquier gota que haya quedado en la superficie.
    • Asegúrate de que el imprimante se seque completamente antes de continuar con el siguiente paso. Si se siente pegajoso, significa que aún no está seco.
  5. Aplica pintura para retoques dando toques con la brocha aplicadora. Los desconchones de pintura de tamaño mediano y grande requieren que uses pintura para retoques que venga con una brocha aplicadora en lugar de un bolígrafo. Aunque la pintura es la misma, el método utilizado para aplicarla es ligeramente diferente. Para tratar desconchones de pintura de tamaño mediano en el lado más pequeño, será suficiente con que uses un bolígrafo para retoques de pintura. Agita bien la pintura para retoques y luego moja la punta de la brocha aplicadora con ella. Da toques con la brocha aplicadora en el centro del desconchón de pintura y muévela alrededor ligeramente permitiendo que la pintura se pegue al metal y se expanda. Moja nuevamente la brocha y da toques en la misma área permitiendo que la pintura salga y se asiente sobre el vehículo, en lugar de aplicarla con la brocha como lo harías al pintar una casa.
    • Probablemente debas dar varios toques con la brocha para llenar el desconchón, aunque hacerlo de esta forma permitirá que la pintura se asiente de manera uniforme.
    • Resiste las ganas de aplicar más pintura para acelerar el proceso. Agregar demasiada pintura al mismo tiempo podría hacer que gotee o burbujee.
  6. Deja que la pintura se seque y aplícala nuevamente si es necesario. Evalúa el resultado cuando la pintura para retoques se seque. Podrás continuar con el siguiente paso cuando hayas rellenado el desconchón con suficiente pintura y los lados retocados estén alineados con la pintura circundante. Si la pintura para retoques se asienta ligeramente más abajo que la pintura circundante o todavía puedes ver un poco del metal, aplica otra capa de pintura dando toques sobre el desconchón como lo hayas hecho previamente.
    • A medida que apliques la pintura para retoques, probablemente esta luzca más elevada que la pintura seca circundante. Sin embargo, se encogerá a medida que se seque, lo cual permitirá que se nivele.
    • Tener paciencia durante este proceso asegurará que obtengas el mejor producto final posible.
    • Asegúrate de que la pintura para retoques esté completamente seca antes de continuar con el siguiente paso (podría tomar muchas horas).
  7. Lava y encera el vehículo. Aunque solo hayas pintado una parte pequeña del vehículo, es importante que lo enceres por completo al mismo tiempo para asegurarte de que el brillo de la pintura combine íntegramente. La cera protege la pintura de los elementos y el deterioro producido por el sol. Por lo tanto, si no aplicas cera nueva a todo el auto apropiadamente, podrías causar que la pintura se deterioré y luzca de un tono ligeramente diferente. Debes aplicar cera en el área recién pintada para proteger la pintura nueva y hacer que el brillo combine con el resto del auto.
    • Asegúrate de lavar y encerar el auto completamente para proteger la pintura y asegurar que los niveles de brillo combinen.

Prepararte para arreglar desconchones de pintura grandes

  1. Evalúa el daño. Un desconchón de pintura grande generalmente tiene el tamaño de una moneda de 25 centavos o es incluso más grande. Este tipo de desconchones pueden ser los más difíciles de reparar porque el área que necesitarás pintar nuevamente será más visible. Si el desconchón alcanza unos cuantos centímetros de diámetro o continúa descascarándose y formando un desconchón más grande, probablemente necesites llevarlo a un taller de hojalatería y pintura para pintar nuevamente toda la carrocería o incluso todo el auto. Antes de comenzar, asegúrate de que el daño de la pintura sea algo que puedas solucionar con pintura para retoques.
    • Solo debes usar pintura para retoques sobre desconchones que sean más pequeños que unos cuantos centímetros de diámetro.
    • No intentes aplicar pintura sobre pintura existente que se descascare, ya que se desprenderá y arruinará la reparación.
  2. Retira los restos y los trozos de pintura con pinzas o una cureta dental. Los desconchones de pintura son más propensos a acumular residuos que debes retirar antes de continuar con el siguiente paso. Retira cualquier residuo grande usando los dedos o unas pinzas y soplando el área usando aire comprimido para retirar cualquier sedimento. Los desconchones grandes pueden hacer que la pintura circundante se descascare. Asegúrate de retirar la pintura que se desprenda, ya que no está unida al metal y con el tiempo se caerá junto con la nueva pintura retocada. Puedes retirar los restos de pintura con las uñas, unas pinzas o una cureta dental.
    • Ten cuidado de no retirar pintura en buenas condiciones del área circundante al desconchón cuando retires los restos de pintura.
    • Asegúrate de no rasguñar la pintura en buenas condiciones con cualquier herramienta que vayas a utilizar para retirar los trozos de pintura o los residuos.
  3. Retira cualquier resto de óxido de la superficie. Debido a que los desconchones grandes exponen más metal a la humedad, hay un riesgo grande de que se oxiden. Retira el óxido aplicando un poco del producto limpiador de la marca CLR sobre un hisopo y frotando el metal con él. Si el óxido ha penetrado lo suficiente como para crear un agujero a través de la puerta o el hisopo penetra el metal, significa que el óxido arruinó el componente de la carrocería y no podrás reparar el problema simplemente aplicando pintura sobre él. Un taller de hojalatería y pintura determinará si es posible retirar y reparar el óxido de esa magnitud o si necesitarás reemplazar ese componente de la carrocería del auto. Si el óxido no ha penetrado profundamente, simplemente aplica el producto limpiador de la marca CLR con hisopos diferentes hasta luzcan limpios.
    • Una vez que notes que los hisopos estén limpios, limpia el área en la que hayas aplicado el producto limpiador de la marca CLR con alcohol para frotar. De esa manera, retirarás el químico y cualquier rastro de grasa o aceite.
    • Si no retiras el óxido completamente, la pintura nueva podría descascarase y tener un poco de óxido.
    • Detener el progreso del óxido evitará que pagues por una reparación costosa en la carrocería de tu auto en el futuro.
  4. Lija los bordes del desconchón. Usa una lija de grano fino (una de grano 200 será suficiente y no causará más rasguños) para redondear los bordes de la pintura que rodee el desconchón y reducir su visibilidad. Los bordes de pintura muy definidos que rodeen un desconchón grande pueden hacer que la reparación sea muy evidente a simple vista. Sin embargo, si los redondeas, permitirás que la pintura nueva se una con la vieja de una forma más efectiva. No humedezcas la lija como lo harías cuando lijas al agua la pintura del auto, ya que el óxido podría comenzar a formarse sobre el metal descubierto. En lugar de eso, usa una lija seca y reemplázala con frecuencia a medida que la lija se atasque con la pintura.
    • Pegar pedazos de lija a palos caseros pequeños o tarugos puede servirte para controlar el ángulo en el que lijes, aunque no es necesario para completar este paso.
    • Lija los bordes del desconchón hasta que estén redondeados y luzcan menos perceptibles a simple vista.
    • Lava el área después de lijarla para retirar cualquier resto nuevo de sedimento.

Pintar desconchones de pintura grandes nuevamente

  1. Aplica el imprimante. Una vez que el desconchón de pintura esté lijado, limpio y seco, podrás aplicar el imprimante como lo harías con un desconchón mediano. Aplica una capa delgada de imprimante a cualquier metal descubierto usando una brocha aplicadora. Ten cuidado de no aplicar demasiado imprimante como para que comiencen a formarse gotas, ya que podrían alcanzar la pintura o causar que la reparación final luzca poco uniforme.
    • Deja que el imprimante se seque completamente antes de continuar con la siguiente etapa.
