Cómo establecer una rutina efectiva para el cuidado de piel

Опубликовал Admin
609
0
Puede ser muy confuso saber qué hacer para conseguir una piel increíble. En esta guía se esbozará una rutina simple y se discutirán los mejores productos para usar. Es la mejor guía para pieles grasosas/piel propensa a puntos, pero se puede adaptar para la piel seca o la combinación de tipos de piel.

Pasos

  1. Resiste la tentación de tocarte la cara. Este es un paso muy importante. Puedes transferir miles de millones de bacterias de las manos a tú cara simplemente con tocarla. La suciedad se queda atrapada en los poros y entonces puede conducir a un racimo de granos muy poco atractivos. Si tienes que tocarte la cara, lávete bien las manos con jabón y agua tibia o puedes utilizar una toalla para tú cara. El papel de aceite absorbente también funciona bien, pero sólo utilízalo una vez, o regresarás la grasa y la suciedad de nuevo a tú rostro, que no le hará ningún bien a tu piel.
  2. Determina tú tipo de piel y compra los productos del cuidado de la piel que se adapten a tú tipo de piel. Este es un paso muy importante porque si compras productos que no son apropiados para tú piel, van a ser muy ineficaces, y puede empeorar la situación. También debes tomar en consideración las cuestiones específicas que tú piel tiene, como el acné.
    • Piel Normal- La piel normal es suave y firme al tacto, con poros de tamaño pequeño o mediano. No puede ser demasiado seca ni demasiado grasosa. Las personas con piel normal deben hidratar y limpiar su cara, usa un tratamiento para los puntos, y tal vez uno para la noche.
    • Piel Seca- Si tú piel se siente muy seca y es notablemente escamosa en ciertas áreas, entonces tienes la piel seca. La piel seca puede ser causada por falta de hidratación o la malnutrición. La piel seca puede parecer áspera y rara vez se pone grasosa. Las personas con piel seca deben encontrar una crema hidratante profunda, usa un tratamiento para los puntos, y usar una solución hidratante para la noche.
    • Piel Grasosa- La piel grasosa es fácil de identificar. Si tu rostro es visiblemente brillante, y, literalmente, se siente un poco húmedo al tacto entonces tienes la piel grasosa. La piel grasosa viene con grandes poros que son más evidentes, y por lo general es más propensa a manchas. Si tienes la piel grasosa, debes tonificar, exfoliar, y utilizar un tratamiento para los puntos, e hidratar ligeramente de vez en cuando.
    • Combinación de Piel-Combinación de piel tiene un poco de casi todos los tipos de piel. Si tienes piel mixta, que tiende a ponerse grasosa alrededor de la nariz, la barbilla, la frente y seca alrededor de tus mejillas. El resto de tu piel es bastante normal. Mucha gente tiene la piel mixta. Si tú estás entre ellos, exfolia, limpia, e hidrata tu piel, y utiliza un tratamiento para los puntos.
    • Piel Sensible- Si tú te quemas muy fácilmente, tienes reacciones a ciertos cosméticos, y tienes la piel irritada después de un cambio dramático en el clima, entonces tú tienes la piel sensible. La piel sensible es muy difícil de tratar, ya que no es tan duradera como otros tipos de piel. Tienes que probar a fondo los productos antes de arriesgarte a comprar uno si te encuentras con manchas difíciles de tratar. Si tienes la piel sensible, usa una crema hidratante, limpiador, y el tratamiento en puntos todo adecuado para la piel sensible.
  3. NUNCA pinches, exprimas o estalles tus espinillas - no importa lo tentador que sea. Duele más, se ve peor, y con el tiempo dejan una fea cicatriz. Simplemente no vas a hacer nada para hacer que tú piel mejore. Simplemente lo haces PEOR.
  4. Si todavía no los tienes, tendrás que comprar un limpiador, un tónico, una crema hidratante, un exfoliante, almohadillas de algodón y una mascarilla.
    • A menos que tengas manchas en la cara la mayoría de las veces, los productos como Clean & Clear, Oxy o Clearasil no se recomiendan - estos productos son demasiado fuertes y le quitan a la piel sus aceites naturales, dejándolo seco y muy incómodo.
    • Opta por productos de limpieza naturales, productos suaves o delicados, que eliminarán el exceso de grasa y promoverán piel sana y clara, sin el uso de productos químicos agresivos. Si tú piel se siente seca o dolorosa después de la limpieza, el lavado de cara que haces es demasiado duro para tú piel y es el momento de hacer uno más suave.
  5. Debes limpiar, tonificar e hidratar tu cara dos veces al día - una vez en la mañana antes de ponerte el maquillaje, y por la noche antes de ir a la cama. Esto le dará a tu piel la oportunidad de sanar y respirar durante la noche, en lugar de ser obstruida por la suciedad o maquillaje. Es más fácil hacer esto cuando estás en la ducha, ya que hace más fácil el enjuague, pero si sólo te lavas la cara, así es como se hace:
    • Primero, lávate las manos para que no se transfieran bacterias en la cara.
