Cómo quitar el mal olor del aire acondicionado del auto

Опубликовал Admin
Si notas un extraño olor a moho en cuanto enciendes el aire acondicionado, no debes simplemente aguantar la respiración e ignorar el problema. Lo más probable es que se haya acumulado un poco de moho debido a la humedad en el sistema del aire acondicionado. Es natural que esta humedad esté presente en tu auto, pero si dejas que se acumule por mucho tiempo, esto puede hacer que se forme moho. A medida que el aire pasa por el evaporador e ingresa al auto, recoge esporas de moho que se alimentan de la humedad. Afortunadamente, estas son fáciles de limpiar para que tu auto vuelva a oler como nuevo. Nota: Este artículo trata sobre olores mohosos que provienen del sistema del aire acondicionado (parecidos al olor de un perro mojado, calcetines viejos, etc.).Si tu auto presenta un olor a químicos o a quemado, debes llevarlo inmediatamente a un concesionario.

Eliminar los malos olores del sistema del aire acondicionado

  1. Consigue un desinfectante de moho en aerosol, como por ejemplo un limpiador especial para conductos. Los aerosoles especiales pueden ser la mejor opción para eliminar los olores más graves, pero para los problemas más pequeños (o para prevenir posibles malos olores) puedes utilizar un desinfectante en aerosol de venta libre como Lysol.
  2. Como alternativa, puedes fabricar tu propio aerosol con productos naturales como vinagre y agua. Mezcla una parte de vinagre blanco con tres partes de agua, luego coloca la mezcla en una botella antigua de aerosol o solvente. Aunque el olor del vinagre no es el más agradable del mundo, te ayudará a combatir el moho de manera natural y se disipará rápidamente.
    • Puedes agregarle el jugo de medio limón a la mezcla para obtener un aroma ligeramente más fresco y duradero.
  3. Apaga por completo el auto junto con el ventilador y el aire acondicionado. Gira ambos interruptores hasta la posición de apagado y asegúrate de que el auto no esté en funcionamiento.
  4. Rocía cada rejilla de ventilación con el desinfectante. Asegúrate de rociar las rejillas que se encuentran en la parte inferior de los asientos traseros, ya que a menudo estas suelen bombear más aire. El panel de instrumentos también cuenta con rejillas y por lo general existe una sobre la base del parabrisas trasero.
    • Mantén las puertas cerradas mientras realizas esta operación. El objetivo es que el líquido de limpieza ingrese al sistema.
  5. Enciende el auto y coloca el aire acondicionado y el ventilador a la máxima potencia. De esta manera, el aire circulará y la solución de limpieza se esparcirá alrededor del sistema del aire acondicionado. Al principio, debes mantener el ajuste al máximo para que el sistema se ponga en marcha.
  6. Busca la rejilla de recirculación y, con el aire acondicionado encendido, rocíala abundantemente con la solución de limpieza. Revisa el manual del auto para encontrar esta rejilla. A menudo se ubica sobre el piso del conductor, cerca de la guantera o en la maletera. El pequeño botón con flechas que apuntan hacia un círculo sirve para indicarle a tu auto que deje de tomar aire del exterior y en su lugar recicle el aire que se encuentra en el interior. Si tu auto cuenta con este botón, presiónalo y después rocía esta rejilla para asegurarte de que el líquido de limpieza permanezca en el sistema.
  7. Cambia el ajuste del aire acondicionado de "máximo" a modo ventilador. El objetivo es que el aire circule no que se enfríe. Con esta operación, evitas que ingrese más humedad.
  8. Levanta el capó, reemplaza la caja de filtro de aire y rocía todas las líneas de entrada, si presentas problemas más graves. Si percibes olores desagradables que provienen del auto y no encuentras la forma de detenerlos, busca tu manual del propietario y levanta el capó. El sistema del aire acondicionado se ubica en la parte de atrás con dirección al parabrisas, debajo de la rejilla de plástico y el filtro (cada modelo tienen un método diferente, por lo que "debes revisar tu manual"). Retira el filtro. Límpialo y reemplázalo cuando lo consideres necesario.
    • Aprovecha este momento para rociar todo el sistema con el limpiador en aerosol y eliminar todo rastro de moho.
  9. Enciende el auto con las puertas abiertas, los ventiladores al máximo y el aire acondicionado apagado durante cinco minutos. Esta es la última fase de "secado" que debes realizar para evitar que el antiguo olor a moho vuelva a aparecer.
  10. Lleva el auto a tu concesionario si el olor persiste. Si el mal olor aún no desaparece, no lo ignores. La situación no mejorará por sí sola. Debes llevar el auto al concesionario para asegurarte de que el olor no sea indicio de algo más grave, y de ser el caso, para manejar el problema antes de que se convierta en algo peor que un simple mal olor.

Prevenir malos olores en el aire acondicionado

  1. Apaga el aire acondicionado 4 o 5 minutos antes de detener el auto. Este procedimiento le da tiempo al evaporador para secar el exceso de humedad (que es esencial para la formación del moho) utilizando el aire caliente que proviene del motor. Sin humedad no existe moho, lo que significa que tu auto estará libre de malos olores.
  2. Mantén los ventiladores encendidos mientras apagas el auto. Con el aire acondicionado apagado, mantén los ventiladores en funcionamiento para asegurarte de que la mayor cantidad de aire llegue al evaporador y elimine desde la raíz el moho, la humedad o las esporas de moho.
    • Nota: Este método sólo sirve para prevenir un mayor crecimiento de moho y es probable que no elimine el olor existente.
  3. Enciende los ventiladores al máximo con las puertas abiertas si el día es caluroso y seco (al menos una vez al año). Al hacer esto, se puede evitar que el moho encuentre un asidero. Ten en cuenta que es el aire acondicionado (y no el ventilador) el que genera la humedad que forma el moho. El ventilador calienta el moho con el aire que sale del motor del auto (y con suerte lo mata) para después eliminarlo del evaporador del aire acondicionado.
  4. Rocía los conductos con el desinfectante cada 3 o 6 meses si vives en una zona húmeda y calurosa. Los ambientes cálidos y húmedos son un paraíso para la formación de moho. Además, cuanto más utilices el aire acondicionado, es más probable que se ensucie. Debes seguir de cerca este problema realizando limpiezas de manera regular, como te indicamos líneas arriba.

Consejos

  • Asegúrate de limpiar todas las rejillas de ventilación para que obtengas mejores resultados. Revisa todos los asientos, el tablero e incluso la maletera.

Advertencias

  • Si los olores persisten por más de 1 o 2 días y no puedes reconocer su procedencia, debes llevar el auto a un mecánico para que lo revise.
Теги: