Cómo entrenar a tu cachorro para hacer sus necesidades en un departamento

Опубликовал Admin
Entrenar a un cachorro para hacer sus necesidades es un poco más complicado cuando tienes un departamento, ya que no puedes instalar una puerta para perro o dejar salir fácilmente a tu compañero peludo. La clave es comenzar temprano y ser consistente. Haz que tu perro tenga un horario de alimentación regular de tal manera que puedas predecir cuándo necesitará salir y prémialo cada vez que demuestre un buen comportamiento. Antes de que te des cuenta, tu cachorro correrá a la puerta y moverá la cola en lugar de tener accidentes dentro del departamento. Sigue leyendo para aprender más sobre cómo entrenar a un cachorro para hacer sus necesidades en un departamento.

Comienza una rutina fuera del departamento

  1. Lleva a tu cachorro afuera frecuentemente. Un cachorro joven (8 semanas) necesita que le den la oportunidad de salir cada 20 minutos, si quieres incrementar las posibilidades de que orine afuera en vez de adentro. Los cachorros más viejos también necesitan hacer sus necesidades frecuentemente, ya que no pueden contener físicamente su vejiga por más de 1 o 2 horas. Para evitar accidentes, alza en brazos a tu cachorro y llévalo afuera una vez cada hora como reloj. De esta manera tu cachorro aprenderá a asociar ir afuera con ir al baño.
    • Una vez que llegues a conocer a tu cachorro, serás capaz de ver señales de que necesita hacer sus necesidades. Apenas lo veas mostrando las señales, llévalo afuera.
    • Cuando entrenes a un cachorro para hacer sus necesidades, es muy importante que estés disponible para satisfacer sus necesidades en todo momento del día. Si lo dejas solo en el departamento todo el día podría tardar mucho tiempo para entender lo que se supone que debe hacer cuando necesite ir al baño. Si no puedes estar con él todo el día, haz que un amigo se quede con él.
  2. Alimenta a tu cachorro a la misma hora todos los días. Esto ayuda a reforzar una rutina y te permite predecir mejor cuándo podría necesitar salir. Dependiendo de la raza y las necesidades de tu cachorro, aliméntalo unas cuantas veces al día. Lleva a tu cachorro afuera después de cada comida y después de que beba mucha agua.
  3. Elige un lugar designado para que tu cachorro haga sus necesidades afuera. Ir al mismo lugar cada vez le ayudará a recordar lo que se supone que debe hacer. Al vivir en un edificio de departamentos, podrías tener problemas para llegar hasta el parque más cercano. Elige un área de césped lo suficientemente cerca de la entrada de tu departamento para que tu cachorro no tenga un accidente en el camino.
    • Asegúrate de seguir las normas de tu ciudad con respecto a los desechos de animales. Recoge lo que haga tu cachorro usando una bolsa de plástico.
    • La orina de perro generalmente no es buena para las flores, así que trata de buscar un lugar público que no sea atendido por un jardinero cuidadoso. Podrías encontrar tu cara en un anuncio advirtiendo a los dueños de perros que no se acerquen: ¡un caso común cerca de edificios de departamentos urbanos!
  4. Usa una orden para ayudar a tu cachorro a asociar el lugar con sus necesidades. Di algo como “haz pipí (o popó)” o solo “pipí” o “popó” cuando lo lleves a su lugar designado. Usa el lenguaje para fortalecer la asociación del cachorro con el lugar. Asegúrate de no usar la palabra dentro del departamento; solo úsala en el lugar especial.
  5. Premia a tu perro cuando haga sus necesidades afuera por su cuenta. La mejor manera de entrenar a un cachorro es reforzar el buen comportamiento y eliminar las posibilidades para el mal comportamiento. Cuando tu cachorro haga sus necesidades afuera por su cuenta, felicitarlo y darle un premio harán que quiera hacerlo de nuevo. Dile “buena chica” o “buen chico” con un tono amoroso y dale algunos abrazos a tu cachorro. También puedes darle un premio pequeño cada vez que lo haga correctamente.
    • Para que el refuerzo positivo funcione efectivamente como una estrategia de entrenamiento, la clave es la consistencia. Esto significa que cada vez que tu cachorro haga sus necesidades afuera, debes felicitarlo. Esto es especialmente importante en los primeros meses, cuando aún esté aprendiendo el comportamiento correcto.