    • El imprimante podría tardar varias horas en “curarse” completamente. Lee la etiqueta del imprimante que compraste para estar seguro.
  2. Lija al agua el imprimante. Una vez que el imprimante se seque, probablemente luzca como si tuviera textura debido a las cerdas de la brocha o la forma en la que se asentó sobre el metal. Usa una lija de grano 2000 y una manguera para lijar al agua el imprimante. Abre la manguera y sostenla sobre el desconchón, de manera que el agua corra directamente sobre el imprimante seco y luego usa la lija para lijar únicamente el imprimante. Ten cuidado de no lijar la capa transparente o la pintura del área circundante a medida que lijes ligeramente el imprimante hasta que esté completamente liso.
    • Lijar al agua el imprimante permitirá asegurarte de que esté completamente liso y tenga un acabado uniforme.
    • Antes de continuar con el siguiente paso, evita que el imprimante lijado se seque nuevamente por completo.
  3. Aplica pintura para retoques sobre el imprimante. Aplícala usando el mismo método que utilizarías con un desconchón de tamaño mediano. Da toques con la brocha aplicadora en la pintura, aplícala hacia el centro del desconchón y deja que se asiente uniformemente. Repite este proceso hasta que la pintura cubra toda el área a la que hayas aplicado imprimante. Dependiendo de la pintura para retoques que hayas comprado, probablemente necesites aplicar varias capas o podría bastar con solo una.
    • Antes de determinar si deberás aplicar otra capa, deja que la pintura se seque completamente.
    • Si tratas de aplicar la pintura antes de que el imprimante se haya secado de la lija al agua, podrían aparecer remolinos grises en ella.
  4. Lija al agua la nueva pintura seca. Una vez que la pintura esté completamente seca, repite el proceso de lijado al agua sobre la pintura fresca para retirar cualquier textura y hacer que sea completamente lisa. Asegúrate de usar una lija diferente y extremadamente fina (de grano 2000 o más) y mantener el agua fluyendo sobre la pintura a medida que la lijes para evitar dañar el área recién reparada. Lijar al agua puede dejar rasguños en la pintura.
    • Si cometes un error o identificas un problema con la pintura durante el lijado al agua, deja que se seque completamente y luego aplica más pintura para retoques.
    • Lija el área ligeramente hasta que esté completamente lisa y nivelada con el área circundante.
  5. Aplica una capa transparente. Algunas pinturas para retoques vienen con un recipiente pequeño de capa transparente, aunque probablemente tengas que comprarlo por separado. La capa transparente está hecha a base de laca y debes aplicarla en forma de una capa delgada sobre la pintura fresca usando la brocha aplicadora que viene con el producto. Bastará con que uses una brocha pequeña de cerdas finas. Aplica la capa transparente a la pintura nueva. De ese modo, protegerás la pintura y proporcionarás un brillo saludable que luego se unirá con la pintura circundante y la cera en el siguiente paso.
    • Aplica la capa transparente pintando una capa delgada sobre la pintura nueva.
    • A medida que completes la capa transparente, probablemente aún puedas ver el desconchón recién pintado. Sin embargo, recuerda que será difícil percibirlo si no estás demasiado cerca.
    • Deja que la capa transparente se seque completamente antes de continuar.
  6. Lava y encera todo el auto. Una vez que el área reparada esté completamente seca, lava y encera todo el auto para permitir que la cera se distribuya uniformemente. Encerar el auto permitirá que el área recién pintada se integre mejor a la pintura circundante y hará que la reparación sea menos visible. Probablemente debas esperar unos cuantos días antes de encerar el auto para asegurarte de que las capas reparadas de la capa transparente, la pintura y el imprimante estén completamente secas para que no corras el riesgo de dañar la pintura nueva durante el proceso.
    • Antes de encerar el vehículo, probablemente debas reparar cualquier desconchón que quieras arreglar.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página