Cómo pasar la prueba de emisiones de tu auto

Los vehículos motorizados son los contaminantes más conocidos de nuestra sociedad hoy en día, y se han dado muchos avances para reducir la huella de carbono de su uso. Debido a esto, numerosas ciudades y estados de todo el mundo han puesto en marcha las pruebas de emisiones obligatorias para forzar la adhesión a las normas y regulaciones del gobierno. Si tienes un auto, debes aprender cómo pasar eficientemente esta prueba.

Pasos

  1. Realiza mantenimiento de tu vehículo en una base regular. Haz cambios de aceite cuando sean necesarios. Reemplaza los filtros de acuerdo al rango de uso recomendado por el fabricante.
    • Si eres un dueño pasivo y sólo esperas a que tu auto muestre signos de estar fallando antes de hacer que lo revisen, es poco probable que vayas a pasar la prueba de emisiones. Muchos autos pueden continuar operando a pesar que ya se encuentran por debajo de las regulaciones gubernamentales.
  2. Programa una inspección para tu vehículo. A menos que seas entusiasta automotrizmente hablando, probablemente no conozcas las complejidades del motor de un auto. Haz que lo revise un mecánico de emisiones para encontrar cualquier cosa que hayas pasado por alto o no te diste cuenta.
  3. Asegúrate de que la luz de revisión del motor esté apagada. Si esta luz está encendida, automáticamente tu auto no pasará la prueba de emisiones. Si no sabes cuál es el problema, un taller de emisiones puede hacerle una prueba para encontrar y solucionar el problema por ti.
  4. Infla tus llantas. Una presión de llantas adecuada reducirá la potencia que el motor de tu auto debe ejercer para funcionar bien, lo cual mejorará las probabilidades de pasar la prueba.
  5. Cambia el aceite de tu auto. Si no has cambiado el aceite de tu auto durante las últimas 5,000 millas (8,000 km), esto es casi una necesidad. Si lo has cambiado durante las últimas 5,000 millas, de todas maneras es una buena idea hacer que lo vuelvan a cambiar.
  6. Calienta tu auto antes de realizar la prueba. Maneja tu auto por lo menos 20 minutos antes de llevarlo al centro de pruebas de emisiones. Esto le dará a tu auto suficiente tiempo para llegar a las temperaturas óptimas de funcionamiento del refrigerante y de los aceites, así como una presión óptima en el convertidor catalítico.

Consejos

  • Evita ir a la prueba en un día húmedo. La humedad y la lluvia pueden afectar la temperatura de tu vehículo, haciendo que funcione de una manera inferior a la óptima. Si se puede pasar la prueba en un día lluvioso, sin embargo, será más difícil.
  • No programes la prueba de emisiones si tu auto no está funcionando apropiadamente. Es posible que tu auto no muestre problemas por fuera, pero aún así podría fracasar en la prueba de emisiones así que será casi imposible que la pases si es que hay algún problema visible.
  • Utiliza combustibles con aditivos para ayudarte a reducir los niveles de emisiones. Los aditivos generalmente se agregan al tanque de gasolina en las estaciones de servicio. Ellos ayudan a limpiar el sistema interno de tu vehículo y permiten que tenga un consumo de combustible más eficiente, por lo tanto mejoran de forma general el rendimiento del motor.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página