Comienza una rutina dentro del departamento

  1. Encierra a tu cachorro en cierta área del departamento. Puedes poner una reja en tu cocina usando una puerta de seguridad o elige una habitación diferente. Esto es necesario durante los primeros meses, ya que mantener a tu cachorro en un lugar te permite vigilarlo para que puedas llevarlo afuera inmediatamente cuando muestre señales de querer hacer sus necesidades. Si tiene demasiada libertad, terminará yendo al baño antes de que puedas atraparlo para llevarlo afuera.
    • Tu cachorro estará listo para pasar tiempo en el resto del departamento después de que haya aprendido a avisarte que necesita salir, ya sea moviéndose hacia la puerta o mirándola. También sabrás que está listo cuando tenga muy pocos accidentes en el departamento.
  2. Considera tener un lugar dentro del departamento para sus necesidades. Si tu departamento está en un piso alto en el edificio, podría ser difícil salir a tiempo para que tu cachorro haga sus necesidades. Si tienes un perro pequeño que hace desastres manejables, puedes considerar entrenar a tu perro para que haga sus necesidades sobre periódicos en lugar de sacarlo cada vez. Cubre un área de la habitación con periódicos o almohadillas especiales de entrenamiento que puedes comprar en una tienda de mascotas. Usa el mismo método de entrenamiento que usarías para un lugar de baño al exterior, cargando a tu cachorro hacia los papeles cada vez que tenga que hacer sus necesidades. Prémialo cuando lo haga satisfactoriamente.
    • También puedes usar una caja de césped como un lugar para que tu cachorro haga sus necesidades. Llena un contenedor poco profundo de plástico con césped o arena sanitaria y colócalo sobre periódicos.
    • Cuando limpies un accidente que haya tenido tu cachorro, puedes colocar las toallas de papel sucias en el área designada de tal manera que tu cachorro asocie el olor de orina con su lugar para hacer sus necesidades.
  3. Mantén a tu cachorro en una jaula en la noche y cuando no estés en casa. A los cachorros en realidad les gusta el sentimiento de estar en una jaula pequeña y cómoda: los hace sentir sanos y salvos. Por esta razón nunca debes usar una jaula como una forma de castigo; debe ser el lugar seguro de tu cachorro. A los cachorros no les gusta ensuciar su espacio vital, así que asegúrate de sacar a tu cachorro para que pueda hacer sus necesidades antes de meterlo en la jaula.
    • Los cachorros pueden dormir por 4 horas aproximadamente antes de que tengan que hacer sus necesidades. Sin embargo, los cachorros muy pequeños podrían despertarse ladrando, así que debes forrar la jaula con toallas solo en caso de que tu cachorro tenga un accidente en la noche.
    • Si escuchas a tu cachorro ladrando en la jaula, sácalo para que haga sus necesidades y regrésalo a la jaula. Asegúrate de premiarlo cuando haga sus necesidades.
  4. Limpia los accidentes de inmediato. Si tu cachorro tiene un accidente en su jaula o en algún lugar dentro del departamento, asegúrate de limpiarlo y desinfectar el lugar para que deje de oler a orina. Si un área huele a orina el cachorro instintivamente querrá volver a hacer sus necesidades en el mismo lugar.
  5. No regañes a tu cachorro por tener un accidente. Los cachorros no responden bien al refuerzo negativo; solo los asusta. Si tu cachorro está haciendo sus necesidades en tu departamento, levántalo y llévalo afuera inmediatamente al lugar designado para sus necesidades. Cuando termine de hacer sus necesidades ahí, prémialo antes de llevarlo de vuelta al departamento.
    • Nunca le grites ni azotes a tu cachorro cuando lo veas tener un accidente. Le enseñarás a tu cachorro a temerte y no le ayudará a aprender qué hacer cuando tenga que hacer sus necesidades.
    • Si encuentras un desastre en tu departamento después de que haya hecho sus necesidades, ni siquiera se lo restriegues en la nariz de tu cachorro ni trates de castigarlo. No sirve; solo confunde al cachorro. Simplemente limpia el desastre y saca al cachorro más seguido para continuar su entrenamiento.

Consejos

  • Al limpiar el desastre usa un neutralizador de olor o también puede servir el vinagre. Nada que contenga amoniaco, ya que huele como orina para los cachorros y tratarán de volver al mismo lugar, lo que no quieres que suceda.
  • Nunca te enojes ni golpees a tu perro. No premies los malos comportamientos y premia los buenos.
  • Sé consistente. Si cambias el entrenamiento para hacer sus necesidades a la mitad, confundirás a tu cachorro y será más difícil, pero si lo haces consistentemente entonces entrenar a tu cachorro para hacer sus necesidades puede ser pan comido.

Cosas que necesitarás

  • Una jaula
  • Papeles de algún tipo (periódicos, almohadillas de entrenamiento, etc.)
Теги:
ТОП