    • Humedece la piel con agua tibia para abrir los poros. Aplica el limpiador y masajéalo en tú piel hacia arriba, con movimientos circulares. Algunos de los productos funcionarán mejor si lo dejas por un minuto más o menos para permitir que se disuelva la suciedad y el maquillaje, y dejarlo penetrar profundamente en los poros. Durante este tiempo, continúa frotando el limpiador.
    • A continuación, retira, ya sea con almohadillas de algodón húmedo, utilizando una esponja, o por salpicaduras de agua tibia, frotando suavemente hasta que todo el producto de limpieza se elimine. Nunca te dejes cualquier limpiador en la cara, ya que esto fomenta la irritación, manchas e imperfecciones.
    • Termina enjuagando la piel con agua fría para cerrar los poros y evitar que la suciedad vuelva a estar en ellos, y por lo tanto previniendo defectos. También te dejará la piel más fresca, y menos roja.
    • Seca tu cara frotando suavemente con una toalla limpia o pedazos de papel. Las toallas sucias pueden transferir cientos de bacterias a la piel y esto puede hacer que salgan imperfecciones.
  6. Unos minutos después de la limpieza de tu rostro, tonifícalo con una almohadilla de algodón. El tonificador se utiliza para restaurar los niveles naturales de pH de la piel que se han alterado probablemente durante la limpieza. Al restaurarle a la piel su pH natural, también la hacen más resistente contra las bacterias y microorganismos. Hay muchos tipos diferentes de tonificador, algunos simplemente restauran el pH de tú piel, otros también matan a las bacterias, o dejan un ingrediente que lucha contra los puntos en tú piel. Busca en las tiendas uno que se adapte a tú tipo de piel. Funciona más con la gente que tiene un tipo de piel grasosa. Si tú no tienes un tipo de piel grasosa, elige uno que está diseñado para ser sensible. He aquí cómo usarlo...
    • Aplica una pequeña cantidad de tonificador en un algodón y simplemente limpia todo el rostro, pero teniendo cuidado de evitar el contorno de los ojos que es muy sensible.
    • ¡No enjuagues!
  7. Después de limpiar y tonificar debes hidratar con una crema hidratante facial para tu tipo de piel. Este paso no se puede evitar, incluso si tienes un tipo de piel grasosa. Es especialmente importante para las personas con piel seca. Hay un montón de productos hidratantes para elegir, tales como geles (mejor para la piel grasosa / o con puntos), cremas (mejor para la piel seca / sensible) y sueros (mejor para normal / grasosa). Algunos proporcionan acción anti-manchas, algunos son anti-arrugas, algunos contienen bronceado falso, y algunos simplemente hidratan.
    • Cuando el tonificador se seque, aplica una pequeña gota de crema hidratante, masajeando suavemente con movimientos circulares en la cara y el cuello.
    • Si no has aplicado la suficiente crema hidratante a tu piel y todavía se siente un poco seca, aplica un poco más. Si aplicas demasiado y se siente demasiado grasosa, seca suavemente con un algodón.
    • Algunas personas también les gusta usar una crema hidratante diferente que está diseñada para la zona de los ojos para prevenir el envejecimiento o la hinchazón.
  8. Una o dos veces por semana, en lugar de tú limpiador diario, debes exfoliar con un lavado facial exfoliante. Asegúrate de que no sea demasiado duro, no debe sentirse como papel de lija sobre la piel. El exfoliante es esencial, ya que elimina las células muertas de la piel que pueden dejar tu cutis sin brillo, y pueden obstruir los poros.
    • Desmaquíllate primero, luego masajea suavemente el exfoliante en movimientos circulares hacia el exterior durante medio minuto. No frotes demasiado duro, hazlo suavemente. ¡Recuerda que sólo estás tratando de eliminar la piel muerta, no una capa entera de la piel!
    • Si utilizas un paño exfoliador, humedece el paño en agua caliente y frota la toalla en pequeños círculos en tú cara.
    • Asegúrate de que entre en los pliegues de la nariz, que a menudo se tapan y se desarrollan puntos negros.
  9. Aplica una mascarilla con regularidad. Una vez más, hay muchas opciones, fuera de despegar máscaras son los mejores para la piel manchada, mientras que las máscaras hidratantes, son las mejores para la piel seca. Puede ser la mejor parte de tu régimen de belleza ¿Por qué no convertirlo en una relajante sesión para mimarte?
    • Usa una agradable, suave máscara, preferiblemente natural una vez a la semana o menos, (no más a menudo y habrás terminado la limpieza de tú cara y confundiéndolo).
    • También puedes hacer una máscara facial si tienes poco dinero o quieres probar algo totalmente natural.
    • Aplica el tratamiento facial de acuerdo a las instrucciones en el paquete, sobre la piel limpia, y caliente para obtener los mejores resultados, y enjuaga con abundante agua fría. No lo dejes por más tiempo de lo sugerido, (normalmente unos 15 minutos).
  10. ¡Mantén tú rutina! Tu piel necesita acostumbrarse a la frecuencia de que se trata, así como a los productos que estás utilizando. A veces, un efecto negativo aparece al principio, pero esto generalmente desaparece después de que la piel tiene tiempo para adaptarse. ¡Disfruta tú piel hermosa!

Tips

  • Toma mucha agua. Utiliza purificadores de la sangre tales como el neem y la cúrcuma en tu dieta.
  • No duermas en un cuarto muy caliente, vas a sudar mucho y te vas a levantar viéndote mal, y probablemente con algunos puntos más.
  • Abre las ventanas - permanecer en habitaciones mal ventiladas y secas no es bueno. Abre una ventana y deja un poco de aire fresco agradable.
  • Cambia la funda de almohada con regularidad para evitar la acumulación de bacterias.
  • Para los ojos hinchados, aplica rodajas de pepino frío, bolsitas de té usadas almacenadas en la nevera o una máscara de gel frío.
  • Sueño de belleza - Los expertos recomiendan 7-8 horas de sueño por noche, y una noche de sueño adecuado hacen una verdadera diferencia en tú piel. Los adolescentes pueden necesitar por lo menos 9 o incluso 10 horas, debido a que durante la pubertad es cuando el cuerpo crece más rápido.
  • Come una dieta saludable, lo que pones en tú cuerpo, lo demuestra en tú exterior.
  • Bebe mucha agua, si estás bien hidratada, la piel también lo estará.
  • NUNCA vayas a la cama sin desmaquillarte. Mantén un suministro de toallitas para bebé y si estás demasiado cansado para estar de pie ante el fregadero lavando tú cara, sólo quita lo que puedas con las toallitas. Asegúrate de que sean adecuadas para la cara, de lo contrario será ineficaz, dejando la sensación de piel seca y puede dejar manchas secas y escamosas.
  • Usa protector solar todos los días - incluso si el tiempo está nublado, frío o llueve a cántaros. Busca una crema hidratante que contenga un SPF fácil de usarlo. Años de exposición a los rayos ultravioletas puede acumularse y causar envejecimiento prematuro. Consigue uno que sea libre de grasa, y así no se te formarán puntos negros.
  • Los expertos recomiendan usar un protector solar que tenga al menos un SPF 15. Es mejor si tienes uno que es más alto (por ejemplo, SPF 30)

Cosas que necesitarás

  • Limpiador facial.
  • Tonificador facial.
  • Crema hidratante.
  • Crema para los ojos (opcional).
  • Protector solar.
  • Esponjas de algodón para limpiar la cara.
  • Máscara facial.
  • Exfoliador.
Теги: