Cómo tener un buen día en el trabajo

Опубликовал Admin
15-06-2017, 06:00
110
0
Relájate y realiza tu trabajo a pesar del ruido y otras cosas que fácilmente pudieran desconcentrarte. Una vez que hayas perdido tu concentración, todo empezará a derrumbarse, provocando un mal día.

Pasos

  1. Levántate temprano: para muchas personas, los primeros 20 minutos de su día son los más estresantes, lo cual disminuye su energía para el resto del día. Simplemente te levantarás una hora antes, permitiéndote hacer las cosas con calma. Proponte salir de casa media hora antes.
  2. No te saltes el desayuno. Come un cereal rico y algo de leche, o leche de soya o almendras. Saltarte el desayuno (o cualquier otra comida) no provoca la pérdida de peso, pero algunas personas suponen que eso es verdad. No comas un cereal para adelgazar; por el contrario, come avena con frambuesas verdaderas o quizá rodajas de plátano.
  3. Comienza tu día bien vestido, bien arreglado y sobre todo con una gran sonrisa. Alístate, por ejemplo, planchando tu ropa una noche antes. Aféitate o alista tu maquillaje. Los días son mejores si las personas te tratan mejor y las personas te tratan mejor si luces atractivo o si cuidas bien de ti mismo.
  4. Llega media hora antes a tu trabajo. Saliste media hora antes, por lo tanto tienes tiempo para llegar ahí sin prisa. Tu jefe probablemente se sienta feliz al ver esto y será más tolerante contigo por el resto del día.
  5. Usa esa media hora. Después de todo, no es el tiempo de tu jefe. Planifica tu día. Lee los procedimientos de la empresa sobre lo que se espera de ti (la descripción de tu trabajo) o aprende una nueva técnica. Si eres un director del proyecto de software, puedes preferir leer sobre contabilidad. Si trabajas en ventas al por menor, aprende cómo arreglar la computadora de los códigos de barras cuando falle.
  6. Cuando alguien te pida hacer algo, tómate un momento y escucha. Ten un pequeño bloc de notas y anótalo para que no lo olvides. Revísalo cerca de 4 veces durante el día para asegurarte de que no se te haya pasado nada urgente.
  7. No te enfades ni estreses, incluso por pequeñeces, esto solo hará que tu día sea desagradable. Cosas inesperadas y no deseadas suceden, así es la vida, y las personas a tu alrededor lo comprenden. Lo más importante que debes hacer es manejar los fracasos. Asegúrate de que el supervisor pertinente sepa el riesgo antes de que suceda y toma un tiempo para elaborar un plan de emergencia. Aprópiate de la solución.
  8. Sé firme pero evita los conflictos. Al comprender los motivos de las personas y pensar sobre las razones por las que causan el conflicto, puedes encontrar soluciones aceptables mutuamente. Sus razones pueden parecer egoístas para ti: por ejemplo, no desean una tarea que les tome tiempo porque quieren salir temprano para una cita. Pero el conflicto probablemente sea para simplemente consolidar su posición o provocar resentimiento. Busca alguna ventaja en la situación, por ejemplo: “por supuesto, lo haré hoy, y espero que resulte muy bien. Por cierto, necesito salir temprano el viernes, entonces podrías ayudarme con mis tareas ese día”.
  9. Planifica irte a casa a la hora. Asegúrate de que todo se haya realizado con media hora de sobra, para que tu última media hora solo sea para terminar. Si siempre terminas quedándote hasta tarde porque hay mucho trabajo, entonces con frecuencia nunca terminarás todo en una tarde. Eso significa que puede esperar hasta el día siguiente. Sal a la hora y no te preocupes por los trabajos pendientes. Esto solo significa que una segunda persona es necesaria y cuando eso quede claro, quizá seas ascendido estando a cargo de ellos.

Consejos

  • Forma la actitud correcta hacia tu trabajo. ¿Cómo ayuda a las personas? ¿Tu trabajo de contabilidad mantiene una cooperación médica en conjunto? ¿Los diarios que entregas les brindan a algunas personas de edad avanzada su único vínculo con la comunidad? Alternativamente, quizá pienses en condiciones más competitivas. ¿A quién vas a aventajar hoy? ¿Cómo vas a hacer que tu organización sea mejor que la competencia?
  • La actitud mental es más importante de lo que muchas personas creen. No hay nada fundamentalmente más divertido que, digamos, tocar la guitarra, en comparación a limpiar tus dientes. Ambas son buenas actividades motoras. Es nuestra actitud mental hacia lo anterior que nos hace querer hacerlo (como cualquier niño forzado a aprender en contra de su voluntad atestiguará).
  • Siempre ten una sonrisa en tu rostro cuando entres a tu trabajo, esto ayuda a iluminar el día y le muestra a tus compañeros que tienes una buena actitud.
  • Ahora tienes razones para querer hacer lo que haces, es tiempo de convertir en realidad tu idealismo. Haz de esto tu misión todo el día y disfruta de cada éxito.
  • Descubre qué aspectos de tu trabajo en verdad te gustan y trata de pasar todo el tiempo posible haciendo esas cosas. Pronto, las personas comenzarán a verlo como “tu trabajo”.
  • Ten en cuenta que pasas la mayor parte de tu vida en el trabajo, por ello, es importante que lo disfrutes.

Advertencias

  • Si sucede algún incidente por la mañana, no dejes que te derrote porque el día está empezando, y esto desmoronará definitivamente tu espíritu de trabajo.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página