Cómo lavar una gorra de béisbol a mano

Опубликовал Admin
886
0
Ya sea que uses tu gorra de béisbol para evitar la luz del sol en tus ojos, darle buena suerte a tu equipo preferido o solo para esconder un mal día con tu cabello, posiblemente debas lavarla en algún momento. Aunque puedes poner las gorras nuevas en la lavadora, pero siempre es más seguro lavarlas a mano (porque no quieres arruinar tu gorra favorita, ¿no?). Sigue leyendo para aprender a lavar a mano las gorras nuevas, viejas y hechas de lana.

Lava tus gorras nuevas

  1. Tapa el lavabo y llénalo con agua fría hasta que esté medio lleno. Mientras el agua se llena, vierte una taza llena de detergente (sin blanqueador) en el agua. Esto lo llenará de espumas de jabón.
  2. Frota o rocía un pretratamiento de lavandería en las manchas más grandes de tu gorra. Probablemente, las manchas estén en donde se acumula el sudor y la suciedad después de meses de juegos de béisbol y millas de caminatas.
  3. Pon la gorra en el agua con jabón. Con un paño limpio y húmedo con agua y jabón, quita las manchas suavemente. Hazlo hasta quitar toda la suciedad.
    • En lugar de usar un paño limpio, puedes usar un cepillo de dientes viejo. Si te preocupa dañar el logo o el nombre en la gorra, quita la suciedad con un cepillo de dientes. Es más fácil controlar dónde limpias con un cepillo de dientes que con un paño.
  4. Vacía el lavabo. Lava tu gorra con agua fría y con jabón hasta que el agua salga limpia.
  5. Seca la gorra con un par de toallas de mano. Rellena su interior para que mantenga su forma mientras se seca.
    • Si tienes un moldeador de gorras de plástico, ponlo debajo de la gorra mientras se seca.
  6. Ponlo sobre una toalla de baño frente a un ventilador de piso. En un par de horas, tu gorra lucirá como nueva y lista para ensuciarse.

Lava tu gorra de béisbol New Era sin dañar la marca

  1. Toma un pequeño pedazo de plástico. Pega con una cinta adhesiva el plástico sobre la marca. Intenta cubrirla lo menos posible para poder lavar casi toda la gorra. Solo hazlo si temes dañar la marca mientras lavas tu gorra.
  2. Sumerge un cepillo de dientes dentro de una taza de agua tibia. No debe haber jabón en el agua. Limpia con cuidado cualquier rastro de suciedad o mancha con el cepillo. Usar un cepillo de dientes te permite saber dónde debes limpiar exactamente. Esto reduce las probabilidades de dañar el color.
  3. En un recipiente grande, mezcla media cucharadita de detergente con siete u ocho tazas de agua. Asegúrate de que el detergente no contenga blanqueador porque este daña tu gorra. Para quitar las manchas más difíciles, sumerge el cepillo en la mezcla de agua con detergente y frota suavemente la mancha.
  4. Enjuaga el detergente sumergiendo el cepillo en agua tibia. Asegúrate de que el agua no contenga detergente. Enjuágalo suavemente en lugar de frotarlo con el detergente.
  5. Quita el plástico de la marca y deja secar tu gorra con el aire. Si te preocupa que tu gorra se encoja (es decir, si está muy húmeda), ponla sobre tu cabeza mientras se seca. Tu gorra se secará según la forma exacta de tu cabeza.

Lava tus gorras de béisbol antiguas

  1. Realiza una prueba de solidez del color. Pasa un paño húmedo por agua fría y vierte una gota de detergente sobre él. Asegúrate de usar un detergente suave. De igual forma, vierte una pequeña cantidad de “Spray and Wash” donde echaste el detergente.
  2. Frota la mezcla de detergente en una parte pequeña y oculta de tu gorra. Por lo general, la parte inferior del borde es en un buen lugar para hacerlo. Esto te ayuda a saber si tu gorra cambiará de color o no cuando la laves.
  3. Enjuaga la parte oculta de tu gorro con un paño limpio y húmedo. Déjalo secar al aire. Si el color no cambia, podrás limpiar las partes más sucias de tu gorra con la mezcla de detergente sin arruinar su color.
    • Si el color cambia y no quieres que pierda su color original, debes lavarla con agua. Las manchas de sudor serán más difíciles de quitar.
  4. Limpia el resto de la gorra con la mezcla del detergente y también limpia el paño. Límpiala bien y con jabón. Presta mucha atención al área de la banda de la cabeza donde es posible que la gorra se manche más.
  5. Enjuágala suavemente con un paño humedecido con agua fría. Hazlo hasta que no haya más jabón en la gorra.
  6. Déjala secar al aire. Para mantener su forma, colócala sobre algo con la forma de una cabeza, como un globo o una lata de café, mientras se seca.

Lava tu gorra de béisbol de lana

  1. Usa agua fría para lavar gorras de béisbol hechas de lana. Enjuaga tu gorra con agua fría. Usa un paño y detergente suave para quitar las manchas de la gorra. Asegúrate de que el detergente sea para lana. Su recipiente debe especificar si se puede usar en lana o no.
  2. Asegúrate de lavar suavemente tu gorra de lana. Si la frotas demasiado fuerte o la tuerces, la superficie puede ponerse áspera. Esto puede darle una textura áspera.
  3. Enjuágala con agua fría y sécala con una toalla limpia. Quita suavemente cualquier exceso de agua.
  4. Déjala secar en tu cabeza. Aunque pueda sonar incómodo, hacerlo te garantizará que tu gorra se seque con la forma exacta de tu cabeza.

Consejos

  • Puedes usar una lata de café o un globo para ayudarte a darle forma a tu gorra mientras se seca.

Advertencias

  • Asegúrate de que el detergente no contenga blanqueador ni agentes blanqueadores.
  • Nunca pongas una gorra en una secadora.
  • Cuando seques la gorra, usa una toalla blanca o de color claro para evitar que se decolore.
Теги: